Ataque a mezquita; más hipocresía

En el poblado palestino de Yasouf, cercano a Nablus, una mezquita fue vandalizada deliberadamente, aparentemente por extremistas judíos que se querían “vengar” por la congelación temporal impuesta a los asentamientos por parte del gobierno israelí. Las autoridades israelíes buscan a los agresores para detenerlos e iniciarles un juicio, mientras que toda la dirigencia política de Israel (de derecha a izquierda) condenó en duros términos la profanación. Por otra parte, incluso los principales rabinos de la población de religiosos nacionalistas de los asentamientos visitaron Yasouf este viernes para mostrar su solidaridad con los damnificados y llevaban de regalo libros del Corán (los representantes del poblado palestino salieron al encuentro de los rabinos y aceptaron el regalo).

Hasta aquí, nada del otro mundo. Es decir, un grupo absolutamente minoritario y radicalizado de judíos atacan una mezquita palestina, provocando la condena pública y práctica de toda su sociedad. Afortunadamente, entre la población palestina el incidente no pasó a mayores (aunque algunos terroristas aprovecharon el incidente para justificar los ataques contra civiles israelíes como “represalia” por lo de la mezquita, como una mujer que fue apuñalada en Gusth Etzión).

No obstante todo ello, el motivo de este post no es comentar otra noticia más, que aparte ya salió en todos los diarios (cómo no! “malvados colonos israelíes profanando una mezquita”, seguramente El País debe estar saltando de alegría). Efectivamente, lo que quiero comentar son algunas declaraciones del mundo islámico que me llamaron (para mal) la atención…

La Organización de Países Islámicos, que comprende 57 Estados musulmanes, condenó el reciente incendio de una mezquita de Cisjordania e instó a la comunidad internacional a intervenir en el asunto. No contento con esta declaración (no era necesario llamar a la comunidad internacional, puesto que Israel mismo ya condenó el ataque y persiguió a los culpables), la OCI lanzó el siguiente comunicado:

Condenamos la quema de libros del Corán y consignas racistas pintadas en las paredes de la mezquita, que caracteriza el incidente como un ataque flagrante contra los lugares sagrados. Confirmamos la necesidad urgente de la intervención de la comunidad internacional, a fin de llevar a Israel a poner fin a sus agresiones.

Cuánto cinismo, cuánta hipocresía y cuántas mentiras!!

Esto lo único que demuestra es que a los enemigos de Israel no les interesa atacar a Israel por lo que hace, sino por lo que es (buscando cualquier pretexto para hacerlo), de lo contrario no se explica cómo es que atribuyen a Israel la responsabilidad por un incidente perpetrado por un grupúsculo de fanáticos contrarios al gobierno y el pensamiento general de la sociedad. Y que quede claro, la sociedad israelí en su inmensa mayoría está educada, desde la niñez y la escuela hasta la adultez, en favor de una cultura de la paz (esto no es muy difícil de percibir conociendo Israel y hablando con su gente).

Por otra parte,  las 57 dictaduras se equivocan, pues Israel, a diferencia de esos países islamofascistas, sí condena y persigue a los que queman santuarios u objetos de otras religiones (pocos países son tan exigentes con el respeto a la libertad de culto como el Estado judío). ¿Cuántas mezquitas han sido profanadas en Israel en los últimos 100 años? y ¿cuántas sinagogas, cementerios judíos y rollos de Torá han sido profanados con la complicidad de las autoridades palestinas? (basta recordar la última profanación de sinagogas durante la desconexión de Gaza en 2005, aunque luego de eso hubo otras profanaciones de menor envergadura). O mejor preguntarse… ¿cuántas profanaciones de mezquitas han sido perpetradas en Occidente desde el siglo XX; y cuántas profanaciones de Iglesias, santuarios budistas, sitios paganos u otros centros religiosos han sido quemados, destruidos, dañados, vandalizados, profanados y atacados en el mundo islámico solamente desde los últimos diez años? No pueden ser tan caraduras, tan sinverguenzas, esos regímenes teocráticos. Y la “comunidad internacional” qué dice ante los atropellos a las libertades civiles, políticas, culturales y religiosa más básicas en esos países totalitarios… “pues que malos los colonos israelíes”. En fin, como siempre, deplorable.

2 comentarios

  1. Todo lo que decis esta muy bien, estoy de acuerdo. Pero lo que hicieron los pioneros (colonos) judios no es un acto de “maldad” sino de irresponsabilidad y estupidez, ademas de ser algo que no tiene nada que ver con nosotros como judios. Cada vez que pueden los pioneros, como se sienten agredidos en este momento toman iniciativas por si solos, a veces en contra de los intereses del Estado. Ojo con eso, no me parece que le estes dando la importancia que tiene.

  2. Este artículo más que necesario es imprescindible. Ninguna persona racional puede avalar este acto de vandalismo, pero ¿reclamar a Israel? Además, ¡Hay que ser caradura! Un (1) acto de vandalismo cuando estos fanáticos y vándalos no dejan ninguna iglesia o sinagoga, cementerios en sus países y fuera de ellos, sin acosar, inclusive persiguiendo a sus fieles de todas las formas posibles. ¡Y ahora ponen el grito en el cielo por UN ataque! Pero por favor, dejémos de ser políticamente correctos… lo que se hizo está mal, pero hay que poner el énfasis en lo que ellos hacen TODO EL TIEMPO Y EN TODO EL MUNDO. No es cuestión de que se minimice lo que se hizo allí, sino de establecer claramente la diferencia entre lo que hace un grupito y lo que hace una cultura en contra de todas las demás. Excelente enfoque del artículo, que suscribo. Saludos.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: