Los territorios: Antes y Después de Oslo

Los territorios Antes: (1967-93) bajo jurisdicción israelí

Prosperidad Económica

Entre 1967 y 1980 la inversión israelí en el comercio, la industria y la infraestructura palestino contribuyó un 13% anual al crecimiento del PNB; los ingresos per cápita subieron diez veces  el desempleo disminuyó del 40% a menos del 5%.
El nivel de vida se elevó extraordinariamente.

Mejoría en la salud: Israel construyó 166 clínicas y suministró seguro universal y programas médicos para los palestinos. El índice de mortalidad disminuyó dramáticamente por 2/3 (1970–1990). Israel también expandió los sistemas del agua, alcantarillado y de la electricidad.

Libertades políticas y civiles

La libertad de asociación, sindicatos, organizaciones cívicas y partidos de la oposición son permitidos. Por primera vez en la historia del mundo árabe, las clases bajas y las mujeres tienen el derecho de votar en elecciones locales.

Libertad de la prensa, incluso para opiniones anti israelíes.

Desarrollo educacional

Israel construyó 6 universidades y 20 colegios universitarios para los palestinos. Entre 1967 y 1980 el analfabetismo disminuyó de 50% a 30.

Los territorios después (1993-2007) bajo administración de la Autoridad Palestina:

Estancamiento económico

Desde 1992 hasta 1996 los ingresos per cápita en Gaza bajaron un 35% y el desempleo sobrepasó el 20% en Gaza y en Cisjordania.

Corrupción y desgobierno

En 1997, un 40% del presupuesto de la AP fue reportado como “faltante.” Las prácticas monopolísticas y la
desviación de fondos para proyectos de desarrollo hacia supuestas “fuerzas de seguridad” han disuadido a la inversión privada extranjera.

Gobierno autoritario

Restricciones de asociación, intimidación e incluso asesinatos de líderes de la oposición. Arrestos y detenciones
arbitrarias, torturas y juicios injustos especialmente en los nuevos
Tribunales Estatales de Seguridad los cuales descaradamente infringen las normas para los juicios justos. (Amnistía Internacional 11.7.02)

Periodistas arrestados

Oficinas de prensa cerradas, medios de comunicación controlados por el gobierno, un ambiente de miedo y de
“auto-censura.”

Enseñanza inadecuada

Las escuelas cierran durante sublevaciones los estudiantes son transportados en autobús a las manifestaciones.
Los libros de texto enseñan a odiar.

A %d blogueros les gusta esto: