La Judeofobia de Esteban Peicovich

Pocas veces uno tiene la suerte de encontrar un ejemplo perfecto de una abstracción. Si bien las abstracciones son construidas en base a concretos, de los cuales posteriormente se omiten las medidas, y se integran las similitudes en un concepto bajo una misma definición, no es normal encontrar un ejemplo tan extremo que ilustre a la perfección lo que la abstracción integra. Por ejemplo, el concepto de silla hace abstracción de las similitudes de todas las sillas, omitiendo las diferencias, y si bien todas las sillas son entonces “la silla”, no vemos por lo general un concreto (a modo de una especie de “forma” platónica) que sea la silla. En el caso de la Judeofobia ocurre lo mismo: uno raras veces se encuentra con un Judeofobo completo, una “forma” platónica de judeofobo. Bueno, pero he aquí que lo hemos encontrado, y nada menos que en Perfil: Esteban Peicovich.

Resumen de lo que sigue (por aquellos que no quieren leerlo entero): Esteban dice que Israel, inspirado en la superioridad que le da ser “el pueblo elegido” y comparable (o peor) a los nazis, esta cometiendo un genocidio contra “Palestina” mientras de allí solo tiran “cohetes de bolsillo”. Para colmo Israel tiene a la ONU detrás, y por supuesto a USA. Todo esto escrito con sarcasmo e ironía, mientras el, desde un pedestal de superioridad moral, afirma que “los extremistas” de ambos bandos (por supuesto el se ocupa solo sobre los que el identifica en su mente del lado israelí) impiden la paz. Por supuesto, bien de manual, cita a judíos para demostrar su punto; a la vez que afirma que “Los judíos”, que somos una victima colectiva, ahora somos victimarios. Iguales o peores a los nazis. Desde aca le contestamos.

Desconozco quién será este personaje, pero es un ejemplo perfecto y acabado de judeofobia demencial. En un breve artículo de “opinión” logra mezclar todos los mitos contra Israel, a la vez que contra los judíos, y al mismo tiempo intentar “analizar” la situación actual. A modo de ejemplo de como analizar semejante muestra de odio, vamos a tomar cada párrafo de este personaje, de su artículo “Netanyahu va por más. Está loco“; y te voy a hablar a vos, Estebán:

Otra vez, el rancio tema: parientes que se odian más allá de lo terrestre. El oxímoron de Medio Oriente vuelve a sangrar. A mes de 2013 la reanudación del conflicto suspende el juicio. Y como la lógica no actúa, el mundo “no sabe/no contesta”, uno arriesga preguntas?. Estas, por ejemplo: ¿Puede un país mantener prisionero a otro país?¿No es Netanyahu el mayor antisemita en ejercicio? ¿Ser pro semita es hoy sinónimo de anti semita? ¿El gobierno israelí tiene nazis infiltrados? ¿Cómo analizaría Freud a esta magna víctima colectiva de 1945 de verla convertida hoy en victimaria de otra minoría?

Comenzas el artículo afirmando que “el mundo” no hace nada. Bueno, Esteban, los medios de comunicación (como donde vos escribís) no solo actúan, sino que actúan de forma tal de distorsionar la realidad para demonizar una y otra vez a Israel, como en este video donde el “herido” palestino de turno luego aparece levantado, vivito y coleando, y rascándose los testículos. Pero eso justamente a la gente como vos no le importa, como así también los tiene sín cuidado la masacre de Bashar El Assad en Siria (30000 muertos), o los 500000 muertos en Darfur. Esos muertos no traen publicidad, ¿no? La ONU, como siempre, no pierde el tiempo de atacar a Israel cuando se defiende, y curiosamente condenarlo una y otra vez a la vez que omite los verdaderos genocidios que se están llevando a cabo. ¿Curioso? No, debe ser porque esta constituida por las más brutales dictaduras del planeta. Como su Comisión de DDHH, donde perlas como Arabia Saudita y hasta hace poco la Libia de Ghadaffi juzgaban a estados como Israel mientras ellos reprimen brutalmente a su propia población. Después acusás a Netanyahu de ser el mayor “antisemita” (no voy a corregir tus errores conceptuales, leelo vos mismo), y te olvidás de por ejemplo el mismo Hamas que tiene en su plataforma que es deber de los musulmanes matar a todo judío donde sea. O el Presidente de Irán, que niega la Shoá y afirma una y otra vez que Israel debe desaparecer. Pero esos son buenos tipos, el problema es Netanyahu. Después te preguntás si el gobierno de Israel tiene nazis infiltrados, porque obviamente sabés que comparar a los judíos con los nazis es una forma de blanquear al nazismo, ya que si Israel es nazi entonces los nazis no son tan malos. O incluso los judíos son peores, como dijera Chavez. ¿No? Finalmente te preguntás (bastante iluso de tu parte), que diría Freud de “la magna victima colectiva” que hoy es victimaria. Curioso que hables de los judíos como un bloque y al mismo tiempo te preguntes que diría un judío sobre su mismo bloque. Se le complicaría, en tu visión determinista, mirarse a sí mismo desde afuera. Y ahí está el punto central del párrafo: para vos “los judíos” no són “los” judíos, sino que son el bloque “los judíos”. Pensamos y actuamos en conjunto. Somos todos esa “magna victima colectiva”.

Un refrán judío dice: “El mundo se puede destruir de la noche a la mañana”. Y otro, “que en igual tiempo también puede salvarse”. La historia no es palazo (y a la bolsa) sino péndulo. Eclesiastés canta la justa. De no haber trampa,en Gaza podría sobrevenir la contracara del refrán y salvarse la región. Pero la hay. Netanyahu y su banda urden, aplican nuevos torniquetes a la sofocada Palestina. Y ésta seguirá respondiendo con artesanía bélica que no arrasa pero tampoco deja dormir. Se reabre así una nueva temporada de infierno que sufren cien veces más los palestinos que los israelíes. Tal como Obama a la hora de sus donuts matinales activa “drones” sin piloto para pulverizar talibanes, Herr Netanyahu envía los suyos a borrar palestinos del mapa. A los 700 (¿) cohetes de Hamas (3 muertos: sic) replicó esta vez con bombardeos a Gaza desde mar y aire: ¡Y ya van (hoy, lunes) 77 muertos!

Vieja técnica de todo judeofobo, citas a los propios judíos para intentar atacarnos. Parece que vos creés que “Netanyahu y su banda” quieren hacerle la vida imposible a los palestinos…pero apliquemos la logica (como decis vos en tu primer parrafo, Esteban): Un territorio de 350km con 1.7 millones de personas, donde el Hamas dispara desde Mezquitas, Hospitales, Escuelas y zonas con alta densidad poblacional…y 130 muertos (la mayoría terroristas) en una operación de defensa de 6 días del ejercito mejor preparado de Medio Oriente…¿No te parece que la lógica (tu amiga) indica que si fuera el deseo de Israel de matar a todos no hubiera quedado ninguno? Nuevamente con el “Herr” hacés un paralelo con los nazis, pero, ¿donde está el genocidio?¿donde las camaras de gas?¿donde los campos de exterminio? En tu mente demencial solamente. Y después comparás la cantidad de muertos de un lado y del otro, como señalando la “desproporcionalidad”. Y claro, si del lado de Israel tenes el sistema de Iron Dome para bajar los cohetes y tenes tantos refugios y bunquers (en Sderot hasta las paradas de colectivo están reforzadas), para evitar que la población se muera, y del otro lado tenés un grupo de dementes que usan a los civiles como escudos humanos es obvio que va a haber diferencias de muertos. Pero sospecho que ese no es tu problema: tu problema, Esteban, es que quisieras ver más muertos israelíes. No te quejás de los civiles muertos por responsabilidad exclusiva del Hamas, te quejás de que los cohetes del Hamas no maten más civiles israelíes. ¿A quién le querés mentir?

Israel atómico y ahijado de Estados Unidos versus enclave palestino en prisión geográfica. Cañón contra honda. Así, por décadas. Cada tanto una excusa, el castigo desmedido y ante la indiferencia mundial, drama que vuelve a su… anormalidad. Espanta encono tanto entre parientes (que lo son). La idea de “pueblo elegido” es ofensiva. Es destino compartido, no pueblo elegido. Existen estudios que confirman que judíos y palestinos no son dos razas sino una: “Comparten acervo genético similar. Se los debe considerar relacionados y no por separado” Esta afirmación en la revista líder Inmunología Humana llevó a más de un académico fanático a arrancar las hojas del artículo por no soportar la igualación. El editor, Nicole Sucio-Foca, de la Universidad de Columbia, declaró que el artículo provocó tal tumulto de quejas que se vio obligado a repudiar y eliminarlo del sitio web de la I.H. El genetista británico Sir Walter Bodmer criticó: “Si a la revista no le gustaba no debería haberlo publicado. ¿Por qué esperar que apareciera para actuar así? Y Dolly Tyan, presidente de la Sociedad de Histocompatibilidad e Inmunogenética, confesó a los suscriptores estar “ofendido y avergonzado”.

Este parrafo es particularmente desagradable. Te esmeraste, ¿no Esteban?. Primero con el tema de la honda comparás a David con Goliat, nunca menos que de nuevo para atacar judíos lo haces con historias judias. Y, pienso, ¿que raro no? Porque yo no recuerdo que una honda se compare con 12000 cohetes. Capaz nunca te enteraste de la diferencia. Después saltás a lo de “Pueblo Elegido”, y no te preguntás lo básico: ¿elegido para que? Pues para cumplir las leyes de la Torá, ni más ni menos. No dice “Pueblo Superior”, como querés hacerlo ver, ya que si quisiera decir eso lo diría. Pero no lo dice, porque los seres humanos somos iguales. La elección es la elección del Pueblo Judío de cumplir con la Torá, no de ser superiores a otros. Y lo de la raza…bueno, parece que no sabés, te entiendo, pero en el judaísmo no hay tal cosa como racismo: hay judios negros, asiaticos, lo que quieras. Y el asunto que citás después que pretende decir que la “conspiración judía” obliga a esconder las “mixturas raciales” de judíos y palestinos es patético. El racismo es una idea trasnochada, y jamás existió dentro del judaísmo, porque para el judaísmo todos descendemos del mismo hombre. Pero seguro que no lo sabías.

Ya en el siglo 19 Disraelí devaluaba esta puja entre primos del desierto. “Los árabes no son más que judíos a caballo” decía. Israel no lo acepta obsedido por echarlos del lugar. La frágil Palestina responde con cohetes de bolsillo. Israel la ahoga un poco más cada nuevo conflicto y 1,5 millón de “primos” se barbarizan algo más. Infogramas sobre Gaza prueban lo insostenible del plan de embolsar aldeas de uno en tierra de otro. Pero se hizo igual. Rapiña maquiavélica que no sirvió ni para ampliar la soberanía ni para mejorar la historia. El plan de un Gran Israel asentado sobre una Palestina vacía de originarios es utopía con santabárbara encendida. Esa geografía fue siempre para dos, no para uno. Llevan 3.000 años litigando lo mismo. Los árabes afirman vivir allí desde antes de Abraham. Los judíos que Yavé les dio esa tierra a ellos. Dejar este entuerto mítico histórico en manos de los tahures de la ONU fue (y es) jugar con trampa grossa. En ella mandan los judíos y apadrina USA. Y en ella, en 1947, la culposa Dama Indigna Europa buscó lavar “culpas” regalándole el 54 por ciento de Palestina a Israel (que allí solo poseía el 6 por ciento). Fue uno de esos típicos huevos de cobra de los que tan bien sabe “poner” Inglaterra donde le conviene. La nación “nueva” Israel se hizo por “regalo” de la UN. Un país “que no estaba allí” (ni en ninguna parte del mundo) se descolgó del mito desde una soga de oro y desplazó de a poco “al país que siempre estuvo allí”.

Tenés, en este mismo párrafo, más errores que palabras, Esteban. Primero decís que los de “Palestina” son cohetes “de bolsillo”. Ojalá nunca te caiga ninguno en la cabeza, porque ahí no creo ni que te quede un bolsillo donde meter el cohete. Después reconoces la radicalización progresiva de los terroristas contra Israel, pero la culpa es de Israe, obvio. Al principio nos amaban. Seguís demostrando tu ignorancia cuando hablás “que hace 3000 años” estamos en esta. Bueno, me parece que deberías chequear quienes tuvieron soberanía sobre la tierra en la historia. Después la seguimos. Finalizas diciendo que la ONU apoya a Israel….aca derrapaste una vez más: “El sionismo (es decir, el nacionalismo judío) es el único movi­miento de liberación nacional alguna vez tildado de racista por la familia de las naciones. Alrededor de un tercio de todas las resoluciones de condena de las Naciones Unidas han caído sobre un único estado, Israel. La Comisión de Derechos Humanos monitorea a los 191 estados-miembro de la ONU colectivamente, en tanto que Israel es examinada separadamente bajo un ítem especial de la agenda. Cuando los Países Signatarios de las Convenciones de Ginebra se reunieron por primera vez, cincuenta y dos años luego de su establecimiento, lo hicieron para debatir a Israel. AI Magen David Adom (la Estrella de David Roja, en hebreo), la organización de asistencia humanitaria israelí, se le niega membresía a la Federación Internacional de las Sociedades de la Cruz Roja y el Cuarto Creciente Rojo, donde la Cruz Roja cristiana y el Cuarto Creciente Rojo musulmán son agencias reconocidas. Sólo Israel fue objeto de campañas de desprendimiento empresarial en las universidades occidentales, y sólo los académicos israelíes fueron boicoteados por sus colegas en Occidente.” Gracias por el apoyo, ONU y sus secuaces. El resto de las falacias se refutan acá.

Ante tamaño estropicio poco sentido tiene establecer la gravedad particular de cohetes palestinos y bombardeos israelíes. Les cuesta dar con la paz de fondo pues están embretados en una mentira geopolítica. Amagues hubo. Oslo, “hojas de ruta”, esperanzas, pero no. Fanáticos de ambos bandos siguen apedreando los tejados. Hasta desprecian a un judío universal como Daniel Barenboim por sugerirles la salida “musical” del laberinto: la sinfónica juvenil de palestinos y judíos.

Acá curiosamente decís que hay “fanaticos de ambos bandos”, pero obviamente, nunca mencionás a ninguno del lado arabe. Te contentas con mencionar a los fanaticos que vos mismo creaste en tu mente del lado israelí, como el “fanático” Netanyahu que viene diciendo una y otra vez que quiere negociar para de una vez darles a los arabes palestinos un estado. Pero claro, es peor que los fanáticos del Hamas, quienes “solamente” quieren matar a todos los judíos. Pero es un detalle menor. Y obviamente para terminar, como todo buén judeófobo, nada mejor que citar a un judio que se odia a si mismo para justificar su odio a los judios. Bien, ahi, de manual lo tuyo, Esteban.

“Jesús era palestino. Espartaco era palestino. Yo soy palestino”, tronaba medio siglo atrás Arafat, terrorista de marca mayor. Como su rival israelí, y colega en bombas poner, Isaac Shamir, quien un día voló el Hotel Rey David de Jerusalén, con 100 ingleses dentro, y llegó así a primer ministro) Hoy, el más obcecado de sus descendientes quiere desaparecer a Gaza. Alienta eso y más. Acaba imitando a los dementes que yendo tras un Reino de Mil Años provocaron el Holocausto y la desgracia de Israel. Hoy, el Serpentario de los Bélicos Sitios se amplía hacia donde el diablo quiera meter la cola. Obama no detiene al energúmeno ni pone el hombro en ayuda de Palestina. Netanyahu prepotea y va por más. Está loco.

La terminás barbaro: Jesús dejó de ser Judío de Judea, ahora es palestino. Es curioso, porque el termino Palestina no existe sino hasta el 135 e.c (porque así lo decidió el emperador Adriano, no por un inexistente hasta el 67′ Pueblo Palestino), osea 102 años después de la muerte de Jesús. Y lo mismo vale para Espartaco, que si bien no era judío, tampoco era palestino. Y nada menos que citando a Arafat, el mayor asesino de judíos después de Hitler. Buena fuente. Y después comparandolo con Itzjack Shamir, quien no contribuyó a poner una bomba en el King David porque sea un hotel, ni porque había ingleses, sino porque era el Centro Militar del Mandato Británico en el Territorio Histórico de Palestina. No para matar civiles, en un acto terrorista, sino para atacar militares, en una base militar, en el contexto de un gobierno represivo que atacaba tanto a arabes como a judíos. Pero eso seguro que no lo sabías. Nuevamente comparás a Israel con los nazis cuando hablás del “Reino de los Mil Años”. ¿Compararías a Irán o Siria con los nazis? No, hacés bien. Solamente a los judíos, que fueron las mayores víctimas del nazismo, para demostrar tu punto de nuevo: que el nazismo no fué tan malo. Finalizás diciendo que Netanyahu está loco, pero el unico loco acá sós vos: un loco de odio contra los judios.

Pero no te preocupes Esteban, Israel se va a seguir defendiendo y vos vas a seguir vomitando tu odio en Perfil. Lo que no vas a tener el gusto de ver es a los judíos dejandose matar, como querrías. No se que diría Freud de vos, el magno analista politico, pero si se lo que diría un psiquiatra: empezá a tomar los antipsicóticos. Y ojalá nunca te caigan encima ni a vos ni a tus hijos los cohetes de bolsillo.

About these ads

10 comentarios

  1. Y ahora que hacemos con Bibi?! Habra aunque sea algun politico con las pelotas bien puestas? Encima ahora tengo terror que terminen formando gobierno los impresentables de Lapid, Iejimovich y Mofaz.

    Quizas Liberman se lleve algunos de los votos de Bibi, pero es parte de la coalicion asi que no veo muy claro como puede capitalizar la frustracion de la gente.

    Es un desastre. Si se empiezan estas cosas hay que terminarlas.

    • David, como sabés suelo coincidir con Bibi. La verdad, creo que si esta es la decisión que toman, es porque debe ser la mejor opción. Yo confío en el. Sea como sea, tené por seguro que es el mejor para manejar esta y cualquier otra situación en este momento en Israel. Igualmente obviamente puede equivocarse, no lo sé. Tendremos que esperar unas horas para ver el “full picture”.
      Por cierto, no te lo dije en el otro post, pero es un gusto tener un lector y comentarista como vos en el blog. Siempre es muy bueno leer tu opinión, además de verte como un colega más: sionismo y liberalismo, lo que este blog representa. Abrazo

  2. Espectacular Zio, pusiste a ese judeófobo enfermo en su lugar.

  3. Algunos poco conocidos “intelectuales” creen tener impunidad por algun apellido medio moishe que su padre les legó. Pero creo que esta basura de texto puede ser llevado tranquilamente al INADI por racista, antisemita y discriminatorio… aunque no sea para mas que dejar plasmada la denuncia. Por supuesto su autor se escudará en la “legítima crítica a Israel” para encubrir su repugnante odio, pero el artículo refleja a la perfección todos los mitos y falsedades antisemitas al mismo tiempo.

  4. Es una pena: El artículo no tiene firma. Indefectiblemente debiera tenerla, porque se le está contestando a alguien que sí firma.

    Firmado con un “nick” el artículo deja de tener entidad.

    Sin “nicks” ni seudónimos.

    Seamos responsables de lo que escribimos.

Los comentarios están cerrados.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 55 seguidores

%d personas les gusta esto: