Tiempos de paz?

Para el lector habitual de este blog o similares la noticia no será novedosa, pero para aquellos que suelen “informarse” sobre el acontecer de lo que sucede en Oriente Medio a través de los medios de comunicación españoles o latinoamericanos seguramente nunca se iban a enterar de esto. Mientras todo se prepara para la Conferencia de Paz en Noviembre auspiciada por Estados Unidos, la vida en Israel continúa, y gracias a los servicios de seguridad, los ataques suicidas, no. Esto no fue debido a una extrema moderación de los palestinos en los últimos tiempos, sino la eficacia que garantizan las operaciones de Tsahal, el Shin Bet (Servicio de Seguridad) y la inteligencia. Por eso aunque no nos enteremos por los medios masivos, fueron 7 atentados suicidas los frustrados en  los últimos 45 dias:

El jefe del Servicio General de Inteligencia, Iuval Diskin, informó hoy en la reunión de gabinete que las fuerzas de seguridad frustraron 7 atentados suicidas durante los últimos 45 días. Según el funcionario, parecería – a simple vista – que ha descendido el nivel de actividad terrorista contra Israel, debido a los operativos de Tzahal, la inteligencia y todas las fuerzas de seguridad del país.

Los ministros escucharon un informe de Diskin acerca del operativo realizado por el ejército en la aldea Beit Ilma, junto a Nablus, por el cual se evitó un atentado de grandes dimensiones en la ciudad de Tel Aviv durante las festividades del mes de Septiembre. La preocupación de las autoridades, según lo explicó el propio Diskin, es la posibilidad de que los integrantes de la célula terrorista que intentó realizar ese atentado hayan trasladado los explosivos pasando por alguno de los controles policiales y militares de Israel. Se está realizando una investigación profunda para determinar cómo sucedieron los hechos.

Por su parte, el Jefe de Inteligencia de Tzahal, Amos Iadlin, dijo en su informe ante el gabinete que durante las útlimas semanas Irán actúa con una nueva dosis de seguridad al tiempo que comienzan a notarse las consecuencias de las sanciones impuestas por la comunidad internacional.

En cuanto a los preparativos con vistas a la cumbre de Annapolis, Iadlin aseguró que hay una inmensa diferencia entre la voluntad y la motivación del presidente palestino Abu Mazen y su primer ministro Salam Fayad y la verdadera posibilidad que tienen de conducir un proceso de paz significativo. Según la inteligencia militar israelí, si Hamás detecta que la cumbre de Annapolis tiene posibilidades de éxito, de inmediato aumentará e intensificará la actividad terrorista.

Sin embargo no hay que hacerse ilusiones, los palestinos tienen bien claro que de fracasar cualquiera de sus peticiones podrían hacer que la violencia total se apoderé nuevamente la zona.    

A %d blogueros les gusta esto: