Encuesta Ha’aretz Apartheid israelí

Ha’aretz Crea un Inexistente Estado Apartheid

Nombre del medio: Ha’aretz <!–Autor original: HR-RH –>País: Mundo<!– Traducción: –>
Comunicado del 23 de Octubre del 2012
Artículo traducido y editado por ReporteHonesto de HonestReporting, escrito por Simon Plosker
Ha’aretz es una fuente muy importante de artículos críticos y anti-israelíes para los medios internacionales. En el último ejemplo, el comentarista de izquierda de Ha’aretz , Gideon Levy, ha alimentado deliberadamente a los medios de comunicación internacionales con una subjetiva y parcializada lectura de una encuesta que proclama que: “La mayoría de los israelíes judíos apoyaría un régimen de apartheid de Israel“.
Gideon Levy regularmente sataniza al Estado judío ante el público extranjero y desde sus propias columnas periodísticas. Regularmente va más allá de la crítica legítima de Israel, cruzando las líneas rojas y aliándose con aquellos que se refieren a Israel como un racista “estado de apartheid”, promover el boicot, desinversión y sanciones (BDS) y desea ver la destrucción de Israel.
Sobre la base de que Levy promueve la patraña del “apartheid” de Israel, es el último periodista que podría dar un análisis objetivo de los resultados de estas encuestas.
Su artículo comienza con la siguiente premisa:
La mayor parte de la población judía en Israel apoya el establecimiento de un régimen de apartheid en Israel si se anexa formalmente la Ribera Occidental.
Pero echemos un vistazo a los resultados:
Traducción de los gráficos:
1_ Usted apoya un intercambio de tierras que permitiría a Israel  mantener los asentamientos?
36% apoya el intercambio de tierras
48% se opone a la anexión
16% no sabe
2_ ¿Usted quisiera que Israel anexe los asentamientos en  Cisjordania?
38% apoya la anexión
48% se opone a la anexión
14% no sabe
3_ ¿El derecho a voto se le concedería a los palestinos si Israel anexa Cisjordania?
69% no
19% si
12% no sabe
La entera premisa de Gideon Levy se basa en una situación hipotética donde Israel anexaría Cisjordania. Sin embargo, tal vez la verdadera historia aquí es que la pluralidad de la opinión pública israelí no favorece la anexión de los asentamientos de Cisjordania por no hablar de la Ribera Occidental en su totalidad.
Esto hace que la pregunta sobre los derechos de voto de los palestinos en Cisjordania anexada sea totalmente irrelevante. Que una tan gran mayoría de la opinión pública israelí niegue ese derecho a los palestinos no es sorprendente teniendo en cuenta que esto efectivamente llevaría al fin de Israel como un Estado judío si permitiera votar a los palestinos como ciudadanos iguales o hacia al fin de Israel como un Estado democrático si se les negase a los palestinos estos derechos.
Que es exactamente por lo que el público israelí no apoya esta política, precisamente porque la mayoría de los israelíes no quieren ser asociados con el apartheid.
Otras estadísticas arrojadas casualmente por Levy para apoyar su visión de Israel como un Estado de apartheid:
Un arrasador 74 por ciento de la mayoría está a favor de carreteras separadas para los israelíes y los palestinos en la Ribera Occidental. Una cuarta parte – 24 por ciento – creen que caminos separados son “una buena situación” y 50 por ciento creen que son “una situación necesaria”.
Traducción del gráfico:
¿Cuál es su opinión sobre la separación de los sistemas viales entre israelíes y palestinos en Cisjordania?
74% apoya la separación, de los cuales: 24% dice que “Es bueno”, y el 50% dice que “Es Necesario”.
17% debe detenerse
9% no sabe
Lo que Levy no aclara es que esta forma de separación no se realiza sobre una base racial, sino únicamente en la ciudadanía. Los árabes israelíes tienen tanto derecho como los judíos israelíes de viajar en las carreteras que deseen. Cualquier separación de la red de carreteras de Cisjordania (y hay un montón de caminos compartidos) se debe exclusivamente a la seguridad y no tiene nada que ver con los reclamos del apartheid.
Levy opta por destacar las opiniones minoritarias significativas que le convienen. Por ejemplo:
El 42 por ciento no quiere vivir en el mismo edificio con los árabes y el 42 por ciento no quiere a sus hijos en la misma clase con niños árabes. Un tercio de la población judía quiere una ley que prohíba a los árabes israelíes votar en el Knesset (Parlamento).
Sin embargo, algunos de los gráficos que acompañan a la versión online hebrea del artículo no se adjuntan en la versión en inglés. Una pluralidad de israelíes judíos (49%) no tiene objeción de tener niños árabes en la misma clase que sus hijos y al 53% no le preocuparía tener un vecino árabe en el mismo edificio.
Y en lugar del tercio que expresó una opinión negativa, ¿qué pasa con la gran mayoría (59%) de los israelíes judíos que no apoyan la prohibición hacia los árabes israelíes para que voten en la Knesset?
Estos son ejemplos de la tendencia de Levy para tomar las estadísticas y retorcerlas para que se ajusten a su desagradable agenda .
Tome una muestra de 503 judíos sobre 6 millones que viven en Israel y usted encontrará los prejuicios y sesgos que están presentes en las poblaciones de cualquiera de los países del mundo. Mientras que los judíos no son los únicos en este sentido, un miedo al “otro” puede ser mejor comprendido por las circunstancias particulares en las que los israelíes se sienten cuando se trata de su seguridad personal en un barrio muy peligroso.
Este estudio, sin embargo, no es la prueba que Levy busca para respaldar sus afirmaciones de que la sociedad israelí es inherentemente racista y fundamentalista.
Encuesta desautorizada
Levy afirma que la encuesta fue encargada por el Fondo New Israel Fund´s Yisraela Goldblum. Tal vez un indicador de cuán politizada y tóxica sea esta encuesta sea el hecho de que el mismo Fondo se desvinculó de ella. NIF ha emitido una aclaración (en hebreo) afirmando que no está detrás de la encuesta y no está relacionado con ella de ninguna manera.
La historia original de Ha’aretz ya ha sido recogida por algunos medios de comunicación internacionales que buscan dar un golpe bajo a Israel, como The Guardian y The Daily Telegraph en el Reino Unido. Puede que sólo sea cuestión de horas antes de que algunos de la prensa de EE.UU. sigue su ejemplo.
En español, ya pudimos encontrarla en El Periódico de España, en La Vanguardia y en El Espectador de Uruguay.
About these ads

2 comentarios

  1. Sguro que los medios que han publicado lo de Levy, no corregirán ahora la desautorización del NIF… O dirán que el NIF ha sido presionado para desautorizarla…

    • Si yo fuera el NIF les haría una denuncia en la justicia. Seguro en Israel, al igual que en cualquier país, que un periódico cite falsamente a una organización es un delito que se debe rectificar, al menos, con una aclaración y el pago de una multa.

      De todas formas el National Israeli Fund tampoco es santo de mi devoción. Toma donaciones de judíos americanos quienes creen engañados que con eso ayudan a Israel y los israelíes que necesitan ayuda social cuando el NIF ayudó a Goldstone a preparar su informe acusador contra Israel, y no utiliza su dinero precisamente para ayudar a Israel o los israelíes económicamente necesitados. Se camufla como una organización pro-israelí para llevar a cabo una estafa descarada en el sentido contrario. Por suerte Im Tirzú sacó todo eso a la luz el año pasado y el antiisraelí NIF perdió la mayoría de su financiamiento.

      Pero ese no es el problema principal con Guideón Levy y el periódico de ultraizquierda Haaretz. Aún suponiendo que las encuestras fueran verídicas, eso no prueba el punto de Levy en ningún momento. Sus tergiversaciones son simpemente erróneas. Más bien prueban lo contrario: la mayoría de los israelíes no quiere permanecer en Judea y Samaria, por ende tampoco quiere integrar a los palestinos al Estado hebreo. Eso tiene un nombre: Solución de dos Estados para dos pueblos. Y no tiene nada que ver con el Apartheid. Igual me sorprende que la mitad de los encuestados no quieran un intercambio de tierras con la ANP para quedarse con la mayor parte de la población judía en Judea y Samaria que vive en grandes bloques de asentamientos, con poca población árabe cercana, al lado de la Línea Verde, cuya extención representa menos del 8% de la Ribera Occidental. Es obvio que cualquier acuerdo de paz futuro significará un intercambio territorial (y espero que también de poblaciones).

      El libelo del “Apartheid israelí” se comprobó hace rato que es una farsa. No hay ninguna validez legal o en el terreno para afirmar que en Israel o los territorios de la Autoridad Palestina existe algo siquiera remotamente parecido al Apartheid, que por cierto es un crimen legislado internacionalmente. Incluso en los países árabes las minorías palestinas son peor tratadas y tienen menos derechos que en los territorios palestinos u obviamente Israel.

      Lo que pasa es que transnochados y traidores como Levy o antisemitas como Guilad Atzmón están furiosos con su pueblo porque en su país de origen nadie se da cuenta que “ellos son los iluminados que tienen razón y pueden evitar que la sociedad israelí caiga en el abismo”. Es decir, porque saben que la inmensa mayoría de los judíos israelíes, si bien quieren la paz con los palestinos y están dispuestos a ver un Estado palestino si eso trae el fin del conflicto, tampoco están dispuestos a perpetrar un suicidio nacional, dejar de combatir al terrorismo o conceder el fin del Estado judío, algo que los potz-sionistas dicen que debió haber ocurrido hace tiempo. Y te digo un secreto: cada vez que los árabes cortan el cuello de un bebé o Ahmadinejad sale por televisión diciendo que los israelíes “son un cáncer que deben desaparecer”, los israelíes se corren un poco más a la derecha. Ya hay demasiados israelíes que sostienen posturas bastante derechistas, desde el marroquí que vende falafel hasta los funcionarios del gobierno. Pero imbéciles como Levy (que son menos del 2% de la población pero hacen ruido como si fueran diez veces más) creen que el pueblo tiene la culpa por la inoperancia de la izquierda y la intransigencia de los enemigos de Israel desde el proceso de Oslo hasta la fecha.

Los comentarios están cerrados.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 56 seguidores

%d personas les gusta esto: