Hezbollah y UK (Parte II)

El gobierno britanico cree que dialogar con miembros de Hezbollah, además de ser un grupo terrorista es un actor político en el escenario libanés, es una estrategia positiva para acercarla al pragmatismo, entonces para evitar que se entienda como un apoyo al terrosimo del grupo shiita separa a Hezbollah en dos supuestas ramas, su ala militar (que para UK hay que condenarla por apelar a la violencia) y por otro lado su ala política (que participa en elecciones, tiene legisladores en el parlamento y forma parte del gobierno de unidad nacional) .

Como dije antes, el gobierno britanico no debería juzgar, manteniendose coherente, con una distinta vara a Hamas, porque claramente tiene una estructura politica paralela a la estructura militar, pero no independiente una de la otra.

El “ala política” de Hezbollah (o Hamas, o Fatah), es complementaria a su “ala armada”, puesto que son parte del mismo espacio ideologico y las decisiones de una influyen indefectiblemente en los caminos a tomar por la otra (en el caso de estas fuerzas irregulares o partidos politicos, dependiendo que “ala” prevalece tendrá más influencia en el curso de acción a tomar). Claramente se podría hacer una analogía con un ejercito nacional, las acciones de éste están definidas por las directivas dadas por los políticos y sustentadas en determinada ideología la cual se intenta imponer mediante la política. Entonces de aceptar a Hezbollah como un jugador legitimo en el escenario politico libanés lo único que se esta haciendo es legitimar sus objetivos.

Por otra parte, mientras el gobierno que acepta dialogar con miembros de Hezbollah ya que “no se los debe aislar porque son legitimos participantes de la democracia libanesa”, le niega una visa  a un periodista que edita el diario asociado a Hezbollah:

Moussawi, un periodista libanés que edita el principal periódico de la organización militante, afirma que rechazado su pedido de ha sido rechazado por Jacqui Smith, la Secretaria del Interior, bajo el pretexto de que su visita no sería “propicia para el bien público”

El debía dar a una conferencia sobre “Islam político” en la Escuela de Estudios Orientales y Africanos, que es parte de la Universidad de Londres, a finales de este mes.

Esto demuestra que la postura del gobierno britanico es completamente incoherente, mientras que aceptan dialogar con miembros de una agrupación terrorista cuyo lider recientemente reafirmó que “nunca reconocerá a Israel”, le niegan el ingreso a un periodista, con vínculos  a un publicación realizada por Hezbollah, que iba a dar una conferencia en una universidad por no ser “propicia para el bien público”.
Al parecer es mas propicio para el bien publico dialogar con un grupo terrorista, que permitirle la entrada a un simple disertante con afinidad a Hezbollah.  Sería mucho mas sano que le permitan la entrada a Mossawi y a Wilders que dialogar directamente con grupos como Hezbollah que terminarán como el reciente caso pakistaní, y ya hay señales que indican que van en camino a ello.

Una respuesta

  1. Momento… no confundamos las cosas. Que se le haya negado el visado al apologista del terrorismo Mossawi, está perfecto y BIEN que lo hicieron. Pero si hicieron eso, con mucha más razón deberían negarse a dialogar con la misma agrupación terrorista defendida verbalmente por ese periodista libanés. Pero una cosa no quita la otra, que hagan algo mal, no quiere decir que esté bien que hagan TODO el resto de las cosas mal. Eso dice el Judaísmo… sería como que me digan ¿para qué carajo comes Kosher si total no haces Shabbat? (salvando las diferencias, por supuesto).

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: