Repercusiones de la acto propagandistico en la Feria del Libro

La Nación: Una charla de D’elia terminó en escándalo:

Al tomar la palabra, D´Elía reiteró su tesis de que la República Islámica de Irán no tiene ninguna vinculación con el atentado a la AMIA. Contó detalles del viaje que le pagó el gobierno de Ahmadinejad a Irán, adonde fue acompañado por Cafiero y por el padre Luis Farinello, además de volver a sugerir que habría que investigar a “la derecha israelí”. Por su parte, Cafiero acusó a los testigos que declararon en la causa contra el gobierno de Teherán de ser “terroristas”.

Luego de los tres discursos (aplaudidos por menos de un tercio de los asistentes), un hombre se levantó y gritó: “¿Por qué quieren negar el Holocausto? Yo perdí a toda mi familia ahí”. Ali pidió a su gente “no contestar, porque ellos vinieron a hacer esto”, lo que generó una “guerra” de aplausos entre los que defendían a Irán y quienes pedían justicia por las víctimas de la AMIA.

El evento terminó de desbarrancarse por completo cuando pidió la palabra el presidente del Centro Simon Wiesenthal, Sergio Widder, quien afirmó que Cafiero cree en Los Protocolos de los Sabios de Sion (el libelo creado por la policía zarista para inventar un complot mundial de los judíos) y que D´Elía repite la tesis del autoatentado del neonazi Norberto Ceresole.

Tras estos dichos, cuatro corpulentos seguidores del piquetero intentaron sacarle el micrófono, mientras en el resto del auditorio se escuchaban acusaciones cruzadas de “nazis” y “terroristas”. El panel debió ser concluido abruptamente mientras los asistentes todavía discutían acaloradamente.

Perfil: AMIA: Finalizó con incidentes una presentación de Luis D’Elía a favor de Irán en la Feria del Libro:

Un confuso episodio se produjo este domingo en la Feria del Libro durante una conferencia convocada por la Organización Islámica Argentina, que finalizó con insultos y forcejeos entre militantes del sector de Luis D’Elía y personas que manifestaron su desacuerdo con la exposición hecha por el líder piquetero en torno del atentado a la AMIA.

El altercado se produjo durante la conferencia “AMIA: un paso a la verdad” de la que participó D’Elía para defender la postura iraní que, en coincidencia con lo que sugirieran integrantes de la SIDE, considera que la explosión que en 1994 se cobró la vida de más de ochenta personas fue producto de un autoatentado o una implosión.

Concretamente, el ex funcionario kirchnerista volvió a acusar del crimen a la “derecha israelí que mató a Rabín” y a descalificar a los fiscales y el juez que investiga la causa diciendo que la Justicia nacional es “poco creíble”, y acusándola de alinearse incondicionalmente a los intereses de Estados Unidos.

D’Elía argumentó su punto de vista diciendo que en su reciente viaje a Irán pudo observar cómo la comunidad judía vive sin problemas y recibiendo un trato “muy cordial” en ese país.
Luego llegó el turno del ex diputado nacional Mario Cafiero, quien dijo que en la Argentina hay sensación de “cosa juzgada” respecto del caso AMIA y calificó como un dictamen “farragoso y repetitivo de 800 páginas, que podría haber sido escrito en cinco carillas” a la presentación judicial realizada en contra de Irán por el atentado. Enseguida, el titular del Centro Simon Wiesenthal, Sergio Widder, quien se encontraba entre el público, cuestionó abiertamente el planteo de D’Elía, a lo que un grupo de seguidores del titular de la Federación de Tierra y Vivienda (FTV) contestó insultando y agrediendo entre forcejeos y empujones a algunos de los presentes.

Infobae: Agravios del piquetero D´Elía terminaron en escándalo (Video y Audio):

Después de la disertación poco clara de D´Elía, fue el turno de Cafiero quien dijo que en la Argentina existe un clima de “cosa juzgada” en relación a la causa AMIA.

Para el ex legislador, la Justicia acusa al régimen de Teherán de un “acto de guerra” a través de un dictamen “farragoso y repetitivo de 800 páginas, que podría haber sido escrito en cinco carillas”.

Cuando ya terminaba su disertación se empezaron a oír voces opuestas a los agravios que se fueron cosechando y el clima poco a poco se fue crispando, para llegar a su punto más álgido cuando el representante para América Latina del Centro Wiesenthal, Sergio Widder, pidió la palabra.

Fue en ese momento cuando gente del público fue cercada por unos cuarenta individuos que habían arribado de la mano del dirigente piquetero. Por suerte todo terminó en forcejeos, gritos por ambos lados y el fin anticipado de la conferencia.

Más tarde, el propio Widder en diálogo con Radio 10, dijo que “no había ninguna autoridad moral para un debate objetivo” porque se trató a las claras de una propaganda.

AJN: Declaracion de Sergio Widder, director del Centro Simon Wiessenthal:

Wider nos explicó que “fue una actividad de propaganda pro iraní que tenía la finalidad de desviar el eje de la investigación del atentado que sufriera la AMIA el 18 de julio de 1994” y que si bien eso era previsible observó algunas cosas sorprendentes, una de ellas ocultar la verdad; otra acusar al Centro Wiesenthal de formar parte del loby judío internacional que opera en los Estados Unidos, debido a que en un documento de Mario Cafiero que se distribuyó antes de iniciarse la actividad, en uno de cuyos items se afirmaba que el pedido que el Centro había realizado para que se estableciera una Fiscalía Especial que investigara el atentado a la Embajada de Israel respondía a lo planteado por el loby judío internacional y finalmente que luego que concluyeran las exposiciones de D’Elía y Cafiero se escucho que alguien grito “que se vayan los del mosad y se queden los argentinos”.

Cuando le dieron el uso de la palabra afirmó que quien gritó lo hizo con la intención de que se entendiera que los judíos no eran argentinos es una demostración de antisemitismo; que decir que el Centro Wiesenthal es parte del loby judío internacional por plantear la necesidad de investigar el atentado a la Embajada de Israel, tenía una connotación netamente antisemita y que por lo tanto era muy difícil plantear un debate sincero sobre el atentado a la AMIA. Luego de esas afirmaciones le retiraron el micrófono, se suspendió el debate y la situación fue muy tensa.

Una respuesta

  1. […] Lectura Obligada – Must Read « Repercusiones de la acto propagandistico en la Feria del Libro […]

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: