Mario Vargas Llosa, entre Lieberman y Hamas

Mario Vargas Llosa describe los últimos resultados de las elecciones en Israel de esta manera:

Esta psicosis explica en parte, por lo demás, el acelerado proceso de radicalización extremista de Israel, visible en los resultados de las últimas elecciones, que ha llevado al poder, junto al ultra nacionalista del Likud, Netanyahu, a un fanático racista y xenófobo como su ministro de Relaciones Exteriores, Avigdor Lieberman, cuyo partido, Israel Beiteinu, recordemos, quiere privar de la nacionalidad al millón de árabes israelíes.

Opinión bastante diferente fue la que tuvo el escritor peruano con la victoria de Hamas en las elecciones de 2006 de la ANP:

La victoria electoral que llevó a Hamás al poder en la Franja no fue un acto de adhesión masivo de los palestinos de Gaza al fanatismo integrista ni a las acciones terroristas sino un rechazo perfectamente legítimo de los ciudadanos a la ineficiencia y, sobre todo, a la descarada corrupción de los dirigentes de la Autoridad Nacional Palestina.

Podría haber escrito:

Esta psicosis explica en parte, por lo demás, el acelerado proceso de radicalización extremista de los palestinos, visible en los resultados de las últimas elecciones, que ha llevado al poder, al grupo terrorista antisemita de Hamas, cuyo objetivo es la eliminación de Israel y que están apoyados por los petrodolares iraníes que persiguen los mismos objetivos al querer privar a los judíos de un estado.

O en todo caso:

La victoria electoral que llevó al Likud al poder en Israel no fue un acto de adhesión masivo de los israelíes a las “políticas ultra nacionalistas” del Likud ni a las “posiciones xenófobas” de Lieberman, sino un rechazo perefectamente legítimo de los ciudadanos a la corrupción, y sobre todo, a la ineficiencia de Ehud Olmert y su gabinete para combatir el terrorismo palestino.

Anuncios

Israel es el responsable de que el conflicto aun no se haya resuelto

Algunos dicen que la única razón por la que el conflicto árabe-israelí no se resolvió aún, es por la actitud israelí.

Como puede ser cuando el partido politío mas popular entre los palestinos es Hamas, cuya carta fundacional llama al asesinato de judíos y contiene lenguaje de los Protocolos de los Sabios de Sion?

Como puede ser cuando el  “moderado” liderazgo de la Autoridad Palestina (ANP), la representacion oficial del pueblo palestino para el mundo insiste que no existe el pueblo judío y rechaza reconocer Israel como estado judío?

Como puede ser cada vez que Israel se retira de territorios ocupados, la respuesta es guerra y terrorismo?

Como puede ser que Hamas, la ANP y sus aliados no dejan ni por un momento de bombardear propaganda antisemita, mentiras sobre Israel e incitar a la violencia contra los judíos e Israel?

Como puede ser cuando las negociaciones se estancan porque la ANP no se compromete con las fronteras — insistiendo que no aceptaran   “ni un milimetro menos” de las fronteras establecidas por la ocupación jordan del West Bank y Jerusalem Oriental, una ocupación que comenzón cuando los jordanos mataron o expulsaron hasta el último judío de la zona— ni sobre el derecho al “retorno” a Israel para millones de los hostiles descendientes de los refugiados de 1948, una solución sin precedentes hostiles de 1948  de un problema que ellos y sus aliados crearon, con la cual terminarian con el estado judio?

Como puede ser cuando en 2007 el 70% de los palestinos musulmanes veían a los atentados como a veces, o frecuentemente justificados? Cuando el 76% de los palestinos tenia una opinión favorable de Hezbollah. (Pew, 7/24/07)? Y cuando el 77% de los palestinos dicen que “los derechos y necesidades de los palestinos no estan siendo tenidos en cuenta en tanto y en cuanto exista el estado de Israel” (Pew , 6/27/07)?

(de FresnoZionism)

Un test para los anti-israelies y criticos de Israel

A partir de la siguiente tesís, David Kirschenbaum en el Jerusalem Post, propone un interesante ejercicio:

Una de las maneras más fáciles de parecer justo en la sociedad occidental es poniendose en el lugar del “otro”.  Esto no requiere una investigación seria o el rigor intelectual. Después de todo, si usted está tomando una posición que aparentemente va en contra de usted, usted debe estar interesado con lo que es correcto.
Esto es lo que se llama en filosofía el Imperativo Categórico, propuesto por Immanuel Kant, que sostiene que “uno debe obrar solo de forma que pueda desear que la maxima de la accion se convierta en una ley universal.”
Para eso, Kirschenbaum,  propone ponerse en el lugar del otro:
Los Judios tienen 21 estados despóticos en gran medida con una extensión de 13.000.000 millas cuadradas con una población de más de 300 millones. La mayoría de estos estados judíos prohibe cualquier religión distinta del judaísmo. De hecho, prácticamente todos los árabes – cerca de 900.000 – fueron expulsados de estos países judíos y sus bienes fueron incautados. Los judios le permiten a su propio pueblo pocas libertades, con la mayoría de las mujeres tratadas abominablemente.

En medio de los 21 estados judíos ha un pequeño, abierto y democrático estado árabe – lo llamaremos Arabee – que consta de cinco millones de árabes. Los estados judíos tienen 650 veces más territorio que Arabee. Los expulsados árabes huyeron a Arabee, donde fueron reasentados por sus hermanos.

The Arabs had been viciously persecuted outside Arabee throughout history, including by the Jews, who treated them, in the best of cases, like dhimmi – a subjugated class. One-third of the world’s Arab population was brutally slaughtered 65 years ago, during which time a chief Jewish religious figure was a guest in the country that led the slaughter, urging that the attempted genocide of the world’s Arabs be brought to the Middle East. While Jews also lived in Arabee for centuries (as they did throughout the Middle East), they never created anything resembling a state there, or much else for that matter. Throughout history, only the Arabs had ever been sovereign in Arabee. In fact, only when the Arabs started returning to Arabee after a 2,000-year exile did Jews in turn start moving there in large numbers.
Los árabes han sido cruelmente perseguidos fuera de Arabee a través de la historia, incluso por los judios, que los trataron, en el mejor de los casos, como dhimmis – una clase subyugada. Un tercio de la población árabe del mundo fue brutalmente masacrada hace 65 años, tiempo durante el cual un jefe religioso judío fue un invitado en el país que llevó a cabo la masacre, instando a que el intento de genocidio de los árabes del mundo se continué a el Oriente Medio. Mientras que los judíos también vivieron en Arabee durante siglos (como lo hicieron en todo el Oriente Medio), nunca crearon nada parecido a un estado allí, o se hicieron problema alguno sobre asunto. A lo largo de la historia, sólo los árabes feron soberanos en Arabee. De hecho, sólo cuando los árabes comenzaron a regresar a Arabee después de un exilio de 2.000 años, losJudios, a su vez, empezarom a mudarse allí en gran número.
Siete estados judíos trataron de destruir Arabee en su infancia. Durante esa guerra, alrededor de 500.000 judios huyeron de Arabee a instancias de los líderes judíos. Pero hasta el día de hoy, con raras excepciones, los estados judíos se han negado a integrar a cualquiera de los que huyeron, o sus descendientes. En los últimos 61 años, varias combinaciones de estados judíos han seguido apostando a la guerra contra Arabee, judíos y organizaciones terroristas han llevado a cabo una implacable guerra desde hace 140 años para erradicar cualquier presencia árabe en el Oriente Medio.
Hace unos años, Arabee retiró su ejército y expulsó a todos los ciudadanos de una de las zonas reclamadas por ambos, judios y árabes. La comunidad internacional le compró a  Arabee comprado, en nombre de los 1udios, la técnica invernaderos de ultima generacion construidos por los árabes en las zonas que se retiraron. Pero la destrucción de  los invernaderos por parte de los judíos convirtieron a los campos agrícolas en los sitios de lanzamiento de misiles contra los árabes. Más de 3.200 cohetes y proyectiles mortales, generalmente disparados desde y contra zonas civiles, impactaron  en Arabee durante el año 2008. En su respuesta, Arabee tomó medidas sin precedentes para evitar víctimas civiles.  Sin embargo, los civiles judíos que se encuentran cerca de los puestos de lanzamientos a veces mueren .
Arabee tiene una población de más de un millón de Judios. Que ofrece a los judíos sus plenos derechos ciudadanos , teniendo los judios haber plena libertad religiosa, el acceso a la atención de la salud y la educación y la representación en el Parlamento y el Tribunal Supremo. Otro millón y medio de Judios viven en el 40% de un área que Arabee capturó hace 42 años, cuando tres estados judíos pusieron en marcha otra guerra con el objetivo de eliminar a Arabee. Esta zona es la cuna de la civilización de Arabee. Fue allí donde sus fundadores vivieron y están enterrados, donde sus reyes gobernaron y sus profetas caminaron. Hace quince años, los Arabee le dio a los judís el control de sus propios asuntos en este territorio. Desde entonces, los ataques terroristas judíos de esta zona se intensificaron, con más de 1.200 árabes muertos y miles de heridos. En los últimos nueve años, alrededor de 31.000 ataques terroristas se llevaron a cabo contra Arabee.
Luego de haber leído esto pueden sacar sus propias conclusiones, también pueden leer las conclusiones de Krischenbaum.

Obama, Netanyahu y los dos estados

Los dos siguientes artículo planteas objeciones a la que ha sido la estrategia para alcanzar la paz desde la década del 90, la formula de “dos estados”. Con  la reunión entre  Barack Hussein Obama y “Bibi” Netanyahu el presidente americano se ha mostrado firmemente comprometido con la solución de los dos estados. Sin embargo esta fallida formula ha fallado y por mas que se insista no va a salir bien.

Obama, y gran parte de la opinión pública, creen que Israel retirandose de las posiciones en Judea y Samaria resuelve automáticamente el conflicto, y con el estado árabe nro. 22 creado ya no habrá mas problemas. Por eso acá les traigo fragmentos de visiones opuestas a la utopía de los dos estados viviendo en paz uno al lado del otro.

El presidente americano está a favor, como su predecesor, y al igual que el anterior gobierno israelí que dice estarlo, de una “solución de dos estados.”  Es decir, la manera de hacer la paz permanente entre Israel y los palestinos es para todos estar de acuerdo en que habrá dos Estados independientes reconocidos internacionalmente en la región, uno dirigido por los israelíes y el otro por los palestinos.

Suena sencillo, ¿verdad? Pero Netanyahu piensa que no es tan simple, o no debería serlo. Y por eso se niega  como lo hizo de nuevo en la Casa Blanca a decir que él también está a favor de una solución de dos Estados.

La diferencia no es que él quiere que Israel continúe ocupando todas las tierras ahora bajo su control, o gobernar sobre los palestinos. El primer ministro israelí está dispuesto a ceder la tierra, y de plano dice que no tiene ningún deseo de gobernar a Israel a los palestinos por más tiempo.

El problema, en su cabeza, es que las personas están utiliznado la palabra “estado” de una manera muy amplia y que permite demasiadas suposiciones sobre lo que significa esa palabra. Ser un estado significa ocuparse de sus propios asuntos, de elegir su propios dirigentes, y tener su propio sistema económico- en estos puntos no parece haber ningún problema para Netanyahu cuando se trata de los palestinos.  Pero cuando la gente dice “estado”,  Netanyahu se preocupa, que también implica una unidad autónoma que puede fomrar un ejército, de adquirir armas del extranjero y controlar sus propias fronteras. Y esos aspectos de la condición de Estado, sostiene el dirigente israelí, no son muy motivadores para los israelíes en general, y no sólo a los israelíes de su propio partido Likud.

Ah, y también piensa que hay ambigüedad sobre lo que realmente significa cuando los palestinos dicen que aceptan el estado de Israel. Él piensa que necesitan para aceptar no sólo que habrá un país llamado Israel, pero acepta que será, en concreto y eternamente, un estado judío.

Sobre esta idea, imaginen si con las concesiones obtenidas en los Acuerdos de Oslo, la creación de la ANP y el auto-gobierno de gran parte de la población, han podido planificar e implementar  la ofensiva conocida como segunda intifada , cuales serán las ambiciones del futuro estado palestino, apoyado por 21 países árabes,  de conseguir un estado, y con todo lo que eso implica. Simplemente aterrorizar a la población israelí? No. Directamente eliminar el Estado de Israel
En el mismo sentido en un editorial del Washington Times expresan lo siguiente:
Los resultados a los experimentos respecto del auto-gobierno palestino no  han sido auspiciosos. Yasser Arafat se convirtió en presidente de la Autoridad Nacional Palestina en 1994 en virtud de los Acuerdos de Oslo, y rápidamente realizó una purga de las voces moderadas entre los dirigentes palestinos. Se erigió una cleptocracia que la ha continuado Mahmoud Abbas que subsiste en gran medida de la ayuda occidental y muestra pocos signos de desarrollo político o  económico. Hamas, que tomó el poder en Gaza en 2007, creó un estado terrorista islámico que lanza ataques con cohetes contra Israel como una cuestión de política, lo que demuestra la vacuidad de la complementaria tópico “tierra por paz”. Mientras que Israel  está siendo intimado, los palestinos están siendo recompensados por su estado disfuncional con un compromiso del Departamento de Estado de 900 millones de dólares en nueva ayuda. Los Estados Unidos también podría dar una cantidad semejante a los talibanes millones para promover la paz en Afganistán.

Cuando los tiempos exigen un pensamiento innovador, la administración de Obama se centra en el enfoque de la década de 1990. Pero la situación en la región ha cambiado radicalmente desde la era Clinton. Irán en su búsqueda de armas nucleares está impulsando a e Israel y los estados árabes sunitas hacia un acercamiento basado en la amenaza de Teherán.

La Administración Obama debe centrarse menos en la creación de un Estado palestino y más en ayudar a los palestinos el derecho a obtener la condición de Estado. Washington también debe darse cuenta de que la lucha contra Irán debería ser el centro de la estrategia de EE.UU. Presionar a Israel a aceptar un mal acuerdo con gente que fundamentalmente no esta lista para auto-gobernarse dejará el Oriente Medio con dos estados y sin ninguna solución.
Me gusta como termina esta editorial. El estado palestino es uno de los caminos a los que se puede dirigir el conflicto, pero seguro no será la solución.

Analisis sobre Borges y “lo judio”

Para terminar con la serie de posts sobre Borges y su relación con el pueblo judío debemos mencionar dos artículos que analizan este tema que fueron escritos por Gustavo Perednik.

Judeidad y Borges

Borges contra la judeofobia

Posts relacionados:

Yo, judío – Jorge Luis Borges
– Israel 1969 – Jorge Luis Borges

Caricaturas antisemitas en el diario español EL PAIS

Vean las siguiente caricaturas, luego las comentamos:

Publicado el 8 de enero de 2009.

Publicado el 8 de enero de 2009.

Publicado el 17 de mayo de 2008.

Publicado el 17 de mayo de 2008.

Publicado el 30 de diciembre de 2008.

Publicado el 30 de diciembre de 2008.

Creerá el caricaturista porque la excusa del lanzar libelos relacionados con el estado judío es menos antisemita?

(Vía LD)

Mapa de Israel en la historia reciente

cLos dos posts mas visitados de este blog son en relación a la desmitificación de líbelos que andan rondando por internet, me refiero a estos dos posts sobre las citas que se leen del Talmud  en distintos foros, blogs ywebsites (acá y acá).

Otro de las herramientas utilizadas por los activistas ant-semitas en internet (y en la vida real) es un famoso mapa que pretende demostrar como “Palestina” fue perdiendo territorio a manos de los judíos. La función de este gráfico es demostrar a través de mapas el expansionismo militar israelí, haciendo que el que observa el gráfico asuma que todas las “perdidas de territorio palestino” se deban a campañas militares israelíes. En la totalidad de las veces estos mpas no aparecen acompañados por ningún tipo de explicación, y es utilizado simplemente como un elemento propagandistico para inclinar emocionalmente la posición del que ve ese mapa a favor de los auspiciantes de la causa de la desaparición del Estado de Israel.

El mapa del que estoy hablando es este:

Click en la imagen para ampliar.

Ante este tipo de efectos propagandisticos por parte de los palestinistas es necesario tener una respuesta apropiada, basada en argumentos sólidos, que dejen en evidencia la intencionalidad del otro, para eso debemos analizar cada mapa año por año.

1946:

Lo que intenta demostrar el primero de los mapas es la poca tierra propiedad de judíos (menos del 8%) en comparación con la propiedad palestina. Si bien es correcto afirmar que alrededor del 8% de la tierra pertencía a judíos el 92% restante no estaba en manos de árabes palestinos, en su mayoría como analizaremos a continuación se tratan de tierras propiedad del Imperio Otomano.

Dice Mitchell Bard en su conocida guía Mito y Hechos:
Según las estadísticas británicas, más del 70 por ciento de la tierra en lo que se convertiría en Israel no era propiedad de los agricultores árabes, pertenecía al patrimonio del gobierno otomano. Esas tierras pasaron bajo control israelí después de la salida de los británicos. Casi el 9 por ciento de la tierra era propiedad de Judios y aproximadamente un 3 por ciento estaba adquirida por los árabes que se convirtieron en ciudadanos de Israel. Ademas de del 18 por ciento que pertenecía a los árabes que luego abandonaron el país después de la invasión árabe de Israel

Este 7-9% dependiendo de la fuente de tierras propiedad de judíos representaba un 20% del territorio cultivable, sumado a esto debemos considerar que la gran mayoría de la tierra peretencía a la categoría Mawat:

Mawat eran las tierras llamadas  “muertas”, aquellas que estaban sin reclamar. Se trata de un 50 a 60% de la tierra en Palestina. Pertenecía al gobierno. Los particulares podían comprar y registrar esta tierra como propia por su valor, pero tambien simplemente cultivandola.(Stein, Question Land , p. 13). Si la tierra se ha cultivado con permiso, sería registrada, al menos en el marco del Mandato, de forma gratuita. Las comunidades y los individuos a menudo ampliaban informalmente sus tierras por el cultivo o la utilización de esas tierras. Según el Informe de Hope-Simpson la tierra Mawat fue probablemente de una extensión considerable. Se definía como cualquier tierra que tenía más de una milla y media de distancia con un pueblo, y no era propiedad de nadie. Sin embargo, ningún estudio sistemático fue hecho, por lo que fue imposible determinar el alcance exacto de la tierra Mewat.
Para complementar esta información recomiendo leer:

1947:

Este mapa es una fiel representación del plan de partición presentado por un comité de Naciones Unidas para la creación de un estado judío y otro estado árabe en el Mandato Britanico de Palestina. El plan en cuestión fue aprobada en noviembre de 1947 cuando 33 países votaron a favor de la Resolución 181 [1]. Como dije antes, la presentación de estos mapas son con el claro objetivo de dar un impacto visual al lector sin apoyarse en ninguna información adicional. Es importante aclarar algunas cosas.

a. La distribución de tierras, a simple vista, parece inequitativa. El estado árabe, según el plan original, iba a estar conformado por el 45% del territorio total en disputa. Mientras que el estado judío iba a comprender el 55% restante. Sin embargo en el aspecto cualitativo de la tierra podemos señalar una gran diferencia, mientras que un tercio del territorio destinado al estado judío iba a corresponder al desierto del Neguev, el estado árabe iba a abarcar las tierras mas fertiles de la zona en la conocida Ribera Occidental.

b. Las reacciones ante este plan fueron completamente diferentes, entre los dirigentes sionistas y los judíos en general, hubo aceptación del plan a pesar de no estar completamente conformes con la distribución de tierras. Esto se puede ver reflejado, por ejemplo, en el testimonio del Dr. Abba Hillel Silver, de la Agencia Judía, se pronunció de la siguiente manera en 1947:

“Con la eliminación de la fricción política que esperamos que resulte de la creación de estos dos Estados independientes, cada pueblo, dueño de su propia casa, debería ser posible iniciar una era de progreso y regeneración que sería una gran ayuda para todos los pueblos de esa importante parte del mundo. El Estado judío, cuando se establezca, respetará la soberanía de sus estados vecinos de la misma manera que defenderá la suya.”[2]

Por otro lado, la reacción de la dirigencia árabe fue completamente diferente, rechazando cualquier tipo de estado judío. Variados ejemplos se pueden encontrar en las declaraciones de los propios delegados árabes en la Asamblea General de la ONU, algunos ejemplos:

Sr. Jamali (Irak): … Creemos que la decisión que hemos tomado … socava la paz, la justicia y la democracia. En nombre de mi Gobierno, deseo señalar que considero que esta decisión es antidemocrática, ilegal, impracticable y contrario a la Carta. … Por lo tanto, en nombre de mi Gobierno, deseo dejar constancia de que Irak no reconoce la validez de esta decisión, se reserva la libertad de acción para su aplicación, y responsabiliza de las consecuencias a aquellos que tuvieron influencia en la aprobación en contra de la libre conciencia del hombre. ” [3]
Emir Arslan (Siria): … Señores, la Carta ha muerto. Sin embargo, no murió de muerte natural, sino que fue asesinada, y todos saben quien es culpable. Mi país nunca reconocerá esta decisión [Partición]. Nunca estará de acuerdo en ser responsable de ella. Que las consecuencias recaigan sobre las cabezas de los demás, no en la nuestra. ” [4]
El rechazo árabe consistió en el rechazo a cualquier tipo de estado judío en la zona, independientemente de su tamaño.

c. Las palabras de rechazo de la dirigencia árabe no fueron solo palabras, el 15 de mayo de 1948, al dia siguiente de la Declaración de Independencia del Estado de Israel (según los plazos estipulados por la ONU y la ocupación britanica), 7 países árabes enviaron a sus ejercitos para cumplir la promesa que se habían hecho unos meses antes, la eliminación del Estado de Israel.

d. Volviendo al mapa, lo último que cabe decir es que la partición nunca se consumó debido al rechazo árabe y al comienzo de las beligerancias. Por lo tanto, la situación representada en este mapa nunca se consolidó y su incorporación a esta progresión de mapas simplemente tiene un efecto de impactar al lector sobre la “perdida de tierras de Palestina“.

1949 – 1967:

El mapa representado en el tercer recuadro correspodne a las famosas “fronteras de 1967” que en realidad son las fronteras establecidas en el armisticio que dio final a la Guerra de la Independencia. Los dimensión del territorio israelí aumentó considerablemente luego de la épica victoria frente a los ejercitos árabes, sin embargo la parte pintada de verde no corresponde a las “tierras palestinas” o a un “estado palestino” sino que fueron ocupadas por el ejercito egipcio y jordano.

La Franja de Gaza, ocupada por los egipcios y el West Bank, ocupado por los jordanos (junto a la parte oriental de Jerusalem), fueron administrados por ambas potencias ocupantes por 19 años, durante estos años mantuvieron a los árabes palestinos confinados a campos de refugiados, sin poder acceder a ninguno de los derechos que gozaban ciudadanos de Jordania y Egipto.

Otro punto a tener en cuenta es que durante los 19 años de ocupación árabe no existió demanda nacional alguna por parte de los palestinos, ni tampoco los gobiernos árabes le hicieron ofrecimiento alguno para el establecimiento de un estado palestino. Su objetivo continuaba siendo el mismo: la eliminación del Estado Judio.

Esta situación se mantuvo hata 1967, donde en la Guerra de los Seis Dias, Israel capturó el territorio en manos árabes, reunificó Jerusalem, además de capturar la peninsula del Sinai egipcia (que luego sería devuelta en los acuerdos de Camp David) y la estrategica posición siria de los Altos del Golán. Para mas información de la Guerra de los Seis Dias pueden leer acá, acá o acá.

2000:

Probablemente este mapa sea el ejemplo mas descarado de la intención que tuvo el que difundió el gráfico que estamos analizando. El cuarto mapa corresponde a clasificaciones del territorio determinados en los Acuerdos de Oslo, y Oslo II. El West Bank, según los la Declaración de Principios de Oslo, iba a ser dividido en 2 categorías:

– Zona A: Bajo completa jurisdicción civil y militar palestina.
– Zona B: Administración civil palestina y presencia militar israelí.

La zona de color verde corresponde a la zona A y B. Estas dos zonas comprendían al 98% de los palestinos en el West Bank, es decir que el 98% de los palestinos iban a estar bajo gobierno de la recien creada Autoridad Nacional Palestina. Es importante destacar que los Acuerdos de Oslo no eran un acuerdo final, sino que eran la piedra fundamental para la resolución del conflicto, por lo que estas categorías A y B eran cuestiones provisorias. Luego, el proceso de paz se interrumpió con el lanzamiento de la segunda intifada, en parte por las peligrosas concesiones realizadas por el gobierno israelí en los Acuerdos de Oslo, pero ese es otro tema.

El aspecto mas importante de este último mapa, es que el territorio del West Bank fue reducida la escala respecto del mapa anterior, pareciendo aún menor la porción de “tierra palestina”. Un simple efecto visual.

Para ver el mapa en una escala mas grande pueden acudir a esta fuente árabe o a la fuente israelí.

Contexto:

El gráfico cumple los objetivos que se plantea, desinformar respecto a la evolución del conflicto en mapas dando a entender que toda la “pérdida de territorio palestino” se trata de un avance expansionista israelí ante las tierras o un estado palestino.

Para terminar no hay que olvidar la verdadera magnitud del conflicto:

Comparanado Israel y el Mundo Arabe

Comparanado Israel y el Mundo Arabe

[1] Votaron a favor: Australia, Bélgica, Bolivia, Brasil, Bielorrusia, Canadá, Costa Rica, Checoslovaquia, Dinamarca, República Dominicana, Ecuador, Francia, Guatemala, Haití, Islandia, Liberia, Luxemburgo, Holanda, Nueva Zelanda, Nicaragua, Noruega, Panamá, Paraguay, Perú, Filipinas, Polonia, Suecia, Ucrania, Sudáfrica, Estados Unidos, Uruguay, Unión Soviética y Venezuela.

Votaron en contra: Afganistán, Cuba, Egipto, Grecia, India, Irán, Irak, Líbano, Pakistán, Arabia Saudita, Siria, Turquía, y Yemen.

Se abstuvieron: Argentina, Chile, China, Colombia, El Salvador, Etiopía, Honduras, México, Gran Bretaña y Yugoslavia.

[2] Documento de la Comisión de Naciones Unidas para la conciliación en Palestina. 30 de julio de 1949.

[3] Asamblea General de la ONU. 29 de novimebr de 1947.

[4] Idem 3.

A %d blogueros les gusta esto: