El Problema de los refugiados palestinos: La responsabilidad politica arabe

La responsabilidad política árabe

 

            Adicionalmente a las causas mencionadas anteriormente se sumaron las incitaciones de la dirigencia árabe, que instruyó a los palestinos para que dejaran el país. En diciembre de 1947, la Liga Árabe se reunió en Líbano y recomendó la evacuación de mujeres, niños, ancianos y enfermos, garantizándoles refugio en países vecinos. Asimismo, el Comité Superior Árabe de Palestina declaró que la población musulmana debía abandonar sus hogares como protesta por la Resolución de la Partición, demostrando así que nunca aceptaría un Estado judío. Estos llamados tenían la intención de despejar  el camino a los ejércitos árabes. Testigos, participantes y víctimas de ese éxodo dan testimonio:

 

“Aplastaremos el país con nuestros  cañones y destruiremos todo lugar

 

en que los judíos busquen refugio. Los árabes deberán sacar del país a

 

sus  mujeres  e  hijos  y les darán refugio durante  el peligro.Después de

 

eso,  toda  Palestina  será   suya”…….. Declaración   del  Primer Ministro

 

de Irak (Prensa de Bagdad, 15 de marzo de 1948).

 

 

 

 “Se convenció a los refugiados que su  ausencia de  Palestina no duraría

 

mucho y que volverían después de  unos  pocos  días  o de una semana

 

o dos. Sus dirigentes les prometieron que los ejércitos árabes destruirían

 

rápidamente  a  las  bandas  sionistas  y que no debían caer en el pánico 

 

ni  temer  un  largo  exilio”…….. Declaración  del  Obispo Ortodoxo Griego

 

Hakim  de Galilea. (Diario de Beirut, 16 de agosto de 1948).

 

 

 

“Los  responsables de la  huida   y  del   abandono  de   otras  aldeas son

 

nuestros dirigentes,  ya  que  esparcieron  rumores  que  exageraban  los

 

crímenes  cometidos  por  los  judíos.  Inspiraron  temor en los corazones

 

de los árabes de  Palestina, induciéndolos  a huir  y  a dejar  sus  casas  y

 

sus   pertenencias  al  enemigo”………  Testimonio  árabe  -  palestino.

 

(Al- Urdum,  Diario jordano, 9 de abril de 1953).

 

            Es cierto que hubo algunos casos de violencia judía y expulsión de árabes por parte de unidades de las fuerzas armadas del Estado recién nacido, pero no hubo ninguna expulsión masiva, ni existió tampoco la intención de emprender una limpieza étnica. Por el contrario, al comienzo de la guerra los judíos trataron de convencer a los palestinos de que no huyeran. En Haifa, ciudad mixta con 62,500 habitantes árabes, la Haganá insistió en la evacuación de los combatientes árabes extranjeros, pero ofreció garantizar a toda la población local “la continuación de sus actividades normales, el beneficio de servicios igualitarios, junto con todos los miembros de la comunidad”. Sin embargo, la delegación árabe rechazó tal propuesta y pidió la evacuación de la población árabe a los países vecinos donde se les darían facilidades. Según un informe de la policía británica de Haifa, fechado el 26 de abril de 1948, “los judíos hacen todo lo que pueden para convencer a la población árabe de que se quede, para que continúen con sus ocupaciones normales, para que mantengan abiertos sus negocios y para asegurarles que su existencia y sus intereses están seguros. Mientras tanto, la evacuación sigue adelante, y un gran convoy protegido por soldados (británicos) y comprendiendo un fuerte porcentaje de cristianos, salió ayer de Haifa por carretera, rumbo a Beirut. El número de participantes puede estimarse en 700 para el convoy; la evacuación por mar continúa inexorable”.

            Las autoridades británicas no trataron de impedir el éxodo, es más, extendieron una mano de ayuda para facilitar su desarrollo. Algunos dirigentes políticos intentaron demostrar que el surgimiento del Estado judío significaba la deportación o la muerte para los árabes. Por su parte, los judíos habían hecho pública su agenda en la Declaración de Independencia de Israel, “urgiendo a los  habitantes  árabes del Estado de Israel a preservar la paz y participar en la construcción del Estado sobre la base de una ciudadanía plena e igual y debida representación en todas sus instituciones provisionales y permanentes”. En línea con esa concepción, los comités que establecieron las bases del Estado de Israel discutieron en detalle el establecimiento de una prensa en idioma árabe, la mejora de la atención de la salud en el sector árabe, la incorporación de funcionarios árabes en el gobierno, la integración de árabes en la policía y en el Ministerio de Educación y la interacción cultural e intelectual entre judíos y árabes.

            El problema de los refugiados ha sido utilizado como una poderosa herramienta política. Su abandono en campamentos, impidiendo su reasentamiento en Siria, Egipto y Líbano, perpetuó una  herida abierta en las fronteras de Israel.

            A lo largo de los años los Estados árabes, con excepción de Jordania, negaron a los refugiados  el derecho de ciudadanía y rechazaron todas las respuestas constructivas para alcanzar una solución al problema:

·      En la Conferencia de Lausana de 1950, David Ben Gurión, Primer Ministro israelí ofreció repatriar 100,000 árabes. La oferta fue rechazada.

·      En 1952, las negociaciones entre Siria y las Naciones Unidas sobre la reubicación de 180,000  refugiados fracasaron. Siria se negó a dar solución al problema.

·      Los países árabes rechazaron en 1955 el Plan Johnson para la utilización coordinada de las aguas del sistema del Jordán, por parte de Líbano, Siria, Israel y Jordania, mismo que habría hecho posible reubicar por lo menos a 200,000 refugiados.

·      En 1959, el Secretario General de la ONU, Hammarskjold, propuso un plan para instalar a los refugiados palestinos. La propuesta se archivó por oposición árabe.

·      Las contribuciones de las naciones árabes a la UNRWA (Agencia de Trabajo y Ayuda de Naciones Unidas que sostiene a los refugiados) han sido mínimas, representando tan sólo el 5% del total aportado mundialmente.

            Con el transcurso del tiempo, los hechos históricos fueron reemplazados por falsos testimonios,  y campañas de propaganda muy bien orquestadas.

About these ads
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 54 seguidores

%d personas les gusta esto: