El enemigo en casa: un sector arabe-israelí

Luego de la renuncai del MK Azmi Bishara, una parte de los arabes-israelies se ocuparon de acalarar que hay muchisimos mas potenciales Bisharas entre la población árabe-israeli y demostraron a quienes son leales y a quienes no:

El movimiento Balad efectuó hoy una concentración en Nazaret para protestar contra lo que consideran una persecusión contra el líder del partido, el ex diputado Azmi Bashara, investigado últimamente por supuesta colaboración con el enemigo durante la última guerra.No menos de 3.000 personas asistieron al acto, en el que gritaban: “A sangre y a espíritu te vengaremos Azmi”. También se escucharon consignas en las que denunciaron “la campaña salvaje contra Azmi Bashara y todo el sector árabe israelí”.

Entre los oradores en el acto se dieron cita el diputado Muhammad Barake, del partido comunista israelí Jadash, el jeque Raed Salaj, líder del sector norte del Movimiento Islámico, entre otros. Todos los oradores y los asistentes expresaron su solidaridad total con Bashara, que presentara su renuncia a su cargo de diputado en la embajada israelí en Egipto, luego de varios días en que no se sabía de su paradero ni tampoco de qué se lo acusaba.

Según ellos, Hezbollah no es su enemigo sino que lo son Olmert, Diskin y Lieberman, el inmigrante.

5 comentarios

  1. OK… entonces ISRAEL tiene una quinta columna de 3.000 árabes… no se olviden que en Israel viven 1.4 millones de árabes… con lo cual 3.000 personas representan al DOS POR CIENTO de la población árabe-israelí…

    Sí, ya sé, este 2% hace más lío y aparece más en los medios que el 98% restante, es verdad… pero no dejen de recordar que es una minoría, que aún a nivel electoral saca pocos votos (a los árabes les corresponderían 24 asientos en el Parlamento, y los partidos árabes sólo tienen 10… uno de ellos un judío!).

  2. Brillante el título del post:

    El enemigo en casa: un sector arabe-israelí

    Por suerte existen otros, como bien señala el_Sheik!

  3. No creo que sean solo 3000, como tampoco creo que esos 10 asientos sean porque no los apoyan mas, sino porque no creen en la legitimidad del Estado de Israel y no votan.

  4. La ecuación es simple Klovs: si los árabes israelíes quisieran matar a sus vecinos judíos, Israel sería un caos… mientras escribo esto, en povesham.com me cuentan que el 75% de los árabes israelíes están dispuestos a aceptar que Israel sea un estado judío igualitario.

    Y no me extraña. Y es más, si nos esforzamos podemos llevar ese 75 a un 95 por ciento!!! Siempre vamos a tener alguno miles en nuestra contra, y para ello tenemos al querido Shin Bet . Pero los árabes israelíes son nuestros conciudadanos, y no podemos dejarnos llevar por algunos miles y odiarlos a todos… lo que sí tenemos que hacer es mejorar un poco su situación económica (que no es mala, pero podría ser mejor!) e invitarlos a que sean partícipes del mejoramiento del Estado Judío… yo creo que aceptarían, así como yo vivo en un Estado que mantiene el culto Católico Apostólico Romano y aún así participo de sus instituciones…

    En cuanto a no votar, el porcentaje de judíos que votó en las últimas elecciones fue del 70% y entre los árabes un 55% o algo así… no es TANTA la diferencia (tené en cuenta q entre los judíos hay ultra-ortodoxos anti-sionistas que no votan porque no reconocen el estado!!)… si los partidos árabes sacan menos de la mitad de las bancas que les corresponderían es simplemente porque la mayoría de los árabes votan partidos “Sionistas” (principalmente Avodá, pero también Meretz y hasta Kadima!!!!!).

  5. Son las sociedades ocidentales las que están heridas en su columna vertebral, son débiles permitiendo que el enemigo se instale en ellas, el islam sabe qué armas tiene que utilizar, no necesita tanto los misiles o bombas químicas, que sí, también utilizará llegado el caso, como la propia indefensión de nuestra sociedad, es un dilema, bien es cierto, renunciamos a nuestro sistema de vida o nos dejamos engullir por los facinerosos musulmanes, pero no es una táctica secreta, lo hacen a ojos vistos con lo que la respuesta de Israel y seguidamente del resto de paises está clara. Pero ¿ Quien lo pone el cascabel al gato…? Las sociedades miran atónitas y en su perturbación no saben qué hacer, sus gobiernos, excepto el israelí, que se ve sometido increiblemente a una presión mediática inusitada, tampoco saben dar respuesta de ningún tipo y en estas los musulmanes avanzan de forma contínua ante su propio convencimiento de superioridad y la inanidad occidental. Mal lo llevamos, o nos ponemos todos en la barricada o nos arrastran. Es la hora…!

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: