¿Sos un Ingenuo?

¿Defendés las sanciones de la ONU en vez de las acciones armadas? Es probable que seas cómplice de terroristas iraníes.
¿Suena feo?
Feo suena que te opongas a un ataque militar a Irán y prediques con el pedido de las sanciones, que lo logres y que sancionen a Irán, y que luego leas en el diario que las exportaciones de Europa a Irán no solamente no bajaron sino que ¡aumentaron!
Y ¿quién las lidera? Alemania. El país que dice ser el mejor amigo del Estado de Israel.
Link para quienes no quieren mirar al costado.
Y no se hagan los pillos que EU quiere decir “unión europea” en inglés, y no “estados unidos”.

Entonces… a ver…
1) Reconocemos que un país como Irán que amenaza con borrar de la faz de la tierra a Israel es efectivamente un peligro.
2) Pero estamos en contra de la violencia y desaprobamos la prepotencia de EEUU.
3) Pero igual pensamos que algo hay que hacer, y creemos en medios pacíficos.
4) Entonces votamos por sanciones, que son más diplomáticas, elegantes, sin derramamiento de sangre e igual de efectivas.
5) Pero las exportaciones Europeas a Irán ¡suben!

Conclusión: ¡se te ríen en la cara, papi! ¡sos más ingenuo que los que mandan los powerpoint a 10 amigos para que les regalen un Ipod! ¡si te mirás al espejo ves un candidato al cuento del Tío!

¡Suerte eh!

22 comentarios

  1. Jaja. No está mal.
    La negociación o la compra de una voluntad no quiere decir que cualquier negociación o cualquier compra de voluntad sea buena.

    Yo digo que no hay voluntad política de terminar con el conflicto en Oriente Medio. Que a todos los líderes, repito: líderes, les conviene. Yo sé que me repito y me repito, pero es que estoy convencido.

    Mirá, yo hice el click hace muchos años. No sé hace cuánto te fuiste de Argentina, pero supongo que te educaste allá. Yo también. Y a mí me enseñaron siempre que los chilenos nos querían robar territorio. Que eran unos hijos de puta con un país demasiado estrecho y que necesitaban ampliar su territorio. Me llegaron a hablar de un país geológicamente condenado.
    Una noche, siendo adolescente, conocimos a unos chilenos. Estuvimos en el lobby de su hotel, en Buenos Aires, y nos quedamos “arreglando el mundo”
    durante horas. Bueno, mi intención era arreglar el mundo con una chilena que estaba muy buena, pero ese es otro tema.
    En el medio de la conversación, escuché a uno que dijo “un argentino ve un cacho de tierra y se tira encima”.
    Así de simple. Era obvio y no lo veía. ¿Por qué teníamos razón nosotros? ¿O por qué no?
    A ellos les enseñan que los usurpadores somos nosotros.
    Esa tontería hizo que dejara de hablar de “los chilenos”, “los israelíes”, “los judíos” o “los kazajos” y empezara a fijarme en los líderes. Manejan voluntades. La gente quiere vivir tranquila, ir a laburar, progresar los más ambiciosos y llevar una vida mediocre otros (mediocre pero tranquila). Los llevan de las narices y los tienen en un puño. Aparecen enemigos del país, usurpadores, hijos de puta de todo tipo. Y zás, a reaccionar.
    Yo sigo convencido de que si los palestinos vivieran tranquilos, ni pensarían en Israel. Ya no justificarían un acto terrorista. Para muchos, llevados de la nariz por Hamás o Al Fatah, sus males vienen de Israel y hay que hacerlos mierda. Y a Olmert le viene bien. Sigue recibiendo guita a fondo perdido de Estados Unidos que, además, dado el conflicto, sigue manteniendo la abrumadora superioridad militar israelí en la región.
    El mal no sos vos, ni el chabón palestino que está del otro lado. Es Olmert, es Haniye, es Abbas.
    ¿Qué podemos hacer para que esto no sea así? Un carajo, lamentablemente. Eso no impide que, a la hora de describir la situación, yo diga que tal o cual es un hijo de puta que mira sólo sus intereses.

    Cuando yo digo que la solución es la compra de voluntades, no digo que lo podamos hacer nosotros. No digo que lo va a hacer ninguno de estos personajuchos (justamente, no les conviene). Y mientras tanto, sin que les importe un carajo, va muriendo gente. Conclusión, es un mundo de mierda y poco podemos hacer para cambiarlo. Poco o nada.

    Igual no me cayo y no me venden que atacar a Irán va a solucionar algo. Yo diría que lo va a empeorar.
    Menos todavía, alguien me va a convencer de que meter un suicida en un shopping israelí sirve para algo.

    Si algún lider se le ocurre cambiar las cosas, pues cambiarán. Mientras tanto, no. Yo no veo a nadie con esas intenciones.

    Pueden dar fe aquí que nunca me enganché en debates interminables. Que apenas veía que empezábamos a repetirnos, le ponía punto final.
    Así que toda la responsabilidad es tuya. Jaja.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: