Reivindicación de la racionalidad

Reivindicación de la racionalidad

Gustavo D. Perednik

De El Catoblepas y el rol de los intelectuales

Estatua a Benito Espinosa, por Federico Hexamer (1847-1924), en La Haya

Durante la jornada de celebración por los primeros cien números de El Catoblepas (Madrid, 3 de junio de 2010), Gustavo Bueno Sánchez nos ilustró a los presentes sobre los orígenes de la publicación, y reveló la génesis del grupo de colaboradores de la revista, entre quienes tengo el placer de encontrarme.

Es que hoy en día resulta arduo hallar intelectuales dispuestos a la audacia de debatir racionalmente con las posturas de sus contradictores. En cuanto al temario específico de mi columna, el maniqueísmo es proverbial. Por ello, se me hace que El Catoblepas proporciona un canal de aire puro en la acechante polución intelectual.

Cien números de El Catoblepas y, mientras escribo estas líneas, me llega el primer número de la hermosa revista De Compostela a Ierushalaim, que con encomiables esfuerzos ha sido publicado por la Asociación Gallega de Amistad con Israel. Quizás el aire puro empiece a llegar de muchos vértices de España.

Después de todo, se trata simplemente de reivindicar la racionalidad frente al paradigma del intelectual a quien en ciertos tópicos se le oscurece la visión. Como por Jean-Paul Sartre y su enamoramiento del estalinismo; como Roland Barthes y su apología de Mao después de visitar los campos chinos de trabajo forzado; como Noam Chomsky y su defensa de Pol Pot y de los negacionistas; como Foucault y su identificación con Jomeini, Slavoj Žižek, y su definición de que el terrorismo «caracteriza las posiciones morales».

Para analizar esta patología poco explorada, durante la primera semana de mayo se llevó a cabo un sugestivo congreso en la Universidad Ariel de Israel (la misma institución que hace menos de un año fuera boicoteada por el Ministerio español de Construcción y Vivienda).

El original tema del cónclave fue «Los intelectuales y el terrorismo», y se abocó a indagar durante tres días las misteriosas motivaciones que llevan a tanta gente inteligente a alinearse con los peores regímenes y sistemas, con lo más violento y retrógrado de la sociedad humana.

Se esgrimieron varias hipótesis. Entre otras: que a muchos intelectuales, inmersos en ideas y textos, les cuesta ver el cuadro general de la realidad inmediata; que a partir del siglo XVIII hay una corriente en las sociedades abiertas que comenzó como autocrítica y terminó como suicida; que a muchos intelectuales su ánimo relativizador les impide ver la índole del mal.

El seminario estuvo dirigido por la Helena Rimón, quien logró abandonar la ex Unión Soviética dos años antes de que ésta se desmoronara, y señaló el amargo sino de muchos intelectuales, quienes en su desarraigo cultural terminaron perdiendo todo sentido de la proporción y llegaron a identificarse con la banda Baader-Meinhof alemana, justificar el 11-S, banalizar el Holocausto, a exhortar al genocidio.Según la disertación de Yoel Fischman en el coloquio, muchos de esos intelectuales padecen de una carencia de imaginación que les impide entender la índole del terrorismo.

En El Catoblepas encontré a una intelectualidad no dogmática, nunca tentada a la identificación enfermiza con lo peor que caracteriza a la decadente «progresía» que aúnpredomina en los medios europeos, y que no se detiene ni siquiera ante el uso de niños como combustible por parte de los terroristas del Hamás, en un remedo del más abyecto canibalismo. Que este síndrome haya sido certificado por intelectuales es uno de los aspectos más tenebrosos de nuestra época.

Al respecto, acaba de publicarse en Israel un libro de Anat Barco titulado Mujer bomba («Ishah Ptzatzá»), que lleva por subtítulo Terroristas suicidas: mujeres y niños al servicio del terror. Barco analiza las motivaciones específicas que llevan a mujeres a autoinmolarse para matar, mostrando que difieren notablemente de las pautas que empujan a los varones al asesinato por odio. En la mujer, se trata frecuentemente de escapar el ostracismo social, purgar «el crimen» de haber sido violadas, o evitar el matrimonio impuesto.

Con este método ampliamente condonado, el islamismo atacó a la única democracia del Oriente Medio, a la sociedad de la máxima tecnología y educación. Y agreguemos, para dar cuenta de la rampante ceguera aludida, que es también la sociedad que este año cumple un siglo del kibutz, desde aquel 29 de octubre de 1910 en que se fundara Degania donde se unen el Mar de Galilea con el río Jordán. Doce jóvenes crearon allí una vida comunal basada en el trabajo en la naturaleza, enfrentando solos al calor agobiante, la falta de agua, las plagas, la aridez, y la brutalidad de sus vecinos.

El ataque al lenguaje

La lucha contra la racionalidad comienza por cambios semánticos aparentemente anodinos, como llamar a Mahmud Abbás «Primer Ministro de Palestina» (insinuando que alguna vez hubo un país independiente así llamado); «ciclo de violencia» a todo evento binario de agresión anti-israelí y autodefensa judía; «refugiados» a todos los descendientes de personas desplazadas; territorios «ocupados» a los que estén en disputa si Israel es parte de ella; y «campo de la paz» a quienes apoyan al terrorismo de Hamás (cuyo líder «espiritual» sería el jeque Ahmed Yasín).

El paso siguiente del embate lingüístico consiste en denominar, por ejemplo, «muro de la vergüenza» a la alambrada antiterrorista, y concluir dando el nombre de «causa palestina» a todo intento por destruir Israel.

En estos días, el léxico corrupto se amplió a la voz «flotilla de la libertad» para denominar a cargamentos de armas que procuran introducirse por la fuerza a una zona en conflicto, capitaneados por «pacifistas» que arrojan por la borda a soldados israelíes y los atacan con palos de metal.

Se reitera así la validez del lúcido párrafo de George Orwell, tomado de su artículo de 1942 referido a la izquierda fascista: «El pacifista que obstaculiza el esfuerzo bélico de sólo una de las partes, automáticamente se alinea con la otra».

El vocabulario fue vaciado para ponerse al servicio de una orgía semántica que legitima la violencia. Durante una visita a Londres del viceministro de Exteriores de Israel, Danny Ayalón (8-2-10), el estudiante Noor Rashid gritaba «asesinen a los judíos».

No fue multado ni reprimido, y el órgano de los estudiantes de la Universidad de Oxford le permitió aclarar que él se había limitado a usar un canto tradicional árabe del siglo VII que sólo reza «Jaybar ya’Yahúd» y por lo tanto no había nada ofensivo en sus palabras (la expresión árabe significa «asesinen al judío»).

Otro buen ejemplo de la aquiescencia intelectual para con estos abusos se produjo hace unos meses en el programa radial de la BBC de Londres dedicado a condenar en los términos más inequívocos la muerte en Dubai del comandante militar de Hamás (20-1-10). Durante el programa, el «experto» Eddie Mair declaró a mansalva que «los judíos ayudan al Mossad. Se estima que medio millón, y algunos dicen hasta un millón de judíos, son agentes del Mossad». No fue cuestionado, ni hubo pedidos de disculpas.

Impotentes ante la flagrante hostilidad, algunos organismos echan mano al recurso de apaciguar a los más judeófobos más elegantes por medio de invitarlos a Israel. Así fueron hace poco los casos de Miguel Ángel Bastenier y de Mario Vargas Llosa.

Lejos de avenirse a mirar a la realidad en todos sus aspectos, los ilustres huéspedes optaron por exacerbar más aún su línea maniquea que ve en Israel la causa del mal, y que noreconoce al país judío el derecho a defenderse de ninguna agresión.

Para ellos, hay bloqueo contra Gaza pero no hay ni nunca hubo morteros desde Gaza contra la población civil israelí, ni un israelí secuestrado en la franja. Hay trabas para el movimiento de los palestinos, pero no terroristas suicidas.

Nada podrá cambiar a esta gente: Bastenier seguirá difamándonos y Chávez seguirá maldiciéndonos a los gritos, porque no odian lo que hace Israel, sino lo que es.

Como lo expresara Theodor Lessing en un lúcido párrafo de Europa y Asia (1945), que puede perfectamente aplicarse a la relación de Europa para con el Israel de hoy: «Cuando no tenemos ‘la conciencia tranquila’ con respecto a determinado grupo de personas, nuestro orgullo personal nos impele a resaltar todo lo que haya de malo o indigno en él, para que nuestra hostilidad aparezca justificada ante nuestro fuero interno. No lo odiamos porque sea malo, sino que, porque lo odiamos, lo tildamos de malo».

Qué dicha es reconocer en El Catoblepas un grupo de gente que, en vez de tildarnos de malos, prefiere juzgar a Israel con criterios racionales. En los días que corren, una reivindicación de la racionalidad que merece en efecto celebrarse.

El Catoblepas informa del animal legendario que le da su nombre, que «su cabeza mira siempre hacia abajo», pero omite cuidadosamente que «su mirada podía convertir a la gente en piedra o matarlas».

Estáis muy lejos de generar pétreas indiferencias, pero podrías caer en la segunda virtud de vuestro tocayo y, en vuestros próximos cien números disminuir el número de los irracionales que se alinean con lo infame.

Artículo relacionado:

El gueto mental de algunos

————————————————————————————-

Opinión personal:

A Gustavo le faltó incluir en la coprolaria del lenguaje judeófobo manipulador, una palabra perfectamente definida por las normas internacionales pero manoseada hasta el hartazgo por la progresía internacional: “Genocidio”. Esto es el exterminio sistemático de cientos de miles de personas de un grupo social con motivo de una pertenencia étnica, religiosa o nacional determinada (ejemplos: genocidio armenio, Holocausto, exterminio en Camboya, matanzas étnicas en Ruwanda, ex-Yugoslavia…. “o la muerte de 12 palestinos en 2002” como dirían algunos). Pero lo que logran los tergiversadores de palabras con sus comparaciones absurdas ad hitlerium no es rebajar al atacado verbalmente a esa categoría, sino únicamente banalizar y vaciar de contenido las palabras con las que pretenden “comparar” a su adversario (tales como “fascismo”, “Holocausto”, “genocidio”, “matanza”, etc). Por lo tanto, como dijo acertadamente Amos Oz: “quien no distingue entre los distintos grados del mal, se convierte en un servidor del mal”. Estamos presenciando una estupidización de los llamados “intelectuales”, que para colmo son legitimados sin importar lo que digan (como el “gran José Saramago”, quien llegó a defender al propio Stalin en pleno siglo XXI o comparar Auschwitz con Ramallah). Con respecto a la flotilla del terror (lo siento, yo no puedo llamar “de libertad” a activistas de Al-Qaeda y la Jihad turca), aunque hipotéticamente una investigación internacional logre darle la razón a Israel, el mito de “israelíes asesinos de inocentes activistas humanitarios” quedará por siempre, como sucedió con “Al-Dura”, “Jenín” o “Goldstone”. Lo más sorprendente es la rapidez con la que la ONU y la prensa en general se apresuraron para condenar a Israel antes de comprobar los hechos fácticos, cuando en ese mismo período la ONU siquiera se preocupó por emitir ninguna resolución cuando setenta personas fueron asesinadas mientras rezaban en una mezquita de Paquistán o un submarino comunista asesinó sin provocación previa a 45 marinos surcoreanos. Pero ya sabemos cómo funciona esto… Israel es culpable hasta que se demuestre lo contrario (a veces ni siquiera cuando se demuestra lo contrario).

¿Que opinan de Bibi?

Reproduzco una nota publicada en el blog de la OSA filial Cordoba, que creo es mas que interesante para ilustrar el hasta ahora excelente gobierno de Binyamin Netanyahu:

viernes 25 de junio de 2010

LOS ISRAELIES CONCUERDAN DESBORDANTEMENTE CON BIBI

La administracion Obama ha invertido un gran tema en intentar crear la impresion que las politicas del Primer Ministro Netanyahu no representan la voluntad del publico israeli. Cuando Obama insulto a Netanyahu en la Casa Blanca el probablemente penso que una mayoria de israelies aprobaria sus acciones. En cierto sentido, es entendible que Obamallego a esta conclusion. Despues de todo, sus “asesores judios”, Emanuel, Axelrod, y J Street continuamente le dicen que Netanyahu representa a un electorado de extrema derecha entre los israelies.
Bueno, esto ha sido una mala lectura de la voluntad del pueblo judio, especialmente de aquellos viviendo en Israel.
Una encuesta respetada, llevada a cabo luego del abordaje de la flotilla, cuantifica desbordante apoyo israeli por las politicas de Netanyahu. En un nivel personal, los indices positivos de Netanyahu han trepado al 53% mientras que la insatisfaccion con el Presidente Obama ha llegado al 71%. Ademas. el 63% esta insatisfecho con la respuesta de la administracion a la flotilla.
Y si alguien duda que los israelies estan determinados a defender su pais vean la respuesta a una pregunta sobre como Israel debe reaccionar a un barco de ayuda que los iranies estan amenazando auspiciar: 84% los frenaria a cualquier costo. Solo el 7% los dejaria pasar calmadamente.
En temas relacionados, como levantar el bloqueo de Gaza y someterse a una investigacion internacional hay un sentimiento mayoritario contra estas y otras propuestas comprometedoras.
El encuestador tambien destaco que el nunca habia visto tal intensidad entre los ciudadanos israelies. Estas posiciones no son ligeramente sostenidas.

La encuesta fue llavada a cabo por Pechter Middle East Polls.
Fuente: OneJerusalem

Y una mas:

Israel: El desempleo sigue disminuyendo. Según la Agencia de Empleo de Israel, el desempleo ha bajado durante el mes de mayo un 0,6% con respecto a abril. Por contra 12.000 trabajadores fueron despedidos en mayo, un 13% más que en abril. (Guysen.International.News)
Como señale en uno de los posts anteriores (en que recomende un articulo sobre las politicas economicas de su primer gobierno), las criticas con la intencion de descalificar y deslegitimar a Netanyahu (“mentiroso, traidor, belicista, quebró a Israel, ultraderechista, etc”) caen apenas se las contrasta con la realidad. Una critica constructiva no es lo mismo que un ataque como los que cite, y mas en el contexto de los exitos que cosechó en su carrera, y que se reflejan ahora en la performance del gobierno. En las elecciones parece que Israel no se equivoco.

¿Solo Guerra?

No, claro que no, como lo expresa este excelente articulo reproducido en guysen.es:

Llegó la hora del desfile de tomates
Por Ben Dror Yemini (Maariv 20/4/10) en Guysen International News
Jueves 24 junio 2010 – 18:31
Existen países que exportan drogas: Afganistán con la protección de los Talibán, Líbano con el amparo de Hezbollah. Un kilo de heroína significa unos 50 mil dólares al exportador. Israel, a diferencia de ello, exporta un producto agrícola: semillas de tomate, de un tipo, en especial, mejorado. Un kilo cuesta mucho más que oro: 350 mil dólares. Ya no hay que decir: “Vale como el oro en polvo” sino que se debe decir: “Vale como los tomates”. No existe, en el mundo, otro país que obtenga esos precios. No se necesitan traficantes ni se precisa fraccionarlo, en pequeñas porciones, para aumentar los beneficios.

Es necesaria una cabeza que “nos” invente patentes (nos [Israel] ubicamos en el tercer lugar mundial en el registro de patentes por persona). Cuando un virus mortal dañó los campos fértiles en China (la mayor productora de tomates del mundo, 32 toneladas al año), fue la pequeña Israel la que creó un antídoto para el virus, que reconstruyó la producción de la enorme nación.

Israel es mucho más de lo que nos dibujan los informes de los medios. Por tanto conviene, por un momento, dejar los problemas corrientes, la crisis con Obama, la corrupción del gobierno, los subsidios para la infancia y la construcción en los asentamientos. Esas son las cosas que nos ocupan todos los días del año.

Hoy nos es posible alejarnos, un momento, de los problemas corrientes para concentrarnos en la impresionante creación que tiene lugar aquí y su nombre es Estado de Israel. ¿Impresionante creación? Sí. No es un error de escritura.

La Israel real está alejada “años luz” de su imagen. Es un país efervescente, desarrollado, gozoso, festivo y en especial, que crea y desarrolla. Si nos detenemos a pensar cómo Israel exporta semillas de tomate, cuyo valor alcanza como 16 de oro, se debe recordar que, el gasto, en concepto de investigación y desarrollo se ubica en el orden del 4,6% de su PBI. Se trata del primero, en el mundo, incluso después de los recortes, Israel continúa siendo líder. El número de investigadores, en relación a la población, es de 6 por cada 1000 (segundo lugar mundial); el porcentaje de investigadores en el sector de negocios es del 2,1% (primer lugar mundial) y número de artículos científicos en relación al tamaño de la población es de 800 por cada millón (tercer lugar mundial).

Quien quiera continuar, click aqui.

Algo… ¿raro?

Financista de Hezbollah arrestado en la Triple Frontera
Por Rubén Kaplan para Guysen International News
Martes 22 junio 2010 – 13:20
La detención el 15 de junio en Ciudad del Este, localidad de Paraguay ubicada a 327 kilómetros de Asunción, -que integra la denominada Triple Frontera, junto con Puerto Iguazú de Argentina y Foz de Iguazú de Brasil- de Mussa Ali Hamdan, alias Hamdan Moussa o Hamden Moussa, el libanés naturalizado norteamericano, sindicado como un financista del movimiento terrorista chiíta Hezbollah, confirma la veracidad de las denuncias acerca de la penetración global de la Jihad Islámica y el interés de la misma en extender sus tentáculos en Sudamérica.

Mousa Ali Hamdan, de 38 años, que tenía previsto radicarse en Paraguay, según el comisario de Antiterrorismo, Luis Bernal Báez, fue arrestado por La Organización Internacional de Policía Criminal (INTERPOL) , que lo buscaba afanosamente en virtud que pesaba sobre él un pedido de captura internacional solicitado por EE.UU. en 2008.

INTERPOL informó que Hamdan está acusado por los delitos de “venta de dinero falsificado y de pasaportes estadounidenses, así como de contrabando de productos electrónicos, automotores y vestimentas en la ciudad de Filadelfia, en el estado de Pensilvania, entre los años 2008 y 2009”. “Adicionalmente, Hamdan también facilitó reuniones con el propósito de tratar de obtener armas para exportar, dentro de vehículos robados desde los Estados Unidos por el solo propósito de usarlo en las actividades de Hezbollah”. El armamento estaba previsto comercializar en países como Benín, Líbano y Venezuela. Las autoridades norteamericanas afirmaron que Hamdan trabajó como colocador de alfombras y en una concesionaria de vehículos en la zona de Cinnaminson, Nueva Jersey, durante 2007 y 2008. Pero informaron que adquirió de agentes encubiertos más de U$154.000 en artículos electrónicos y vehículos que pensó eran robados. Aseveraron también que Hamdan envió parte de la mercancía al exterior como contrabando para que Hezbollah pudiera venderla con ganancia.

Hamdan compareció ante el juez Hugo Sosa Pasmor para confirmar su identidad como parte del trámite de una solicitud de extradición, que sostenía entre sus fundamentos que el arrestado fue una figura central en una investigación de cuatro años encabezada por el FBI de Filadelfia en forma conjunta con la Task Force contra el terrorismo. Luego de ser corroborada su filiación, el acusado de financiar organizaciones terroristas, fue trasladado al penal de Tacumbú en Asunción.

Concretado el arresto de Mousa Ali Hamdan, el Gobierno de EE.UU. pidió inmediatamente a Paraguay su extradición, ya que es buscado en ese país por su vinculación con grupos fundamentalistas. “La embajada de los Estados Unidos en Paraguay presentó el día 15 de junio ante el Ministerio de Relaciones Exteriores la solicitud de extradición del ciudadano de origen libanés y norteamericano Moussa Ali Hamdan”, anunció la Cancillería paraguaya en un comunicado. James L. Russo, encargado de Asuntos Públicos de la embajada de Estados Unidos en Paraguay, dijo que la embajada ha presentado oficialmente el pedido de extradición de Hamdan, de 38 años, ante el ministerio de Relaciones Exteriores de Paraguay.“El pedido de detención provisional no incluye su vinculación con el tráfico de armas”. Al respecto, El Ministerio de Relaciones Exteriores dijo en un comunicado que presentó una solicitud oficial de extradición ante la Corte Suprema de Justicia, que debe dar curso a los trámites correspondientes, luego de recibir un pedido de Estados Unidos.

Según un artículo de ABC Color de Paraguay, publicado el 5 de mayo de 2010, “lo que ahora más interesa a los organismos de inteligencia es el desplazamiento permanente de miembros del Ejército Popular Paraguayo (EPP), (un grupo guerrillero autodeclarado marxista-leninista, nacionalista, que opera en Paraguay, crítico del presidente Lugo) a la zona de Ciudad del Este—Foz de Iguazú—Puerto Iguazú. Allí habría indicios de que el EPP estaría armando una red de apoyo para su zona de operaciones, consistente en operaciones de tráfico de drogas, abastecimiento de armas y documentación falsa. Las facilidades que ofrecería la Triple Frontera para este tipo de planes son enormes, por la gran densidad del comercio ilegal de todo tipo. La Cancillería argentina habría decidido mantener en el perfil más bajo la cuestión del EPP. Tal vez por su vinculación con las FARC, ya que éstas reciben apoyo de Hugo Chávez, el principal aliado externo de los Kirchner”.

Los organismos de seguridad de EE.UU. han advertido en reiteradas ocasiones que en la Triple Frontera, donde convergen los límites de Argentina, Brasil y Paraguay, operan organizaciones que financian a grupos fundamentalistas islámicos. Los tres países, que desmienten la presencia de este tipo de grupos en su territorio, conformaron una Comisión años atrás que trabaja junto a Estados Unidos para dar mayor seguridad al lugar, señalado también como cuna del contrabando y la falsificación de marcas.

La captura en Ciudad del Este, de Mousa Ali Hamdan, apuntado como financista de la organización terrorista Hezbollah, debiera despertar de su letargo a los países que comparten la Triple Frontera.

Mi opinión:

Las autoridades sudamericanas lo saben, pero se hacen los distraídos. Sin ir más lejos, hace poco más de dos meses el juez Norberto Oyarbide ordenó las escuchas telefónicas contra una treintena de familias árabes en Misiones por su presunta vinculación con el terrorismo internacional. Finalmente, de manera oficial y sin mucha trascendencia, la investigación se declaró como “incompetente”… una investigación que había dado como resultado un informe de VEINTE MIL CARILLAS…… digo yo, hay que ser demasiado “jartero” (como dicen los turcos) para hacer tantas carillas de nada y de absolutamente NADA.

Mientras tanto, los detractores de Israel afincados cómodamente a miles de kilómetros de distancia, en pleno barrio porteño, se ocupan de lo suyo (la flotilla “humanitaria”), porque ya sabemos que Gaza queda entre Catamarca, Córdoba y Santiago del Estero (de hecho, si se nada con un bote por el hermoso riachuelo del Plata se puede terminar en las costas de Gaza en medio de una bandera palestina con mucha facilidad), además de que la Argentina es un actor importantísimo en todo lo que se refiere a Medio Oriente y la geopolítica mundial, prácticamente el primero en ser consultado… Ahora bien, fuera de joda y hablando enserio, eso es el máximo interés que puede recibir Medio Oriente, porque la inmensa mayoría de los argentinos, cómo no, a lo sumo se preocupan por Messi. Ya saben, cada uno con sus problemas. Por eso si tenemos una guerra entre la CIA, Hezbollah, Irán, el Mossad, el M16 y Al-Qaeda en medio de la Triple Frontera, los útlimos en enterarnos seremos los argentinos, los brasileros y los paraguayos. No llores por mí Argentina… tierra de oportunidades (no solamente para la integración, como diría Cristina).

Entrevista esclarecedora

Dr. Ahmad Youssef (Hamás ) – “La crisis actual fortalece a Hamas”
Por Ana Jerozolimski (Semanario Hebreo – Uruguay) en Guysen International News
Martes 22 junio 2010 – 13:27
Ahmad Youssef, que hasta hace un tiempo era un cercano colaborador del Premier de Hamas en Gaza Ismail Haniyeh, lo secunda ahora en su otro cargo, el de Ministro de RREE. A casi tres años del golpe en Gaza con el cual terminó el poder compartido con la Autoridad Palestina, y en medio de la crisis actual, el Dr. Youssef analiza la situación interna y regional en esta entrevista telefónica a Gaza.

P: ¿Cuál cree usted que será el resultado de la situación actual, en lo relacionado a la posición de Hamas en Gaza?

R: Creo que esta situación fortalece la posición de Hamas ya que ahora todo el mundo habla de la necesidad de levantar el bloqueo.

P: ¿Tiene confirmación sobre la intención del Primer Ministro de Turquía Erdogan de hacer lo mismo?

R: No, por ahora no, pero también hemos recibido esa información. No sabemos si su intención es venir a Gaza por tierra o a través de Egipto. Nos gustaría que vengan también Chávez y Lula Da Silva, gobernantes latinoamericanos que se interesan por el pueblo de Gaza, especialmente Chávez, al que respetamos y honramos mucho.

P: Cuando se habla de la situación en Gaza, hay gente que distingue entre el pueblo palestino que allí vive y la organización Hamas en si. ¿Comparte usted esta distinción? No son sinónimos….

R: Yo creo que la sanción del bloqueo debilita la situación general. No es que fortalezca al gobierno sino que hace que la gente piense que el tenemos razón. Por eso aumenta el apoyo a Hamas…

P: No es eso lo que muestran las encuestas.

R: Es eso lo que sabemos claramente aquí en Gaza. Pero en general, el bloqueo es malo para todos.

P: Israel sostiene que si levanta el bloqueo marítimo , “Gaza se convertirá en un puerto de Irán”.¿Qué relación tienen ustedes con Irán?

R: Tenemos buenas relaciones con muchos países musulmanes, que se sienten obligados ante los palestinos. Somos miembros de la misma “umma”, una nación. No importa si están en Irán, Arabia Saudi, Turquía…saben que somos hijos de la misma nación islámica. Y por eso ayudan al pueblo palestino. La propaganda israelí trata de crear la impresión de que “se vienen los iraníes”, pero nosotros tenemos buenas relaciones con muchos países islámicos.

P: A ojos de gran parte del mundo occidental, hay un problema con Irán. Hay información clara según la cual Irán envía armas a Hamas en Gaza..Por eso, explican los israelíes, dicen que no pueden levantar el bloqueo.

R: No nos molesta que haya control de la comunidad internacional de los barcos que lleguen, que los monitoreen y revisen, para garantizarse que no hay armas a bordo. Somos la autoridad que controla Gaza y le digo que se puede revisar esos barcos. Necesitamos las mercaderías.

P: Entonces ¿por qué Hamas hace ya varios días que no permite que se introduzca a Gaza todo lo que estaba a bordo de la flotilla que Israel no permitió llegar a la Franja? Israel descargó todo en decenas de camiones pero no les permiten cruzar la frontera.

R: Porque queremos estar seguros de que los israelíes mandarán todo lo que estaba a bordo de los barcos….

P¨: Organizaciones internacionales supervisaron el desembarco de los materiales, pero está todo frenado en la frontera. Hamas no los deja pasar..

R: Tenemos que recibir primero las listas exactas y ver qué están trayendo…

P: Una pregunta sobre la situación interna. Hace casi tres años que Hamas gobierna solo la Franja de Gaza y desde entonces se ha hablado de muchos intentos de reconciliación con la Autoridad Palestina. ¿Cree que se concretará en algún momento?

R: Espero que en las próximas semanas pase algo, que avancemos hacia eso. Ojalá logremos la reconciliación nacional.

P: ¿Hamas aceptará renunciar a parte de su poder en Gaza?

R: Hamas está dispuesto a compartir el poder, garantizando que todos los grupos estén representados en el liderazgo, en mutua confianza. Esa es nuestra visión. Queremos una transición pacífica del poder, que haya una elección que decida quién tiene la mayoría para gobernar a los demás.

P: Y si esa reconciliación exige a Hamas reconocer el proceso de Oslo y las negociaciones de paz con Israel ¿estarán de acuerdo?

R: Ni la Autoridad palestina cree en los acuerdos de Oslo. También la ANP ha dicho que tras 18 años de negociaciones, no han conseguido nada de nada.

P: Hay una gran mutua desconfianza..

R: ¿Para qué entonces aceptar basura que no lleva a nada y no logra resultado alguno para los palestinos, para que podamos vivir en un estado libre e independiente?

P: ¿Eso significa que ustedes dicen “no” a las negociaciones?

R: Significa que sabemos que las negociaciones tal cual se dan ahora, no conducirán a nada, si Israel sigue con los asentamientos. Si hay negociaciones serias, no nos molesta, pero no creo que el Presidente Abu Mazen logre nada. La administración Obama tampoco ayuda en forma imparcial.

P: Usted escribió recientemente un artículo importante en la prensa árabe en el que analiza la situación de Hamas en la arena interna y la externa y dice que su organización debe tener bien claro cuál es su opción: ser como los Talibanes o como Turquía. ¿Qué le llevó a escribir eso?

R: Yo exhorté a mi movimiento a tener cuidado y ser totalmente claro cuando la gente trata de calificarnos como Erdogan o Taliban, y aclaré que nosotros no somos Taliban sino Erdogan. Tenemos la mente abierta y queremos tener relación seria con Occidente. No somos Talibanes que no quieren vínculo alguno con Occidente y que tienen a todo Occidente en contra. Nuestra posición es singular: no queremos ser Taliban sino más como Erdogan, el Premier turco. Estamos dispuestos a aceptar un estado palestino en las fronteras de 1967 y lo que decida el pueblo palestino al respecto en elecciones. Somos abiertos.

P: Y si se crea el estado palestino en las fronteras de 1967, ¿ese será el fin del conflicto?

R: No, al menos será un primer paso. Hay que ver cómo poner fin a la amargura. Pero también hay que ver cómo se concreta el derecho de los refugiados palestinos a volver.

P: Hace pocos días entrevisté a Mahmud al-Zahar, uno de los líderes de Hamas en Gaza, quien me dijo que “No hay Israel, todo es territorio ocupado, tanto en el 48 como en el 67”. O sea que no reconoce tampoco lo que es el Estado de Israel sin los territorios conquistados en la Guerra de los Seis Días en 1967. ¿Dónde está entonces la verdad? ¿Qué es lo que representa a Hamas?

R: El Primer Ministro Haniyeh ha dicho repetidamente a representantes de extranjeros de distintas partes del mundo y en declaraciones públicas: aceptamos un estado palestino en las fronteras previas al 67, con Jerusalem de capital, y no vamos a colocar ningún obstáculo en el camino del esfuerzo internacional para lograr la creación del estado palestino. Ya lo hemos aclarado. Si Estados Unidos y Europa quieren ayudar, no vamos a interferir. La propaganda en contra nuestra todo el tiempo dice que Hamas no acepta nada.

P: Yo no sé lo que dice la propaganda. A mi me lo dijo, como recién le conté, uno de los principales líderes del propio Hamas, el Dr. Mahmud al Zahar…

R: Esa no es ahora la cuestión. La pregunta es si los palestinos tienen derecho a su propio estado en las fronteras del 67 con Jerusalem de capital, de modo que puedan resolver también el tema de los refugiados.

P: ¿O sea que si logran eso, aceptarán a Israel en las fronteras del 67? ¿Lo reconocerían?

R: El reconocimiento es otra cosa. Tiene dimensión legal que hay que estudiar más tarde, cuando tengamos nuestro propio Estado. Ahora estamos bajo ocupación y no tenemos la obligación de reconocer al ocupado.

P: Israel se fue de Gaza, no queda ningún soldado israelí allí……¿O sea que no sabe que si aceptarían reconocer a Israel?

R: Cuando tengamos nuestro estado independiente podemos elevar el tema y decidir cómo será la relación con nuestro vecino.

P: Esto suena a un círculo vicioso del cual nadie logrará salir, porque los israelíes no confían en ustedes y temen que se retiren y que luego no sea el fin del conflicto…

R: ¿Y qué le ha dado a la OLP el hecho que reconocieron a Israel? Nada. Así no tiene sentido.

La ópera del terror

Aznar en el Times

“Si Israel cae, Caemos Todos”

Por José María Aznar
The Times – 17.06.10

José M. Aznar fue Presidente de Gobierno de España (1996-2004)
La ira acerca de Gaza es una distracción. No podemos olvidar que Israel es el mejor aliado de Occidente en una región turbulenta. Desde hace demasiado tiempo ha sido considerado pasado de moda, en Europa, hablar a favor de Israel. A raíz del reciente incidente a bordo de un barco lleno de activistas antiisraelíes en el Mediterráneo, resulta difícil pensar en una causa más impopular para defender. En un mundo ideal, el ataque de comandos israelí en el Mavi Marmara no habría terminado con nueve muertos y una cantidad de heridos. En un mundo ideal, los soldados habrían sido recibidos pacíficamente en la nave. En un mundo ideal, ningún estado, mucho menos un aliado reciente de Israel como Turquía, habrían patrocinado y organizado una flotilla, cuyo único propósito era crear una situación imposible para Israel: obligándola a elegir entre renunciar a su política de seguridad y al bloqueo naval, o arriesgarse a la ira del mundo.

.
En nuestros tratos con Israel, debemos dispersar las rojas nieblas de ira que, con demasiada frecuencia, nublan nuestro juicio. Un enfoque razonable y equilibrado, debería contener las siguientes realidades: en primer lugar, el estado de Israel fue creado por una decisión de la ONU. Su legitimidad, por lo tanto, no debería ser cuestionada. Israel es un país con instituciones democráticas profundamente arraigadas. Es una sociedad dinámica y abierta, que se ha destacado, repetidamente, en la cultura, la ciencia y la tecnología. En segundo lugar, debido a sus raíces, historia y valores, Israel es una nación occidental en toda la regla. En realidad, es una nación occidental normal, pero una que se enfrenta a circunstancias anormales.

.
A diferencia de Occidente, es la única democracia cuya existencia ha sido cuestionada desde su inicio. En primera instancia, fue atacada por sus vecinos usando armas convencionales de guerra. Después se enfrentó al terrorismo, que culminó en una oleada tras otra de ataques suicidas. Ahora, a instancias de los islamistas radicales y sus simpatizantes, se enfrenta a una campaña de deslegitimación a través del derecho internacional y la diplomacia. Sesenta y dos años después de su creación, Israel sigue luchando por su supervivencia. Castigado con misiles lloviendo desde el norte y desde el sur, amenazado con la destrucción por un Irán que tiene el objetivo de adquirir armas nucleares, y presionado por amigos y enemigos, Israel, al parecer, nunca tendrá un momento de paz.

.
Durante años, el foco de atención occidental ha sido, comprensiblemente, el proceso de paz entre israelíes y palestinos. Pero, si Israel está en peligro hoy en día y toda la región se está deslizando hacia un futuro preocupantemente problemático, ello no se debe a la falta de entendimiento entre las partes sobre la forma de resolver este conflicto. Los parámetros de cualquier acuerdo de paz futuro son claros, por difícil que les parezca a las dos partes, para dar un último empujón para un acuerdo. La verdadera amenaza para la estabilidad regional, sin embargo, debe buscarse en el surgimiento de un islamismo radical que ve la destrucción de Israel como el cumplimiento de su destino religioso y al mismo tiempo, en el caso de Irán, como una expresión de sus ambiciones de hegemonía regional. Ambos fenómenos son amenazas que afectan no sólo a Israel, sino también al amplio Occidente y al mundo en general.

.
El núcleo del problema radica en la forma ambigua, y a menudo errónea, en que demasiados países occidentales reaccionan, ahora, ante esta situación. Es fácil culpar a Israel de todos los males en Medio Oriente. Algunos, incluso, actúan y hablan como si pudiera lograrse un nuevo entendimiento con el mundo musulmán, con sólo que estuviéramos dispuestos a sacrificar al estado judío en el altar. Esto sería una locura. Israel es nuestra primera línea de defensa en una región turbulenta que está constantemente en riesgo de caer en el caos; una región vital para nuestra seguridad energética, debido a nuestra excesiva dependencia del petróleo de Medio Oriente; una región que forma la línea del frente en la lucha contra el extremismo. Si Israel cae, caemos todos.

.
Defender el derecho de Israel a existir en paz, dentro de fronteras seguras, requiere un grado de claridad moral y estratégica que, con demasiada frecuencia, parece haber desaparecido en Europa. Estados Unidos muestra signos preocupantes de encaminarse en la misma dirección. Occidente está atravesando un período de confusión acerca de la forma del futuro del mundo. En gran medida, esta confusión está causada por una especie de duda masoquista acerca de nuestra propia identidad; por la regla de lo políticamente correcto; por un multiculturalismo que nos obliga a ponernos de rodillas delante de otros; y por un secularismo que, ironía de ironías, nos ciega, incluso cuando nos enfrentamos a jihadistas que promueven la más fanática encarnación de su fe. Abandonar a Israel a su suerte, en este momento, de todos los momentos, sólo serviría para ilustrar hasta qué punto hemos caído y cómo aparece ahora nuestro inexorable declive.

.
No puede permitirse que esto ocurra. Motivado por la necesidad de reconstruir nuestros propios valores occidentales, expresando profunda preocupación por la ola de agresiones contra Israel, y consciente que la fuerza de Israel es nuestra fuerza y de que la debilidad de Israel es nuestra debilidad, he decidido promover una nueva iniciativa Amigos de Israel, con la ayuda de algunas personas prominentes, incluyendo a David Trimble, Andrew Roberts, John Bolton, Alejandro Toledo (el ex presidente de Perú), Marcello Pera (filósofo y ex presidente del Senado italiano), Fiamma Nirenstein (la autora política italiana), del financista Robert Agostinelli y del intelectual católico George Weigel. No es nuestra intención defender una política específica o a un gobierno israelí en particular. Los patrocinadores de esta iniciativa, seguramente, estaremos en desacuerdo, a veces, con decisiones adoptadas por Jerusalem. Somos demócratas y creemos en la diversidad.

.
Lo que nos une, sin embargo, es nuestro inquebrantable apoyo al derecho de Israel a existir y a defenderse. Para los países occidentales que se colocan al lado de aquellos que cuestionan la legitimidad de Israel, para los que juegan en los organismos internacionales con las cuestiones vitales de seguridad de Israel, para los que apaciguan a quienes se oponen a los valores occidentales en lugar de ponerse de pie, con firmeza, en defensa de esos valores, no sólo es un error moral grave, sino también un error estratégico de primera magnitud. Israel es una parte fundamental de Occidente. Occidente es lo que es gracias a sus raíces judeo-cristianas. Si el elemento judío de esas raíces es eliminado e Israel se pierde, entonces también nosotros estaremos perdidos. Nos guste o no, nuestros destinos están inextricablemente entrelazados.

A %d blogueros les gusta esto: