Palabras de una estudiante sudafricana

Fracasó intento de Irán de evadir Cúpula de Hierro

Análisis: El contrabando de armas iraní tuvo probablemente como objetivo preparar el terreno para responder a un ataque contra las instalaciones nucleares de Teherán. La pregunta sigue siendo si las armas estaban destinadas a llegar a los grupos terroristas de Gaza o Sinaí. La admirable movida de la inteligencia le ahorró a Israel la respuesta.

por: Ron Ben- Yishai

Fuente: ynetnews

bateria-cupula-de-hierro

La toma de control de la nave Klos-C expuso y desbarató una movida estratégica iraní que, si hubiera tenido éxito, habría sido digna de la definición de “desempate”. La movida tenía como objetivo la creación de una situación en la que, durante un conflicto activo, el sistema de intercepción de misiles y cohetes de las FDI sería neutralizado o, por lo menos, sería ineficiente.

En primer lugar porque, de acuerdo a informes extranjeros, el sistema Cúpula de Hierro es incapaz – o le resulta difícil – interceptar cohetes pesados ​​y de largo alcance, como los M-302 de fabricación siria que fueron capturados. Estos cohetes, de mediano alcance de hasta 250 kilómetros con una cabeza nuclear que pesa más de 140 kilogramos, serían interceptados por otro sistema, Varita Mágica (también llamado Honda de David), que todavía se está desarrollando en Estados Unidos e Israel.

Este crucial sistema, que será la “segunda capa” en el sistema de intercepción de varias capas que el establishment de defensa está planificando, no será operacional antes de 2016. Así que si los cohetes hubieran llegado a Gaza, les habrían permitido a los aliados de los iraníes bordear a Israel atravesando por encima del sistema Cúpula de Hierro, ir por debajo del sistema Flecha y detonar sin trabas en las concentraciones de población de Israel – sobre todo en el Área Metropolitana de Tel Aviv y la bahía de Haifa.

Durante la Segunda Guerra del Líbano, los cohetes  de 302 milímetros M- 302, de planificación y fabricación siria, demostraron cuán letales y fiables son. No son precisos, pero sus pesadas cabezas y la fiabilidad del motor del cohete los hacen un “arma estadística” barata que permite tener como objetivo a grandes comunidades civiles y causar grandes pérdidas y daños.

Recientemente se han efectuado mejoras de software en el sistema Cúpula de Hierro, lo que le permite lidiar también con cohetes más pesados ​​que el Grad, de corto alcance y relativamente livianos. Durante la Operación Pilar de Defensa, Cúpula de Hierro interceptó cohetes medianos de los modelos Fajr-5 o M-75, fabricados independientemente por los palestinos, que tienen un alcance de más de 70 kilómetros.

Pero el número limitado de baterías Cúpula de Hierro que operan las FDI hará que una gran cantidad de cohetes pesados ​​y realmente de largo alcance sea muy difícil de dominar, como el M-202 o M-302, que llegarán desde varias direcciones a la vez, por ejemplo desde Líbano y Gaza, o desde Líbano, Gaza y Siria.

La iniciativa de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria estuvo dirigida, primero y principalmente, a servir a Irán, en lugar de Hamas, Hezbollah o Bashar Assad. La Fuerza Quds organizó aquí una operación logística muy complicada, que costó decenas de millones de dólares y fue llevada a cabo en secreto, arriesgando exponer a Irán y al régimen sirio a una violación de las resoluciones de la ONU.

[La Marina israelí durante la operación para apoderarse de la nave con armas (Foto: Oficina del Portavoz de las FDI)]

[El Jefe de Estado Mayor Benny Gantz, y el Ministro de Defensa Moshe Yaalon (Foto: Ariel Hermoni, Ministerio de Defensa)]

[El arma Desempate (Foto: Oficina del Portavoz de las FDI)]

Desde hace mucho tiempo, Hezbollah y los sirios tienen miles de cohetes pesados M-302 y M-202. La decisión de enviar una gran cantidad de estos ​​cohetes pesados desde Siria a Irán con el fin de equipar con ellos a Hamas y a la Jihad Islámica en Gaza, y probablemente a otros grupos también, apunta a una planificación estratégica.

El comandante de la Fuerza Quds, Qassem Suleimani, no habría entrado en una tal aventura si no fuera un supremo interés estratégico iraní. Por ejemplo, en el caso de que Irán decidiera iniciar una ofensiva general de gran alcance contra Israel por medio de sus mensajeros: Hezbollah, Siria y la gente de Gaza.

¿Cuándo decidirá Irán sobre tal movida?

Es razonable suponer que este es un escenario de respuesta a un ataque de las FDI y/o estadounidense contra instalaciones nucleares de Irán. En tal caso, es completamente razonable calcular que los iraníes exigirían que los sirios y Hezbollah, así como la Jihad Islámica y Hamas en Gaza, y probablemente también los terroristas en el Sinaí, le den a Israel un golpe letal de cohetes y misiles en todo su territorio.

Los iraníes son conscientes de que la situación cambió cuando Israel, con ayuda estadounidense, construyó un sistema de intercepción de cohetes de varias capas. Les preocupa que este sistema, finalmente, afecte su capacidad de darle a Israel un golpe estratégico de alto alcance y, por lo tanto, están preparando un sistema que neutralizaría en gran medida la capacidad de Israel de activar el sistema de defensa durante al menos dos años y tal vez más – hasta que el sistema Varita Mágica sea operacional.

Una prueba más de que este es un supremo interés estratégico de Irán y de que la planificación puede encontrarse en el hecho de que Suleimani y sus hombres de la Guardia Revolucionaria Iraní, así como los hombres de Bashar Assad, estaban dispuestos a meter sus narices y enviar un cargamento de costosas armas estratégicas a su acérrimo enemigo, la organización sunita Hamas, que traicionó al régimen sirio y le dio la espalda durante su dificultoso tiempo.

Es posible que la entrega sólo estuviera destinada a la Jihad Islámica, que ahora está funcionando como rama principal de Irán en el campo palestino, pero no hay ninguna posibilidad de que Hamas habría permitido que un tal cargamento ingresara en la Franja, o incluso en Sinaí, sin un anterior acuerdo con los iraníes. Es posible que la angustiada Hamas, incluso, recibiera ayuda financiera o de otro tipo de los iraníes a cambio de su participación en la operación.

Dirigido a la península del Sinaí

No obstante, la operación iraní plantea dos cuestiones fundamentales. En primer lugar, no está del todo claro cómo los iraníes planeaban transferir una cantidad tan grande de cohetes de largo alcance y pesados, por tierra, desde Sudán a través de Egipto a Gaza. Es suficiente recordar el hecho de que el ejército egipcio está monitoreando estrechamente los túneles de contrabandeo desde el Sinaí a la Franja y destruyéndolos sistemáticamente. ¿Cómo planeaban los iraníes y palestinos transferir dicho traslado a Gaza bajo las narices de los egipcios? La respuesta puede ser que el plan era transferir los cohetes a su destino en “lloviznas”, durante un largo período de tiempo.

Otra pregunta es cómo la gente de Gaza planeaba lanzar estos grandes cohetes desde la Franja. Después de todo, son fácilmente perceptibles desde el aire cuando se están preparando para lanzamiento, y probablemente antes también, y pueden ser bombardeados con precisión desde el aire, mar y tierra, incluso si son activados desde orificios de lanzamiento subterráneos preparados para los mismos.

La conclusión obvia, a la luz de estas dos preguntas, es que una gran parte de los cohetes en el barco con armas – quizás incluso todos – estaban destinados a llegar a Sinaí y ser activados desde allí. Es posible que la gente de Gaza (Hamas, la Jihad Islámica y los Comités de Resistencia Popular) saldrían de la Franja hacia Sinaí y construirían allí un sistema de lanzamiento oculto en una zona aislada que el ejército egipcio considera difícil de alcanzar y controlar, por ejemplo en Jabal Halal (la altura proporciona al M-302 un alcance extra).

Las FDI no entran en el Sinaí y los aviones de la Fuerza Aérea de Israel no vuelan en el espacio aéreo de la península, para no violar la soberanía egipcia. El régimen militar en Egipto es conocido por ser muy sensible acerca de su honor nacional, por lo que un sistema de lanzamiento de M-302 en el Sinaí es ideal.

Es incluso posible que la organización radical sunita Ansar Bait al-Maqdis, que está afiliada a al-Qaeda, se habría unido a la movida iniciada por sus enemigos acérrimos, los iraníes chiítas. Los cohetes habrían sido trasladados poco a poco, bajo la nariz del ejército egipcio, a la zona donde se habría localizado el sistema de lanzamiento oculto – y el resto habría sido escrito en las páginas de la historia.

Oportunidad perdida en los medios de comunicación de EE.UU.

A la luz de las intenciones estratégicas y el esfuerzo realizado por los iraníes, se puede decir que la revelación y toma de control de la embarcación Karine A, en el punto máximo de la segunda Intifada (2002) es el único equivalente a la toma de control del Klos-C en marzo de 2014. Este es un logro admirable de la comunidad de inteligencia.

Como en cualquier exitosa campaña operativa de inteligencia, el logro principal es de los que revelaron la información inicial, la pista, se dieron cuenta de que tenían algo inusual en sus manos y decidieron compartirla con otros en la comunidad y poner en movimiento una acción compleja, en la que el Mossad mostró una habilidad que complementó vitalmente lo que se había logrado con sensores de seguimiento ópticos y electrónicos operados por la Dirección de Inteligencia.

[Netanyahu en EE.UU. Medios de comunicación ocupados con la crisis de Ucrania]

La Dirección de Inteligencia también construyó el panorama general, y su gente no sólo estimó correctamente “lo que está pasando aquí”, sino también fueron capaces de proporcionar inteligencia operativa que permitió a los jefes del sistema operativo de las FDI, dirigidos por el jefe de estado mayor, presentar un óptimo plan de frustración.

Es importante destacar que la información detallada y precisa de inteligencia en tiempo real proporcionó a los líderes militares y políticos con algo que vale una fortuna: La libertad de elección. Pudieron decidir cuál de las opciones de frustración proporcionaría resultados óptimos con un mínimo de bajas y de daños políticos, de opinión pública, jurídicos y de medios de comunicación.

Como es habitual en estos casos, la Dirección de Operaciones y los comandantes de división le presentaron una cantidad de opciones al ministro de defensa, al primer ministro y jefe de estado mayor. Por ejemplo, bombardear desde el aire o incursionar desde el mar u otros tipos de operaciones que se examinaron y resultaron ser confiables en el pasado.

Gracias a la detallada información de inteligencia, el Jefe de Estado Mayor, Benny Gantz, pudo recomendar al Ministro Ya’alon y al Primer Ministro Netanyahu un esquema de operación que estaba de acuerdo con el derecho marítimo internacional, no implicaba ningún riesgo especial para la vida humana y proporcionaba varios resultados deseables: No sólo frustrando los planes iraníes y sus ramificaciones, sino también un buen logro de opinión y relaciones públicas, y sobre todo en un buen momento, con Netanyahu en EE.UU., menos de 24 horas después de que advirtiera al presidente Obama, en una conversación en su oficina, contra los métodos fraudulentos y engañosos utilizados por los iraníes.

Es una lástima, sin embargo, que los medios de comunicación estadounidenses, están principalmente ocupados ahora con el caso de Ucrania y la administración del presupuesto para el próximo año, que Obama presentó al Congreso y al público el martes.

Los medios de comunicación estadounidenses, al igual que los medios de comunicación en todo el mundo, tienen una capacidad de atención limitada y se ocupan principalmente de cuestiones internas.

Así que Israel perdió la oportunidad de ilustrar a la opinión pública estadounidense que la nave Klos-C, enviada en violación de Irán de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, es sólo una alegoría de lo que los ayatollah y los Guardianes de la Revolución están haciendo en Fordo y en otras instalaciones nucleares “con fines pacíficos”.

http://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-4495875,00.html

Traducido para porisrael.org por José Blumenfeld

Discurso de Netanyahu en AIPAC

Financiamiento europeo a terroristas palestinos

Eurodiputado polaco cuestiona a Ashton, de la UE, sobre el dinero de los contribuyentes de la UE ‘ayudando a financiar a terroristas palestinos’

El eurodiputado polaco Michal Kaminski dijo que estaba “impactado” por las revelaciones hechas por el escritor Edwin Black de EE.UU. en su último libro ”Financiando las Llamas”, acerca de cómo el dinero de EE.UU. y Europa que ingresa en la Autoridad Palestina está financiando el terrorismo.

por: Yossi Lempkowicz

Fuente: ejpress.org

Michal-Kaminski

BRUSELAS (EJP) — Un miembro polaco del Parlamento Europeo dijo que tiene la intención de cuestionar a la jefa de política exterior de la UE, Catherine Ashton, sobre la noticia de que los contribuyentes de la UE están ayudando a financiar a terroristas palestinos.

Michal Kaminski, un miembro del grupo de Conservadores y Reformistas Europeos (ERCR), dijo que estaba “impactado” por las revelaciones hechas por el escritor de investigación estadounidense, Edwin Black en su último libro “Financiando las Llamas” acerca de cómo el dinero de EE.UU. y Europa que ingresa en la Autoridad Palestina (AP) financia un específico programa de terrorismo administrado por el ”Ministerio de Prisioneros” de la Autoridad Palestina, de conformidad con una ley denominada ‘ley del prisionero’, que crea sueldos mensuales para terroristas convictos, que se incrementan según la cantidad de personas que son asesinadas .

“Si un terrorista en Israel comete un acto de terrorismo, si hace estallar un autobús o apuñala a un hombre en un centro de turismo, recibe inmediatamente un sueldo oficial de la Autoridad Palestina. Estos sueldos representan el 6 por ciento de todo el presupuesto de la AP”, dijo Edwin Black, quien presentó su libro a los miembros del Parlamento de la UE en Bruselas esta semana, dijo European Jewish Press.

“Esto es abierto, no es negado y obtienen cientos de millones de dólares de la UE y de contribuyentes de Estados Unidos. Estoy instando a la UE a detener inmediatamente todos los pagos a la AP hasta que rescinda este programa”, agregó.

”Mi libro trata sobre el fuerte uso de dinero exento de impuestos, tanto de caridad como público, para promover una cultura de confrontación e incluso de terrorismo en Israel. El público que quiere que sus dineros provenientes de impuestos sean utilizados para promover la paz y la reconciliación está, en realidad, haciendo exactamente lo contrario, están pagando por actos específicos de terrorismo y están pagando a organizaciones para promover el odio”, dijo Black, que citó en particular a organizaciones exentas de impuestos como el New Israel Fund, la Fundación Ford y la George Soros Open Socitey.

“Le formularé a la señora Ashton una cuestión parlamentaria preguntando acerca de la reacción de la Unión Europea acerca de los hechos que fueron expuestos en este libro. Porque los hechos son realmente impactantes”, dijo el eurodiputado Michal Kaminski.

“Por desgracia, hay mucha gente en el Parlamento Europeo que no ve la verdad. La verdad es que el único aliado confiable de Europa en Medio Oriente es Israel”, agregó.

La semana pasada, la Autoridad Palestina anunció que asignará $46 millones adicionales (33,6 millones de euros) al año a los prisioneros liberados, incluyendo cientos de asesinos de civiles, según un informe de Palestinian Media Watch (PMW).

El anuncio oficial fue efectuado por el Ministro de Prisioneros de la AP, Issa Karake, quien dijo que el gobierno de la AP ha aprobado una regulación de la Ley de Prisioneros que “tiene que ver con la mejora de las condiciones de los prisioneros liberados”.

“La mayoría de los países occidentales tienen leyes y reglamentos que prohíben el apoyo a terroristas o ex terroristas. A pesar del hecho que EE.UU., Gran Bretaña, Holanda, Noruega, Suecia y otros han debatido, propuesto, estos países, a pesar de sus leyes y su oposición, siguen financiando el presupuesto general de la AP, pagando así a terroristas decenas de millones de dólares en concepto de sueldos y otros pagos.

http://www.ejpress.org/index.php?option=com_content&view=article&id=48094&catid=12

Traducido para porisrael.org por José Blumenfeld

El atroz engaño de Hassan Rohani

Por Julián Schvindlerman

Libertad Digital / El Medio (España) – 18/2/14

http://www.libertaddigital.com/opinion/julian-schvindlerman/el-atroz-encanto-de-hasan-ruhani-70768/

Todo el pueblo iraní debería sentir que hay justicia. Justicia significa igualdad de oportunidades. Todas las etnias, todas las religiones, incluso las minorías religiosas, deben sentir la justicia. ¡Larga vida a los derechos civiles!­ -Hassan Rohani, 11 de abril de 2013.

He intentado defender el derecho legítimo que toda persona en este mundo debería tener, que es el derecho a vivir libremente con derechos civiles completos. Con todas estas miserias y tragedias, nunca he usado un arma para luchar contra crímenes atroces excepto la pluma -Hashem Shaabani, 11 de junio de 2013.

Si el presidente de la República Islámica de Irán y el joven poeta defensor de los derechos humanos árabe-iraní  arriba citados coincidían en lo relativo a la protección de los derechos civiles universales, entonces ¿por qué el primero firmó una orden de ejecución contra el segundo?

Esta es una pregunta que deberían hacerse el Presidente Barack Obama, la Canciller Angela Merkel, la Alta Representante para los Asuntos Exteriores de la Unión Europea Chaterine Ashton y los demás involucrados en el diálogo con Irán. No plantearla es dar un pase libre a las terribles violaciones a los derechos humanos que acontecen sin pausa en la nación persa.

Hashem Shaabani era un poeta de treinta y dos años, tenía una maestría en ciencia política, enseñaba literatura árabe en escuelas iraníes, organizaba “festivales de la paz”, publicaba sus poemas online y era fundador del Instituto del Diálogo con la finalidad de promover la cultura árabe en su país natal. Para el régimen iraní él esparcía la corrupción en la Tierra y luchaba contra Dios. Acusado de esos cargos bizarros fue condenado a muerte y ahorcado en una prisión el mes pasado. “Comencé mi travesía elevando mi pluma contra la tiranía que esclaviza y encarcela mentes y pensamientos, colonizando las mentes del pueblo antes de colonizar sus tierras y destruyendo los pensamientos del pueblo antes de destruir su región” escribió desde su celda, poco antes de que el régimen ayatollah terminara aniquilando su propia vida. “Es importante que las centrifugadoras giren, pero las vidas de las personas debieran andar también” exclamó Rohani, apenas cuatro días antes de que se hiciese pública la carta de Shaabani. La cita parece no haberlo incluido.

La situación de los derechos humanos en Irán ha sido legendariamente paupérrima, especialmente en los últimos treinta y cinco años de etapa posrevolucionaria. Irán secunda solamente a China en la cantidad de ejecuciones anuales que lleva a cabo, aunque tiene la más alta tasa mundial en términos per cápita. En los rankings de Freedom House -prestigiosa ONG de derechos humanos que monitorea el estatus de los mismos globalmente- Irán sistemáticamente califica en las peores posiciones: en el reporte sobre la calidad de libertad en los países del mundo, Irán está en el nivel 6 en una escala de 1-7, donde 7 es lo más deplorable; sobre 197 países escrutados en materia de libertad de prensa, Irán ocupa el puesto 191; y en lo referido a censura en la internet, Irán es evaluado como el más represor en una constelación de sesenta países que incluye a Cuba, Siria y Sudán. La catástrofe humanitaria en la Tierra de los Ayatollahs abarca la persecución a disidentes políticos, periodistas independientes, artistas y miembros de las minorías religiosas, étnicas y sexuales.

Poco ha mejorado, si algo, desde que Hassan Rohani fue electo y asumió el poder el año pasado.

En los últimos seis meses que él lleva gobernando, alrededor de trescientos iraníes fueron ejecutados, lo cual al ritmo actual preservará la cantidad de ajusticiamientos anuales del año anterior, que superó los seiscientos. En su campaña electoral, Rohani prometió liberar a todos los prisioneros políticos del país y al mes de asumir funciones puso en libertad a quince conocidos activistas encarcelados; pero cerca de ochocientos todavía permanecen tras las rejas. Los líderes del Movimiento Verde -Mehdi Karroubi y Hossein Mousavi y su esposa Zahra Rahnavard- están bajo arresto domiciliario. En campaña, Rohani prometió mejorar el estatus de la mujer y de las minorías étnicas y religiosas, sin embargo su gabinete excluyó a las mujeres en tanto que los Bahais, los sufistas y los cristianos siguen siendo acosados por el régimen. Astutamente, el presidente iraní designó a una mujer para un rol muy visible como es el puesto del vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores, pero a excepción de ese y otro par de casos el papel de la mujer en la vida política del país continúa siendo marginal. Las mujeres en general aún deben lidiar con los “custodios de la modestia” de la policía local que les dice de qué manera deben vestirse y cuya presencia en las calles ha crecido el mismo mes que Rohani asumió funciones.  En tanto que el flamante presidente ha efectivamente nombrado a figuras nominalmente moderadas a puestos ministeriales, al mismo tiempo ha elegido para el importante cargo de Ministro de Justicia a Mostafá Pourmohammadi, a quien Human Rights Watch apodó “Ministro de la Muerte” por su responsabilidad en ejecuciones masivas de prisioneros políticos en 1988 y en el asesinato de disidentes ideológicos, dentro y fuera del país, en los años noventa.

Con su sonrisa y sus palabras decorativas, Rohani se ha hecho una imagen de moderado en la corte de la opinión pública internacional. Con la vista puesta en las negociaciones nucleares, los líderes de la Unión Europea y los Estados Unidos -que conocen los hechos- deciden mirar para otro lado. Mientras que el destino de las tratativas diplomáticas seguirá siendo incierto, en materia de derechos humanos hay algo bastante claro: nada mejorará para los iraníes oprimidos si el mundo sigue callando.

Diez razones contra el boicot a Israel

Por Alan M. Dershowitz

Como firme defensor de la solución de dos Estados y crítico ante la política de asentamientos israelí, me siento especialmente consternado ante los intentos de imponer boicots, desinversiones y sanciones (BDS) a Israel y nada más que a Israel, pues el movimiento BDS hace que resulte más difícil alcanzar una solución pacífica al conflicto de Oriente Medio, algo que exige un compromiso por todas las partes.

El movimiento BDS es enormemente inmoral, amenaza el proceso de paz y desincentiva a los palestinos para que accedan a una solución razonable. He aquí diez razones de peso por las que este movimiento es inmoral y resulta incompatible con los actuales intentos de alcanzar un acuerdo definitivo:

1. BDS atribuye de forma inmoral a los israelíes toda la culpa por la continuada ocupación y por la política de asentamientos. Se niega a reconocer la realidad histórica de que, al menos en tres ocasiones, Israel ofreció a acabar con la ocupación, y esas tres veces los dirigentes palestinos, apoyados por su pueblo, se negaron a aceptar las propuestas. En 1967 desempeñé un pequeño papel en la elaboración del borrador de la Resolución 242 del Consejo de Seguridad de la ONU, la cual establecía la fórmula para acabar con la ocupación a cambio del reconocimiento del derecho de Israel a existir en paz. Israel aceptó dicha resolución, mientras que los palestinos, junto a todas las naciones árabes, se reunieron en Jartum y pronunciaron los famosos tres noes: no a la paz, no a la negociación, no al reconocimiento. No hubo intentos de boicot, sanción o desinversión contra esos árabes que decían que no. En 2000-2001 el primer ministro israelí, Ehud Barak, ofreció, junto al presidente norteamericano, Bill Clinton, la creación de un Estado palestino y el fin de la ocupación. Yasser Arafat rechazó dicha proposición, rechazo que muchos líderes árabes consideraron un crimen contra el pueblo palestino. En 2007 el primer ministro israelí, Ehud Olmert, ofreció a los palestinos un acuerdo aun más ventajoso, al que no respondieron. No hubo amenazas de BDS contra quienes rechazaron las propuestas de paz israelíes. Ahora se están llevando a cabo unas negociaciones en las que ambas partes realizan ofertas e imponen condiciones. En estas circunstancias, resulta inmoral culpar únicamente a Israel y dirigir un movimiento de boicot, desinversión y sanciones únicamente contra el Estado nacional del pueblo judío, el cual ofreció en tres ocasiones acabar con la ocupación a cambio de paz.

2. BDS, sobre todo en Europa y en algunos campus universitarios norteamericanos, anima a los palestinos a rechazar soluciones de compromiso al conflicto. Hay quien, desde dentro de la dirección palestina, me dijo que cuanto más se resistan hacer las paces, más poderoso se volverá BDS contra Israel. ¿Por qué no esperar a que el movimiento refuerce su posición en las negociaciones, para que así no tengan que llegar a un compromiso renunciando al derecho de retorno, accediendo a un Estado desmilitarizado y haciendo otras concesiones, necesarias para la paz, pero difíciles de aceptar por parte de algunos palestinos? BDS está dificultando una solución pacífica.

3. BDS es inmoral porque sus dirigentes nunca estarán satisfechos con la clase de solución de dos Estados que resulta aceptable para Israel. Muchos de sus líderes no creen en el concepto de Israel como Estado nacional del pueblo judío. El principal dirigente de BDS, Omar Barguti, declaró reiteradamente su oposición al derecho de Israel a existir como Estado nacional del pueblo judío, incluso en las fronteras de 1967. Por lo tanto, la dirección del movimiento se opone no sólo a la política de ocupación y asentamientos de Israel, sino a su misma existencia.

4. BDS es inmoral porque viola el principio fundamental de los derechos humanos; es decir, «primero los que están peor». Israel es uno de los países más libres y democráticos del mundo. Desde luego, es la nación más libre y democrática de Oriente Medio. Sus ciudadanos árabes gozan de más derechos de los que los árabes tienen en cualquier otro lugar del mundo. Forman parte del Parlamento, del Poder Judicial, del servicio exterior, del mundo académico y del de los negocios. Son libres de criticar a Israel y de apoyar a sus enemigos. Las universidades israelíes son viveros de retórica, de posturas e incluso de enseñanzas antiisraelíes. Israel tiene un magnífico expediente en lo relativo a derechos de la mujer, derechos de los homosexuales, derechos medioambientales y otros derechos que apenas existen en muchas partes del mundo. Además, su historial en lo referente a evitar víctimas civiles mientras combate contra enemigos que ocultan a sus soldados entre los civiles no tiene comparación con ningún otro en el mundo actual. La situación en Cisjordania, evidentemente, es otra, debido a la ocupación, pero hasta los árabes de Ramallah, Belén y Tulkarem tienen más derechos humanos y políticos que la gran mayoría de los árabes del mundo en la actualidad. Además, cualquier judío, musulmán o cristiano que no esté conforme con acciones israelíes puede manifestar su disconformidad ante los tribunales y ante los medios de comunicación, tanto en el país como en el extranjero. Esta libertad no existe en ningún Estado árabe, y tampoco en muchos países no árabes. Pero Israel es el único país amenazado actualmente con boicots, desinversiones y sanciones. Cuando una sanción se dirige sólo contra un Estado que goza de uno de los mejores expedientes en materia de derechos humanos, y esa nación resulta ser el Estado del pueblo judío, debe considerarse la sospecha de intolerancia.

5. BDS es inmoral porque perjudica a quien no debe: perjudica a los trabajadores palestinos que perderán sus empleos si se imponen sanciones económicas a las empresas para las que trabajan. Perjudica a artistas y académicos, muchos de los cuales son las principales voces a favor de la paz y del fin de la ocupación. Perjudica a quienes padecen enfermedades en todo el mundo, que podrían beneficiarse de la medicina israelí y de la colaboración entre científicos israelíes y de otros países. Perjudicar a la industria tecnológica de vanguardia mundial, porque Israel contribuye, de manera desproporcionada, al desarrollo de esa tecnología que mejora la calidad de vida.

6. BDS es inmoral porque anima a Irán – el principal promotor del terrorismo internacional – a lanzar a sus peones, como Hezbolá y Hamás, contra Israel, con la esperanza de que, si éste respondiera a los ataques con misiles, aumente la presión a favor del boicot, la desinversión y las sanciones, como ocurrió cuando Israel respondió a los miles de cohetes lanzados desde Gaza entre 2008 y 2009.

7. BDS es inmoral porque aleja la atención mundial sobre injusticias mayores, como el genocidio. Al centrarse de forma desproporcionada en Israel, la comunidad pro derechos humanos concede una atención desproporcionadamente menor a otras ocupaciones, como las que realizan China, Rusia y Turquía, y a otros desastres humanitarios, como el de Siria.

8. BDS es inmoral porque promueve ideas falsas respecto al Estado nacional del pueblo judío, exagera sus defectos y, así, promueve una nueva modalidad del prejuicio más viejo del mundo: el antisemitismo. Por lotanto, no resulta sorprendente que BDS aparezca en páginas de internet neonazis, negacionistas del Holocausto y en otras webs abiertamente antisemitas, ni que sea promovido por algunos de los odiadores más destacados del mundo, como David Duke.

9. BDS es inmoral porque refleja y promueve el doble rasero para juzgar y responder a las violaciones de los derechos humanos. Al exigirle más a Israel, el Estado nacional del pueblo judío, espera menos de otros Estados, pueblos, culturas y religiones, y así materializa una forma de racismo colonial y de prejuicio inverso que perjudica a las víctimas de las violaciones de derechos humanos cometidas por otros.

10. BDS nunca logrará sus objetivos. Ni el Gobierno ni el pueblo de Israel se rendirán ante los medios de extorsión implícitos en el BDS. No adoptarán – ni deberían adoptar – decisiones importantes relativas a la seguridad nacional y a la de sus ciudadanos basándose en amenazas inmorales. Además, si Israel comprometiera su seguridad ante tales amenazas, el resultado serían más guerras, más muertes y más sufrimiento.

Toda la gente de bien que busca la paz en Oriente Medio debería unirse contra el inmoral movimiento BDS. Usen sus voces para exigir que tanto el Gobierno israelí como la Autoridad Palestina acepten un compromiso de paz que asegure la seguridad de Israel y la viabilidad de un Estado palestino pacífico y democrático.

La forma de avanzar no es mediante indecentes amenazas de chantaje, que perjudican más que benefician, sino con negociaciones, compromiso y buena voluntad.

Fuente: Gatestone Institute

Carta abierta a los dirigentes de Intermón-Oxfan

De Compostela a Ierushalaim

Por Pablo Veiga

Me pemito dirigirme a usredes en referencia al abandono por parte de la actriz Scarlet Johanson de su colaboración con Intermón-Oxfan, motivada esa decisión por el contrato con la empresa israelí Soda Stream, poseedora de un fábrica situada en Maale Adumim, a pocos kilómetros de Jerusalén, territorio disputado por las dos partes en este enquistado conflicto Israel-Palestina -más bien, Israel-Mundo árabe musulmán-.

El comunicado emitido por la organización aceptando esa dimisión resulta vago e inexacto, al criminalizar una iniciativa empresarial por –supuestamente- hallarse en un área geográfica usurpada por el Estado Hebreo a los palestinos y, por consiguiente, declarada ilegal a los ojos de ustedes y de muchos otros (todo hay que decirlo).

Por si no lo saben, esa marca que publicita la artista americana, de ascendencia judía por vía materna, genera en la mencionada factoría más de un millar de puestos de trabajo, de los cuales 450 son de árabes con pasaporte israelí y 500 árabes dentro de lo que se entiende por territorio ocupado, es decir, palestinos. Todos ellos con su correspondiente contrato y remuneración en igualdad de condiciones. El producto en ella desarrollado se exporta al resto del mundo, con una aceptación increíble por su innovación y resultado. ¿Les han preguntado a esos trabajadores qué piensan?

Pena que ese celo mostrado por ustedes no se haga ostensivo a otros países de Oriente Medio. Ejemplo, Irán, donde se contempla la pena de muerte por lapidación a personas inculpadas de delitos tales como el adulterio o la homosexualidad. O esos Estados emergentes como Qatar o Emiratos Árabes, donde miles de trabajadores del sudeste asiático se hallan en un régimen de cuasi esclavitud.

No estaría de más que Intermón-Oxfan y otras ONGs se movilizaran a favor de estos colectivos para mejorar su precaria y lamentable situación. O preguntarse qué ha hecho la Autoridad Nacional Palestina con los miles de millones de euros y dólares enviados desde Occidente. Sería interesante conocer la respuesta. Ojalá lo hubieran usado para generar empleo como Soda Stream.

A la hora de realizar campañas de boicot, deberían pensar con qué tecnología se desarrollan muchos de los avances en comunicaciones, sanidad, agricultura y otros. Porque si son coherentes, deberían prescindir de sus teléfonos móviles o del correo electrónico, cuyo germen se halla -¿dónde?- en Israel.

Porque aludir a los asentamientos israelíes como razón de la pobreza y miseria de los palestinos es reduccionista y equivocado. Así como hablar de racismo y apartheid. Desde el nacimiento de Israel en 1948 hasta la Guerra de los Seis Días en 1967 no existía ningún asentamiento, ni en Gaza ni Cisjordania. Y no hubo paz, si no todo lo contrario.

Los países árabes mantenían esa idea peregrina de aniquilar a los judíos y echarlos al mar. De Gaza se desmantelaron todos los asentamientos; ocho mil colonos fueron desalojados. Miles de cohetes han sido lanzados por Hamás a territorio israelí desde entonces. La noticia es cuando el ejército de Israel contesta a esas agresiones.

El famoso muro surgió tras campañas sangrientas de atentados terroristas indiscriminados. Tras su construcción, cesaron.

En fin, prescinden de Scarlet Johanson. A partir de ahora, mi humilde colaboración con Intermón-Oxfan es historia. Bien que lo lamento. Con su actuación poco ayudan a solucionar un conflicto que solamente desde el diálogo entre las dos partes se podría resolver y no con absurdos boicots.

* El autor es socio de AGAI (Asociación Galega de Amizade con Israel)

FUENTE – AURORA-VEIGA-CARTA ABIERTA-12/02/14

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 52 seguidores

%d personas les gusta esto: