Los dilemas de un soldado israelí

Este video desnuda la verdadera naturaleza del Hamas, el actual socio de la Autoridad Palestina, y nos pone en la piel de un soldado israelí cuando tiene que enfrentar a los miembros de este grupo terrorista nutrido de odio a la vida y a la libertad. Para todos los que gratuita e indiscriminadamente le piden concesiones a Israel –- concesiones que, en lugar de acercarnos a la paz, siempre recrudecieron la guerra — miren con sus propios ojos a quién se enfrenta. Para todos los flotilleros que utilizan máscaras humanitarias para despotricar (¡y solo despotricar!) contra la democracia hebrea, miren a quién defienden.

¿No les da vergüenza?

4 comentarios

  1. Basta de inventar dilemas absurdos. Esto no hace mas que desenfocar a nuestros soldados de su UNICO proposito que es eliminar al enemigo.

    El unico responsable por los palestinos civiles es el terrorista que se escuda con ellos o dispara cerca de ellos.

    Recompensar a los terroristas lo unico que va a lograr es alentarlos mas a usar esas tacticas.

    • Completamente de acuerdo contigo. Los dilemas de un oficial al mando en una guerra o conflicto, se solucionan con una doctrina fija y predeterminada (que debería ser una orden): elegir el menor de los daños. En este caso, el menor daño consiste en la posibilidad de perjudicar o matar civiles palestinos, para salvar la vida de tus propios ciudadanos israelíes, sean estos civiles o soldados.

      Aquel soldado israelí que se niegue a disparar contra el enemigo para evitar el daño a civiles que se sirven, voluntaria o involuntariamente, como escudos humanos de los terroristas, debería ser juzgado por traición a la patria e incumplimiento del deber. No es ningún “humanista”, “pacifista” o “moralista” aquel soldado del Tzahal que se niega a realizar su trabajo o pierde valiosos segundos o minutos con dudas y reflexiones en medio del combate… en momentos donde peligra la vida de israelíes (en este punto, me cago en la hasbará), el hombre es simplemente un idiota o un cobarde y no debería estar en el frente. Después de todo, el israelí no deja de ser un ejército como cualquier otro, y con disciplina y frialdad deberían comportarse sus miembros, como en cualquier otro ejército. De lo contrario, que vuelvan a sus casas y renuncien a su actividad militar, pues judíos como yo no tenemos problema alguno en ocupar su lugar (a mí no me tiembla la mano cuando tengo que proteger a mi pueblo).

      Si quieren dedicarse a proteger civiles de otras nacionalidades sin disparar un solo tiro, pueden unirse a los cascos azules de la ONU. Pero que se vayan del Tzva Hahagana LeYisrael para siempre.

      • El post apuntaba a contrastar al ejército más moral del mundo con el grupo terrorista que ataca detrás de mujeres y niños.
        Yo también estoy de acuerdo en que Israel debería empezar a tratar a sus enemigos como cualquier otro país trata a sus enemigos; y, demás está decirlo, también creo que el menor daño posible consiste en proteger a la población israelí de los cohetes y los misiles que lanza El Hamas. El problema consiste en que el israelí no es un ejército como cualquier otro; es un ejército compuesto por civiles que se ven obligados a enlistarse para defender a su país de los trogloditas islamo-fascistas que quieren tirar a todos los judíos al mar.
        Ya no veo la hora de que el ejército israelí esté compuesto de robots indestructibles que apunten directamente a la cabeza de nuestros enemigos y disparen sin margen de error… ¿Faltará mucho para eso?

  2. Lo dije una vez y lo repito. Israel deberia aplicar de una vez por todas la doctrina presentada en este paper http://www.theobjectivestandard.com/issues/2006-spring/just-war-theory.asp . En otras palabras, defender el propio interes de los ciudadanos israelies, y punto.
    Aun asi hay que estar en el lugar de un soldado. Afortunadamente los nuestros son los justos y como dijo Albert Camus: “El hombre justo es el que duda ante la muerte” (si mal no recuerdo).

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: