D´elia habla, el gobierno calla.

El de la derecha es Mohsen Rabbani, el ex agregado cultural iraní en la Argentina y principal acusado por el atentado terrorista contra la AMIA; atentado que – según la justica Argentina e Interpol – fue financiado, organizado y perpetuado por la República Islámica de Irán.

Para aquellos que todavía no lo conocían, el de la izquierda es Luis D´elia. Entre otras cosas, D´elia es un judeófobo que niega el holocausto y se define como un “amigo” del régimen que cometió el atentado terrorista más sangriento de la historia Argentina (de hecho, esa foto es de cuando ambos se reunieron en Irán).

Y otra vez, se hizo escuchar:

“Cuando vos ves todos los apellidos Schoklender, etcétera. Zito Lema me dice «yo no sé si este pibe es del Mossad» Y sigue: “Vos mirás la lista de estos muchachos y son todos paisanos, encabezados por ellos dos, hijos de un hombre traficante de armas vinculado a la dictadura”.

Ahora bien, teniendo en cuenta el historial de Luis D´elia y su última apuesta al odio, uno no puede hacer más que preguntarse lo siguiente: ¿Cómo puede ser que semejante personaje no haya sido denunciado por ninguna autoridad oficial? Peor Aún, ¿Cómo puede explicarse que semejante judeofobo sea UN FUNCIONARIO de este gobierno?

Si el gobierno dice enarbolar la causa de los derechos humanos, no puede vincularse con una persona que niega el holocausto, defiende a los acusados del atentado a la AMIA e incita al odio con frases como la previamente mencionada.

El silencio del gobierno argentino es más ruidoso, más bochornoso y más peligroso que las declaraciones de D´elia. Merece ser denunciado en voz  alta y clara por la ciudadanía en general y por los miembros de la comunidad judía en particular.

Actualizado el 27/06/2011:

Finalmente,  Daniel Filmus repudió las declaraciones de Luis D´elia.

Diría que es un paso corto en la dirección correcta.

D´elia tiene que ir preso por incitar al odio.

 

 

Anuncios

18 comentarios

  1. D’Elía NO es más funcionario del Gobierno. Lo fue brevemente en 2006 y sólo por medio año. Precisamente debió renunciar por sus posiciones y actitudes antisemitas. El diario Perfil informó en su momento:
    “debió renunciar el 14 de noviembre al generar una polémica en el marco de la causa AMIA, que tuvo fuerte costo político para Kirchner”.
    “Su respaldo a las posiciones antisemitas del gobierno de Teherán en momentos en que el Gobierno avalaba la investigación judicial que responsabilizaba a Hezbollah por el atentado de 1994 no le dejó más camino que la renuncia”.
    Creo que sería honesto que corrigieran su post o que agregarán una aclaración especificando que el Gobierno argentino lo echó de la Administración Públicas precisamente por que ese sujeto es antisemita.
    Aquí el link:
    http://www.diarioperfil.com.ar/edimp/0247/articulo.php?art=6500&ed=0247
    Eddie

  2. Sebinisra, a veces el silencio es más poderoso que mil palabras. En el gobierno hace rato que no le dan ni cinco de pelota a Luisito (no es mas que un “piantavotos” que hay que soportar). ¿Por qué te crees que el piquetero está tan resentido con “los judíos”? Entre otras razones, porque Diego Gvirtz – al igual que casi todos los partidarios del oficialismo que se niegan a darle entidad – no lo invitó ni una sola vez a sus programas de televisión (Duro de Domar, TVR, etc), lo mismo que “6, 7, 8″… a ese tipo no lo quiere nadie, independientemente de que hable permanentemente en nombre de las Madres o Cristina (o se declare su partidario). De ninguna manera ese terrorista representa al gobierno cuando lanza su vómito racista, judeófobico, pro-iraní y odioso… eso te lo puedo asegurar.

    No obstante, comparto con vos que ALGUNOS funcionarios terminan siendo cómplices de semejante hijo de puta (no la mayoría, de hecho ministros y gobernantes como Boudou, Aníbal Fernández o Scioli están totalmente enfrentados con D’Elía). El ministro Tomada, por ejemplo, si bien no me consta en lo más mínimo que comparta ese tipo de ideas con Luisito, estuvo presente en el acto de “Miles” (el acto también contó con la “venerable presencia” del embajador iraní), justo antes de que la señora presidente saliera en un video apoyando el nuevo partido del dirigente piquetero. Tampoco voy a negar la realidad porque no me guste.

    Sí, es cierto, el gobierno y los partidarios del oficialismo en la sociedad civil podrían ser un poco más expresivos en su repudio a D’Elía. Pero de ninguna manera podemos echarle la culpa al gobierno o un movimiento tan amplio como el kirchnerismo por las palabras de un malparido totalmente marginado como ese. ¿O te crees que no existe en el gobierno gente que respeta a Israel? Ya lo dijo Randazzo varias veces: “lo que diga D’Elía, es problema de D’Elía”. Me parece que no se termina de comprender que, para la inmensa mayoría de los kirchneristas, D’Elía es como Mel Gibson: da más pena y patetismo que alarma, precisamente por eso no se le da mucha bola. Hace muy poco tiempo, luego de suspender la visita de Evo Morales a Buenos Aires en repudio a la presencia del ministro de defensa iraní en suelo boliviano, la señora presidente se reunió con Shimón Peres en Italia y dejó bien en claro las cosas sobre ciertos temas. El gobierno argentino ya demostró con hechos sobrados de qué lado está en política exterior (ni que hablar del caso AMIA, en parte gracias a este gobierno el fiscal Nismann pudo hacer todo lo que hizo). Y te puedo asegurar que la Argentina no es ni será nunca parte del eje chavista pro-Irán en Sudamérica, mal que le pese a D’Elía o cualquiera que lo trate de negar.

  3. Perdón, pero olvidé incluir un último párrafo en mi comentario.
    El Gobierno Argentino (ningún gobierno del mundo, en verdad) no tiene que dar explicaciones por los dichos de un EX-funcionario.
    Eddie

    • Por primera vez estamos de acuerdo. Igual comparto con Sebinisra en que el apoyo de alguno que otro actual funcionario al partido Miles… “estuvo de mas” (es lo mínimo que podríamos decir).

      Le pese a quien le pese, este gobierno tiene muy buenas relaciones con Israel y la comunidad judía. Aunque siempre se puede hacer algo más (se me ocurre cortar relaciones diplomáticas con Teherán, no?). Y me atrevo a afirmar que en ese sentido sucedería exactamente lo mismo con cualquier otro partido de la oposición en caso de que formara gobierno. El único problema serio que tendríamos a nivel estatal, es en caso de que ganaran la presidencia o alguna jefatura de gobierno importante los neonazis de Biondini, los troskos comunistas del Frente de Izquierda o MST y, en menor medida, Pino Solanas… esos sí son enemigos de Israel y no me cabe la menor duda que convertirían a la Argentina en otro país de la órbita chavista antiamericana (que quede claro lo siguiente: Venezuela y Bolivia SON Irán y esos sectores que acabo de nombrar tienen ese proyecto en política exterior). Pero eso no pasará nunca, porque a pesar de todas las inmensas cagadas existentes, la sociedad argentina no deja de tener algo de sentido común… por algo la izquierda en Argentina no tiene un puto voto (obviamente me refiero a los que están a la izquierda del kirchnerismo, no hablo de los peronistas de centro-izquierda). En este país nunca podrían ganar los comunistas ni los nazis, de manera que gente como D’Elía seguirá siendo una simple piedra en el zapato del gobierno de turno.

  4. Tal vez entendi mal, pero sebinisra ni hablo de kirchnerismo, ni de 25 ministros, ni de nada parecido. Solo se refirio al silencio que los funcionarios del gobierno mantienen al respecto de este tipo. Y reconozcamos que D’elia sigue siendo funcionario del gobierno, ya que recibe ordenes y financiacion de parte del mismo. Tenemos que ser bastante ingenuos para creer que porque no tiene un cartel que dice “soy funcionario del gobierno” no responde al mismo.

  5. Mirá, zionist1948: todos los gobiernos han tenido en Argentina algún impresentable a quien se toleraba por múltiples razones (los conservadores tuvieron su Liga Patriótica, los radicales su Clan Radical) sin que eso significara que fueran parte de la Administración ni que las autoridades alentaran sus ideas repugnantes. El primer gobierno de Perón (1946-55) fue decididamente amistoso con nuestra comunidad y con Israel: Argentina fue el primer país de América Latina que reconoció a Israel; se alentó la formación de una entidad sionista peronista -la OIA, cuyo fundador, Pablo Manguel, fue el primer embajador argentino en Israel-; por primera vez un presidente argentino visitó un templo judío. Sin embargo no se objetaba que un grupo decididamente nazi y antisemita (la Alianza Libertadora Nacionalista) saliera de cuando en cuando a la calle y gritara “La vida por Perón”. ¿Porque? Porque era un grupo de pistoleros sumamente eficiente y se los tenía ahí por si se los llegaba a precisar para algún trabajito sucio (de esos que hoy se califican con el eufemismo de “operaciones encubiertas”.) No se si ese es ahora el caso con el grupito de ese D’Elía pero lo que ese seguro es que ese tipo no representa en absoluto la posición de la actual Administración argentina ni se puede criticar al gobierno porque el tipo propicie la reelección de la Presidenta.
    Eddie

  6. Creo que no tendríamos que llegar en este post, y tampoco en el blog, a validar posturas del gobierno de Perón, legitimando que alguna vez haya alentado la formación de una entidad sionista. Pero como el tema ha salido, no se debe dejar así. Sabemos que Perón se merece el honor de ser “Justo entre las Naciones”… pero en el museo nazi por haberlos salvado y recibido a pesar de ser criminales de guerra.
    Siempre estuvo vinculado a ideologías perversas y judeofóbicas: nazismo (ávido lector de meinkamp incluso queriéndolo leer en alemán), facismo (en la Italia de Mussolini, aliado y títere de Hitler) incluso comunismo (cuando reclamaba la atención de la URSS en donde como dijo, podría haber sido el primer Fidel Castro del continente).
    Qué pueden decir los seguidores peronistas del art 14bis de la CN que es copia de la legislación facista de Mussolini (cuando a la vez critican otra legislación heredada de la dictadura para legitimar por ejemplo la expropiadora y vergonzosa ley de medios), qué pueden decir de “si yo fuera joven andaría poniendo bombas por ahí…” (¿como las de la AMIA, las de la Embajada, o más atrás las de Montoneros?), “Levantaremos horcas en todo el país para colgar a los opositores”.
    ¿Qué es eso de andar legitimando grupos radicales del gobierno porque les sirven para ciertas cosas y a la vez querer limpiar el nombre del gobierno? Este gobierno no solo no corta, sino que mantiene y hasta amplía relaciones con Teherán.
    Dejan dudas, dejan mucho que desear. Si están tan lejos de Delía, entonces salgan a criticarlo, como critican a Macri por estar lejos de él, como critican a Alfonsín por estar lejos de él.
    Y dejen de mantener y lavar el nombre de otros judeofobos en el gobierno a los que sí les dan bola y a los que sí defienden en público, como Hebe de Chorrafini

    • zionist y ezequiel me sacaron varias palabras de la boca.
      “Le pese a quien le pese, este gobierno tiene muy buenas relaciones con Israel y la comunidad judía”
      Jabotito, los hechos me despiertan ciertas dudas.
      Después de todo, fueron aliados de un judeófobo como Chávez, respaldaron la declaración unilateral de un Estado palestino, aplauden y protegen a Hebe de Bonafini, cajonaron el reclamo a Irán por el atentado a la AMIA ( ignorando a la propia justicia Argentina que, abalada por Interpol, logró dictaminar que Irán financió, organizó y perpetuó el atentado a la mutual judía ) y no emiten una sola palabra de repudio cuando, en una radio oficialista, un funcionario suyo expone su odio patológico e involucra al servicio de inteligencia israelí en un acto de corrupción local.
      Y por favor Eddie, no seas ingenuo.
      Actos en el Luna Park, manifestaciones masivas en apoyo al gobierno… ¿Luisito labura gratis? ¿De donde saca la guita?
      El silencio del gobierno no es más poderoso que mil palabras, es más PELIGROSO que las mil palabras que pueda decir un tipo como D´elia.
      Como dije en el post, merece ser denunciado en voz alta y clara por la ciudadanía en general y por los miembros de la comunidad judía en particular.

    • Bueno, bueno. Ya no se puede discutir más con ustedes hoy. Han llegado al punto de saturación y les salió ya el gorila de adentro.
      Sólo que es un gorila bastante ignorante. Parecen no saber, por ejemplo, que el peronismo NADA tuvo que ver con el artículo 14 bis.
      Fue incorporado a la Constitución en la Convención de 1957, cuando el peronismo estaba proscripto y su electorado votó en blanco. Eso sucedió durante el gobierno de la llamada “Revolución Libertadora” y ese artículo fue introducido por los oficialistas de entonces: radicales, socialistas, etcétera.
      De vez en cuando ustedes piensan y se animan a discutir más civilizadamente. Pero tarde o temprano les bajan la línea y es ahí cuando escriben barbaridades históricas como esta que acabo de describirles.
      Será hasta mejor ocasión. Mientras tanto no olviden que este es el primer gobierno argentino que tiene un canciller judío y que postula ahora a otro judío para el gobierno de la ciudad de Buenos Aires.
      Y reconocer que hay una cuestión palestina no es antisemitismo; es cordura, simplemente.
      Eddie

      • Primero, nunca dije que el gobierno argentino es antisemita por respaldar la declaración unilateral de un Estado palestino, sino que utilicé este dato, junto con muchos otros, para demostrar que su relación con Israel y la comunidad judeo-argentina no es necesariamente buena.
        Segundo, el hecho de que el canciller sea judío no dice nada. Hay judíos que odian a Israel (por suerte son pocos) y judíos que la defienden de la irracionalidad con la que muchos periodistas, intelectuales y políticos abordan cualquier problema – real o ficticio – relacionado con ella. Creo que ya lo hablamos más de una vez pero, como evidentemente no te quedó muy claro, te vuelvo a repetir que en este blog no debatimos con apellidos, debatimos con argumentos e ideas.
        Y tercero, ¿Que nos salió el gorila de adentro?
        Vos empezaste defendiendo a Perón y como Ezequiel no estaba de acuerdo, expresó una opinión contraria a la tuya.
        Esas cosas suelen suceder en democracia.
        Si eso significa que él o, en tus palabras, que todos seamos gorilas, entonces te informo que te quedaste en la década del 50, que das mucha pena y que el único incivilizado y saturado de intolerancia en esta “discusión” sos vos.

        • Sebinisra, a pesar de que estoy de acuerdo contigo en que la cantidad de apellidos judíos en un movimiento político argentino no es garantía de nada… debo aclararte que Timerman y Filmus no son precisamente la clase de judíos que odian a Israel (no son Verbitzky y Brieguer), menos aún el canciller quien – a pesar de haber reconocido el “Estado palestino” (¿recordas el post que escribí en diciembre del año pasado al respecto?) – tiene muy buenas relaciones con Israel, donde vive la mitad de su familia. Es decir, no es “pro-palestino” a costa de Israel, como suele suceder en la mayoría de los casos.

          Creo que todos aca somos suficientemente inteligentes como para evitar desvirtuar una legítima condena y denuncia contra D’Elía en un debate interminable sobre el peronismo y su relación con los judíos… no tenemos el tiempo ni andamos escasos de enemigos verdaderos como para tener que concentrarnos en eso. Solo quiero agregar lo que es sabido por todos los que tienen un poco de sentido común y conocimiento de la historia argentina: el peronismo es un movimiento tremendamente amplio, hoy en día una bolsa de gatos y no se puede generalizar de esa manera tan maniqueísta. A pesar de las simpatías que Perón sentía en su juventud por el fascismo, nunca fue un enemigo de Israel ni tenía hostilidad alguna contra los judíos. Además, si le echamos la culpa a Perón por haber refugiado a los criminales de guerra nazis, también deberíamos hacerlo con los militares de la “Revolución Libertadora” que continuaron con esta política. Se dice que Perón quiso ser uno de los pocos mandatarios sudamericanos que apoyaran abiertamente la resolución 181 de 1947 para la creación de un Estado judío, pero la cancillería argentina de ese entonces, dominada por sectores profundamente antisemitas, se lo impidieron y se abstuvieron en la votación de la ONU (poco tiempo después el gobierno argentino logró enmendarlo estableciendo relaciones diplomáticas con Israel y reuniéndose con sus líderes). Los Montoneros son otra historia distinta… ellos se entrenaron en Libia con la OLP y se contagiaron de cierto discurso terrorista árabe, aunque dentro de Montoneros también habían varios militantes judíos salidos de los movimientos juveniles sionistas socialistas o tnuot noar (no me refiero precisamente a la clase minoritaria de moishes diaspóricos antiisraelíes). En todo caso, todo esto es una muestra más de las contradicciones inherentes al interior del peronismo (movimiento reivindicado por sectores que van desde Biondini hasta Quebracho, pasando por toda la gente normal de centro-izquierda y centro-derecha). Pero, insisto, es una discusión que no nos llevará a nada relevante a la hora de defender a Israel y denunciar a sus enemigos, que es lo único que debería importarnos.

        • “Creo que todos aca somos suficientemente inteligentes como para evitar desvirtuar una legítima condena y denuncia contra D’Elía en un debate interminable sobre el peronismo y su relación con los judíos…”
          Jabotito, no estoy condenando a D´elia, estoy condenando al gobierno nacional por no haber repudiado las declaraciones judeofóbicas de un funcionario suyo (si no te gusta llamarlo “funcionario”, de un hombre que está completamente ligado con ellos).
          Y el hecho de que Timerman y Filmus sean judíos e inclusive tengan vínculos personales positivos con Israel, no implica que la política del gobierno nacional sea pro-israelí. En los comentarios anteriores – tanto en el de Ezequiel como en el mio – están plasmados varios hechos que demuestran que, nos guste o no, esto no es así.
          “Pero, insisto, es una discusión que no nos llevará a nada relevante a la hora de defender a Israel y denunciar a sus enemigos, que es lo único que debería importarnos.”
          Estoy de completamente de acuerdo. D´elia es un enemigo de Israel, y por eso hay que desmantelarlo y denunciarlo.
          Pero también hay que denunciar a los que le dejan escupir odio con impunidad.

    • Ezequiel, es cierto que Hebe de Bonafini es antiisraelí y en algunos aspectos antijudía, al igual que parte importante de su contraparte de la Línea Fundadora de Madres que viajó a Irán en 2007 para expresar su apoyo al régimen de Ahmadineyad en su búsqueda por la energía nuclear. No obstante eso, te puedo asegurar que la “cuestión israelí” le importa muy poco a Bonafini y el gobierno no la apoya precisamente por eso, sino por su lucha en favor de los derechos humanos en Argentina y las exitosas obras de construcción que “Sueños Compartidos” lleva a cabo en barrios carenciados. De todas formas, Bonafini no tiene el monopolio en la búsqueda de justicia y derechos humanos en este país. Hace un tiempo, Estela de Carlotto vino a dar una charla en mi escuela (una secundaria judía) y me explicó sobre las diferencias que Abuelas de Plaza de Mayo mantiene con Bonafini acerca de varios ciertos temas, uno de ellos es la política exterior.

  7. Sebinisra91 (excelente como siempre), pero… podriamos discutir con este Eddie, pero sencillamente es impresentable: “El primer gobierno de Perón (1946-55) fue decididamente amistoso con nuestra comunidad y con Israel…”, gracias Eddie, hacia mucho que no me reia tanto, esto es simplemente “too much”. Excelente respuesta de Ezequiel. Inevitable que Eddie nuevamente me recuerde la frase: “Yanquis go home, but please take us with you”. No discuto lo del 14BIS porque no es el ambito, pero la mejor prueba para ver quien es y quien no un “facho” es leer la Carta del Lavoro de 1927 de la Italia fascista y ver si se esta de acuerdo o no con lo que dice. Muchos fachos “saldrian del closet”.

  8. Gracias Sebinisra y Zionist por el apoyo, sabemos bien que no somos eso que llaman “gorilas”. Eddie, por favor, siguiendo lo que opinaste, me podes decir donde puse que los peronistas pusieron el 14bis en la CN? me acuerdo haber dicho que lo defienden y lo reivindican en cada oportunidad que tienen. No me acuerdo haber dicho que ellos lo pusieron. Me lo marcas please? OH NO, dije “please” en inglés, seguro que ahora me vas a discriminar por ser no solamente gorila, ¡¡sino imperialista globalizador!!

  9. Jabotito, por momentos parece que defendes a Peron. Ni hace falta aclarar lo detestable que es ese personaje, que no solo era un “simpatizante” del fascismo en “su juventud”, sino que cuando fue grande siguio igual y peor, a la vez que dejo entrar a los peores nazis al pais, mientras los judios sobrevivientes entraban escapados desde paraguay o otros lugares, incluso teniendo que pasar por la carcel. Incluso lo pones de victima cuando decis que “el queria dar el voto por Israel”…por favor, era un nazi igual que todo su sequito. ¿Ningun problema con los judios? Salvo los judios del regimen, el resto, “los gorilas”, vivian aterrorizados. Basta hablar con cualquiera que paso esa epoca. Lo unico que tienen de parecido los peronistas es que siempre se juntan con lo peor. Fascismo economico y politico. Y si entra cualquier cosa en el “paquete peronista” es porque precisamente reproducen fielmente a su lider, un impresentable judeofobo nazi que aun habiendo pertenecido a los nazis del GOU, estableciendo un gobierno tiranico, demagogico y populista filonazi, en el 70 no dudo en decir “si la URSS hubiera venido a hablar conmigo en 1955, yo me habria convertido en el primer Fidel Castro del continente”. En concreto, una ideologia (si se la podria llamara asi) con mas agujeros que un queso gruyere (parafraseando a rabin al respecto de los acuerdos de oslo). Ni vale la pena hablar de esto a esta altura de la historia. Si la revolucion libertadora siguio con su politica de defender nazis no es Peron menos malo, mas bien son la misma calaña. La argentina sufre, sufrio y lamentablemente seguira sufriendo por culpa de estos fascistas, que han robado y saqueado todo, y en nombre de los pobres. Y a los judios siempre de una u otra forma algun idiota nos tira la culpa. Y Bonafini…por favor, la misma que dijo que “Verbitzky recibe un sueldo de la Fundacion Ford, y encima de ser judio es totalmente pro-norteamericano”. No entiendo que tiene que ver la judeidad de ciertos funcionarios, me suena a cuando los judeofobos de quebracho dicen: “Bueno mira brieguer, el es judio y mira lo que dice, o laura guinzberg, mira lo que dice”. Una cosa no quita la otra. El punto original, D’elia y el gobierno complice se la llevan de arriba.

    • Completamente de acuerdo, y me parece que debemos terminar la discusión acá o seguirla vía mail.

      • OK. Para terminar, debo aclarar que condeno a Bonafini tanto como zionist (lean bien mis comentarios), pero no comparto esa generalización del peronismo y la equiparación de D’Elía con todo el gobierno nacional.

        Saludos

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: