AhMAdiNejad, Purim y Daniel Pipes sobre Obama

Estamos en las fechas de Purim, la fiesta donde el Pueblo Judio conmemora haber logrado salvarse de la destruccion, en manos de Aman, un tirano persa (¿Suena conocido no?). Si vamos a tomarlo con humor y seguimos a Nietzche y su teoria del eterno retorno, al parecer Aman ha vuelto. Y si Aman ha vuelto, entonces no va terminar nada bien 😉 . Y en este contexto eso significa que su programa de energia nuclear con fines pacificos tiene que ser neutralizado. Pero el tiempo se esta acabando. La cuestion es si finalmente el regimen de los ayatollahs sera atacado en el corto plazo, se esperara a que logren tener una bomba atomica para hacerlo o peor aun, cuando la logren sea demasiado tarde para actuar. Tratando de no tener que analizar ni la ultima posibilidad (que seria casi apocaliptica) ni la segunda (intento ser optimista) me inclino por la primera. Esto es asi porque se esta notando un claro cambio en la politica de EEUU con respecto a Teheran, e incluso la opinion publica de ese pais tambien se inclina por una accion efectiva. De cualquier forma, no creo que Israel permita que se llegue a la segunda opcion (y los miembros del gobierno, en especial Netanyahu, lo han dejado claro), pero se embarcarian en destruir las centrales nucleares iranies solos, lo que deja cierta incertidumbre de las consecuencias. En cambio EEUU no solo puede realizar un ataque efectivo ahora (y con legitimidad y aliados), sino que, de acuerdo a Daniel Pipes(Como Salvar la Presidencia de Obama: Atacar Iran), es lo que podria salvar la presidencia de Obama. Citas del articulo (del 2 de febrero de 2010) hablan por si mismas:

Si la personalidad, la identidad y la fama de Obama sedujeron a la mayoría del electorado estadounidense en 2008, esas cualidades han demostrado ser tristemente deficientes en 2009 para gobernar. No ha cumplido con el empleo ni la sanidad, fracasó en las empresas de la política exterior pequeñas (lograr las Olimpiadas de 2016, por ejemplo) y grandes (las relaciones con China y Japón).Su trayectoria en la lucha contra el terrorismo provoca vergüenza ajena.

Estos malos resultados han provocado un colapso sin precedentes en las encuestas y la derrota en tres grandes comicios extraordinarios, rematadas hace dos semanas por una derrota histórica al Senado en Massachussets. Los intentos de Obama de “relanzar” su presidencia probablemente fracasarán si se centra en la economía, donde es sólo uno entre múltiples agentes.

Necesita de un gesto dramático para cambiar la percepción que tiene la opinión pública de él como ideólogo barato y torpe, preferentemente en un terreno en el que los riesgos sean elevados y del que pueda hacerse cargo, y donde pueda superar las expectativas.

Esa oportunidad existe: Obama puede dar órdenes al ejército estadounidense de destruir la capacidad armamentística nuclear iraní.

Las circunstancias son propicias. En primer lugar, las agencias de Inteligencia estadounidenses han desmentido su absurdo informe 2007 National Intelligence Estimate , que anunciaba con “elevada confianza” que Teherán había “detenido su programa de armas nucleares”. Nadie (exceptuando a los dictadores de Irán y sus agentes) niega que el régimen se haya lanzado de cabeza a construir un gran arsenal nuclear.

En segundo lugar, si los líderes de mentalidad apocalíptica de Teherán logran la bomba, hacer de Oriente Medio un lugar aún más volátil y peligroso sin vuelta atrás. Pueden desplegar esas armas en la región, llevando muerte y destrucción masivas. Eventualmente, podrían lanzar un pulso electromagnético sobre Estados Unidos, devastando por completo el país. Al eliminar la amenaza nuclear iraní, Obama protege la patria y envía un mensaje a los amigos y los enemigos de América.

En tercer lugar, los sondeos muestran el respaldo estadounidense consolidado a un ataque contra la infraestructura nuclear de Irán.

  • Los Angeles Times / Bloomberg, enero de 2006: el 57 por ciento de los estadounidenses es partidario de la intervención militar si Teherán persigue un programa que le permita la construcción de armas nucleares.
  • Zogby International, octubre de 2007: el 52 por ciento de probables votantes apoya un ataque militar norteamericano destinado a evitar que Irán construya la bomba; el 29 por ciento se opone a esa medida.
  • McLaughlin & Associates, mayo de 2009: preguntados si apoyaban “el uso de la fuerza estadounidense para atacar y destruir las instalaciones de Irán necesarias para fabricar un arma nuclear”, el 58 por ciento de 600 encuestados, probables votantes, apoyaba el uso de la fuerza y el 30 por ciento se opone.
  • Fox News, septiembre de 2009: preguntados “¿apoya o se opone usted a que Estados Unidos tome medidas militares para impedir que Irán se haga con armas nucleares?”el 61 por ciento de 900 votantes registrados apoya la acción militar y el 28 por ciento se opone.
  • Pew Research Center, octubre de 2009: preguntados lo que consideran más importante, “evitar que Irán desarrolle armas nucleares, incluso si esto significa tomar medidas militares” o “evitar un conflicto militar con Irán, incluso si esto significa que desarrolla armas nucleares”, 1.500 encuestados se decantaron por lo primero en un 61 por ciento y el 24 por ciento optaba por lo segundo.
Las instalaciones nucleares de Qom el 26 de septiembre de 2009 a 423 millas desde el espacio, imagen facilitada por GeoEye.

No sólo una gran mayoría – el 57, 52, 58, 61, y 61 por ciento – ya se decanta por usar la fuerza sino que tras un ataque es probable que los estadounidenses cierren filas, elevando aún más la cifra.

En cuarto lugar, si el ataque estadounidense limitado se cobra las instalaciones nucleares iraníes, y no aspira al cambio de régimen, harían falta “pocas botas sobre el terreno” y entrañaría pocas bajas, haciendo más digerible un ataque políticamente.

Igual que el 11S hizo que los votantes olvidaran por completo los vacilantes primeros meses de George W. Bush, un ataque contra las instalaciones iraníes enviaría los recuerdos del irresponsable primer año de Obama al olvido y transformaría el panorama político nacional. Desplazaría a la sanidad como prioridad, obligaría a los Republicanos a trabajar con los Demócratas, pondría a los activistas de izquierdas en su sitio, haría pensar a los independientes y movilizaría a los Republicanos.

Pero la oportunidad de hacer el bien y hacer las cosas bien es fugaz. A medida que los iraníes mejoran sus defensas y ponen el énfasis en el armamento, el margen de oportunidad se cierra. El momento de actuar es ahora, o bajo el mandato de Obama el mundo pronto se convertirá en un lugar mucho más peligroso.

Sea o no el caso de un ataque estadounidense, Israel no permitira que Iran logre fabricar una bomba atomica, asi que es cuestion de esperar, pero a medida que el tiempo pasa un ataque se hace cada vez mas factible. La cuestion es si lo hara EEUU, con aliados y opinion publica a favor; o Israel solo y esperando gestos de apoyo por parte de EEUU y otros recientemente mas cercanos a Israel como Francia, Alemania e Italia. De todas formas, si algo nos enseña Purim es que un tirano tarde o temprano tiene que caer y los intentos de destruir al Pueblo Judio fracasaran. El pueblo originario de Aman (si bien vivia en Persia) , de acuerdo a la tradicion es Amalek, y como dijo Netanyahu el 27 de enero ultimo en Auschwitz: “Siempre recordaremos lo que el Nazi Amalek nos hizo, y no nos olvidaremos de estar preparados para el nuevo Amalek, quien esta haciendo su aparicion en el escenario de la historia y nuevamente amenzando con destruir a los Judios”. Y como dije antes, si leemos Meguilat Ester, Amalek y Aman nunca ganan. Verlo sera solo cuestion de tiempo.

Anuncios

Una respuesta

  1. El payaso de Ahmadin terminara con sus testiculos seccionados al igual que su antecesor en el cargo de exterminador potencial de judios,Aman ben Amalec

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: