Lectura recomendada de otros sitios

En otra rutina de mi sadomazoquismo por leer propaganda basura del “otro lado”, me encontré con la siguiente noticia, cómo no, de Página 12 acerca del reciente informe de Amnesty Internacional que le da con un palo a Israel (como diría mi amigo el Sr. Ironito: que raro che!). Me resultó muy gracioso el hecho de que el periódico antiisraelí en cuestión logró hacer un Rejunte (je!) de todas las acusaciones contra Israel al mezclar Gaza, fronteras, Cisjordania, colonos y agua en una misma ensalada… faltaba que hablen del “monstruo comepalestinos de Lieberman” y se formaba un Big Mac Pallywood Izquierdoso Triple Sabor (aunque habría que aclararles a los “iluminados” de la izquierda antiisraelí que en Gaza los colonos ya no existen, en esa franja se envían toneladas de ayuda humanitaria por mes y que las piscinas de los “colonos” en Cisjordania son tan lindas como la de los palestinos). Ahora hablando enserio, ante el informe acusatorio de la ONG política en cuestión (porque de derechos humanos tiene poco más que nada) que contaba con pocas pruebas serias de sus conclusiones, el Ministerio de Asuntos Exteriores respondió con datos acerca de cómo, no solamente Israel cumplió con sus obligaciones internacionales en la entrega de agua a los palestinos (y más también), sino que ha sido la propia Autoridad Palestina la que violó los acuerdos en esta materia (el dinero multimillonario de las donaciones seguramente fueron a parar a la fabricación de algún Qassam u hombre-bomba), provocando la contaminación de ciertas fuentes de agua. Más allá de que sea una verdad empírica que los israelíes gozan de un nivel de vida promedio más elevado que el de los palestinos, también lo es el hecho de que Amnesty (una vez más) exageró y manipuló datos, amen de culpar a Israel e inventarse cosas como discriminación étnica en el reparto de agua para atacar a su eterno enemigo (cuando hablo de enemigo de los derechos más básicos no me refiero a Arabia Saudí, donde por cierto se apalean periodistas, cuelgan homosexuales, apedrean a las mujeres y se acaba de condenar a una periodista a recibir 60 latigazos porque un invitado a su programa aireó su vida sexual, ese régimen es el “tesorero” de Amnesty, me refiero obviamente al “demonio sionista”). Pero sin entrar más en el tema, les dejo cuatro excelentes textos que resumen la respuesta dada a Amnesty de la mejor manera posible:

Anuncios

Hipocresía al mejor estilo turco

Ante las crecientes tensiones diplomáticas entre Turquía e Israel por el repentino viraje del actual gobierno islamista turco en sus relaciones con Occidente, las severas críticas de Ankara por la operación en Gaza y la exclusión turca de Israel en un ejercicio militar internacional, la Cancillería israelí decidió finalmente responder gracias a la última gota que colmó el vaso: una serie de ficción en la televisión pública turca en donde se muestra a un soldado aparentemente israelí (del mismo ejército que salvó miles de vidas turcas durante el terremoto de 1999) disparándole a quemarropa a una niña en Gaza:


En esa epoca se produjo la matanza de un millón y medio de armenios durante el primer genocidio de la historia. Esas personas fueron asesinadas en el genocidio perpetrado por los turcos a principios del siglo XX de la manera más vil, sádica y terrible (trabajo esclavo, decapitaciones, ahorcamientos, hambre, enfermedades, agotamiento, fusilamientos, incluso a las mujeres embarazadas les abrían el vientre con una bayoneta). El primer genocidio sistemático de la historia (es decir, matanza de un grupo social por su pertenencia étnica, religiosa o de nacionalidad) fue este mismo. Por otra parte, están las matanzas turcas contra los kurdos que, si bien lo que sucede con éstos últimos no llega a ser un genocidio, los turcos también oprimen a esa población hasta el día de hoy y muchas masacres fueron perpetradas por el ejército turco contra civiles inocentes desarmados de las aldeas y campos de refugiados kurdos (les recomiendo la lectura del siguiente artículo). Con esto vemos que Turquía no tiene demasiada autoridad legal o moral para hablar de absolutamente nada en lo que se refiere a guerras, matanzas o derechos humanos, mucho menos para juzgar cómo Israel lleva a cabo su lucha antiterrorista. Lo peor de todo es que, a diferencia de las reparaciones de Alemania luego del Holocausto, hasta la actualidad los sucesivos gobiernos turcos se han negado a reconocer el genocidio armenio. Un crimen de lesa humanidad que todavía permanece impune.

Ahora bien, haciendo un poco de autocrítica, me pregunto por qué el gobierno israelí no deja de chuparle las medias a Turquía de una vez por todas (amén de dejar de venderle armas y tecnología israelí de avanzada a ese país, que para esto Turquía no lo boicotea) y le dice todo esto en sus comunicados diplomáticos (como respuesta a las recientes agresiones del gobierno islamista turco pro-terrorista contra Israel). Lo mínimo que tendría que hacer Israel ante todo este atropello injustificado de Turquía, es reparar un injusto error histórico reconociendo que las matanzas perpetradas por Turquía contra los armenios durante la Primera Guerra Mundial fue un GENOCIDIO. No tiene otra expresión o término conceptual. Los grandes genocidios de la historia empezaron con el armenio. Luego siguió la Shoá, la ex-Yugoslavia, Ruwanda y ahora Sudán, eso no quiere decir que no haya habido matanzas étnicas contra civiles en otros lugares o momentos históricos (ya que hablamos del tema, como la limpieza étnica de la población griega que fue deportada de manera forzada de Turquía), pero los anteriormente nombrados constituyen los verdaderos genocidios de acuerdo con la misma definición de la palabra y legislación internacional. De hecho, cuando Hitler preparaba la “solución final” creyó que nadie recordaría el genocidio contra los judíos preguntando a sus generales ¿alguien se acuerda del genocidio armenio?… Israel no le debe nada a Turquía, pero sí le debe algo al pueblo armenio. Se trata de una cuestión de humanidad. Luchemos porque se conozca la verdad de esta tragedia.

Como símbolo para mejorar las relaciones diplomáticas con nuestra querida amiga Turquía, propongo la creación de una bandera que le quedaría muy bien al régimen de Erdoğan…

turkeyflag

(con “amigos” así… ¿quién necesita enemigos?)

http://www.genocidioarmenio.org/

UPDATE: Del excelente blog de Jorge Marirrodriga

Atentado a la AMIA: Conferencia de Perednik en Israel

Después de inolvidables presentaciones

en Jerusalem, Tel Aviv y Raanana,

Matar sin que se note

el nuevo libro de Gustavo Perednik

en Ashdod

Perednik

Diálogo con el autor del libro.

El domingo 18 de octubre a las 18 hs en la OLEI de Ashdod (calle Kadesh 8).

Coordinación: Dora Hojman y Jana Berman

Si Vis Pacem Para Bellum

Obama

Recientemente el mundo se levantó con la nueva noticia de que el Premio Nóbel de la Paz era otorgado a nada menos que el presidente de los Estados Unidos Barack Obama. Las reacciones internacionales fueron diversas, pero en general osciló entre la felicitación puramente formal con pedidos de hacer más, pasando por la absoluta sorpresa hasta el furibundo rechazo. Un par de cosas para comentar…

Es parte del propósito de este post analizar ciertas reacciones de parte de los principales mandatarios palestinos que me parecen dignas de llamar la atención. Mientras del lado israelí Netanyahu, Barak y Peres felicitaron a Obama, del lado palestino tenemos que el Hamás, bajo su portavoz Fawzi Barhoum, proclamó lo siguiente:

Obama no se merece el premio por no haber garantizado a los palestinos sus derechos legítimos. Creemos que tiene que facilitar muchas cosas a los palestinos para hacerse acreedor a este premio, debe cambiar su actitud y ser justo con los palestinos.

Mientras que, desde la Autoridad Palestina, el principal negociador Saeb Erekat afirmó:

Espero que Obama sea capaz de traer la paz a Oriente Medio, devolver a Israel a las fronteras de 1967 y crear un Estado palestino con capital en Jerusalén.

Digo yo a raíz de todo esto… ¿Cómo carajo puede ser que los palestinos sean tan narcisistas y egocéntricos como para creerse que todo lo que sucede en este rincón del universo pasa por sus problemas? Simplemente como si no hubieran más problemas e intereses globales en Medio Oriente o el resto del mundo, a tal punto que el Hamás llega a considerar que el Premio Nóbel no es, como lo establece su estatuto, “para recompensar a las personas que hayan trabajado más o mejor en favor de la fraternidad entre las naciones, la abolición o reducción de los ejércitos existentes y la celebración o promoción de procesos de paz“, sino que es en recompensa al imbécil más pro-palestino del año (jeje, se me ocurren un par de europeos hijos de padres con dinero que se consideran el “Lawrence de Arabia del siglo XXI”). Lo mismo vale para Erekat con su visión de la paz… ¿Acaso se cree que la única “paz” posible es la que aspira o considera la Autoridad Palestina como válida? (nunca pierden la oportunidad de perder una oportunidad). Pero claro que este egocentrismo/egoísmo no debe sorprendernos en lo más mínimo, teniendo en cuenta que en realidad lo suelen aplicar todos los días, solo que exactamente a la inversa: todos los males del mundo son culpa de Israel/judíos/conspiración-sionista-internacional (llámelo como se le de la gana).

A veces me dan ganas de decirles: DEJEN SU EGOCENTRISMO PSEUDONAZI DE LADO!! Vamos muchachos! Que hay mayores problemas en el mundo, conflictos mucho peores que el que afecta a los palestinos e israelíes y, sobre todo, pueblos con mucho más sufrimiento que no hicieron nada para merecerlo ni se explotan en autobuses para expresar sus reclamos políticos. Entiendo perfectamente que el conflicto palestino-israelí está sobredimensionado por los medios de comunicación (teniendo en cuenta la repercusión que tiene frente a otros conflictos con mucha mayor cantidad de muertos, heridos, destrozos, duración, tragedias, intereses geopolíticos y habitantes involucrados), pero tampoco como para llegar al extremo de creer que el único que es merecedor de un Nóbel de la Paz es aquel que le sirva en bandeja de plata un Estado a los palestinos y menos que menos de la forma en la que su dirigencia lo exige, después de tanto Oslo y Camp David fallidos. Para el caso sería más fácil bregar por un Estado para el pueblo kurdo, checheno, gitano, tibetano, sioux, vasco o tamilés. No me cabe duda que, si esos pueblos contaran tan solo con la tercera parte de la atención y ayudas que reciben los palestinos, hace rato hubieran construido países maravillosos.

Ahora bien, volviendo al tema del premio a Obama, creo que por el momento no es merecedor de ese premio, por el simple hecho de que Obama no ha logrado nada concreto (en ningún lugar del mundo!) como para recibir el Nóbel de la paz, principalmente porque no tuvo tiempo suficiente, pues dudo mucho que en los tiempos actuales algún presidente (por más que sea el de la primera potencia mundial) sea capaz de resolver conflictos enormes en cuestión de meses. No obstante eso, tampoco creo que Obama sea capaz de llevar la paz dentro de cuatro años, no ya por una cuestión de tiempo, sino debido a que su método de pacificación probó ser en el pasado contraproducente para la paz, mientras que su estrategia de pelearse con los amigos para gustarle un poco más a sus enemigos, seamos sinceros, ha demostrado ser un estrepitoso fracaso (siguieron con el puño cerrado como diría el propio Mr. President), con su mediocridad y “no estoy aquí, pero tampoco allá” ha logrado muchísimo menos que Bush, pues Obama no ha quedado bien con ninguno de los dos bandos. Tampoco ha servido de nada su mea culpa ante el mundo árabe, que le vino como anillo al dedo a una sociedad tan acostumbrado a creer que la causa de sus problemas reside por completo en el exterior (aunque tampoco los ha ayudado demasiado a ellos seguir en esta tesitura que impide el progreso y la autocrítica). De cualquier manera, más allá de todas las críticas, debemos sincerarnos un  poco: si Arafat obtuvo dicho premio, da lo mismo que también se lo lleve Gaddaffi, Chávez o Ahmadineyad (aunque si fuéramos personas con un poco de decencia moral, algo que no sobra en estos tiempos de relativismo moral y post-modernismo, tendríamos que crear un “Castigo Nóbel” para toda esa gentuza). Esperemos un poco y a lo mejor en un tiempo le den a ellos el Nóbel de la Paz (si hasta hablan de Derechos Humanos!).

Por otra parte, quisiera hablar de un tema más… la palabra PAZ. Sí, la “obvia” palabra paz que tanta industria discursiva pedorra mueve en este orbe. A dosis de diario Página/12 y algunas búsquedas en páginas españolas afines al PSOE en momentos de ocio extremo, me pude dar cuenta que el concepto de “paz” que tienen algunos (especialmente en la pijiprogresía mundial), es bastante absurdo. En mi opinión, está claro que la paz no es pasividad o “dejar hacer”, no es bajarse de pantalones y permitir actuar a peligros contra la humanidad como pueden ser los regímenes de Irán, Corea del Norte o Al-Qaeda. Paz no significa diálogo indefinido sin objetivo claro. Paz no significa sumisión o darle la razón ante un enemigo simplemente porque éste sea antinorteamericano. No, no y no; paz no implica negarse a usar la fuerza cuando es necesaria (o para decirlo al revés: darse cuenta que la diplomacia no siempre funciona con todos, todo el tiempo). Y para colmo, contrariamente a ser simplemente una opinión, toda esta concepción de “paz” que detesto, ha demostrado ser un absoluto fracaso para lograr algo de PAZ (la verdadera) en los últimos… digamos setenta años, fácil.

A veces la verdad es políticamente incorrecta. El que no la quiera ver, a menos que sea un estúpido o un malvado, tiene serios problemas conceptuales. Porque lo que yo creo en el fondo de mi corazón, es que todos esos acérrimos críticos de Estados Unidos que se la pasan hablando de paz, lo que en realidad desean – detrás de toda esa máscara de progresía, “paz entre los pueblos y bla bla bla – es el triunfo de los enemigos de Occidente, por eso te dicen “no atacar a Irán”, pero tampoco te dicen “imponerle sanciones”. Pero bueno… más allá de lo psicológico de si habla su subconsciente o no, esa estrategia ha demostrado ser un fracaso y punto. Si bien es cierto que cuando, en un conflicto tan complejo las partes se moderan luego de años de derramamiento de sangre por lo que se puede llevar a un acuerdo pacífico por vías diplomáticas, también es cierto que existe gente con la que no se puede negociar, porque no quieren, así de simple y claro. Y si se sigue insistiendo en decir querer la paz con una bestia cuyo único interés es ganar tiempo, se termina siendo, ya no un luchador por la paz, sino un apaciguador. Y todos sabemos lo que es un apaciguador: alguien que alimenta a un cocodrilo con la esperanza de que será el último en ser comido por él, algo no muy productivo para la paz ni la armonía (morir luchando o morir sin luchar termina provocando la muerte igual, me salió hasta con versito y todo).

Como dijo un personaje que vivió en tiempos oscuros y a quien, más allá de sus imperfecciones, admiro profundamente, en respuesta a los “apaciguadores” del infame Pacto de Munich: “Han sacrificado vuestro honor a cambio de la paz, y no obtendrán ninguno de los dos” (Winston Churchill). Mala, buena, compleja o simple, esta es mi opinión y conclusión. Como dice el título de mi texto: Si Vis Pacem Para Bellum. No es belicismo; es realismo.

Video de Guilad Shalit

La televisión de Israel emitió el viernes 2 de octubre el video que demuestra que el soldado israelí secuestrado Guilad Shalit continúa con vida. Las autoridad israelíes autorizaron a cambio la liberación de veinte presas palestinas. En el video, de más dos minutos, Shalit afirma que durante su cautiverio ha tenido la oportunidad de leer noticias sobre su caso. La difusión del video fue autorizada por la familia del militar secuestrado después de haberlo visto en privado. Analistas políticos israelíes creen que la liberación de esta cinta pretende favorecer la posición de la opinión pública a favor del intercambio final para recibir a Shalit vivo a cambio de la liberación de casi 500 asesinos del Hamás. Aquí les presentamos el video con subtítulos en español:

Opinión personal:

Obviamente la parte del video donde dice que “lo tratan excelentemente” fue impuesto por sus captores. Es más, en el video se puede ver claramente cómo Guilad se ríe (2:16) cuando habla de los “mujahedines” para referirse a los viles terroristas del Hamás que lo tienen secuestrado y mira al costado de la cámara (2:26) esperando las órdenes de (seguramente) una bestia cobarde encapuchada con un rifle en la mano que le ordena pararse. Por otro lado, si bien se lo observa en un estado de salud aceptable, en mi opinión se encuentra excesivamente flaco y en algunos momentos de la lectura se le nota la tristeza en su rostro (1:23). Solo espero que su salud psicológica no se haya dañado demasiado.

Gilad no debe seguir en ese estado de “zombi” junto a esos salvajes. Israel debe saber dónde se encuentra exactamente, pero teme que pueda morir durante el proceso de un hipotético rescate (el sitio donde se encuentra debe estar minado). Yo respondo a eso: no importa, pues no vale la pena liberar a cientos de asesinos de israelíes y peligrosos terroristas encarcelados a cambio de un solo soldado, mientras que tampoco vale la pena que siga vivo en ese estado. YAMAM, Sayeret Matkal o quien sea (tal vez todo Tzahal) deben lanzar una operación de rescate para salvar a Guilad y si el pobre chico muere en el proceso, habrá pasado sus últimos momentos como HOMBRE LIBRE. Pues, como dijo un gran héroe, es preferir morir de pie que vivir de rodillas.

D’s proteja a Guilad!

A %d blogueros les gusta esto: