El otro Jimmy Carter

Este artiículo de David Horowitz merece ser posteado completo:

Mientras incluso los Hitlerianos islámicos se reúnen en Irán para negar el primer Holocausto de los judíos y planear el segundo, el expresidente Jimmy Carter está de gira por América con un libro nuevo que describe a los judíos como con racistas y opresores, y sugiere también que una mafia conspiratoria intimida “a los críticos”, controla los medios de América y la política bélica, y que por tanto son la fuente del terrorismo islámico y de la campaña genocida de los árabes por eliminarlos de Oriente Medio.

En otras palabras: ¡americanos, cuidado con el judío de vuestro entorno!

He aquí la descripción de Carter del conflicto de Oriente Medio en sus propias palabras, pronunciadas durante una entrevista que concedió a la National Public Radio a lo largo del segundo día de la conferencia de revisionistas del Holocausto en Teherán:

“Yo he pasado un montón de tiempo en Palestina en los últimos años… Los palestinos han tenido su propia tierra, primero de todo, ocupada y después confiscada y a continuación colonizada. Han sido excluidos de sus propios jardines y campos, y pastos e iglesias. Sus movimientos han sido severamente restringidos. Tienen que disponer de distintos tipos de pases para atravesar diferentes controles dentro de su propia tierra en sus propias carreteras. Los israelíes han construido más de 200 asentamientos dentro de Palestina. Conectan estos asentamientos con carreteras muy modernas para colonos israelíes, y después superautopistas para así llegar a Jerusalén. Con bastante frecuencia, se impide a los palestinos recorrer incluso estas carreteras que han sido construidas en su propio territorio. De modo que en muchos sentidos esto es peor de lo que había en Sudáfrica”.

Cuando cientos de millones de musulmanes están haciendo un llamamiento al exterminio de los judíos de Israel, esto es más que una mentira; es un libelo de sangre.

Es mentira que los palestinos “han tenido su propia tierra, primero de todo, ocupada y después confiscada y a continuación colonizada”. Esto es como decir que los texanos tuvieron su tierra ocupada por los hispanos, ignorando el hecho de que los hispanos estaban allí primero. El término mismo Palestina es un apelativo romano para la gente llamada filistinos, que no eran árabes, sino los marineros pelirrojos procedentes del Mar Ejeo. Los judíos también estaban allí ya.

En pocas palabras, primero de todo, los judíos estaban en la región antes que los árabes.

En segundo lugar, los árabes que habitaban el Mandato de Palestina en 1948, momento de la creación del estado de Israel, se consideraban a sí mismos sirios.

En tercero, el Mandato de Palestina no se creó de tierra cogida a sirios o árabes, fue tomada de los turcos.

No fue tomada de los turcos por los judíos, sino por los británicos y los franceses. La cogieron porque Turquía se alineó con Alemania en la Primera Guerra Mundial y, por supuesto, perdió. El imperio turco había gobernado la región entera incluyendo Siria, el Líbano, Irak y Jordania durante 400 años antes de que Siria, el Líbano, Irak y Jordania fueran creados artificialmente por los ingleses y los franceses. Jordania – un estado cuya mayoría es palestina – ocupa el 80% del Mandato de Palestina.

De modo que decir que los palestinos tenían su propia tierra y que fue ocupada por los judíos es una mentira descarada.

En cuarto lugar, los cantones individuales de territorio que ahora poseen los judíos fueron en primera instancia comprados a árabes que se consideraban a sí mismos sirios y que vivían en la zona de Israel. La única propiedad que fue confiscada, fue confiscada como contrapartida a la guerra agresiva que cinco estados árabes emprendieron contra Israel el mismo día de su nacimiento. Cinco ejércitos árabes invadieron Israel, un estado soberano, con la intención declarada de “echar a los judíos del mar”. El grito de guerra de la mayoría musulmana de Oriente Medio es “liberar Palestina desde el río hasta el mar”. En otras palabras, echar a los judíos al mar.

Según los estándares de legitimidad y ocupación que invoca Jimmy Carter, Israel tiene tanta legitimidad como estado judío como Texas como estado americano, en lugar de ser provincia mexicana.

La quinta mentira de Jimmy Carter solamente en esta frase es la afirmación de que los judíos han colonizado algo. “Los israelíes han construido más de 200 asentamientos dentro de Palestina”.

¿Por qué está mal que haya judíos viviendo en el West Bank? (Los 7000 judíos de Gaza, por supuesto, ya fueron expulsados como resultado del odio genocida de los árabes). ¿Por qué no pueden tener los judíos asentamientos en el West Bank?

La respuesta es porque los árabes palestinos están llenos de un odio teocrático y racista hacia los judíos. No pueden tolerar un pueblo no musulmán y no árabe – sin importar lo pequeño de la minoría – viviendo en su entorno. (Los 7000 judíos de Gaza – de una población de 1,2 millones – eran pacíficos, respetaban la ley, y crearon una industria agrícola que producía más del 10% del producto interior bruto de Gaza. Pero eran judíos. Y eso es intolerable para los Nazis de Palestina. De modo que tuvieron que ser eliminados).

En contraste con el ataque de Carter contra los judíos residentes en el West Bank como “colonizadores” que tienen que ser expulsados está el hecho de que en Israel viven más de un millón de árabes, donde Israel les proporciona más derechos – incluyendo el derecho de sufragio y a elegir miembros árabes en el gobierno de Israel – que cualquier árabe residente en cualquier estado árabe de Oriente Medio.

En la práctica ahora existe una barrera entre Israel y los árabes palestinos. Pero no es una barrera para mantener a los árabes fuera de Israel por ser árabes, como sostiene perversamente Carter. Hay más de un millón de árabes residentes en Israel. Existen realmente controles en el West Bank y dentro de Israel y barreras para impedir que los palestinos crucen libremente. Pero esto no se debe a que los palestinos estén discriminados por ser árabes o musulmanes.

Se debe a que muchos palestinos han demostrado por sí mismos ser criminales sedientos de sangre que han sido adoctrinados por sus líderes religiosos y su gobierno para creer en una enfermiza fantasía islámica de que es su deber musulmán matar judíos volándose por los aires; y que si lo hacen, van al cielo junto con 70 miembros de su familia; y que si tienen bastante suerte como para ser varones, son recompensados con 72 vírgenes para ellos solos.

En este lado son calificados de mártires y santos y honrados por su gobierno. El 60% de los palestinos apoya el terrorismo suicida y esta agenda enfermiza y genocida de matar judíos – que es compartida por todos los miembros del gobierno democráticamente elegidos de los palestinos.

Ignorar estos hechos y darles la vuelta, como hace Jimmy Carter, es presentarte como fraude moral.

Asumir como una misión extender las mentiras que permiten que los Nazis islámicos perpetren su solución final es el epítome del mal que representan en nuestro tiempo la quinta columna de la extrema izquierda de América y su repugnante expresidente.

Una respuesta

  1. […] escritor y abogado norteamericano Alan Dershowitz, responde alguna de las falacias escritas por el senil Jimmy Carter en su último libro: ¿Las declaraciones recientes del ex presidente Jimmy Carter de los EE.UU. han pasado a ser de […]

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: