A pesar de todo, nosotros no odiamos

Sobre moral, derecho de opinión y disfraces

Carta abierta al Presidente Español José Luis Rodriguez Zapatero

foto zapatero-inquisicion

En 1492, los judíos fueron expulsados de España. Fue esta una de las mas “justas y morales” decisiones de los españoles para con el pueblo judío que tuvo que abandonar el país por la fuerza bruta, dejando tras suyo todos sus bienes materiales. El judío no solo fue expulsado de España, humillado y atacado, sino también robado por los españoles. Quien sabe que español vive en la casa de que antepasado Mio y cual de ellos se quedó con las propiedades de algún otro de mis antepasados.

……y a pesar de ello, nosotros no odiamos a los españoles.

Paralelamente al período recordado, España creó una de las instituciones mas “morales” de la historia. Institución que perseguía la justicia y la verdad.

Institución que su nombre quedó grabado en el recuerdo de la humanidad como ejemplo de valentía, osadía y lucha por la verdad y la libertad de expresión y de culto. “La Inquisición”.

Estos paladines de la justicia y la moral, apresaron, torturaron y mataron a miles de personas. A los judíos nos quemaron vivos y nos persiguieron por el mero hecho de ser judíos. Este es aparentemente uno de los pecados que la moral española de aquella época no pudo tolerar…. y la actual?

…….y a pesar que mi pueblo nunca creó tan dignas instituciones, a pesar de las matanzas y el abuso, de las torturas y el odio, nosotros no odiamos a los españoles. A pesar del grito ahogado de nuestros antepasados en las hogueras, nosotros no juzgamos hoy la moral de España.

España consideró que todavía no había dado su última palabra en cuestiones humanas. Una nación tan noble y con tantos valores éticos y morales debía influenciar en el mundo. Llegaron a América, es mas, la “descubrieron”, ya que antes de la llegada de los españoles nadie, pero nadie, ni siquiera los propios habitantes de América sabían que existían……y para controlar tan gran descubrimiento en base a la moral española, tan noble, tan gallarda, asesinaron a centenas de miles de personas, uno de los genocidios mas grandes de la historia humana.

Genocidio? Español? No puede ser, eso no se apega a los valores éticos españoles. De paso, ya que de tan alta moral hablamos, los españoles robaron toneladas de oro, plata y demás riquezas a los “descubiertos” por ellos. A aquellos que no sabían que existían antes de la llegada de los españoles, pero que sin lugar a dudas dejaron de existir luego de su llegada. De robo ya hablamos? O es la primera vez? Y de destrucción de culturas?  Dejemos esto punto para otro día.

………y a pesar de ello, nosotros, los hijos del pueblo Hebreo, no juzgamos hoy la moral de los españoles, no investigamos la fuente de su riqueza. Nosotros no odiamos a los españoles.

Puede que toda esta reseña histórica sea lejana. Tan lejana que diran algunos que no debería tomarse en cuenta. Yo soy hijo del pueblo Hebreo, tengo 5700 años y recuerdo, recuerdo. Recuerdo inclusive la historia mas reciente. Por ejemplo la de una época conocida como “Franquista”, en la cual la moral española se “hizo amiga” del nazismo alemán.

Sobre las consecuencias de tanta moralidad y justicia ya no debo hablar, no se requiere aquí la memoria de 5700 años, para recordar que durante la segunda guerra mundial fueron asesinados por los nazis seis millones de personas de mi pueblo, salvo que como otras personas que usan kafia, también usted señor Zapatero pretenda desmentirlo.

Y nació el Estado de Israel. En 1948. Luego de 1700 años sin patria, perseguidos, encerrados en ghettos, creamos un estado independiente. España, luego de haber sido tan beneplácito con el pueblo judío, tan moral, tan justa, tan no racista, decidió consecuentemente no reconocer al joven estado.

Lo hizo solamente hace aproximadamente 20 años atrás. No hay que decir. España fue siempre consecuente. Moralmente consecuente. Fue sabia, actuó siempre sabiendo.

………y nosotros, a pesar de ello, no odiamos a los españoles. Nunca les exigimos nada.

…..y cuando nuestros vecinos nos agredían y nos mataban, no les exigimos a los españoles que opinen o nos defiendan y a pesar de ello nunca nos defendieron, siempre opinaron. Cuando nos minaban los caminos y atacaban nuestros buses y nos bombardeaban las ciudades y nos obligaron a la guerra. Nunca exigimos nada, pero los españoles opinaban, siempre sabiendo, siempre en base a tan profunda moral basada en una historia tan pacífica y humanista.

Cuando hombres bombas explotaban en nuestros restaurantes y centros comerciales asesinando hombres y mujeres, ancianos y niños, la moral española brillaba por su ausencia. Cuando reaccionábamos, resaltaba opinando, los medios de comunicación españoles, tan objetivos, tan equilibrados, tan sabios, tan llenos de moral y justicia……. tan inteligentes, con un manejo objetivo envidiable de la información. Claro que por lo general en contra nuestra, ya que de acuerdo al hábito histórico español, la justicia esta siempre del lado opuesto a los judíos y no es esto por racismo o odio histórico religioso o costumbre o “inquisionismo” o cualquier cosa que la moral histórica española decida. Nosotros simplemente les molestamos, nunca entendí porque.

……..y a pesar de esto, nosotros nos conmovíamos cuando los españoles sufrían ataques terroristas, nos sentíamos cerca de las víctimas, de sus familias. Identificados con su dolor y su sufrimiento y no, no odiamos a los españoles.

………y cuando miles de proyectiles caen sobre las ciudades de Israel y tenemos muertos y heridos……y cuando nos raptan soldados y nos asesinan por doquier…………..y mientras nos atacan en sinagogas y vejan nuestros cementerios y mientras desarrollan teorías satánicas sobre los judíos deshumanizándolos, nosotros no debemos responder, debemos “poner la otra mejilla”, debemos dejarnos matar, como en la historia, la recuerda señor Zapatero, aquella en la que España nunca estuvo involucrada, lo cual le da todo el derecho moral de juzgarnos y disfrazarse. Póngase una Kafia señor Zapatero, nunca se ponga una kipá, nuestros muertos no cuentan, como en la hoguera inquisitoria, póngase una kafia y de acuerdo a la gran trayectoria moral española, deje que los pobres marroquíes musulmanes que tratan de llegar a España se sigan ahogando en el océano, recuerda señor Zapatero, son musulmanes y usan kafia, no se siente identificado con ellos y con su sufrimiento?. Le queda bien la Kafia, recuerde los atentados en los trenes españoles, no se quite la kafia. Quédese con ella y háblenos de moral, de justicia, de verdad y de humanismo. Sea consecuente señor Zapatero, no olvide al hacerlo el legado español. No olvide nada ya que nosotros no olvidamos, no olvidamos la expulsión de España, no olvidamos la inquisición, no olvidamos las persecuciones, ni la acción española en el “nuevo mundo”, no olvidamos los asesinatos ni los robos, no olvidamos, no olvidamos la “oposición española al nazismo”, no olvidamos como nunca hablaron de moral mientras nos asesinaban y nos agredían. Quédese con la kafia señor Zapatero, es usted consecuente con la tradición, háblenos de moral, de proporciones, porque España tiene todo el derecho de opinar sobre moral proporciones, justicia y humanismo.

Hable señor Zapatero, hable mientras nos matan, mientras nos raptan, mientras nos bombardean. Es usted un digno y noble hijo de la consecuencia histórica española. Le queda bien la kafia, alíese a la gran moral fundamentalista islámica, tan llena de amor y de justicia con tantos valores universales de respeto, de libertad de opinión, de tolerancia a lo distinto, de justicia divina y moral.

De moral ya hablamos?

…….y mientras nos hable, recuerde, a pesar de todo, nosotros no odiamos a los españoles, es mas, los respetamos, leemos sus libros, escuchamos su música, hablamos con ellos, visitamos España, visitamos sus museos, apreciamos sus avances. No, no odiamos a los españoles, ni a los alemanes, ni a los árabes, nosotros solo queremos vivir en paz, pero aquellos que le prestaron la kafia, los del 11 de septiembre, los de los atentados en Madrid y en Londres, los que educan al odio y a la guerra, a la mentira y la barbarie no nos dejan.

Ieoshua Levi

Israel

envía la carta

Reenvía: http://porisrael.org/

Anuncios

3 comentarios

  1. Hola
    Soy dori lustron
    A esta carta le falta quien la distribuyo que es mi cadena de reenvios
    http://www.porisrael.org
    les pido que no olviden los links porque me perjudican
    saludos
    dori

  2. Perdón Dori, ya está arreglado.

  3. “Puede que toda esta reseña histórica sea lejana. Tan lejana que diran algunos que no debería tomarse en cuenta. Yo soy hijo del pueblo Hebreo, tengo 5700 años y recuerdo, recuerdo. Recuerdo inclusive la historia mas reciente. Por ejemplo la de una época conocida como “Franquista”, en la cual la moral española se “hizo amiga” del nazismo alemán.

    Sobre las consecuencias de tanta moralidad y justicia ya no debo hablar, no se requiere aquí la memoria de 5700 años, para recordar que durante la segunda guerra mundial fueron asesinados por los nazis seis millones de personas de mi pueblo, salvo que como otras personas que usan kafia, también usted señor Zapatero pretenda desmentirlo.”

    Zapatero no creo que nunca se haya atrevido a decir que no ocurrió de verdad. Los españoles franquistas no eran todos los españoles. La región de dónde soy yo luchó durante todo el franquismo, muchos republicanos murieron, muchos huyeron, muchos fueron torturados, mi abuelo luchó contra el franquismo y sobrevivió en el intento, no cómo la mayoria, que murieron igual que murió mucha gente de tu pueblo.
    A ver, que quiero decir con eso, simplemente que me gustaria saber a que palabras respondes de Zapatero, porqué yo no he escuchado nunca nada en contra de Isreal.
    No defiendo a Zapatero porqué entre otras cosas, cómo catalán me ha mentido. Es más, no me siento ni español, con lo que tus palabras no me provocan más que incertidumbre.
    Solamente que meteís a todos en el saco, tengo que estar orgulloso de que no odieís a los españoles? lo estás tu?.

    Yo no estoy orgulloso de defender Israel ante cualquiera que en mi presencia lo critique, solamente lo hago.

    Tampoco veo mal que haya 100 millones de webs defendiendo Israel única y exclusivamente, pero creo que (y no lo critico) hay mucho egocentrismo por esas tierras respecto eso. Ni todo el mundo odia Israel, ni todo el mundo lo adora, eso se llama libertad de pensamiento, con su respectiva libertad de expressión.
    En fin, que se arregle el problema de una vez.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: