Una postal desde Samaria

En My Right Word publican una carta enviada al New York Times en respuesta a otra carta aparecida en ese diario. Como no fue publicada, Yisrael Medad la publicó en su blog y me pareció que era interesante compartirla para entender la realidad desde Israel:

Al New York Times:
Kaveh Afrasiabi (en la carta del 22 de enero) habla de una “creciente cantonización de las zonas árabes al estilo del apartheid, a cargo de unos 700 puestos de control israelíes”, así como del “aumento de la violencia por patrullas de colonos judíos”, como una preocupante realidad.

La semana pasada, mi vecino, Moshe Avitan, que vive en los territorios en disputa, recibió un disparo en la cabeza cuando un terrorista disparó contra su auto mientras viajaba con su mujer (ambos son civiles no son soldados) en una carretera que no es ‘estilo-apartheid’ ya que los árabes también pueden conducir por allí, lo que permitió el disparo por parte de una “patrulla árabe” . Además, escaparon con éxito debido al hecho de que se eliminó un puesto de control, que se vio obligado a quitar Israel por la saliente Secretaria de Estado (Condoleezza Rice)  el pasado mes de marzo.

Además, mi vida en Silo, donde estaba el Tabernáculo, donde la Tierra de Israel se dividió en porciones y tribales, donde el profeta Samuel fue capacitado, no tiene nada que ver con “el expansionismo neocolonial de Israel”, mientras que la presencia árabe tiene mucho que ver con su conquista de la zona en el 638 CE (era común) y sus siglos de ocupación ilegal.

Yisrael Medad
Shiloh, Samaria.

Una respuesta

  1. Si bien es importante decir que no estoy de acuerdo con la violencia practicada por ALGUNOS colonos judíos (creo que es innegable), me parece que el hecho de que un árabe se queje de eso es, cuanto menos, demasiado hipócrita (a menos que diga explicitamente condenar todo tipo de violencia, de ambos bandos). La violencia de un grupo minoritario de colonos no se compara en lo más mínimo con la violencia terrorista de los árabes contra israelíes en cualquier lado de la frontera a lo largo de toda la historia del conflicto. Los judíos en Samaria sufren diez veces más lo que supuestamente padecen los árabes. Con respecto a los controles… pues, si me quieren matar, yo voy a poner rejas en mi casa, lo mismo sucede con los controles de seguridad que son para evitar el paso de terroristas. Pero claro, después viene Amnesty Internacional y Que-Malos-Son-Los-Judíos a quejarse de que los pobrecitos palestinos tienen que esperar mucho tiempo en los controles de seguridad…

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: