El estado de odio al judio – Isi Leibler

Isi Leibler escribe sobre el antisemitismo moderno y sus diferencias con el tradicional en El estado de odio al judío:

El antisemitismo contemporáneo difiere del odio tradicional que se encontraron los judíos a lo largo de los siglos. Pero el veneno que emana del mundo islámico no es menos letal que la variedad Nazi más obscena, incorporando hasta el elemento medieval más conocido del libelo de sangre. La judeofobia islámica combina la xenofobia religiosa demoniaca con el racismo; representa a los judíos y los israelíes como vampiros y descendientes de los cerdos y los monos, como criaturas diabólicas que diseminan el sida, conspiradores que pretenden esclavizar a la humanidad, y como los verdaderos cerebros tras los ataques del 11 de Septiembre.

En una palabra, los judíos son de nuevo retratados como la fuente de todos los males del mundo y presentados como el cáncer que tiene que ser extirpado a la humanidad.

La era electrónica supone un favor a estos fanáticos del odio que, al contrario que sus predecesores Nazis, hoy son capaces de diseminar a nivel global su satánica difamación de los judíos a través de Internet, con eficacia e instantáneamente.

En Occidente, la judeofobia árabe ha sido refinada e integrada con los veteranos prejuicios religiosos, culturales y raciales que, debido a las reverberaciones del Holocausto, habían sido suprimidos durante medio siglo. La recién resucitada tendencia del antisemitismo ya no se dirige principalmente contra los judíos particulares. Israel, “el judío entre las naciones” se ha convertido en un nuevo vehículo para demonizar a los judíos.

El punto de inflexión simbólico fue la viñeta que muestra a Ariel Sharon como un monstruo que devora niños palestinos, la cual recibía el premio a la mejor viñeta en el Reino Unido hace unos cuantos años. Este enfoque y otras calumnias, empleando en especial la inversión del Holocausto vinculando el comportamiento israelí a los crímenes Nazis, se ha convertido en rasgo característico de gran parte de los medios occidentales.

 Leer artículo completo.

6 comentarios

  1. Los años han demostrado que el odio al pueblo judío es una constante que cambia, varía, se transforma, pero siempre existe. Es una filosofía aceptada incluso por diccionarios académicos.

    Presentamos el Blog de OR HAYELADIM Magazine, revista sobre Sionismo, Judaísmo y actualidad comunitaria publicada trimestralmente en España.

    OH Magazine

    Shalom

  2. Gran articulo, sumamente esclarecedor. Es una verguenza que los actuales judeofobos utilicen el disfraz de la “critica” a Israel para promover su odio vomitivo (me refiero al nuevo tipo de antisemitismo: el “antisionismo”). Eliminen fisicamente a los antisemitas y eliminen educativamente toda ensenianza de odio contra los judios, y es probable que se acabe o al menos disminuya enormemente el antisemitismo. La judeofobia en el mundo arabe-musulman es algo muy dificil de cambiar, asi que primero hay que empezar por casa (me refiero a los paises occidentales, democraticos y civilizados). El antisemitismo es una enfermedad patologica y no se justifica de ninguna manera posible. Al antisemitismo no se le discute, se lo combate.

  3. Tipico ejemplo del Andres este que padece la misma enfermedad que pretende combatir pero en forma acentuada,

    Un arabe no puede ser antisemita por definicion en cambio estan los judeofobos , yo soy uno de ellos no me gusta la ideologia y el fanatismo judio, me repugna que se pretendan superiores y que sean tan mezquinos falsos y manipuladores
    Que tiene de malo? quien me obliga a quererlos? los judios odian a los nazi a pesar que ya no existen? por que su odio es mejor, por que carajos tengo que ser condescendiente con alguien que me desprecia solo por no pertenecer a su maldita ideologia(notese que digo ideologia por uqe eso es no es raza ni religion ni ninguna otra cosa)

  4. jajajajaajajajajaja
    SOS UN PELOTUDO!!!
    jajaja
    me alegraste el dia

  5. […] El estado de odio al judio – Isi Leibler […]

  6. Habria q preguntarse porq el odio a los judios…los judios o al menos quienes los representan no son unos nenes de pecho….

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: