El Problema de los refugiados palestinos: La Resolucion 194 de la ONU

Ultima entrega de esta interesante serie de la Tribuna Israelita, una institucion judia mexicana.

Mañana publico el indice y sera puesto en una pagina donde estaran todos las series y posetos relevantes.

La Resolución 194 de las Naciones Unidas

            La Resolución 194 fue aprobada por la Asamblea General de la ONU el 11 de diciembre de 1948, durante la guerra arabe-israelí. Su propósito principal no era solucionar el problema de los refugiados sino crear una “comisión de conciliación” que trataría de facilitar una paz comprehensiva entre Israel y sus vecinos árabes. Sólo uno de los quince párrafos alude en forma general a los refugiados, en un lenguaje que podría aplicarse igualmente a los cientos de miles de judíos que estaban siendo expulsados de los países árabes en venganza por la situación en Palestina.      

            La Resolución estipula expresamente que la compensación por las propiedades de los refugiados que eligieran no regresar “debe ser cumplida por los gobiernos o las autoridades responsables”. Lejos de recomendar el retorno de los refugiados palestinos como una solución viable, la Resolución 194 presenta esa opción particular a la par con su reasentamiento en otros lugares. En sus propias palabras, abogaba por que “los refugiados que deseen retornar a sus hogares y vivir en paz con sus vecinos deben tener permitido hacerlo en la fecha practicable más temprana pero también deben de hacerse esfuerzos para facilitar el reasentamiento y la rehabilitación económica y social de los refugiados”.

            Con el tiempo, esa cláusula se convirtió en anatema para los árabes, quienes se opusieron a ella vehementemente y votaron en contra de manera unánime. Consideraron que la resolución no era útil para sus propósitos ya que ésta vinculaba la solución del tema de los refugiados a lo largo de una paz comprehensiva entre árabes e israelíes,  asignaba a los países árabes parte de la solución del problema, equiparaba el retorno y el reasentamiento como soluciones posibles y diluía cualquier preferencia por los árabes, y por encima de todo,  no establecía ningún “derecho de retorno”.

            No obstante, recién a finales de los años sesentas y con la convivencia de sus aliados soviéticos, los árabes comenzaron a transformar la Resolución 194 en la piedra de toque de un reclamo legal totalmente  espurio sobre un “derecho de retorno”, reforzándolo con apelaciones muy precarias legalmente y fácilmente refutables a otros convenios internacionales sobre el trato de refugiados y   personas desplazadas.

            La entrada de los refugiados palestinos al Estado de Israel transformaría irrevocablemente su composición demográfica: Por el momento, los judíos constituyen el 79% de la población israelí de seis millones de habitantes, porcentaje que se transformaría a menos del 60%. Dicha cifra disminuiría aún más dada la alta tasa de natalidad  de los palestinos. Si Israel aceptara la migración palestina, cientos de miles o tal vez millones de palestinos se irían a vivir a un Estado al que durante años han jurado exterminar. Ya en octubre de 1949, el político egipcio Muhammad Salah al-Din escribió en el diario egipcio al-Misri que “al exigir la restauración de los refugiados a Palestina, los árabes quieren  retornar como los amos de la patria y no como esclavos. Más específicamente, tienen la intención de aniquilar al Estado de Israel”. En los años subsecuentes, esa comprensión tan franca de lo que quiere decir “derecho de retorno”, sería reiterada por la mayoría de los dirigentes árabes, desde Gamal Abdel Nasser, presidente egipcio, hasta el líder palestino,Yasser Arafat.

Anuncios

3 comentarios

  1. […] parecido al “derecho al retorno” que pretenden los […]

  2. Según he leido la resolución 194 en su numeral 11 no recomienda sino que resuelve:

    Articulo 11: Resuelve que debe permitirse a los refugiados que deseen regresar a sus hogares y vivir en paz con sus vecinos, que lo hagan así lo antes posible, y que deberán pagarse indemnizaciones a título de compensación por los bienes de los que decidan no regresar a sus hogares y por todo bien perdido o dañado cuando, en virtud de los principios del derecho internacional o por razones de equidad, esta pérdida o este daño deba ser reparado por los Gobiernos o autoridades responsables.

    Encarga a la Comisión de Conciliación que facilite la repatriación, reinstalación y rehabilitación económica y social de los refugiados, así como el pago de indemnizaciones, y que se mantenga en estrecho enlace con el Director del Socorro de las Naciones Unidas a los Refugiados de Palestina, y por conducto de este, con los órganos e instituciones apropiados de las Naciones Unidas.

    Por lo tanto considero que este escrito no refleja la verdad de la resolución 194 de la ONU

  3. […] que todo cabe resaltar que los “refugiados palestinos” esperan con impaciencia el fin de su desplazamiento y poder regularizar su situación, algo que el […]

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: