Funcionario de la ONU admite parcialidad en el Consejo de DDHH

Luego de las críticas de Bush al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, su presidente, Doru Romulus Costea admite que la organización y dicho orégano  fracasó a la hora de tratar el conflicto arabe-israelí:

Costea expresó su insatisfacción por el hecho de que el Consejo se ha concentrado demasiado en las violaciones a los derechos humanos por parte de Israel, y ha dejado demasiado de lado dichas violaciones cuando fueron cometidas por los países y sectores árabes.

De ese modo, Costea se hizo eco de las palabras del presidente norteamericano George Bush, quien en su discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas esta semana, acusó al Consejo de concentrarse desproporcionadamente en sus acusaciones contra Israel.

“El pueblo norteamericano está descepcionado por el fracaso del Consejo de Derechos Humanos de la ONU”, dijo Bush. Según él, “este organismo no abre la boca acerca de la represión perpetrada por los regímenes de La Habana, Caracas, Pyong-Yang o Teherán, y dirige toda su crítica, de modo exagerado, hacia Israel. Para ser un organismo creíble dedicado a los derechos humanos en el mundo, la ONU debe hacer una reforma, ante todo, en su Consejo de Derechos Humanos”.

El titular de dicho Consejo admitió: “Concuerdo con Bush. Hay que mejorar todo el tiempo el trabajo del Consejo”.

A %d blogueros les gusta esto: