Mapa de Israel en la historia reciente

cLos dos posts mas visitados de este blog son en relación a la desmitificación de líbelos que andan rondando por internet, me refiero a estos dos posts sobre las citas que se leen del Talmud  en distintos foros, blogs ywebsites (acá y acá).

Otro de las herramientas utilizadas por los activistas ant-semitas en internet (y en la vida real) es un famoso mapa que pretende demostrar como “Palestina” fue perdiendo territorio a manos de los judíos. La función de este gráfico es demostrar a través de mapas el expansionismo militar israelí, haciendo que el que observa el gráfico asuma que todas las “perdidas de territorio palestino” se deban a campañas militares israelíes. En la totalidad de las veces estos mpas no aparecen acompañados por ningún tipo de explicación, y es utilizado simplemente como un elemento propagandistico para inclinar emocionalmente la posición del que ve ese mapa a favor de los auspiciantes de la causa de la desaparición del Estado de Israel.

El mapa del que estoy hablando es este:

Click en la imagen para ampliar.

Ante este tipo de efectos propagandisticos por parte de los palestinistas es necesario tener una respuesta apropiada, basada en argumentos sólidos, que dejen en evidencia la intencionalidad del otro, para eso debemos analizar cada mapa año por año.

1946:

Lo que intenta demostrar el primero de los mapas es la poca tierra propiedad de judíos (menos del 8%) en comparación con la propiedad palestina. Si bien es correcto afirmar que alrededor del 8% de la tierra pertencía a judíos el 92% restante no estaba en manos de árabes palestinos, en su mayoría como analizaremos a continuación se tratan de tierras propiedad del Imperio Otomano.

Dice Mitchell Bard en su conocida guía Mito y Hechos:
Según las estadísticas británicas, más del 70 por ciento de la tierra en lo que se convertiría en Israel no era propiedad de los agricultores árabes, pertenecía al patrimonio del gobierno otomano. Esas tierras pasaron bajo control israelí después de la salida de los británicos. Casi el 9 por ciento de la tierra era propiedad de Judios y aproximadamente un 3 por ciento estaba adquirida por los árabes que se convirtieron en ciudadanos de Israel. Ademas de del 18 por ciento que pertenecía a los árabes que luego abandonaron el país después de la invasión árabe de Israel

Este 7-9% dependiendo de la fuente de tierras propiedad de judíos representaba un 20% del territorio cultivable, sumado a esto debemos considerar que la gran mayoría de la tierra peretencía a la categoría Mawat:

Mawat eran las tierras llamadas  “muertas”, aquellas que estaban sin reclamar. Se trata de un 50 a 60% de la tierra en Palestina. Pertenecía al gobierno. Los particulares podían comprar y registrar esta tierra como propia por su valor, pero tambien simplemente cultivandola.(Stein, Question Land , p. 13). Si la tierra se ha cultivado con permiso, sería registrada, al menos en el marco del Mandato, de forma gratuita. Las comunidades y los individuos a menudo ampliaban informalmente sus tierras por el cultivo o la utilización de esas tierras. Según el Informe de Hope-Simpson la tierra Mawat fue probablemente de una extensión considerable. Se definía como cualquier tierra que tenía más de una milla y media de distancia con un pueblo, y no era propiedad de nadie. Sin embargo, ningún estudio sistemático fue hecho, por lo que fue imposible determinar el alcance exacto de la tierra Mewat.
Para complementar esta información recomiendo leer:

1947:

Este mapa es una fiel representación del plan de partición presentado por un comité de Naciones Unidas para la creación de un estado judío y otro estado árabe en el Mandato Britanico de Palestina. El plan en cuestión fue aprobada en noviembre de 1947 cuando 33 países votaron a favor de la Resolución 181 [1]. Como dije antes, la presentación de estos mapas son con el claro objetivo de dar un impacto visual al lector sin apoyarse en ninguna información adicional. Es importante aclarar algunas cosas.

a. La distribución de tierras, a simple vista, parece inequitativa. El estado árabe, según el plan original, iba a estar conformado por el 45% del territorio total en disputa. Mientras que el estado judío iba a comprender el 55% restante. Sin embargo en el aspecto cualitativo de la tierra podemos señalar una gran diferencia, mientras que un tercio del territorio destinado al estado judío iba a corresponder al desierto del Neguev, el estado árabe iba a abarcar las tierras mas fertiles de la zona en la conocida Ribera Occidental.

b. Las reacciones ante este plan fueron completamente diferentes, entre los dirigentes sionistas y los judíos en general, hubo aceptación del plan a pesar de no estar completamente conformes con la distribución de tierras. Esto se puede ver reflejado, por ejemplo, en el testimonio del Dr. Abba Hillel Silver, de la Agencia Judía, se pronunció de la siguiente manera en 1947:

“Con la eliminación de la fricción política que esperamos que resulte de la creación de estos dos Estados independientes, cada pueblo, dueño de su propia casa, debería ser posible iniciar una era de progreso y regeneración que sería una gran ayuda para todos los pueblos de esa importante parte del mundo. El Estado judío, cuando se establezca, respetará la soberanía de sus estados vecinos de la misma manera que defenderá la suya.”[2]

Por otro lado, la reacción de la dirigencia árabe fue completamente diferente, rechazando cualquier tipo de estado judío. Variados ejemplos se pueden encontrar en las declaraciones de los propios delegados árabes en la Asamblea General de la ONU, algunos ejemplos:

Sr. Jamali (Irak): … Creemos que la decisión que hemos tomado … socava la paz, la justicia y la democracia. En nombre de mi Gobierno, deseo señalar que considero que esta decisión es antidemocrática, ilegal, impracticable y contrario a la Carta. … Por lo tanto, en nombre de mi Gobierno, deseo dejar constancia de que Irak no reconoce la validez de esta decisión, se reserva la libertad de acción para su aplicación, y responsabiliza de las consecuencias a aquellos que tuvieron influencia en la aprobación en contra de la libre conciencia del hombre. ” [3]
Emir Arslan (Siria): … Señores, la Carta ha muerto. Sin embargo, no murió de muerte natural, sino que fue asesinada, y todos saben quien es culpable. Mi país nunca reconocerá esta decisión [Partición]. Nunca estará de acuerdo en ser responsable de ella. Que las consecuencias recaigan sobre las cabezas de los demás, no en la nuestra. ” [4]
El rechazo árabe consistió en el rechazo a cualquier tipo de estado judío en la zona, independientemente de su tamaño.

c. Las palabras de rechazo de la dirigencia árabe no fueron solo palabras, el 15 de mayo de 1948, al dia siguiente de la Declaración de Independencia del Estado de Israel (según los plazos estipulados por la ONU y la ocupación britanica), 7 países árabes enviaron a sus ejercitos para cumplir la promesa que se habían hecho unos meses antes, la eliminación del Estado de Israel.

d. Volviendo al mapa, lo último que cabe decir es que la partición nunca se consumó debido al rechazo árabe y al comienzo de las beligerancias. Por lo tanto, la situación representada en este mapa nunca se consolidó y su incorporación a esta progresión de mapas simplemente tiene un efecto de impactar al lector sobre la “perdida de tierras de Palestina“.

1949 – 1967:

El mapa representado en el tercer recuadro correspodne a las famosas “fronteras de 1967″ que en realidad son las fronteras establecidas en el armisticio que dio final a la Guerra de la Independencia. Los dimensión del territorio israelí aumentó considerablemente luego de la épica victoria frente a los ejercitos árabes, sin embargo la parte pintada de verde no corresponde a las “tierras palestinas” o a un “estado palestino” sino que fueron ocupadas por el ejercito egipcio y jordano.

La Franja de Gaza, ocupada por los egipcios y el West Bank, ocupado por los jordanos (junto a la parte oriental de Jerusalem), fueron administrados por ambas potencias ocupantes por 19 años, durante estos años mantuvieron a los árabes palestinos confinados a campos de refugiados, sin poder acceder a ninguno de los derechos que gozaban ciudadanos de Jordania y Egipto.

Otro punto a tener en cuenta es que durante los 19 años de ocupación árabe no existió demanda nacional alguna por parte de los palestinos, ni tampoco los gobiernos árabes le hicieron ofrecimiento alguno para el establecimiento de un estado palestino. Su objetivo continuaba siendo el mismo: la eliminación del Estado Judio.

Esta situación se mantuvo hata 1967, donde en la Guerra de los Seis Dias, Israel capturó el territorio en manos árabes, reunificó Jerusalem, además de capturar la peninsula del Sinai egipcia (que luego sería devuelta en los acuerdos de Camp David) y la estrategica posición siria de los Altos del Golán. Para mas información de la Guerra de los Seis Dias pueden leer acá, acá o acá.

2000:

Probablemente este mapa sea el ejemplo mas descarado de la intención que tuvo el que difundió el gráfico que estamos analizando. El cuarto mapa corresponde a clasificaciones del territorio determinados en los Acuerdos de Oslo, y Oslo II. El West Bank, según los la Declaración de Principios de Oslo, iba a ser dividido en 2 categorías:

- Zona A: Bajo completa jurisdicción civil y militar palestina.
– Zona B: Administración civil palestina y presencia militar israelí.

La zona de color verde corresponde a la zona A y B. Estas dos zonas comprendían al 98% de los palestinos en el West Bank, es decir que el 98% de los palestinos iban a estar bajo gobierno de la recien creada Autoridad Nacional Palestina. Es importante destacar que los Acuerdos de Oslo no eran un acuerdo final, sino que eran la piedra fundamental para la resolución del conflicto, por lo que estas categorías A y B eran cuestiones provisorias. Luego, el proceso de paz se interrumpió con el lanzamiento de la segunda intifada, en parte por las peligrosas concesiones realizadas por el gobierno israelí en los Acuerdos de Oslo, pero ese es otro tema.

El aspecto mas importante de este último mapa, es que el territorio del West Bank fue reducida la escala respecto del mapa anterior, pareciendo aún menor la porción de “tierra palestina”. Un simple efecto visual.

Para ver el mapa en una escala mas grande pueden acudir a esta fuente árabe o a la fuente israelí.

Contexto:

El gráfico cumple los objetivos que se plantea, desinformar respecto a la evolución del conflicto en mapas dando a entender que toda la “pérdida de territorio palestino” se trata de un avance expansionista israelí ante las tierras o un estado palestino.

Para terminar no hay que olvidar la verdadera magnitud del conflicto:

Comparanado Israel y el Mundo Arabe

Comparanado Israel y el Mundo Arabe

[1] Votaron a favor: Australia, Bélgica, Bolivia, Brasil, Bielorrusia, Canadá, Costa Rica, Checoslovaquia, Dinamarca, República Dominicana, Ecuador, Francia, Guatemala, Haití, Islandia, Liberia, Luxemburgo, Holanda, Nueva Zelanda, Nicaragua, Noruega, Panamá, Paraguay, Perú, Filipinas, Polonia, Suecia, Ucrania, Sudáfrica, Estados Unidos, Uruguay, Unión Soviética y Venezuela.

Votaron en contra: Afganistán, Cuba, Egipto, Grecia, India, Irán, Irak, Líbano, Pakistán, Arabia Saudita, Siria, Turquía, y Yemen.

Se abstuvieron: Argentina, Chile, China, Colombia, El Salvador, Etiopía, Honduras, México, Gran Bretaña y Yugoslavia.

[2] Documento de la Comisión de Naciones Unidas para la conciliación en Palestina. 30 de julio de 1949.

[3] Asamblea General de la ONU. 29 de novimebr de 1947.

[4] Idem 3.

About these ads

Una respuesta

  1. Gran documento y muy conveniente. Esos mapas los he visto yo también por España en el habitual rifirafe con el habitual pro-palestino.

Los comentarios están cerrados.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 56 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: