La casa se reserva el derecho de admisión

Treinta y nueve activistas pro-palestinos que arribaron al Aeropuerto Ben Gurión, en un vuelo de Lufthansa procedente de Alemania, como integrantes de la “aeroflotilla” fueron interceptados por el personal de seguridad, que les negó el ingreso al país y los trasladó a la prisión Ela de Beersheva para su posterior interrogatorio.

Cerca de 120 activistas están demorados en distintas prisiones del país a la espera de ser deportados.

El ministro del Interior, Eli Ishai, elogió al personal de la Dirección de Migraciones por impedir que los activistas ingresaran

al país y realizaran disturbios en el Aeropuerto.

“El Departamento de Migraciones está haciendo un buen trabajo”, afirmó. “Ellos impiden que unos pocos activistas ilegales ingresen”. “Actuaremos con firmeza contra cualquiera que transgreda la ley como cualquier país soberano”.

La policía calificó la operación de “exitosa”; en tanto que la mayoría de los activistas fueron identificados y cuestionados durante horas.

Mientras tanto, fuentes palestinas aseguraron que 50 activistas extranjeros que aterrizaron en Israel ingresaron a Cisjordania. Hoy se dirigirán a la aldea de Biliín y al puesto de control de Kalandia, en un intento de alcanzar Jerusalén.

Fuente: AURORA

Comentario personal:

La verdad, confío en la policía israelí.
Pero qué ganas de hacer Aliá solamente para ir con varios amigos al aeropuerto y cagarlos a trompadas. Dado que los caraduras se animan a venir acá, deberíamos romperles la cara a ver si animan a volver. Me imagino que más de un israelí que le tocó viajar el viernes habrá pensado lo mismo.
¿Primero nos expulsan de Europa y ahora tienen la desfachatez de venir a jodernos a nuestro país?
Uy que ganas.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: