Jag Sameaj para todos

Desde el Rejunte les deseamos Jag Sameaj a todos, y que tengan un Seder especial donde festejemos una vez más nuestra libertad.

Acá les dejo un video muy gracioso:

y un artículo de Rajel Hendler que fue publicado en Aurora Digital, con un gran mensaje de libertad y sionismo:

“Esclavos fuimos del Faraón en Egipto y Dios nos sacó de allí

Autora: Rajel Hendler

“Esclavos fuimos del Faraón en Egipto y D-os nos sacó de allí con mano fuerte y brazo poderoso; y si D-os, bendito sea, no hubiera redimido a nuestros padres de Egipto, tanto nosotros como nuestros hijos, seríamos esclavos del Faraón en Egipto”¨¨.
Con estas palabras inicia el padre la respuesta de la Hagadá a las cuatro preguntas de sus hijos. Con estas palabras comienza la narración que revela el secreto de la fiesta de Pesaj.
Fuimos esclavos y hoy somos libres; es en esencia el significado de la celebración, que se puede resumir en esta expresión: pasamos de esclavos a hombres libres.
Debemos sentir plenamente el sentido de la palabra libertad, en su concepto profundo de dignidad humana, de auto emancipación y en el sentido amplio de pueblo y nación libre, independiente.
Después de más de medio siglo, podemos nosotros los judíos, al recitar la Hagadá, vivirla plenamente. Una vez más en nuestra milenaria historia se ha operado el milagro de la liberación.
Libre y soberano nuestro Estado de Israel. Porque sus hijos, benditos sean, con mano fuerte y brazo poderoso han luchado, liberado y reconquistado el suelo de Israel.
Y empleando las palabras de la Hagadá: “¨¨Y si estos hijos, benditos sean, no hubieran empuñado el brazo poderoso, nosotros, nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos, esclavos serían”.¨¨
Tal es el valor que hoy y siempre, debe tener la celebración de Pesaj para los judíos del mundo entero. Fundir el pasado con el presente; ambos son impresión sublime del imperecedero espíritu de nuestro pueblo, de nuestra nacionalidad.
Toda la historia hebrea, toda la vida judía y sus acontecimientos, son la síntesis, la resultante de ese espíritu, sediento siempre de libertad, luchando por la dignidad humana.
Entonces surgió Moisés, quién sembró en los esclavizados judíos de Egipto el germen de la liberación, quién los llamó a la rebelión y con mano fuerte los sacó de Egipto.
En nuestros tiempos nació un Herzl, quien llamó a las masas judías de Europa, quien fue el Moisés de esta época, “¨ya que el destino siempre halla un medio para atraer al hombre que necesita para un fin determinado”¨¨ como escribe Stefan Zweig.
También Herzl como Moisés encontraron al principio resistencia a su ansia de emancipación entre sus hermanos, que no lo sentían como su conductor.
Moisés sacó a sus hermanos de la esclavitud en Egipto; en el desierto se abocó a reeducarlos, a inculcarles el sentimiento de dignidad humana; y retó al pueblo que se arrodillaba ante el becerro de oro.
Retó Hertzl a los judíos de su época que se arrodillaban ante el becerro de la asimilación y se creían felices en la Europa de aquellos días, algunos abjurando de su judaísmo, queriendo confundirse con los demás pueblos, deslumbrados por el espejismo de la idea de igualdad.
Moisés llevó a su pueblo la palabra de Dios. Herzl llevó a su pueblo la palabra de Sión.
Murió Moisés sin poder entrar en la Tierra Prometida. “¨¨Y lloraron los hijos de Israel la muerte de Moisés en los campos de Mohab….”¨¨
Dejó de existir Herzl antes de haber realizado el sueño de la vieja-nueva patria.
Zweig, en su libro “El mundo de ayer”,¨¨ describe así el día de la muerte de Herzl: “¨¨Fue un día extraño, un día de julio inolvidable. Porque de pronto, comenzaron a afluir de todas las estaciones de la ciudad, en cada tren, de día y de noche, hombres judíos orientales y occidentales, turcos y rusos. Nunca se sintió más claramente que había sucumbido el dirigente de un gran movimiento, uno de esos forjadores de ideales que se levantan en un pueblo a enormes intervalos”.¨¨
Porque Herzl llevaba en su interior aquella llama inextinguible de libertad que encendió Moisés, cuando vio la zarza ardiente, que nunca se apagó.
En breve celebraremos el aniversario de la proclamación de la Independencia de Israel. Ya la historia está escribiendo la nueva Hagadá de la libertad reconquistada.
Quiera la Providencia que ya se haya cerrado el último capítulo de esclavitud para nuestra historia y la del mundo entero. Quiéranlo los hijos de Israel, las juventudes judías de todas las comunidades; que prosiga el renovado éxodo hacia la Tierra Prometida de todos los confines del mundo para que juntos consolidemos la libertad y soberanía nacional.
Tal es nuestro mensaje de Pesaj, brindando unidos por la paz y la confraternidad.
Jag Sameaj

http://www.aurora-israel.co.il/articulos/israel/MundoJudio/20761/

Anuncios

2 comentarios

  1. Muy lindo mensaje!!
    Jag Sameaj para todos 🙂

  2. Jag HaPesaj Sameaj!

    AM ISRAEL JAI

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: