Acá no pasó nada (o sobre la muerte de dos miembros de la Cruz Roja)

Recuerdo que cuando Israel en la Segunda Guerra del Líbano bombardeó un puesto de la ONU que estaba al lado de un puesto de Hezbollah, un puesto de la ONU con observadores que nada tenian que hacer en tiempos de guerra, un tragíco error en el que perdieron la vida 4 soldados de la UNIFIL fue portada de los diarios varios dias, fue sujeto de muchisimos artículos y de una resolución de la Asamblea General de la ONU.
Hoy en los choques que existen entre los islamistas de Fatah al Islam y el ejercito del Líbano murieron dos miembros de la Cruz Roja Internacional, lo más asombroso de todo es la respuesta que dió la institución:

A los estallidos de violencia les siguen períodos de calma relativa en el campamento, situado en las afueras de la ciudad septentrional de Trípoli, donde permanecen atrincherados los combatientes de Fatah al Islam, grupo presuntamente vinculado a Al Qaeda. “La situación es la misma, el Ejército sigue rodeando Nahar el Bared y limpiando los edificios de explosivos y otros artefactos”, dijeron a Efe esas fuentes.

Por otro lado, dos miembros de la Cruz Roja murieron hoy por una explosión de un artefacto en las proximidades del campo, según confirmaron a Efe fuentes de la institución, que dieron a entender que el artefacto no iba dirigida contra ellos. Además, un mediador palestino, Sheij Muhamad Hadj, resultó herido de bala en una pierna a la entrada del campo, informaron medios locales.

 

Si Israel hubiese sido solo sospechoso de haber sido el culpable la reacción de todos hubiese sido la misma que cuando sucedió el episodio con el puesto de la UNIFIL, sobre esto mañana no hablará nadie y muchos de los medios que pusieron el ataque israelí en el Líbano en la portada hoy ni publican esto.

A %d blogueros les gusta esto: