Que las mentiras periodísticas no nos quiten la alegría

Israel se encuentra entre los diez primeros países más felices del mundo, ocupando el 8 º lugar junto a Australia, Canadá y Suiza, según un estudio realizado por el instituto “Gallup World Poll”. Turquía está en tercer lugar. Irak y Siria en las posiciones 110 y 115, respectivamente.

Extraído de Guysen International News

El 84 por ciento de los jóvenes en Israel afirman que son felices

Itongadol.- El 84 por ciento de los jóvenes en Israel afirman que son felices. Ese dato y otros, surgen de la encuesta realizada para un programa especial del Banco Mundial para el Progreso de la Juventud en Riesgo.

El estudio, desarrollado por el Instituto de Geo – Cartografía, incluyó un modelo, sobre un muestreo de 400 jóvenes de todo el país, entre 12-18 años, definió si la juventud se siente feliz y cuáles son los factores que influencian sobre la sensación de felicidad entre la juventud de Israel.

De la encuesta surge que, los factores más influyentes en la sensación de felicidad entre la juventud son la “Calma emocional”, a la que el 92,7% de los participantes calificó como más importante y la “Salud”, elegida por el 92,5% de los votantes.

Además, el factor vinculado a la “seguridad personal”, fue calificado como alto. A él se refirieron el 91,8% como muy influyente. A cambio, el factor calificado más bajo por su influencia en la sensación de felicidad, es “tener mucho dinero”. El mismo fue electo por el 73,3% solo mientras que, el 26,7% lo definió como no trascendente para nada en su sensación de felicidad.

Otra calificación muy baja es la vinculadaal “futuro asegurado” al que calificaron 80,7% solamente como muy influyente. La “Imagen externa” fue señalada por el 83,2% como muy influyente en la sensación de felicidad.

Extraído de Itón Gadol

Y con toda razón, agregaría yo, que también estuve en Israel y pude comprobar que a grandes rasgos la gente vive tranquila, feliz, segura, con salud, educación, trabajo, buena calidad de vida y un patriotismo envidiable. Todo eso a pesar de la reputación de antipático y descortés que tiene el estereotipo del sabra.

¡AM ISRAEL JAI!

PD: Mientras tanto, a nuestros enemigos no les va tan bien.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: