Stuxnet

El poder destructivo del virus Stuxnet fue un eco mediático en los últimos días. Para los que no saben de lo que estoy hablando (hasta hace dos horas yo tampoco sabía), este bicho que fue descripto por Computer World como el malware más malo de todos los tiempos, está destruyendo las instalaciones militares, nucleares y estratégicas de Irán (también se esparció por China, India, Pakistán e Indonesia, pero el 60% de las PCs afecadas eran Iraníes) 

A continuación, les dejo este artículo brillante de Caroline Glick, donde explica y analiza este fenómeno que, sin lugar a dudas, puede transformarse en un punto de inflexión en la historia del desarrollo armamentístico. 

Lo que esencialmente nos quiere decir Caroline es que festejemos, pero no demasiado. Si bien la moral de los ayatolas puede estar por el piso, dudo que la jugada táctica alcance para darles jaque mate, por más espectacular que haya sido. En las palabras de la autora, “ganamos una batalla, no la guerra”. 

PD: Acá va un artículo del New York Times donde se revela la existencia de una pista bíblica que podría indicar quiénes fueron los creadores de Stuxnet. ¿Quién será? 🙂

Anuncios

5 comentarios

  1. Me ganaste, yo tambien estaba por escribir un post sobre el stuxnet jeje…No se puede estar mas agradecido, despues de todo la mente funciona mejor que las bombas!
    Solo falta la manifestacion en las calles contra el “Genocidio Informatico” de Israel jaja!

    • Jaja, en un artículo de Clarín un periodista dijo que el ataque informático “iba contra todas las normas”. Pero eso fue lo máximo que escuché, los otros medios que a menudo atacan a Israel no pudieron abrir la boca.
      Nos vemos el martes en la charla!

  2. Pero pregunto, hay alguna prueba de que fue Israel?????

    • Justovich,
      Gacias por to pregunta.
      No podemos afirmar categóricamente que fue Israel, pero hay indicios muy fuertes.
      Un análisis inductivo sería muy débil, con un solo punto sólido para tener en cuenta:
      – Los expertos que hablaron sobre el tema acordaron que el ataque fue perpetuado por una organización o un estado-nación con una capacidad tecnológica singular, y que se realizó con el propósito de afectar procesos industriales. Lo de la cita bíblica no lo incluyo como un argumento porque, como dicen algunos, exsite la posibilidad de que sea un simple despiste para que Israel parezca culpable.
      En un análisis deductivo, podemos considerar los siguientes puntos:
      – Israel es el principal enemigo de Irán.
      – Israel no puede permitirse (bajo ningún punto de vista) que Irán adquiera bombas atómicas: sería equivalente a firmar su sentencia de muerte.
      – Israel ya recurrió a este tipo de acciones en el pasado (en el 2007, hackió los satélites de Siria para que el ataque aereo a las instalaciones nucleares de dicho país no sea detectado).
      – Desde la segunda guerra del líbano (julio del 2006), Israel destina cada vez más recursos a la “cyberguerra”.
      – En lo que respecta al desarrollo tecnológico, Israel es uno de los países más avanzados del mundo (mayor tasa de ingenieros, patentes y empresas high-tech por cantidad de habitantes, entre otras cosas).
      Resumiendo, Israel tiene la inteligencia, los recursos, las agallas (para no decir “huevos”) y los motivos suficientes como para haber emprendido el ataque informático a las instalaciones militares y nucleares de Irán.
      Si fue el responsable o no, difícilmente se sepa.

    • Los hackers de Israel son los mejores del mundo. Un joven israelí promedio sabe mucho más de informática que cualquiera de nosotros (aunque tenemos cierta idea). Israel tiene y destina anualmente muchos recursos para estar delante de la guerra informática (y otros tipos de high-tech… ¿sabías que Israel es uno de los once países de todo el mundo que tienen satélites de reconocimiento en el espacio? un paisito más chico que la provincia de Tucumán está por delante de China en varios aspectos). El resto te lo dijo sebinisra.

      En mi humilde, modesta y limitada opinión, las guerras del futuro (no muy lejanas) no serán libradas por grandes ejércitos, billones de dólares, portaviones enormes y decenas de miles de agentes de inteligencia. Sino, por el contrario, será dirigida por un grupito de nerds cuatro ojos con granos en la frente y 40 kg de peso que, sin disparar un solo tiro y desde equipos de computación avanzados instalados en la cochera de su abuela, lograrán poner de rodillas a una superpotencia mundial atacando los puntos débiles de la industria y los sistemas bancarios (creeme que no son pocos, Irán es una de las naciones más débiles en este aspecto)… todo esto mientras los crackers extorsionadores comen snacks llenos de grasa y los millones de marines armados hasta los dientes no pueden hacer nada para detenerlos. Estimo que esos genios de la computación tendrán como único fin el bienestar propio, extorsionando a países enteros a cambio de dinero, o bien serán contratados por los gobiernos a precios exorbitantes como si fueran verdaderos mercenarios invencibles. ¿Sueno como un ridículo infante amante de la ciencia ficción? pues algo de eso ya está sucediendo (ojo! que todo esto sea secreto no quiere decir que no exista)… Israel, por su parte y como de costumbre, no se queda atrás en el tiempo, menos aún en los requisitos que tendrán las guerras del siglo XXI. ¡Enhorabuena! si el Stuxnet sirve para ganar tiempo, es una buena noticia, pero eso no justifica quedarnos en los laureles…

      Saludos

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: