Se conoció el Informe Winograd: Olmert, Peretz y Jalutz responsables

Se conoció el alcance del informe difundido hoy por la Comisión Winograd, un comíte establecido para evaluar el comportamiento del poder político y político-militar en la Segunda Guerra del Líbano, Olmert seguramente tendrá que renunciar en los próximos meses:

Hace algunos instantes el juez Winograd terminó de leer parte del informe preliminar sobre lo actuado durante la Segunda Guerra del Líbano. Entre otras conclusiones, la comisión expresa: “Ehud Olmert es responsable de haber salido a la guerra sin una planificación elaborada en forma correcta y adecuada. Es responsable de que los objetivos no se fijaron con claridad y prudencia. Olmert fracasó como líder que debe llevar a su país a una operación militar por su iniciativa, con criterio  y bajo su responsabilidad”.

El juez Eliahu Winograd informó en la conferencia de prensa que acaba de finalizar que la comisión concluyó que hubo “graves fallas de criterio y en la relación entre la cúpula militar y la política”. “El mayor peso de la responsabilidad recae sobre el primer ministro, el ministro de Defensa y el ex comandante en jefe de Tzahal”. Sin embargo, el juez Winograd señaló que tanto el fracaso como “la decepción de la sociedad israelí” , tuvieron más elementos que hay que considerar.

A Olmert no lo quiere nadie, su partído quiere que renuncie:

En el partido de gobierno Kadima estimaron, sin embargo, que sólo en el verano, con la publicación del Informe final, estarán dadas las condiciones para la renuncia, o bien la destitución, de su líder y primer ministro. Fuentes en el partido indicaron que, tarde o temprano, “se le solicitaría al premier dar un paso al costado para que no arrastre a todo el partido a la perdición”.

No obstante, en círculos cercanos al premier estimaron que nadie llamará por ahora a Olmert a renunciar. Según creen, Olmert “está por ahora fuera de peligro político”.

Y una gran mayoría quieren que renuncien Olmert y el Ministro de Defensa, Amir Peretz:

Debería renunciar el primer ministro Ehud Olmert?

Si 69% No 15% Otro 18%

Debería renunciar el ministro de defensa, Amir Peretz?

Si 74% No 12% Otro 14%

Anuncios

Bishara y la vieja guarda – Caroline Glick

La brillante Caroline Glick analiza a diferentes políticos graves que trabajan para el enemigo dentro de Israel, y nadie hace nada. Bishara y la Vieja Guardia:

Puesto que los detalles del historial criminal por traición del diputado Azmi Bishara aún son secretos, es imposible examinar cómo afectaron sus acciones en representación de Hezbolá durante la guerra del verano pasado a la campaña de Israel contra el ejército satélite de Irán en el Líbano.

Pero incluso sin conocer los detalles de los crímenes de Bishara, destacan dos detalles notables de su caso. En primer lugar, la decisión misma por parte del brazo policial de Israel de abrir una investigación contra Bishara por sus actos de traición es un avance a celebrar. Marca una salida clara de su anterior tratamiento a Bishara y a los demás parlamentarios árabes que han trabajado abiertamente en representación de los enemigos de Israel en los últimos años.

Bishara actuaba como agente sirio y de Hezbolá antes incluso de salir elegido para la Knesset en 1996. En violación del derecho israelí, que prohíbe un viaje sin autorización a estados enemigos, en 1997 viajaba a Siria y se entrevistaba con el entonces vicepresidente Abdel Halim Jadam. En 1998 volvía a Siria a reunirse con el entonces Ministro de Exteriores Farouk a-Shara. A lo largo de los años 90 organizaba visitas ilegales a Siria para árabes israelíes.

Leer artículo completo

Cartas de Lectores para todos los gustos

Una que llegó al blog, otra de la nación, y otra de un analfabeto en Clarín. Las primeras dos vienen con mucho estupor.

La que llegó al blog no se si publicar el nombre y apellido del autor porque no se su objetivo de haberla mandado, asi que voy a omitir esos datos:

Carta enviada a autoridades de la Feria del Libro

Utilizo este medio para expresar mi estupor porque personas que durante años han cimentado el prestigio de
la Feria del Libro cometan la imperdonable torpeza de ensuciar su nombre con un evento que
nada tiene que ver con la cultura.
La edición de 2007 aparece hoy en los medios y seguirá siendo recordada no por su aporte a la cultura ni por el trabajo
con que tantas personas la han sostenido hasta ahora. Será citada por haber avalado a un individuo como Luis D’Elía, que nunca
escribió ningún libro, ni demuestra haber leído alguno. Todo ello para montar una tribuna panfletaria
encaminada a embanderar a la Feria del lado más siniestro, junto a las fuerzas oscuras que acechan a la Humanidad en el umbral del siglo XXI.
Las personas que de alguna manera hemos conrtibuido con nuestro grano de arena a que la Feria sea lo que es hoy, condenamos esa mala iniciativa; lamentamos que de ahora en adelante, se hablará de la feria no por el esfuerzo de muchos sino
por la imbecilidad de unos pocos.

Esta es la de La Nación repudiando la conferencia de D’elia y preguntandose que tiene que ver la conferencia con la Feria del Libro:

Señor Director:

“Con estupor he observado entre las actividades de la 33a. Feria del Libro, la programación para el domingo 29 de abril, a las 16.30, de un acto anunciado por la Organización Islámica Argentina titulado «AMIA, un paso a la verdad», con la participación de Mario Cafiero, Luis D Elía y Luis Farinello.

“Me extraña sobremanera la inclusión de una actividad de claro tinte político en una feria dedicada a la difusión del libro y la cultura; feria, sobre todo, auspiciada por entes culturales del gobierno nacional y de la ciudad de Buenos Aires. Salvo que se refieran a la pérdida de innumerables libros, algunos incunables, de la biblioteca de la AMIA en el lamentable atentado de años atrás.

“Pero, como es ya conocida la postura política de los disertantes, rechazo profundamente dicha actividad y hago un llamado de atención a los organizadores.”

Arq. José Tarica
Cuba 2351, Capital

La tercera en Clarín es de un analfabeto, alguien que no termino el colegio, o no sabe redactar. Son ininteligibles sus ideas y palabras, pero supongo que tienen cierto matiz antisemita:

¿Cómo será posible que el “negacionismo”, esa tergiversación de la historia convertida en escuela, se haya instalado y crecido tanto? ¿No bastó la prisión de Irwing, que debió ser aleccionadora? ¿Cómo es posible que no se vea que cuestionar una cifra (6.000.000); o pensar que Stalin, Pol Pot, Mao o el genocidio armenio, no hacen “exclusivo” a Auschwitz, es un delito como, aún y mucho más, investigar (!) si a Auschwitz no se lo “preparó” en la posguerra, como a Nüremberg? ¿No es esto mala intención, incitación al genocidio contra un Estado legítimo, como el de Israel?

N de la R: El lector escribe en relación al artículo “Recordar hoy el Holocausto”, de Julián Schvindlerman, publicado en la sección Opinión el sábado 21.
Gustavo Rojas. FAMILIA.
gusrojas2002@yahoo.com.ar

Mas repercusiones de la conferencia de D’elía.

Antes públicamos las repercusiones que se hicieron en el momento, estas son de las ediciones impresas de los diarios y de otros medios. Seguramente haya otro post con las repercusiones en los medios comunitarios como Nueva Sión o Radio Jai

El diario Clarín considero que los primeros agravios vinieron del auditorio:

El primer agravio vino desde el auditorio, cuando hablaba Cafiero. Alguien soltó: “Dejá de tomar alcohol.” “¿Por qué no dicen si existió o no el Holocausto?”, gritó después otro hombre. “Que el Mosad se retire y los argentinos se queden”, fue la réplica.

Sergio Widder, del Centro Simon Wiesenthal, pudo tomar el micrófono. Primero trató de nazi al que sugirió “que los argentinos se queden, como si nosotros no lo fuéramos”. Después dijo que D”Elía repetía la teoría “del nazi argentino, Norberto Ceresole”, al imputar a la “derecha israelí” el atentado a la AMIA. Un hombre grandote le impidió continuar. “No me agredió, pero fue desagradable”, admitió Widder.

“Fue un boicot organizado por sionistas argentinos”, denunció Móshen Ali. “El rabino Daniel Goldman no estuvo en las provocaciones. Seguro que estaba en desacuerdo y se fue.” Fabio Kornblau, secretario de la juventud de AMIA, dijo a Clarín: “Propuse venir porque era una buena oportunidad para escuchar otras versiones. Pero ellos esperaban que alguien saltase para suspender el debate y hacerse las víctimas.”

Coincidó con Fabio Kornbalu, ellos siempre hablaron de debatir y nunca nos dejaron. Hablaron de debatir y no había ningún representante que tenga otra posición. Hablaron de debatir y cuando quiso debatir, Sergio Widder sufrió agresiones de los piquenazis. Ya le mandé un mail al Rab. Daniel Goldman sobre sus motivos de su retirada temprana.

MinutoUno.com fue lapidario:

Simpatizantes del piquetero Luis D’Elía agredieron al público que presenciaba su discurso en la Feria del Libro en la que el ex funcionario del gobierno nacional defendió a Irán en contra de las acusaciones por los atentados a la AMIA y la Embajada de Israel.

Posteriormente se refirió a la causa AMIA al aludir que no había pistas firmes para involucrar a Irán, cuyo presidente –el ultraconservador Mahmud Ahmadineyad– niega el Holocausto- y abogó por la destrucción del estado de Israel.

Posteriormente una de las personas que se encontraba presente en el lugar lo acusó a Cafiero de haber negado el exterminio de millones de judíos antes y durante la Segunda Guerra Mundial.

En ese momentos se escucharon muchos gritos y aparecieron en la sala robustos seguidores del piquetero con actitudes patoteriles y de barrabravas que subieron arriba del escenario para custodiar a D’Elía.

Una vez finalizada la exposición, estaba previsto un debate con el público presente. En el momento en que Sergio Widder, titular del Centro Simon Wiesenthal, tomó la palabra para cuestionar la teoría del piquetero, un grupo de personas que acompañaba a D’Elía comenzó a agredir a los presentes.

Como consecuencia de ello, hubo empujones, forcejeos y los oradores debieron abandonar el salón de una forma escandalosa.

Rescato el comentario que hace un lector en el sitio web sobre esta noticia cuestionando la conferencia en la Feria del Libro:

Señores, por qué no les dan a Videla y secuaces la oportunidad de exponer sus razones para las torturas y robos de bebés, por qué no organizan mesas redondas de neonazis , de esclavistas, de historiadores que defiendan la matanza de cristianos durante el Imperio Romano, el holocausto armenio, etc?

Pero también hablo D’elía en ese medio:

“Habíamos terminado la disertación, y nos encontrábamos en el periodo de preguntas, cuando se acercó un señor del Centro ‘Simon Wiesenthal’ (Sergio Widder) y rompió la exposición de Mario Cafiero en la cara, por lo que se generó un momento de tensión”, expresó D’Elía.

Además, señaló que “este grupo de la juventud sionista, como se presentó, impidió que concluyera el acto, nos insultaron, nos agredieron, y nosotros no contestamos la agresión y nos fuimos inmediatamente”.

D’elía ya es un tipo muy experimentado a la mentira, y acá no dejo el vicio.

En la edición impresa de La Nación agregan de su cobertura de ayer:

Contó, maravillado, que en Irán “un iraní” necesita 300.000 votos para ser diputado, pero “un judío” sólo 20.000 (también dijo que en ese país viven 500.000 judíos, cuando todos los censos hablan de menos de 40.000). Y defendió la obligatoriedad del uso del chador para las mujeres.

Dijo que las autoridades iraníes le dieron “abundante” documentación sobre el caso AMIA, pero minutos después pareció contradecirse: “No quiero que servicios de inteligencia extranjeros nos digan quiénes son los culpables”. Se refería, claro, a la CIA y el Mossad.

“Lo mío es una opera… eh, una opinión. Es mi parecer”, se justificó.


D’Elía, asustado por cómo podía terminar la escena, le pidió a uno de ellos: “¡Jorge, sacá a los compañeros!”.

El panel fue concluido abruptamente mientras los asistentes discutían acaloradamente. “Vivan los montoneros. Tenemos 30.000 compañeros desaparecidos”, gritó un hombre con una kefiya en el cuello. “Dos mil de ellos eran judíos”, le respondieron del otro lado

A mi parecer La Nación, una vez mas tiene la mejor cobertura. Hace un tiempo le otorgamos un premio.

Por otra parte la Organización Islámica Argentina divulgó un comunicado:

La Organización Islámica Argentina repudia el accionar de una treintena de Jóvenes Sionistas entre ellos Sergio Widder del Centro Simon Wiesenthal y el Rabino Daniel Goldman (que se retiró antes de que comenzaran las provocaciones ???) mas la participación de miembros de la colectividad judía en nuestro país acudieron a la conferencia “Amia un paso a la verdad” organizada por la Organización Islámica Argentina en la 33º Feria Internacional del Libro sala “José Hernández”, con el propósito de provocar y romper la conferencia aludida, durante la disertación del Sr. Luis D’elia se escucharon en la sala voces que interrumpían permanentemente la exposición del dirigente social, y durante la del Sr. Mario Cafiero ocurrió lo mismo, las autoridades de la Feria del Libro instaron a los provocadores a deponer su actitud a lo que hicieron caso omiso lanzándoles improperios incluso al presidente de la Fundación Horacio García, terminadas las exposiciones se generó un griterío y manifestaciones gestuales por parte de estos jóvenes sionistas en clara actitud provocadora, no obstante eso se le otorgó la palabra para que preguntase al Sr. Sergio Widder en un claro gesto de voluntad participativa por parte de los organizadores del acto para generar un sano debate, el cual fue mal utilizado al constituir el Sr. Widder con el micrófono en su poder su propia tribuna política, distanciándose de la intención de debatir para adentrarse en la polémica.

El acto terminó con la retirada del público presente sin que se hayan registrado incidentes de agresión ni nada por el estilo, solo queda remarcar la poca o nula democrática actitud de los jóvenes sionistas al negarse a un debate serio que pueda contribuir al real esclarecimiento del caso Amia, y la peligrosidad de importar un conflicto que ocurre a 10.000 Km de distancia a nuestro país que tiene una extensa tradición de pacífica convivencia, fuera de toda injerencia foránea que pueda perjudicar a nuestro país en el concierto internacional y quedar rehén de los intereses políticos de otras potencias que no nos incumben.

Y para finalizar Clarín en otra noticia citan a un comunicado de D’elía que dice:

“Hoy, la juventud sionista -que era absolutamente minoritaria en el salón de Palermo (de la Feria del Libro)- nos agredió y nos insultó, después de que habíamos terminado nuestra exposición y con el sostenido aplauso del 80 por ciento de la sala”, indicó el dirigente piquetero0.

Es verdad, los mayoritarios eran los piquenazis que había traído D’elía.

Repercusiones de la acto propagandistico en la Feria del Libro

La Nación: Una charla de D’elia terminó en escándalo:

Al tomar la palabra, D´Elía reiteró su tesis de que la República Islámica de Irán no tiene ninguna vinculación con el atentado a la AMIA. Contó detalles del viaje que le pagó el gobierno de Ahmadinejad a Irán, adonde fue acompañado por Cafiero y por el padre Luis Farinello, además de volver a sugerir que habría que investigar a “la derecha israelí”. Por su parte, Cafiero acusó a los testigos que declararon en la causa contra el gobierno de Teherán de ser “terroristas”.

Luego de los tres discursos (aplaudidos por menos de un tercio de los asistentes), un hombre se levantó y gritó: “¿Por qué quieren negar el Holocausto? Yo perdí a toda mi familia ahí”. Ali pidió a su gente “no contestar, porque ellos vinieron a hacer esto”, lo que generó una “guerra” de aplausos entre los que defendían a Irán y quienes pedían justicia por las víctimas de la AMIA.

El evento terminó de desbarrancarse por completo cuando pidió la palabra el presidente del Centro Simon Wiesenthal, Sergio Widder, quien afirmó que Cafiero cree en Los Protocolos de los Sabios de Sion (el libelo creado por la policía zarista para inventar un complot mundial de los judíos) y que D´Elía repite la tesis del autoatentado del neonazi Norberto Ceresole.

Tras estos dichos, cuatro corpulentos seguidores del piquetero intentaron sacarle el micrófono, mientras en el resto del auditorio se escuchaban acusaciones cruzadas de “nazis” y “terroristas”. El panel debió ser concluido abruptamente mientras los asistentes todavía discutían acaloradamente.

Perfil: AMIA: Finalizó con incidentes una presentación de Luis D’Elía a favor de Irán en la Feria del Libro:

Un confuso episodio se produjo este domingo en la Feria del Libro durante una conferencia convocada por la Organización Islámica Argentina, que finalizó con insultos y forcejeos entre militantes del sector de Luis D’Elía y personas que manifestaron su desacuerdo con la exposición hecha por el líder piquetero en torno del atentado a la AMIA.

El altercado se produjo durante la conferencia “AMIA: un paso a la verdad” de la que participó D’Elía para defender la postura iraní que, en coincidencia con lo que sugirieran integrantes de la SIDE, considera que la explosión que en 1994 se cobró la vida de más de ochenta personas fue producto de un autoatentado o una implosión.

Concretamente, el ex funcionario kirchnerista volvió a acusar del crimen a la “derecha israelí que mató a Rabín” y a descalificar a los fiscales y el juez que investiga la causa diciendo que la Justicia nacional es “poco creíble”, y acusándola de alinearse incondicionalmente a los intereses de Estados Unidos.

D’Elía argumentó su punto de vista diciendo que en su reciente viaje a Irán pudo observar cómo la comunidad judía vive sin problemas y recibiendo un trato “muy cordial” en ese país.
Luego llegó el turno del ex diputado nacional Mario Cafiero, quien dijo que en la Argentina hay sensación de “cosa juzgada” respecto del caso AMIA y calificó como un dictamen “farragoso y repetitivo de 800 páginas, que podría haber sido escrito en cinco carillas” a la presentación judicial realizada en contra de Irán por el atentado. Enseguida, el titular del Centro Simon Wiesenthal, Sergio Widder, quien se encontraba entre el público, cuestionó abiertamente el planteo de D’Elía, a lo que un grupo de seguidores del titular de la Federación de Tierra y Vivienda (FTV) contestó insultando y agrediendo entre forcejeos y empujones a algunos de los presentes.

Infobae: Agravios del piquetero D´Elía terminaron en escándalo (Video y Audio):

Después de la disertación poco clara de D´Elía, fue el turno de Cafiero quien dijo que en la Argentina existe un clima de “cosa juzgada” en relación a la causa AMIA.

Para el ex legislador, la Justicia acusa al régimen de Teherán de un “acto de guerra” a través de un dictamen “farragoso y repetitivo de 800 páginas, que podría haber sido escrito en cinco carillas”.

Cuando ya terminaba su disertación se empezaron a oír voces opuestas a los agravios que se fueron cosechando y el clima poco a poco se fue crispando, para llegar a su punto más álgido cuando el representante para América Latina del Centro Wiesenthal, Sergio Widder, pidió la palabra.

Fue en ese momento cuando gente del público fue cercada por unos cuarenta individuos que habían arribado de la mano del dirigente piquetero. Por suerte todo terminó en forcejeos, gritos por ambos lados y el fin anticipado de la conferencia.

Más tarde, el propio Widder en diálogo con Radio 10, dijo que “no había ninguna autoridad moral para un debate objetivo” porque se trató a las claras de una propaganda.

AJN: Declaracion de Sergio Widder, director del Centro Simon Wiessenthal:

Wider nos explicó que “fue una actividad de propaganda pro iraní que tenía la finalidad de desviar el eje de la investigación del atentado que sufriera la AMIA el 18 de julio de 1994” y que si bien eso era previsible observó algunas cosas sorprendentes, una de ellas ocultar la verdad; otra acusar al Centro Wiesenthal de formar parte del loby judío internacional que opera en los Estados Unidos, debido a que en un documento de Mario Cafiero que se distribuyó antes de iniciarse la actividad, en uno de cuyos items se afirmaba que el pedido que el Centro había realizado para que se estableciera una Fiscalía Especial que investigara el atentado a la Embajada de Israel respondía a lo planteado por el loby judío internacional y finalmente que luego que concluyeran las exposiciones de D’Elía y Cafiero se escucho que alguien grito “que se vayan los del mosad y se queden los argentinos”.

Cuando le dieron el uso de la palabra afirmó que quien gritó lo hizo con la intención de que se entendiera que los judíos no eran argentinos es una demostración de antisemitismo; que decir que el Centro Wiesenthal es parte del loby judío internacional por plantear la necesidad de investigar el atentado a la Embajada de Israel, tenía una connotación netamente antisemita y que por lo tanto era muy difícil plantear un debate sincero sobre el atentado a la AMIA. Luego de esas afirmaciones le retiraron el micrófono, se suspendió el debate y la situación fue muy tensa.

Mi experiencia en la conferencia de la Feria del Libro de D’elia y Cafiero

LLegué alrededor de las 15 45, cuando la conferencia empezaba 16 30. A eso de las 16 15 me fui hacia el salon de actos donde D’elia, Cafiero y Mohsen Ali estaban listos para comenzar su exposición, para llevar la mentira a un ámibto cultural.

Al ingresar al salon de actos, tuve la sorpresa de encontrarme con Mohsen Ali, le di la mano y lo felicite, le dije “Lo felicito, usted es el único que no oculta su antisemitismo como si fuese anti-israeli”, el Sheik me agradeció.

La primer disteración fue del mismo sheij que hablo sobre algunos valores del islam (luego subo el video) y le dio la palabra a D’elia que hizo su discurso repetitivo y lleno de mentiras, volvió a repetir que hay 500 mil judios en Irán, y bueno lo de siempre.

Cada tanto alguna persona respondia a cosas que decia D’elia, y muchos los empezamos a aplaudir mientras que D’elia y Cafiero pedian un debate ordenado (aunque en realidad quisieron evitar el debate)

Luego de eso y de algunas declaraciones antisemitas que luego vamos a citar, llego el supuesto tiempo de las preguntas donde Sergio Widder se acercó al microfono para hacer una pregunta, lamentablemente todo el mundo empezo a gritar, 40 piqueteros traidos por D’elia comenzaron a forcejear y empujar para que no se hablara y los que exponian se retiraron cobardemente sin responder ninguna pregunta.

Algunas personas, fervientes antisemitas, gritaban cosas como “Que se vayan los del Mossad y queden solo los argentinos” o se quejaban de que los que no estabamos de acuerdo queriamos hacer alguna pregunta y que no dejabamos escuchar a los que exponian cuando durante toda la exposicion pudieron extender su mensaje claramente.

Luego se formaron algunos grupitos que discutian sobre distintos temas, ya sea política, la actitud de unos y los otros, mientras que los piqueteros de adelante gritaban “Yo soy argentino y montonero y ustedes apoyaron a Massera”, mientras que otros mas nacionalistas comenzaban a gritar “Viva Argentina” en clara alusión a los que cuestionabamos los dichos de D’elia y Cafiero, como si los judíos no eran argentinos.

Hay algo que me llamo la atención, D’elia y Cafiero hablaban de “su verdad” de “mi verdad, pero lo que ellos no entienden es que la verdad es una.
Tambien D’elia rogó que deseaba que los culpables se pudran en la carcel y que recaiga todo el peso de la justicia sobre ellos, pero cuando la misma justicia acusa a alguien salen a defenderlos, no entiendo. Tambien volvió a ligar a la “derecha judia que mató a Rabin” con el atentado y la teoria de un auto-atentado.

Luego voy a subir algunos videos, en lo personal me pareció que los que estabamos ahi perdimos el orden y algunos nos descargamos entrando en el juego de ellos y asi de esa manera evitar el debate, aunque me parece que se puede hacer una iniciatvia para que en algun lugar se pueda debatir. Por suerte quedaron expuestas las lacras antisemitas que habia en la conferencia, incluido algunos dirigentes árabes-argentinos.
También D’elia apoyó la negación de la Shoa encubriendola como si fuese “revisionismo”.

Luego cuando me acuerde cuento mas.

Cartas de Lectores

No se si se dieron cuenta pero en la parte superior del blog hay un botón que dice contacto, mucha gente (bueno, no mucha) me envía a veces denuncias, opiniones sobre el blog y sobre otros temas. Entonces me parecio adecuado crear un espacio para esta gente y que su mensaje sea visto por mas gente aprate de mi.

Por eso cualquiera que quiera enviar su opinión, comentario o denuncia para ser publicado lo puede hacer en formulario de contacto en esa sección.

Solamente las denuncias deben ser firmadas con nombre y apellido reales, lo demás no es necesario.

A %d blogueros les gusta esto: