El saldo de las revueltas árabes, deuda moral de la izquierda.

Cuando soldados israelíes abordaron la “flotilla de la libertad” y se vieron obligados a defenderse de los “activistas humanitarios” que los atacaron con palos y garrotes, el titular del diario El país era “Israel cometió un baño de sangre”; me acuerdo como si fuera ayer. La cantidad total de víctimas fue de 9 personas, todas ellas afiliadas a grupos terroristas que pretendían deslegitimar al Estado judío tratando de romper un bloqueo marítimo, tan legítimo como el derecho que tiene un país a defenderse de sus enemigos. Y dije El país por decir un medio masivo conocido por sus libelos, pero lo cierto es que toda la judeofobia militante junto con la izquierda lunática (a menudo son la misma cosa) entraron en cólera.

¿Tendrán algo para decir sobre esto?

Si los pro-flotilleros salieran a repudiar estas muertes con la mitad de la fuerza que vierten en deslegitimar al Estado judío, el mundo sería un lugar mucho mejor. Aunque más no sea lo podrían hacer por respeto a las víctimas de las dictaduras medio-orientales que lucharon para vivir en un país más justo, democrático y equitativo.

¿No eran esos los valores de la izquierda? ¿O me quede en el pasado? ¿O me quede en mi imaginación?

Anuncios

Una respuesta

  1. Cada vez que reflexiono sobre este tipo de cosas, la frase “no hay que pedirle peras al olmo” adquiere una sabiduría de proporciones magníficas. ¿Cuáles son los valores de la izquierda? saquear fortunas ajenas, expropiar lo que no es de ellos, redistribuir lo que no les pertenece, robar el fruto del trabajo de los demás, diseñar eficaces Estados totalitarios, sacrificar los interes individuales de las personas en nombre de abstracciones como el “bienestar público”, asesinar y masacrar a los disidentes por no concordar con el régimen, poner la igualdad artificial por encima de la libertad natural y obrar en consecuencia retrasando al progreso y aborreciendo los triunfos de los virtuosos, recurrir al empleo de la fuerza física para toda clase de medidas económicas y políticas, matar de hambre 80 millones de personas y aun así seguir insistiendo en sus ideales negandose a reconocer su fracaso e insultando la dignidad y memoria de los desgraciados que perecieron bajo sus sistemas demenciales, hacer de la irracionalidad un culto, sostener falacias como que el afan de lucro es algo negativo, favorecer la corrupción institucionalizada, mentir hablando de pluralismo mientras descartan ipso facto cualquier crítica que se les haga por “imperialista” o “burguesa”, creer que sus principios son superiores y se imponen a la realidad en vez de reconocer la realidad y sobre ella construir principios, promover el altruismo logrando que las personas sientan desprecio hacia ellas mismas y al goce que se merecen de lo producido por su trabajo, formar alianzas bajo el principio “el enemigo de mi enemigo es mi amigo” para unirse a lo retrógrado y arcaico con tal de no ver prosperar a los empresarios o a los que tengan ganas de vivir mejor… podría seguir pero no hace falta. Para el sentido del blog, creo que sería suficiente acusarlos de judeofobia recalcitrante.
    ¿A esta izquierda le vamos a reclamar que proteste por los inocentes asesinados por las tiranías mencionadas? ¿A estos descerebrados fanáticos de los tiranos y de sus sanguinarias tiranías les vamos a pedir que se critiquen a ellos mismos?

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: