Estamos en guerra y nadie se da cuenta

Guy Sorman entrevista al jefe de la policía de Nueva York, Ray Kelly, quien nos brinda un claro panorama de la situación actual de “alerta máxima” en Nueva York:

“Los norteamericanos no saben que están en guerra”, me dice Ray Kelly, jefe de la policía de Nueva York, tenido por uno de los hombres más poderosos y mejor informados de Estados Unidos. Es diciembre. En Manhattan, la gente sólo piensa en los preparativos para las fiestas de fin de año, aquí siempre ostentosos. Cristianos y judíos ya se desean felicidades: los unos por Navidad, los otros por Janucá. Pero Kelly vive obsesionado por un próximo e inevitable atentado.

Ha escogido 600 policías para que se dediquen exclusivamente a vigilar sospechosos. Y no escasean. Según Kelly, en la actualidad habría en el mundo 800 movimientos islamistas integristas, todos ellos capaces de atacar Nueva York. Más un sinnúmero de células minúsculas, algunas instaladas en territorio norteamericano, que podrían fomentar un atentado por iniciativa propia.

 Leer entrevista completa en La Nación

A %d blogueros les gusta esto: