Dios bendiga a Israel y a los Estados Unidos de América

Entró al salón y lo aplaudieron, ¡de pie!, durante 4 minutos seguidos. Se las rebuscó para empezar hablar. Le lanza una bromita al vicepresidente Joe Biden, como para entrar en calor, y al rato llueven las risas y los aplausos. 30 segundos más tarde, el parlamento más importante del mundo ya estaba ovacionándolo; ya estaba aprobando, respaldando y fortaleciendo la frase que viene a continuación: “Israel no tiene un mejor amigo que Estados Unidos, y Estados Unidos no tiene un mejor amigo que Israel”. La gente se vuelve a parar…

Después de escuchar el discurso de Bibi y los más de 30 aplausos que lo interrumpieron mientras hablaba, no queda duda alguna de que esa frase no es pura retórica: es pura realidad. Para aquellos que, con buenas o malas intenciones, pregonaban que la política de Netanyahu estaba poniendo en jaque las relaciones bilaterales entre Israel y Estados Unidos, los representantes del pueblo estadounidense les dijeron que se equivocaban.

Inclusive cuando Bibi dijo que “en Judea y Samaria, los judíos no son ocupantes de una tierra extranjera”, oponiéndose de forma casi explícita a la postura del presidente Obama, el salón se puso de pie y lo aplaudió. Cuando reveló la verdadera naturaleza del conflicto, es decir, cuando aclaró que “nuestro conflicto nunca se trató sobre la existencia de un Estado palestino, sino que se trata sobre la existencia de un Estado judío”, el salón se puso de pie y lo aplaudió. Cuando, con los ojos en Irán, dejó bien en claro que “cuando los judíos decimos nunca más, lo decimos en serio”, ¡el salón se puso de pie y lo aplaudió!

Ayer fue un bien día para todas las personas que aman la vida y la libertad. El parlamento más poderoso y más democrático  del mundo le dijo a la única democracia hebrea – y a sus amigos y enemigos – que ningún gobierno de turno va a quebrar la alianza estratégica e ideológica que existe entre Israel y Estados Unidos, que los valores compartidos entre estos dos países sobrepasan todas las diferencias y que nada ni nadie va a corromper su mutuo compromiso a la hora de detener o enfrentar a aquellos que, mientras niegan el holocausto, se preparan para cometer otro.

Dios bendiga a Israel y a los Estados Unidos de América.

Dejo acá la primera parte del discurso:

Y acá otra parte:

No lo pude encontar todo completo, pero acá lo tienen escrito (en inglés).

También recomiendo el comentario de Ana.

Lo últmo que quería decir es que, como judío y pro-israelí, estoy orgulloso de que Israel tenga un primer ministro como Bibi Netanyahu. Puede volver a casa con la frente en alto.

Anuncios

6 comentarios

  1. Con esta calidez que recibió el Pimer Ministro israelí en el Capitolio, ante todos los representantes del Congreso Americano, queda claro que la alianza de los Estados Unidos con Israel no es la misma que la alianza meramente estratégico-política que mantiene Washington con la monarquía saudí u otros países aliados coyunturales… esta es una alianza apoyada por TODO EL PUEBLO AMERICANO.

    Yo también estoy orgulloso de nuestro Primer Ministro. Bibi, Melej Israel, Jai Jai ve Kaiam !!

    AM ISRAEL JAI

    D’s bendiga a los Estados Unidos de América

  2. Amén.
    Respecto del discurso, creo que ustedes y ANA ya lo dijeron todo.
    gracias Diego por la versión entera.

  3. Discurso completo:

    Netanyahu addresses congress (MAY 24 2011) (PARTE 1/4):

    Netanyahu speaks to US Congress Pt 2 of 4:

    Netanyahu speaks to US Congress Pt 3 of 4:

    Netanyahu speaks to US Congress Pt 4 of 4:

  4. […] todos los Nasrallahs y de todos los al-Qararawis y de todos los Ahmadinejades habidos y por haber. En las palabras del primer ministro israelí, “cuando el pueblo judío dice nunca más, lo decimos en […]

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: