Homenaje al Diego

(La relación del Diego con Hamás: que la sigan chupando)

Uno creería que, luego del asesinato de un tipo como Mahmoud al-Mabhouh, el tema quedaría relegado como noticia internacional por dos días y después se esfumaría. Pero no… increiblemente hay mucha gente encabronadísima con el Mossad por ello. Le siguen dando cuerda al tema, no dejan de romper las bolas con el Mossad, que el pasaporte irlandés, que Meir Dagán, que la fotito de la rubia, que la conspiración con la Autoridad Palestina, que los días que estuvo en el hotel morondanga… así que, algo tenemos que decir desde El Rejunte, no?

Pues aquí va un resumen de todo lo que queda por decir ante la noticia del asesinato…

Primero y principal, las fotos de los supuestos once implicados o la información superficial y especulativa que provee la policía de Dubai es para, como se diría en criollo, “la gilada”… no es más que una molécula de la punta de un iceberg del margen de un océano de sucesos y datos, algo simplemente destinado a calmar las ansias de conocimiento de la prensa amarillista, los programas de conspiraciones en el canal Infinito, los amantes de las pelis de James Bond y Jet Li o, claro está, los ávidos detractores de Israel. Parafraseando a la malléutica: yo solo sé que nadie tiene la más puta idea de lo que hizo, hace, hará o deje de hacer permanentemente una agencia como el Mossad (obviamente incluyéndome). ¿Se creen que poniendo la fotito de un tipo en Interpol van a poder capturar nada menos que a un hipotético agente paseando por una catedral en Dublin? Seguramente ni siquiera es su auténtico rostro. Pero vamos muchachos, razonemos un poco… ni siquiera la Cancillería israelí tiene la más mínima idea de lo que hace el Mossad ¿creen que la policía dubaití o Kouchner por poner el ceño fruncido van a recibir alguna información al respecto? Sigan soñando.

Por otro lado, me sorprende bastante la reacción desmedida de Gran Bretaña por el supuesto descubrimiento de una serie de pasaportes británicos en manos del Mossad, como si creyeran que los agentes de un servicio secreto (por más pedorro que sea) se pasean por el mundo con su documento, nombre, apellido y dirección reales en la carterita. Menuda idiotez. A propósito… ¿Acaso no oyeron recientemente del sujeto relacionado con la familia real saudita que fue asesinado en el hotel Landmark en Londres la semana pasada? ¿No lo escucharon en las noticias? Bueno… eso es probablemente porque algunos israelíes matando terroristas árabes a miles de kilómetros de distancia es más importante para los británicos que un hombre de prestigio asesinado en su propia isla. Pareciera como si Europa careciera de problemas como para ocuparse tanto de Dubai…

Rule Britannia… sí, pero al menos “rule” con sentido común.

Y hablando de ingleses, me hizo mucha gracia observar a típicos “intelectuales” nazibolcheviques como Robert Fisk que viven maldiciendo, insultando y repudiando todo lo que es y representa Reino Unido, de repente mostrarse “ofendidos” porque agentes del Mossad hayan utilizado pasaportes de Su Majestad para cargarse a un tipo del Hamás. Con llamarlo hipócrita me quedo corto. Y que el señor Fisk no se preocupe, no es nada personal, pues al Mossad seguramente tampoco le deben faltar pasaportes canadienses, estadounidenses, australianos e incluso iraníes (ahora Ahmadineyad puede enviar una carta a Israel con una protesta formal con su habitual tono diplomático).

Con todo, apuesto a que este tema será olvidado en un par de semanas por orden de Gordon Brown, igual que cuando Israel recibió protestas formales por la captura de Eichmann en territorio soberano argentino y el tema se olvidó en menos de dos semanas.

El Mossad, si fue en verdad el Mossad, hizo lo que se supone que tiene que hacer un servicio de inteligencia: localizar una amenaza para la seguridad de la nación y cumplir la orden que le mande su gobierno, que en este caso fue eliminarlo (supongo que ante la imposibilidad de capturalo con vida y llevárselo a Israel). De ninguna manera esta es la primera vez que lo hizo, ni será la última. Con respecto a las propias autoridades de los Emiratos Árabes Unidos, convengamos que ellos tampoco tienen demasiada autoridad moral para quejarse. Vamos hombre! no estamos hablando de Suiza!

Dubai, tras dejar entrar impunemente a un asesino en su territorio (ese gobierno que por darte el lote en la playa te rompe el or… pero que admite a un sucio secuestrador paseándose libremente), los del turbante, digo, se enrabietan y muestran las fotos y videos del equipo que ha ido a limpiar la basura del Emirato… Bueno, amigos turistas y personas de negocios: ya saben de la privacidad que gozan cuando visitan Dubai. Saluden a la cámara.

Como si fuera poco, aparecen los buenistas quejándose de los métodos de Israel en nombre de la legalidad jurídica ¿Abogado ingenuo? ¿YO? Es que, estimado doctor, creo que una solicitud de extradición cursada al gobierno de Hamás en Gaza, no hubiese sido atendida con la diligencia requerida por los convenios internacionales… ¿O acaso nunca vio matar personas sin juicio? Pues mi estimado Doctor Harvard, eso se llama guerra y no conozco ninguna guerra en la que cada soldado tenga derecho a hacer una última llamada a su abogado antes de recibir una bala en medio del cerebro.

Y, a todo esto, los españolitos se rasgan las vestiduras con vuestro bien conocido doble rasero, mientras los soldaditos europeos matan montones de civiles en Afganistán intentando cazar talibanes ¿Cuándo un informe Goldstone para relatar los “crímenes de guerra” del gobierno de España y una orden internacional de captura para la ministra Chacón? A propósito de la muerte de civiles en Afganistán… ¿Eso también es “inaceptable desde el punto de vista moral” o es solo inmoral cuando la acción provoca la muerte de un terrorista y ningún civil, eso sí hecha por los “malvados y pérfidos sionistas israelíes”?

Ahora sí, mi conclusión personal, que creo será la opinión de muchos visitantes de este maravilloso blog: Estoy orgulloso de que Israel mate jerarcas terroristas en el extranjero y en el camino no desperdicie la vida de gente inocente. Ni siquiera los aliados durante la Segunda Guerra recibieron crítica alguna por bombardear todo Berlín, en vez de bombardear selectiva y únicamente la casa de Göring (como sí suele hacer Israel con sus enemigos)… Pero aparte de todo, como si se hubiera tratado de la muerte de Madre Teresa… Vamos hombre! Matar a un traficantes de armas ¡¡¡¡Qué perversidad indiscriminada!!!! Si lo hubieran matado cuando estaba en Gaza, rodeado de una decenas de civiles, en un ataque en el que inevitablemente hubieran muerto algunos de esos civiles, acusarían a Israel de matar gente indiscriminadamente. Pero si lo matan cuando está aislado en su habitación de hotel, sin dañar a nadie más que a él, a riesgo de once agentes encubiertos (once por lo menos), resulta que también los israelíes son unos asesinos indiscriminados, equiparables a los genocidas de Majdanek. Supongo que eso es lo que llaman guerra asimétrica: ninguna acción defensiva israelí es justifcable en ninguna circunstancia. Es decir, mientras los terroristas siguen contrabandeando armamentos, los judíos que la chupen con las manos atadas a la espalda (seguramente todo se trata de que “Cisjordania está ocupada”, como diría el super archi recontra inteligente analista Pedro Brieger en uno de sus extensos, complejos y precisos análisis de la realidad meso oriental).

Pero no, no, no, no… Que quede claro, Mahmoud al-Mabhouh era un terrorista con un extenso curriculum vitae en esta actividad (fundador de las Brigadas Izz ad-Din al-Qassam, autor del secuestro y asesinato de soldados israelíes, además del que manejaba el contrabando de armas a la Franja de Gaza) y, si fue eliminado en una acción encubierta, yo llevo semanas brindando por los valientes que retiraron a esa basura de circulación. Aunque el panfletista de El País o Página/12 lloriquee porque haya un asesino que recibió su merecido, brindo por la operación de los muchachos y también brindo por lo encabronados que se pusieron algunos por un malnacido menos que hay en el mundo (y lo felices que se pusieron otros, entre ellos nada menos que el propio Mahmud Abbas).

A los terroristas de esa calaña hay que matarlos sin pedir permiso ni disculpas. Y a todos los cabrones antisemitas que se sintieron ofendidos con la muerte de ese hijo de puta, les digo con total libertad, con perdón a las damas, QUE LA CHUPEN. Y que la sigan chupando.

UPDATE:

Es que me ha causado mucha gracia el video sobre los inteligentísimos de los españoles. Caray muchachos! abandonen todo! han descubierto nuestro cuartel general! jajajajaja! Toda una Sherlock Holmes en versión gallega. Lo peor de todo es que esa periodista que confundió el museo con una sede del servicio secreto, ni siquiera se tomó el trabajo de investigar sobre información básica accesible al público, como la dirección del Mossad en Tel Aviv.

Anuncios

2 comentarios

  1. jaja muy bueno!!

    Ya sabemos q lo unico q saben hacer los muzzies y zurditos es lloriquear, pq no pueden hacer absolutamente nada, para mi habria q convertirla en la frase oficial: CONTINUEN SUCCIONANDO!! (mas fino, viste?)

  2. Muy Buena!!!
    Que TODO el mundo chupe y siga chopando!!

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: