66 años después

Hoy, 66 años y tres días después de que los soldados rusos rescataran a los sobrevivientes de Auschwitz, la historia nos sigue golpeando la puerta. Ese maestro inmortal está afuera esperando, impaciente por compartir su sabiduría y cruel sinceridad. Pero en la casa llamada occidente muy pocos son los que lo escuchan, porque cuando no hay alguna fiesta “antisionista” (léase judeofóbica), el canto meloso de los políticamente correctos suena a todo volumen.    

      ¿Y qué es lo que la historia tiene para decirnos?  ¿Qué podemos aprender del siglo pasado, tan enfermo como aleccionador? ¿Qué nos muestra la guerra de Hitler?  

      Entre otras cosas, que el pacifismo es una corta y hermosa pasarela hacia la guerra; llena de ilusiones, esperanzas y buenas intenciones que, como dice la frase, terminan pavimentando el infierno. Esas sonrisas diplomáticas de la Inglaterra de Chamberlain… no hacían más que reír al führer y a su séquito. Esa parálisis francesa cuando las tropas del tirano invadieron la región del Ruhr… no hizo más que fortalecer su imagen frente a una población Alemana embriagada de nacionalismo y judeofobia. Esa indiferencia Europea – y Americana – ante el desarrollo militar alemán, alimentada por la maldita creencia de que otra guerra mundial no era posible, fue el empujón que necesitó Hitler para materializar sus impulsos necrofílicos.

     No hay guerra comparable con la Segunda Guerra Mundial, ni genocidio parecido al Holocausto. Con sólo recordar que un millón y medio de niños fueron asesinados por ser judíos, alcanza para dimensionar la locura de los  nazis. Ahora bien, si nos limitamos a verlos como extraterrestres que descendieron a este planeta para realizar una masacre única e irrepetible, entonces no aprendimos nada de nada.

     Su mismo afán demoledor y su misma aspiración totalitaria pueden registrarse hoy, 66 años y tres días después, en el movimiento político que quiere sumergir al mundo entero bajo la versión más sanguinaria del Islam, el Islamismo. Salvando el hecho de que los nazis estuvieron bastante cerca de lograr sus objetivos mientras que los islamistas tienen un largo – aunque cada vez más corto – camino por recorrer, las diferencias entre ambos se desgranan bajo la superficie.

     Para nombrar algunas, los nazis atacaban con rifles automáticos y misiles anti-tanques, mientras que los islamistas utilizan terroristas despojados de cualquier rastro de humanidad; los primeros racionalizaban sus impulsos destructivos con “argumentos” raciales, mientras que los segundos se justifican con “argumentos” religiosos; los primeros tenían como profeta a Hitler, mientras que los segundos revivieron al profeta Mahoma; y la prioridad de los primeros era eliminar a todos los judíos de la tierra, mientras que los segundos quieren empezar por borrar a Israel del mapa.

     Hoy, 66 años y tres días después de que los soldados rusos rescataran a los sobrevivientes de Auschwitz, la realidad nos impone un nuevo desafío: el fundamentalismo islámico, con sede central en la República Islámica de Irán y filiales distribuidas por todo el globo, quiere que el mundo entero vuelva al siglo VII y se arrodille frente al dios que promete el paraíso para los que se cargan de explosivos y se explotan cerca de muchos “infieles”.

     Occidente tiene que decidir como encararlo. Tiene que decidir si desea abrirle la puerta a la historia o seguir escuchando a los que dicen “está todo bien”; si desea emprender el camino difícil, ¡enfrentar al islamismo ahora! ,  o caminar por la hermosa pasarela del pacifismo mientras deja que Irán siga financiando grupos terroristas, absorbiendo países como El Líbano y desarrollando bombas atómicas. En otras palabras, el mundo occidental tiene que decidir si desea derrotar al fundamentalismo islámico o volver a la década del 30 y convertirse – con su ingenuidad, indiferencia y buenas intenciones – en victimario de su propio futuro.

Anuncios

Carta abierta a un judeófobo español

Carta abierta a Javier Bardem

Dori Lustron

Acerca del Centro Médico Cedars-Sinai

Cedars-Sinaí es conocido por ofrecer la más alta calidad de la atención del paciente que la medicina moderna tiene para ofrecer. Nuestra dedicación a la excelencia, la compasión y la innovación tiene sus raíces en la tradición judía y su devoción por el arte y la ciencia de la curación,

http://www.cedars-sinai.edu/About-Us/

Bardem: ¡Tanto que nos detesta y detesta al Estado de Israel!….Los propietarios del Centro Medico Cedars Sinai de Hollywwod en el cual su mujer y su hijo están tan bien atendidos no solo son judíos sino también son sionistas

Ironías de la vida ¿No?

¡Usted, que nos ataca tanto! Fíjese como eligió el mejor Centro Medico. ¿Por qué? Porque los profesionales judíos se destacan en el mundo. ¿Se da cuenta cómo no hay que escupir al cielo? Mire a su alrededor y vea todo lo que Israel le ha brindado y usted ignora. Israel recibe por las patentes y la producción de bienes que usted consume las regalías correspondientes. El control remoto del televisor, su lap top, su celular, sus chips de su computadora…¡Tantas cosas! Incluso muchos de los medicamentos simples que usted toma son producidos en Israel. El mayor laboratorio de genéricos del mundo, TEVA, es israeli ¡Seguramente ignora cuantos medicamentos habrá tomado de TEVA!

Me pregunto por que no vinieron a Gaza a atenderse. ¿Porque la “malvada” Israel los tiene bloqueados?. ¿Hubieran venido si no estuvieran bloqueados? ¡Claro que no! Le aclaro, Bardem, en Gaza viven muy bien pero usted esta tan ciego que no lo ve. Viven a costa de Israel, de nuestra agua, de nuestra electricidad y de toda la ayuda humanitaria que les brindamos. Todo el equipamiento que se recambia, casi nuevo, cada dos años en nuestros Hospitales Modelo son derivados a Gaza. A  nuestros hospitales tienen acceso todos: judíos, musulmanes, cristianos, tailandeses, sudaneses, etíopes, hindúes,  e incluso los palestinos que vienen de Gaza porque Hamas los abandona a su suerte.  No quieren gente enferma. Les molesta.¿Sabe por qué distingo entre  palestinos y árabes? Porque sus hermanos árabes los desprecian y nosotros los ayudamos. Como ayudamos a los sudaneses que llegan moribundos a la frontera con Egipto y  los rescatamos mientras ellos les tiran a matar por la espalda.

¿Sabe usted? Ellos no quieren la paz ¡Se les terminaría la gallina de los huevos de oro!. Si Al Jazeera no hubiera descubierto las negociaciones con Abu Mazen, Gaza hubiera quedado afuera  y eso nunca lo permitirían. Perderían el gran negocio de los terroristas. Porque no son milicianos, Bardem. Son TERRORISTAS. Y usted que esta totalmente DESCALIFICADO para opinar, en vez de ayudar a la paz, defiende el terrorismo por su odio visceral a los judíos. Son  judíos los que atendieron a su mujer para traer a su hijo al mundo. Y son judíos, los productores de Hollywood que le dan trabajo a UD. Y son judíos los que salvan a millones de personas con sus investigaciones científicas y sus avances tecnológicos que provienen de Israel. Pero, UD pensara…….¡Estos judíos de m…! ¿Quienes se creen que son?

Somos un pueblo milenario que ha resistido a la Historia. SU ESPAÑA mandó a la hoguera a cientos de miles de judíos y forzó a la conversión al resto.  España tiene una deuda de sangre con nosotros. Fue, junto con la Solución final de Hitler, la muerte más perversa y sistemática que asoló a la Humanidad.  Fuimos un pueblo manso y  hoy, no nos perdonan que nos defendamos. Un solo día que no nos defendamos y nos destruyen. ¡ YA NO MAS!!!!. ¡ESO SE ACABO!. Cuando nos negaron armas las fabricamos. Cuando nos negaron barcos los construimos Tenemos barcos invisibles. Cuando no nos dieron radares, los armamos acá. Cuando nos negaron aviones, los desarrollamos con la mejor industria aero-espacial. Tenemos los mejores satélites ultra livianos. ¡Sabemos hasta en que momento Ahmadinejad  va al baño!. Todo esto por los satélites. Es el desarrollo del ingenio, Bardem. Todo  aquello que nos fue negado lo desarrollamos y aun mejor.. Y somos tan buena gente que preferimos destruir una fábrica de muerte, como Natanz, mandando un virus sofisticado con EL PROPOSITO DE IMPEDIR UNA GUERRA NUCLEAR para que no muera  mas gente.

Quizás… usted tiene sangre sefardí. Quizás…por eso se odia a si mismo. Es lo que se llama el “auto-odio” judío. Quizás… muchas cosas que usted ignora puede haber en su genealogía..

Y fíjese…eligió a judíos y sionistas para que su hijo viniera al mundo

¿Por qué? Nosotros sabemos porque. Somos buenos en lo que emprendemos. Siempre lo fuimos y de ahí su bronca y su envidia hacia el pueblo de  Israel.

Cuando se lucha por algo hay que tener coherencia y  ser consecuente con las ideas. ¡Pobre ejemplo de vida para su hijo!

¡Dios bendiga a su pequeño hijo y se apiade de usted!

Desde Israel

Dori Lustron

Nunca rendirse. “Nunca, nunca, nunca, nunca
-en nada, grande o pequeño, importante o insignificante”.
W. Churchill

Humor de la tv israelí

Traducido por Sheila Brezinski, la ex-Coordinadora General y actual Representante General de la Fundación Hadar

realidad VS discurso programado del osito progre

Para nuestro amigos españoles

La Verdad los Muestra COMO SON

Desde este blog dijimos varias veces que las principales ONG’s israelies en apariencia a favor de los DDHH de los palestinos no eran tales, sino mas bien anti-israelies financiados con dinero europeo y arabe. Precisamente los petrodolares que financian a estas organizaciones, dijimos, determinan su verdadera agenda. Efectivamente ahora se comprueba definitivamente que esto es cierto.

Elreloj nos dice: “... La semana pasada la Knesset israelí votó a favor una moción de ley impulsada por Israel Beiteinu por la cual se exige investigar los medios de financiación de las organizaciones de izquierda israelíes y otras por sus actividades pro palestinas. El periódico Yediot Ajaronot publicó un informe de la organización “Im Tirtzú” en el cual muestra que varias organizaciones no gubernamentales que cuentan con financiación árabe, financian a organizaciones de izquierda que actúan en Israel con una agenda clara a favor de los palestinos...”  Personalmente lei parte del informe de Im Tirzu (que me paso uno de sus miembros) y no puedo menos que pararme y aplaudir. La claridad y la objetividad del informe y la investigacion demuestran acabadamente que los muchachos pro-palestinos en realidad no son otra cosa que anti-israelies. Continua: “…Las organizaciones cuentan con un presupuesto millonario que es otorgado entre otros de parte de países de la Unión Europea como Suecia, Suiza, Holanda y Dinamarca y por otro lado de países árabes como Arabia Saudí, Kuwait, Emiratos Árabes, Algeria, Qatar y también varias entidades financieras árabes. El informe dice que entre el 2006 y el 2008 las organizaciones de izquierda en Israel recibieron 2.6 millones de dólares para sus actividades. Varias organizaciones de izquierda israelíes recibieron entre el 2008 y 2009 unos 2.4 millones de dólares. Entre las organizaciones que estarían en la lista de los que financian los árabes está Betselem, Yesh Din y Majson Watch.”  (los links los agregue yo y son de NGO Monitor)

Efectivamente muchachos, YESH DIN (en hebreo significa hay juicio) y el fallo no es favorable para estos judios a-judaicos disfrazados de buenos tipos. Kol Hakavod la Knesset ve le Im Tirzu! Igualmente no creo que los miembros de la izquierda autista dejen de citar a estas organizaciones tan progresistas y objetivas. Despues de todo, ¿que importancia tiene que reciban dinero de Arabia Saudita si su objetivo es promover la paz y los derechos humanos? ¿O acaso Iran no puede estar en la Comision de DDHH de la ONU y a la vez colgar homosexuales?

En otras cuestiones, les comento que aqui pueden escuchar el prologo del libro “Grandes Pensadores Judios en la Civilizacion Occidental” de Gustavo Perednik, y pueden descargar el libro entero directo desde aqui.

El medio oriente en el 2011

A continuación un artículo de Julián Schvindlerman, seguido de un comentario personal. 

MEDIO ORIENTE 2011 – 05/01/2011

El año entrante encontrará a un Oriente Medio convulsionado, rasgo distintivo de una región que ha aprendido a vivir en la inestabilidad permanente.

Los atentados suicidas en Irak, Afganistán y Pakistán difícilmente desaparecerán. Al-Qaeda ha ganado una fuerte presencia en Yemen, y es un acertijo si el gobierno local permitirá a los Estados Unidos continuar su campaña militar encubierta tras el exposé de Wiki-Leaks. Las dudas acerca del estado de salud del líder supremo iraní y del presidente egipcio, así como la vejez del monarca saudita, abren interrogantes de continuidad y sucesorios no menores. Las revelaciones de memorandos clasificados de la diplomacia estadounidense en torno a las aprehensiones no publicitadas de gobernantes árabes moderados respecto del programa nuclear de Teherán ya han comenzado a motivar acercamientos hacia aquél país, con Jordania siendo el mejor exponente de ello. ¿Avanzará aún más Irán hacia la bomba nuclear? ¿Actuará Israel para impedirlo? El año 2010 pasó sin sobresaltos mayores en esta área. No queda claro todavía si el 2011 será una extensión de lo ya acontecido o testigo de rupturas.

La probabilidad de una paz integral palestino-israelí permanece remota, y el sendero unilateral emprendido por el liderazgo palestino en pos de la obtención de reconocimiento diplomático global a su estado, por el momento inexistente, será seguramente ahondado el año entrante, en parte estimulado por los avales tempranos concedidos ya -desde la órbita latinoamericana- por Brasil, la Argentina, Bolivia y Ecuador. El movimiento fundamentalista Hamas se ve beneficiado por débiles sanciones internacionales, en tanto que El Líbano corre riesgo de quedar sumido en el caos político ante las revelaciones inminentes del tribunal de las Naciones Unidas que ha investigado el asesinato del ex-premier Rafiq Hariri. La reorientación de Turquía hacia el Oriente ha sido uno de los desarrollos geopolíticos más trascendentes de los últimos tiempos y su acercamiento a Teherán luce especialmente inquietante. Hoy reina la cooperación, en detrimento de Occidente, pero una futura competencia por la supremacía regional entre turcos y persas no puede ser descartada. La mayor o menor tensión en ese vínculo repercutirá en toda la zona y más allá de ella.

El reciente asesinato político del gobernador de Punjab, Salman Taseer, puede presagiar un año difícil para el inestable Pakistán. Su asesinato, enmarcado en la oposición del político paquistaní a la condena a muerte de una agricultora cristiana bajo cargos de blasfemar contra Mahoma, ilustra también la penosa situación de las comunidades cristianas en la región. Ellas fueron violentamente atacadas en Irak y en Egipto durante la última Navidad, y han sufrido hostigamiento a lo largo del año ido en Nigeria, Somalía, Gaza, Argelia y Mauritania entre otros lugares. En ciertos países, como en Arabia Saudita e Irán, los católicos no pueden practicar públicamente su religión. Sudán -donde los cristianos del sur han sido masacrados por años en manos de salvajes aliados al gobierno norteño- enfrenta una inminente secesión cuyo desenlace es, al momento, incierto.

La cultura política de los árabes sigue siendo decepcionante y no augura sorpresas positivas para el año entrante; al menos al evaluarla según un dato pintoresco revelador. Los lectores de la CNN en árabe votaron al premier turco Recep Tayyip Erdogan “Hombre del Año” por el 2010, secundado por el presidente Sirio Bashar Assad. Ambos descollan como dos de los políticos musulmanes más prominentes en respaldar públicamente al líder extremista número uno de la región, Mahmoud Ahmadinjead de Irán. La CNN en árabe, asentada en Dubai, afirmó que los resultados de la encuesta reflejan el “ánimo general de la calle árabe”.

El estado judío finalizó el 2010 con una noticia espectacular: el más grande descubrimiento de gas en aguas profundas en la última década a nivel mundial. De confirmarse las previsiones, Israel podría convertirse en un exportador neto de energía para el 2016, aunque sin abandonar su necesidad de importar petróleo. La planta se halla dentro de las doscientas millas náuticas establecidas como “zona económica exclusiva” israelí por la Convención de las Naciones Unidas sobre la Ley del Mar, pero Hizbullah -siempre atento a inventar disputas con los judíos- ha reclamado soberanía libanesa sobre el lugar. El potencial de conflicto es real.

Como cada 1 de enero, el Medio Oriente -y con él, el resto del globo- espera expectante su destino para el año que se inicia.

Comentario personal:

Si la diplomacia global no reconoce al inexistente Estado palestino, es muy probable que enfrentemos una tercera intifada. Es decir, bloqueada la vía diplomática y ante la imposibilidad de emprender una guerra militar seria, La Autoridad Palestina del debilitado Mahmoud Abbas apelará – si quiere sobrevivir políticamente – al único frente de combate donde, todavía, cuenta con la victoria asegurada: la guerra mediática.

“La intención es que miles de palestinos se manifiesten a diario al lado de los asentamientos. Rodearemos los asentamientos con una cadena humana y pediremos el final de la ocupación”, decía un dirigente palestino a fines del 2009. La verdadera intención es, bien lo sabemos, utilizar medios “pacíficos” – como transformar a chicos de 10 años en escudos humanos – para deslegitimar a la democracia hebrea, esta vez bajo el slogan de los “asentamientos”.   

 La izquierda lunática junto con las organizaciones pro “derechos humanos” – especialmente aquellas que operan dentro de Israel pero son financiadas por gobiernos o entidades extranjeras (ver) – van a sumarse gustosamente a este grito de guerra; y las cámaras de la CNN y de la BBC van a estar disponibles para filmar todo el show, siempre con la lente maniqueista que ve todo lo malo en el Estado judío y todo lo bueno en su enemigo de turno.

¿Qué debemos hacer los amigos de Israel frente a esta situación?

Atacar primero, con nuestra arma más poderosa: la información real. Tenemos que mostrar una y otra vez las imágenes de los chicos palestinos convertidos en hombres-bomba, sus manuales escolares que hablan de los judíos como “monos y cerdos” y sus programas televisivos que vomitan judeofobia; tenemos que resaltar una y otra vez que Israel está dispuesta a negociar, a diferencia de la Autoridad Palestina (que acaba de liberar a 5 terroristas palestinos del Hamas acusados de asesinar a 4 civiles israelíes); y tenemos que decir esto hasta cansarnos: Israel fue, es y será el Estado nacional del pueblo judío, y tiene derecho a existir como tal.     

Para terminar, quería recomendar esta sensacional entrevista a Abu Toameh, un periodista Israelí, árabe y musulmán que con su singular claridad y valentía dice todo lo que los medios occidentales de comunicación nunca dirían. Entre otras palabras, resaltan éstas: “No soy pro israelí, no soy pro palestino y no soy pro estadounidense. Pero como periodista, estoy a favor de los hechos y a favor de la verdad”. Si hubiera más periodistas como él… Israel ganaría la guerra mediática o, mejor aún, ¡los palestinos nunca se animarían a combatirla!

A %d blogueros les gusta esto: