Si Pesaj ocurriera hoy

Qué hay que hacer con Hamán

Purim 1953 – Hu-Rá (“él es malvado”)

La increíble historia de cómo la plegaria de un rav de Jabad ocasionó la muerte del dictador Josef Stalin justo antes de que pudiera concretar sus planes macabros para exterminar a dos millones de judíos soviéticos y terminar la obra iniciada por Hitler.

¿Por la mano hebrea o la mano del Todopoderoso?

Purim y la masacre de Itamar

Purim y Reaccionando ante la Masacre de Itamar

Purim y Reaccionando ante la Masacre de Itamar

Lo ilógico del antisemitismo.

por Sara Yoheved Rigler

La yuxtaposición de los dos eventos fue escalofriante.
El viernes a la mañana, como siempre, fui a comprar flores para mi mesa de Shabat. Zusha, el vendedor de flores, que se mudó a Israel desde California hace treinta años, estaba notoriamente alterado. Mientras yo seleccionaba un colorido ramo de anémonas, él estaba ansioso por contarme lo que había ocurrido. Un amigo suyo de Facebook, Kenny, había subido un video a su página de Facebook. Cuando Zusha lo vio, quedó pasmado al percatarse que era claramente un video antisemita. Posteó un comentario: “Estoy ofendido por este video”.
En respuesta, Greg de Inglaterra, un amigo de Kenny, envió a la página de Zusha un mensaje que lo dejó espantado. Zusha, un ex-hippie que siempre buscó la paz y el amor, insistió en que yo lo leyera por mí misma. Con las manos temblando, puso el mensaje en su celular y me lo pasó. En la pantalla decía:
“ZUSHA – ESTOY TOTALMENTE OFENDIDO POR EL USO DE FÓSFORO BLANCO POR PARTE DE LOS JUDÍOS PARA ASESINAR MUJERES Y NIÑOS PALESTINOS EN CISJORDANIA. Haces que yo y una gran parte del mundo nos sintamos enfermos con sólo mirarte. Renacuajo repulsivo asesino buscador de dinero. Hay una muy buena razón por la cual los judíos han sido odiados por todas las naciones a través de toda la historia”.“¿Judíos asesinando mujeres y niños palestinos en Cisjordania?”. Preguntó Zusha. “¿De qué está hablando?”.
Mi mente corrió a toda prisa tratando de entender las acusaciones de Greg. ¿Acaso se refiere a Gaza, no a Cisjordania? ¿Acaso se refiere a las represalias en Gaza hace dos años, después de que Gaza disparó miles de cohetes y misiles a civiles israelíes? Pero ninguna mujer o niño en Gaza murió como resultado de aquella sustancia.

El odio a los judíos es la causa, y los resultados son las acusaciones absurdas de que los judíos son culpables de tal o cual crimen.

De pronto, mi mente se detuvo bruscamente. Me di cuenta de que todos los esfuerzos por entender estas farsas llenas de odio carecían de sentido: Las causas A, B y C no resultan en el odio a los judíos. En cambio, el odio a los judíos es la causa, y el resultado son las acusaciones distorsionadas, a menudo sin fundamentos, e incluso absurdas, de que los judíos son culpables de tal o cual crimen.
Creer que los israelíes asesinan niños árabes deliberadamente es tan absurdo como la acusación centenaria de que los judíos matan niños cristianos para escurrir su sangre para hornear matzá. Cualquier persona pensante que se moleste en investigar la verdad entendería que la Torá prohíbe comer sangre, y que toda la carne casher debe pasar por un proceso de remojado y de salado para quitar la sangre. ¿Acaso creían realmente los cristianos y musulmanes desde la Edad Media hasta el siglo XX en los libelos de sangre, o los utilizaban meramente como una excusa para incitar alborotos y asesinar a los judíos locales?
“¿Cómo debería responderle?”. Me preguntó Zusha con tristeza.
Yo miré la pantalla con la mente en blanco. ¿Cómo deberíamos responder al antisemitismo? Si alguien alegara que los judíos le han robado la tierra de Israel a los árabes, yo podría refutarlo con datos históricos. ¿Pero cómo refutas las mentiras ante personas que perciben las pruebas como “barricadas inconvenientes en sus avenidas de odio”?
¿Quién Mata Niños?
Esa misma noche de Shabat, terroristas árabes entraron a la casa de la familia Fogel en Itamar y asesinaron salvajemente a Udi, el padre de la familia, a Rut, la madre, a Yoav de 11 años, a Elad de cuatro años, y a la pequeña Hadas de tan solo tres meses. Las víctimas fueron acuchilladas en el corazón y sus gargantas cortadas, casi decapitadas.
La noticia de la masacre fue celebrada en Gaza con alegría y distribución de dulces.
Si bien el judaísmo valora el principio de “honrar a los muertos”, y normalmente se descartaría la posibilidad de exhibir las espeluznantes fotografías de los niños asesinados, los abuelos de las víctimas dieron permiso para poner en circulación las fotos como evidencia del asesinato brutal y deliberado de niños judíos por terroristas árabes. Este no es un caso de daño colateral durante una operación militar. Tampoco es un caso de un niño atrapado en la línea de fuego. Tampoco es un caso de un bombardeo de una escuela de la ONU que ha sido tomada por terroristas de Hamás. Este es un caso de un hombre árabe hundiendo su cuchillo en el pecho de un niño de cuatro años y cortando la garganta de un bebé llorando. Y las fotografías muestran la evidencia.
El gobierno israelí puso en circulación las fotografías el sábado a la noche. El Primer Ministro Benjamín Netanyahu demandó que las naciones del mundo condenaran el asesinato de niños judíos con tanto entusiasmo como condenan cada casa que es construida en los territorios en disputa.
Después de todo, el Primer Ministro es un hombre racional. Cuando Israel abrió un túnel a lo largo del Muro Occidental en el Monte del Templo como un sitio arqueológico revelando que la presencia judía se remonta a 2500 años, los árabes causaron disturbios acusando a Israel de cavar túneles bajo la montaña. Durante una conferencia de prensa en la cual el Primer Ministro Benjamín Netanyahu explicó la logística del túnel, un periodista extranjero desafió: “Los árabes afirman que el túnel atraviesa el Monte”. Netanyahu, molesto, contestó: “Los árabes afirman… este no es un tema subjetivo sobre el cual los árabes pueden afirmar lo que quieran. Ven y camina por el túnel. Cualquier persona puede ver que el túnel va por la periferia y no atraviesa el Monte”.
El Primer Ministro y la mayoría de nosotros los judíos no nos damos cuenta que el antisemitismo y su reencarnación moderna, el anti-sionismo, no tienen nada que ver con la lógica, ni con la evidencia, ni con pruebas verificadoras.
Pero nosotros continuamos tercamente respondiendo a las acusaciones en nuestra contra con evidencia y pruebas:

  • Los “territorios ocupados” no son la raíz de la hostilidad árabe, porque la OLP, con su carta llamando a la destrucción del Estado de Israel, fue establecida en 1964, tres años antes de que Israel entrara a los territorios.
  • Los “asentamientos” no son un obstáculo para la paz, porque cuando Israel desplazó los asentamientos de la Franja de Gaza en 2005, el resultado, en lugar de la paz, fue una toma de poder por parte de la organización terrorista Hamás que procedió a utilizar Gaza como una base de lanzamiento de misiles en contra de Israel.
  • El “problema de los refugiados árabes”, en el que árabes fueron desposeídos de sus casas y de sus tierras por el establecimiento del Estado de Israel en 1948, fue paralelo a la expulsión de un igual número de judíos de los países árabes en los que habían vivido por siglos. Mientras que el incipiente Estado de Israel absorbió a esos cientos de miles de refugiados judíos, los refugiados árabes fueron mantenidos por los gobiernos árabes en miserables campos de refugiados, la única “población de refugiados” del mundo que ha mantenido su estatus de refugiados por tres generaciones.

Y el mundo todavía ignora los hechos y defiende mitos como el “apartheid israelí”.
Purim
Lo ilógico del antisemitismo se revela claramente en la historia de Purim. Hamán, el virrey del Rey Ajashverosh, estaba enfurecido por la negativa de un judío –Mordejai– de prosternarse ante él. En lugar de ejecutar a ese judío, Hamán le pidió al rey (y le fue concedido) permiso para “destruir, matar y exterminar a todos los judíos, jóvenes y viejos, niños y mujeres” en un día. Dado que el imperio de Ajashverosh se extendía desde India hasta Etiopía y abarcaba a todo judío vivo en ese momento, el decreto de genocidio hubiese aniquilado a toda la nación judía.
Hasta el día en el que el edicto del genocidio fue hecho público, los otros judíos castigaban a Mordejai por su obstinada negativa a prosternarse ante Hamán. Los judíos de Shushán, la capital, se suscribían a la aparente realidad de causa y efecto: la negativa de Mordejai a prosternarse les podría causar problemas. Este es el clásico paradigma del antisemitismo, que el crimen/negativa por parte de los judíos de amoldarse a las normas sociales/comportamientos erróneos es “la causa”, y el odio a los judíos es “el efecto”.

Purim es el paradigma de cómo responder a los designios homicidas en nuestra contra – acercarnos a Dios y a nuestros hermanos firmemente.

Pero una vez que fue anunciado que todos los judíos del mundo estaban destinados a ser asesinados, ocurrió un cambio paradigmático. Los judíos entendieron que su aniquilación total estaba fuera de proporción en relación a la simple negativa de Mordejai a prosternarse ante Hamán. El odio desatado en contra de ellos no tenía lógica ni sentido, era irracional. En cambio, había algo más profundo y cósmico en juego. Presas del miedo, los judíos de todo el imperio ayunaron, vistieron arpilleras, y clamaron a Dios.

De acuerdo a los sabios, el pueblo judío aceptó la Torá sobre sí mismo dos veces en la historia. La primera vez fue en el Monte Sinaí después del Éxodo de Egipto. La segunda vez fue en la historia de Purim. En el judaísmo es indiscutible que Dios dirige el mundo. Nuestro miedo no debería llevarnos a acceder cobardemente a las demandas de las naciones que nos odian, sino a la reconciliación con Dios y con nuestros compañeros judíos.
Todas las mitzvot de Purim (enviar alimentos a un vecino, darle caridad al pobre, congregarse para escuchar la Meguilat Ester, y reunirnos para la comida festiva) involucran hacer lazos con otros judíos. Esta es la clave de la salvación de Purim.
Tras la masacre de Itamar y el perverso fracaso por parte de los gobiernos y los medios de comunicación del mundo en condenar semejante brutalidad en contra de los judíos, puede sentirse una ola de miedo aquí en Israel. Admito que leyendo la pantalla del teléfono celular de Zusha sentí que me invadía la oscuridad. El 2011 se parece cada vez más a 1939. Purim es nuestro paradigma de cómo responder a los designios homicidas en nuestra contra – debemos acercarnos a Dios y a nuestros hermanos firmemente.

Fuente: Aish Latino

Feliz Purim!

En una época en la que todos los judíos del mundo vivían dentro de los dominios del Imperio Persa, que se extendía desde India hasta Etiopía, el decreto de Hamán hubiera borrado al pueblo judío de la faz de la tierra. Pero las almas reencarnadas del profeta Samuel (en Mordejai) y el rey Saúl (en Hadasa) bajaron a la Tierra para reparar su Tikún, revertir el decreto, destruir a sus enemigos y terminar el trabajo inconcluso ejecutando al verdugo agaguita en la misma horca que había preparado para su víctima.
-

Todo es Para Bien

Entendiendo la razón por la cual nos emborrachamos en Purim.

por Rav Mark Spiro

-

En el año 370 AEC, los judíos del imperio persa fueron salvados de la aniquilación a manos de Hamán, el malvado consejero del rey Ajashverosh. Cada año celebramos en Purim nuestra salvación leyendo el Libro de Ester, enviando regalos a nuestros amigos y a los pobres, disfrutando una comida festiva y, por supuesto, emborrachándonos “hasta que no sepamos diferenciar entre ‘bendito es Mordejai’ y ‘maldito es Hamán’” (Talmud Meguilá 7b).
Espera un minuto. ¿Emborracharse? ¿Por qué? ¿Es acaso Purim la versión judía de una fiesta juvenil? ¿Cuál podría ser la razón detrás de una obligación tan extraña – beber hasta no distinguir entre el recto líder de los judíos y su malvado adversario?
-
En realidad, Purim es mucho más que una historia sobre el triunfo del bien sobre el mal; es la historia de la supervivencia del pueblo judío en lo que para ellos era un mundo completamente nuevo. Exiliados por primera vez en su historia, los judíos del imperio persa estaban cautivos en una tierra extraña, sin soberanía, Templo, profecía, sacerdotes, ejército ni rey – y, como corolario, enfrentaban una amenaza mortal a su existencia. De hecho, parecía que habían sido completamente abandonados por Dios (lo cual, de acuerdo a nuestra tradición, es la razón por la que en todo el Libro de Ester no es mencionado ni una vez el nombre de Dios).
-
Entonces, ¿cómo respondieron los judíos ante esta difícil situación? No podríamos culparlos por sentirse abandonados o por preguntarse “¿Dónde está Dios?”. Pero, sin embargo, su respuesta fue completamente diferente. En lugar de dudar, eligieron entender su situación como una respuesta a sus propios errores y, como resultado, ayunaron y se arrepintieron. En lugar de perder la esperanza, eligieron ver los eventos como parte de un plan superior y, para el final de la historia, ese plan superior fue revelado en un irónico giro de la narrativa, demostrando claramente que lejos de estar ausente, Dios estuvo en control todo el tiempo, orquestando cada movida hasta tal punto que Hamán y sus diez hijos terminaron siendo colgados en las mismas horcas que ellos habían preparado para Mordejai.
-
Purim demuestra que la realidad no es lo que aparenta ser. Hay alguien dirigiendo el show, sólo que se está escondiendo. Nada es aleatorio; incluso el mayor mal o sufrimiento, más allá de lo difícil que pueda ser de comprender, es al final de cuentas parte de un plan superior.
-
Pero la pregunta más grande sigue presente: ¿Por qué Dios esconde Su rostro mientras lleva a cabo Su plan?
Quizás la respuesta yace en lo que podría considerarse el clímax de la historia de Purim, cuando Mordejai, el líder de la comunidad judía, le dice a su sobrina, la Reina Ester, que debe revelarle al rey su identidad verdadera e implorarle que salve a su pueblo del decreto de Hamán. Cuando Ester le recuerda que si se acerca al Rey sin una invitación puede ser ejecutada, Mordejai le responde de una manera sorprendente. En lugar de pedirle que utilice su poder e influencia, como hubiésemos esperado, le dice con calma:
-
“No creas que podrás escapar, en el palacio del rey, más que cualquier otro judío. Porque si te mantienes en silencio en un momento como este, el alivio y la salvación vendrán a los judíos desde otro lugar, mientras que tú y la casa de tu padre perecerán. ¡Y quién sabe si fue sólo para este momento que alcanzaste la posición real!” (Ester 4:13-14).
-
En otras palabras: No te necesitamos Ester, ¡tú nos necesitas a nosotros! Porque cuando Dios se oculta, por así decir, y permite que el mal asome su asquerosa cabeza, no es porque haya perdido el control de Su mundo y necesite nuestra ayuda; sino porque quiere crear una oportunidad para que demos un paso adelante y llenemos el vacío. Los desafíos e imperfecciones que experimentamos en la vida son precisamente las cosas que nos incitan a materializar nuestro potencial, lo que significa que incluso lo “malo” en nuestro mundo es, en realidad, lo mejor para nosotros.
-
Y esto nos devuelve al tema de emborracharnos hasta no poder distinguir entre “bendito es Mordejai” y “maldito es Hamán”. El hecho de beber en Purim no tiene el objetivo de nublar nuestra percepción, sino de profundizarla. Porque en realidad, tanto Mordejai como Hamán – el bien y el mal – son parte de un plan superior; ambos son componentes esenciales del mejor mundo posible.
-
Purim nos recuerda que nosotros somos quienes determinamos la calidad de nuestras vidas, y que cada uno de nosotros es capaz de ser feliz más allá de lo difícil que parezcan las cosas a primera vista. Nos inspira a mirar la vida con más profundidad y verla como realmente es: un increíble regalo y oportunidad. Pero quizás, por sobre todas las cosas, nos desafía a mirar muy adentro nuestro y reconocer que nuestros desafíos más grandes son oportunidades hechas a medida para que salgamos al ruedo y descubramos de qué estamos hechos realmente, y que entonces podamos brillar.
-
Les deseo un Purim alegre y significativo.
-
Y, por favor, ¡beban con responsabilidad!
-
Fuente: Aish Latino
-
Les recomiendo leer también este artículo y este otro
———————–
Reflexión personal de Jabotito:
ÉSTO NOS ENSEÑA QUE ESTAMOS EN ÉSTE MUNDO, LOS JUDÍOS, PARA SER ABSOLUTAMENTE RESPONSABLES, CADA JUDÍO, POR TODO EL PUEBLO JUDÍO. EL BIEN ES SER ABSOLUTAMENTE LEALES A NUESTRO PUEBLO, ESO ES LO QUE LA TORÁ ESPERA DE CADA JUDÍO, Y A LA VEZ ÉSTO ES LO QUE NOS ENSEÑA. ¡¡SER JUDÍO ES SER PARTE DE UN TODO MARAVILLOSO, SUBLIME, EL CUAL DEBEMOS DEFENDER Y AGRANDECER, CON TODA NUESTRA FUERZA, CON TODA NUESTRA CAPACIDAD, CON TODA NUESTRA INTELIGENCIA, CON TODO NUESTRO AMOR!!. ¡¡Y ÉSE ES EL ÚNICO CAMINO A LA FELICIDAD, ELEGIR DARLO TODO POR NUESTRO AMADO PUEBLO Y NUESTRA AMADA TIERRA, ERETZ ISRAEL, ENTREGADA POR D-OS A NOSOTROS EN UN PACTO ETERNO!!
-
La reina Ester nos regaló otro Purim hace poco más de 67 años. Lea aquí. A mí también me explicaron hace mucho tiempo que los nombres de los hijos de Hamán leídos en diagonal dan los nombres de los jerarcas nazis que fueron ahorcados en los juicios de Nuremberg por crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad. D’s quiera que tengamos un remake de Purim con los Aman-Din-Ejad de nuestro tiempo y así manifestar a todas las naciones la gloria del Eterno, Rey del Universo, Señor de los Ejércitos y Redentor de Israel, Beezrat Hashem! Amén ve amén
-
El Rey de los Cielos castigó a Israel por sus iniquidades, pero el cuchillo que nos azotó desapareció de la historia. Pues aquellos que intentaron exterminarnos en el pasado – llámese Filisteos, Asirios, Babilonios, Amalekitas, Seléucidas, Romanos, Reinos Cruzados, Imperio Español, Imperio Zarista, Tercer Reich o Saddam Hussein – hoy no existen más. El mismo destino les espera a los ayatolás. “Todo es mortal excepto el judío” decía Mark Twain. Los sabios del Talmud predijeron hace 2.000 años (como aparece registrado en el Yalkut Shimoni, Sefer Yeshayahu, capítulo 499): En el futuro, Persia hará la guerra con Arabia, y Arabia irá y pedirá ayuda de Edom (Occidente). Persia destruirá el mundo, y el mundo estará en caos. La nación de Israel también estará confundida. Pero entonces Dios le dirá al pueblo judío: “No se preocupen. El tiempo para su redención ha llegado. Y esta redención no será como la redención de Egipto (la cual fue seguida de una difícil historia). Esta redención será una redención total”. Desconozco si esta profecía se cumplirá de ese modo, pero si nos mantenemos fieles al pueblo de Israel en la Tierra de Israel con la Torá de Israel, el Santo Bendito Sea no entregará a nuestros enemigos en nuestra mano. Y más también. De todas formas no está permitido confiar en los milagros como motivo para la inacción. El mundo espiritual debe ser defendido por el brazo del hombre que debe abandonar la comodidad de su hogar, las obligaciones laborales o sus estudios, para salir a defender la nación. Nuestros sabios nos explican que en ciertas circunstancias hay que tomar la espada y nadie puede quedar exento de usarla. Pero tampoco pretendamos apropiarnos de la gloria que solo le pertenece al Eterno. No es meramente por nuestra fuerza o ingenio que triunfamos. Al final solo Él decide el resultado de las batallas… ¡Desgraciado el que se muestra compasivo con el malvado que pretende derramar sangre judía! Quien muestre piedad al que no la tiene, terminará actuando sin piedad contra hombres piadosos. Aquel será extirpado de su pueblo.
Irán tiene los días contados.
-
Ezequiel 28:25:
Así dice Dios el Eterno: Cuando haya recogido a la casa de Israel de entre los pueblos donde están dispersos y los haya santificado a la vista de las naciones, morarán en su propia tierra que le di a Mi siervo Yaacob. Allí vivirán seguros, construirán casas y plantarán viñedos; sí, vivirán allí en seguridad cuando Yo ejecute Mis designios sobre todos los que los desprecian en derredor y sabrán que Yo soy el eterno su Dios.
-
Por cierto, Shabat shalom:

Otra vez

Ataques con cohetes desde Gaza a la población Israelí. 100 aproximadamente desde incio de año.
De cualquier forma Tzahal respondió con fuerza esta vez. Jihad Islámica no volvió a tirar, y Yaalon ya dijo que “la calma se responde con calma”. Osea que este “round” se terminó.

Igualmente me pregunto hasta cuando se tolerará la situación hasta que decidan destruir la infraestructura terrorista. Mientras tanto Abbas dijo que “el asesinato de los miembros de la Jihad Islámica fue a sangre fría”. Aunque, eso sí, “condenó” el disparo de cohetes… ¿Quién en su sano juicio puede considerar a este tipo un socio de paz?

Bibi declaró:

)

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 52 seguidores

%d personas les gusta esto: