Desenmascarando a los “moderados”: lobos vestidos de cordero

Muchas veces en este sitio se habían expuesto indicios claros que indicaban que Mahmud Abbas y los dirigentes de la Autoridad Palestina/Fatah/OLP, no eran tan “moderados” como parecía. Pues creo que el último congreso de esta organización que se está celebrando en Belén lo prueba definitivamente. Aquí va un artículo al respecto:

UNA MIRADA PREOCUPADA HACIA BELEN

Ana Jerozolimski

Semanario Hebreo. Uruguay.

Desde hace pocos días está reunida en la ciudad cisjordana de Belén la Sexta Asamblea General de Al Fatah, la primera que la organización convoca en 20 años, lo cual de por sì es una mala señal respecto a su funcionamiento. Y para comprender la importancia de ello, es imprescindible recordar que Fatah es el componente principal dentro de la OLP, que es el grupo encabezado por el Presidente de la Autoridad Nacional Palestina Mahmud Abbas (Abu Mazen).

Las divisiones internas en Al-Fatah alteraron la dinámica planeada .Y este miércoles, debido a lo tormentoso de las reuniones, se decidió postergar  los debates hasta nuevo aviso, con lo cual , al cierre de esta edición, no está claro aún cuál será el resumen de los mismos.

Pero ya ahora  hay algunas malas señales desde las sesiones en Belén-y de su antesala- que a nuestro criterio, son claro motivo de preocupación.

Empecemos por lo simbólico, lo que algunos dirán que es meramente anecdótico, pero que nosotros consideramos, justamente porque expresa sentimientos populares  y profundos, que es reflejo de un sentir muy auténtico.

En el congreso participó , entre los 2000 delegados presentes, también Khaled Abu Usbah, uno de los terroristas que en  1978 secuestró un ómnibus de pasajeros en Israel, matando a 37 civiles, entre ellos 12 niños. El ex Primer Ministro Ahmed Qreia (Abu Ala) lo presentó diciendo que “tenemos entre nosotros hoy al héroe Khaled Abu Usbah, héroe de la operación encabezada por la Shahida (mártir) Dalal Al-Mughrabi”. Elevando la voz en señal de entusiasmo y emoción, continuò: “¡Toda la gloria! ¡Toda la gloria! Todas las hermanas hoy aquí presentes, son las hermanas de Dalal!”. Sus palabras fueron transmitidas en vivo este martes 4 de agosto por la televisión de la Autoridad Palestina.

El público, enardecido, aplaudía sin cesar.

Esto es terrible.

Que un ex Premier palestino, quien condujo durante meses el equipo palestino de negociación con Israel en nombre del gobierno “moderado” de Abbas, hable de asesinos de civiles como héroes, es, por decirlo delicadamente, una mala señal. Y que todos los presentes vitoreen a uno de ellos presente y el recuerdo de la terrorista muerta en el atentado, con tan entusiastas aplausos, es otra mala señal.

Es que difícilmente alguien discrepe con que Hamas es la facción más extremista en la arena palestina.¿Pero alcanza con que Fatah sea el “moderado” en comparación con Hamas, cuando de lograr la paz se trata? ¿Acaso el mensaje que sale de la convención de Al Fatah indica que el futuro es promisorio en lo que a negociaciones de paz se trata?

Es que las complicaciones, son inherentes por cierto a todo proceso negociador, y en este campo, tanto los palestinos como Israel tienen que lograr salvarlas y evitar cometer errores. Pero cuando de entrada este es el ambiente en el lado palestino, difícilmente sea posible llegar a un común denominador.

Y la confirmación de la compleja situación al respecto  va mucho más allá del incidente puntual recién detallado.

En un interesante artículo del periodista e investigador israelí Pinjas Inbari-que durante años escribió en el periódico de izquierda “Al Hamishmar”-quedan claras las dudas a plantear respecto a las intenciones de Al Fatah de cara al futuro, en lo relacionado al vínculo con Israel.

Los dos documentos principales que se determinó serian analizados por el Congreso de Fatah son el Programa político y el “Orden interno” de Fatah.

El primero, según explica Inbari, puede ser considerado como cierto progreso  en términos de aceptar una solución política al conflicto con Israel, como alternativa a la violencia, aunque no llega a renunciar al principio de la “lucha armada”.

“El verdadero problema radica en el documento del ´orden interno´, que reinstaura todas las frases que fueron omitidas del Programa político”-explica Inbari. “Mientras el Programa político  aspira a subordinar la lucha a la necesidad de la legitimidad internacional, el orden interno´ es muy claro en su rechazo de todas las iniciativas internacionales de paz”.

Ese documento, central en la convención, Fatah mantiene la lucha armada como una estrategia para la liberación de toda Palestina y hasta de la eliminación de Israel. El articulo 12 exhorta a “liberar completamente Palestina y eliminar el estado de ocupación sionista en lo económico, político, militar y cultural”.

Cabe recordar que “toda Palestina” incluye el territorio del estado soberano de Israel.

El artículo 13 llama a “establecer un estado soberano y democrático palestino sobre todo el territorio palestino!”.Habla sólo de “un estado”.

Por las dudas, el artículo 17 aclara:  “La revolución popular armada es la única forma inevitable de liberar Palestina”, mientras que el artículo 19 agrega que “la lucha no terminará hasta la eliminación de la entidad sionista y la liberación de Palestina”.

Debemos confesar. Siempre creímos que el Presidente Abbas habla en serio cuando menciona su deseo de solucionar pacíficamente el conflicto palestino con Israel. Es que lo oímos personalmente en campamentos de refugiados en Gaza dándole el “no” al terrorismo, con lo cual sin duda arriesgaba su vida.

El problema no es sólo cuál es su auténtico deseo , dónde terminan las convicciones  y comienzan las adaptaciones políticas a la realidad. Si él, al decir tal cual ha dicho en Belén, que la opción es la paz pero que los palestinos se reservan el derecho a la “resistencia popular”-que en terminología israelí significa ”terrorismo”-está dando un doble mensaje simplemente porque capta que ese es el ambiente en el terreno, eso no es menos grave que si él quiere realmente la guerra

Es que el tema no es Abu Mazen, sino el enfoque palestino en general.

También los palestinos, no sólo Israel, necesitan ya descansar y vivir en paz. El tema es que viendo y oyendo lo que sucede en Belén, cabe preguntarse si aùn no lo han logrado por culpa de Israel o de su propia elección, de sus prioridades en términos de guerra y paz.

Y eso que aquí no hemos tocado siquiera la problemática interna, la profunda división palestina, el hecho que 400 miembros de Fatah de Gaza no pudieron llegar a Belèn porque Hamas no les dejó salir y la tormenta que se desatò cuando los jóvenes de Fatah comprobaron que la vieja guardia no presenta informes claros sobre la situación financiera, ni piensa cederles lugar en la dirigencia central.

A eso se referìa el Rey Abdallah de Arabia Saudita en el mensaje enviado al congreso, advirtiendo que no habrá un estado palestino mientras continúe la difícil situación de división interna entre los propios palestinos.

Reenvia: www.porisrael.org

———————————————————————————-

Personalmente opino que es realmente inconcebible que nueve años después de la Segunda Intifada, los jefes de la Autoridad Palestina no hicieron nada para frenarla, y dos años después que perdieron la Franja de Gaza a manos de Hamás y los iraníes, el liderazgo de la Autoridad Palestina, encabezada por Abbas, todavía cree que un conflicto armado llevará a un Estado palestino. Si no fuera por las acciones enérgicas de Israel en contra de la actividad terrorista en Judea y Samaria, los dirigentes de la Autoridad Palestina habrían tenido que huir de Hamas, al igual que huyeron de Gaza. El futuro de la AP depende de la búsqueda de la paz con Israel, en realidad, sin Israel no podría existir (y por más demócrata que sea Obama o pro-palestino que sea Europa, la AP no recibirá un centavo de financiamiento de parte del Cuarteto si Abbas no se atiene a los principios del mismo de reconocer a Israel, renunciar a la violencia terrorista y aceptar los acuerdos previamente firmados, financiación por cierto que posibilita la existencia misma de ese liderazgo palestino). Evidentemente, no aprendieron nada… la retórica intransigente y absolutista del liderazgo palestino no ha logrado más que miseria para su pueblo y mucha menos concesiones de parte de Israel. Los palestinos son realmente graciosos en ciertos aspectos… se lanzan a la guerra y pierden, entonces vuelven a llorar y pedir por lo que rechazaron antes de la última guerra, y así sucesivamente durante las últimas seis décadas. Lo peor es que los que realmente terminan siendo perjudicados, no son nadie más que ellos mismos.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: