Líbano. Un Claro Error

El GEES analiza la actual situación en el Libano, los significados del asesinato del ministro cristiano maronita Pierre Gemayel, el futuro del Líbano y el mandato de la UNFIL, donde deja bien sustentado el porque de Líbano. Un Claro Error:

Según la legislación libanesa, se necesitaría la dimisión de más de ocho ministros (un tercio de los 24 cargos) para que se considerara al gobierno automáticamente disuelto. Pues ya van siete. Primero los ministros libaneses de Hezbolá y sus aliados del partido chií Amal –un total de cinco a los que se uniría días después un ministro greco-ortodoxo– pronunciaron su dimisión en bloque. Alegaron que se debía al fracaso de las conversaciones entre todos los partidos del país para formar un gobierno de unidad. Pedían una mayor presencia para los partidos pro sirios, sobre todo tras la “victoria divina” en su enfrentamiento con Israel, y rechazaron las condiciones impuestas por los demás partidos para la configuración de este gabinete. Pero tras esta dimisión también se escondía una maniobra para evitar la creación del tribunal internacional que deberá juzgar a los asesinos de Rafic Hariri, al que se oponen Siria e Irán. Tampoco el presidente libanés, Emile Lahud, apoya dicho tribunal al que considera ilegal así como su reciente aprobación por parte del gobierno libanés, eso sí, con la ausencia de los seis ministros que renunciaron a sus cargos.

A %d blogueros les gusta esto: