Ni mejor ni peor, culturas diferentes

REUTERS:

Naciones Unidas dijo el martes que una somalí lapidada hasta la muerte por islamistas que la acusaban de adulterio era una niña de 13 años que aparentemente había sido violada cuando viajaba a visitar a su abuela.

La niña, víctima de la primera ejecución pública de estas características en unos dos años, fue colocada en un agujero y apedreada hasta la muerte el 28 de octubre ante centenares de espectadores en el bastión rebelde de Kismayu.

Líderes locales la habían acusado de adulterio según la ley islámica sharia.

Testigos habían dicho que la víctima era una mujer de 23 años.

Pero según la agencia de la ONU para la infancia, UNICEF, informes sugieren que había sido violada por tres hombres cuando viajaba a pie para visitar a su abuela en Mogadiscio, la capital de Somalia.

“Después del asalto buscó la protección de las autoridades, que la acusaron de adulterio y la sentenciaron a muerte”, dijo UNICEF en un comunicado.

Sin palabras.

A %d blogueros les gusta esto: