Declaración de la Independencia Unilateral Palestina – CIDIPAL

Declaración de la Independencia Unilateral Palestina
Talking Points
 Israel no se opone a un Estado palestino, sólo a su declaración unilateral
 Cabe hacer énfasis en que el tema en discusión no es la cuestión del establecimiento de un Estado palestino, sino el medio que está siendo utilizado para lograrlo. Las acciones unilaterales no llevarán a la paz, sino que complicarán cualquier proceso de paz.
 El Gobierno de Israel, en común con los gobiernos anteriores, está dedicado a la solución de dos Estados para dos pueblos, que viven uno al lado del otro, en paz y seguridad.
 Israel continúa comprometida con la búsqueda de la paz y cuenta, desde hace tiempo,  con comprobados antecedentes de realizar concesiones estratégicas con ese fin. A lo largo de las últimas décadas, demostró  su buena voluntad de negociar transferencias de tierras, abandonar Sinaí para la paz con Egipto y desconectarse de Gaza y el sur del Líbano.
 Las negociaciones son el único camino hacia una paz verdadera.  El único camino para alcanzar una paz verdadera y sostenible es a través de las negociaciones. Una declaración unilateral de condición de Estado viola el principio básico de paz negociada.
Israel sigue demostrando su interés en su participación en negociaciones bilaterales para resolver el conflicto. El liderazgo palestino, por otra parte, tomó la  decisión que ya no se encuentra interesado en negociaciones directas con Israel  y prefiere intentar forzar su solución sobre Israel a través de la presión internacional.
 Israel hace un llamado  al liderazgo palestino para retornar a la mesa de negociaciones,  sin precondiciones, de modo que pueda encontrarse  una resolución genuina y duradera.
 Las soluciones impuestas desde afuera no traerán la paz
 Todos los intentos pasados de importar una solución al conflicto por parte de grupos de afuera fallaron. La paz tampoco puede ser impuesta. La historia demostró  que los tratados de paz,  entre Israel y sus vecinos,  fueron posibles a través de negociaciones entre las partes. En este caso también, la paz sólo será alcanzada en negociaciones directas.
 Los asuntos centrales no serán resueltos a través de una resolución de Naciones Unidas
 Incluso si fuera alcanzada en Naciones Unidas una resolución en relación al Estado palestino, los palestinos no podrán evitar las negociaciones con Israel si desean lograr la paz. Ninguno de los temas centrales – incluyendo fronteras, Jerusalén, refugiados y agua – será resuelto por una resolución de Naciones Unidas.
 Una resolución de Naciones Unidas perjudicará los esfuerzos por la paz, encerrando a los palestinos en posturas que no pueden ser sostenidas y descartando los compromisos necesarios para cualquier acuerdo de paz.
 Una declaración unilateral socava los principios básicos del proceso de paz en Medio Oriente
 Una declaración unilateral de un Estado palestino socava todos los marcos aceptados internacionalmente para la paz en Medio Oriente (Resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas 242, 338, 1850;  la Hoja de Ruta; declaraciones del Cuarteto, etc.), que llaman a una resolución del conflicto acordada y mutuamente negociada, y que rechazó sistemáticamente las acciones unilaterales.
 Una acción palestina unilateral viola los acuerdos existentes
 Una declaración unilateral del Estado palestino violaría los acuerdos de paz bilaterales existentes palestino – israelíes, más notablemente el Acuerdo Interino desde 1995, que prohíbe expresamente la acción unilateral por cualquiera de las partes para cambiar el estatus de la Margen Occidental y Gaza, previamente a lograr un acuerdo negociado de estatus permanente.
 Las posibilidades de violencia
 Las maniobras palestinas de Naciones Unidas podrían tener implicancias para la situación en el lugar. Ciertos informes indican que, los palestinos, están planificando manifestaciones que coincidan con sus movimientos políticos, demostraciones que podrían terminar en violencia. Más aún, cuando los palestinos tomen conciencia que, sus movimientos políticos, no se traducen en un cambio de sus condiciones, su desilusión también podría llevarlos a la violencia.
 Israel espera que, la Autoridad Palestina, mantenga el orden público y evite que la situación se desintegre en violencia. Israel dará los pasos necesarios para preservar la soberanía de sus fronteras y la seguridad de sus ciudadanos.
 El reconocimiento prematuro de un Estado palestino significa el reconocimiento de terroristas
 Durante la preparación para la declaración unilateral de un Estado, la Autoridad Palestina firmó  un acuerdo de reconciliación con Hamas. Hamas continúa llamando a la destrucción de Israel y rechaza las condiciones más básicas de la comunidad internacional para el reconocimiento como un actor legítimo en la región. Apoyar ese acuerdo, sin ningún cambio de postura por parte de Hamas, serviría como un reconocimiento internacional de facto de la legitimidad de Hamas.
 Hamas continúa siendo reconocido como organización terrorista, fuera de la ley en numerosos estados en todo el mundo, incluyendo el Reino Unido y los Estados Unidos. Busca la destrucción de Israel y rechaza los tres Principios del Cuarteto (Reconocimiento del derecho a la existencia de Israel, aceptación de los acuerdos existentes y un fin a la violencia).

http://www.cidipal.org/index.php?option=com_content&task=view&id=6750&Itemid=27

Israel se prepara ante posibles choques en septiembre – AURORA DIGITAL

Israel se prepara ante posibles choques en septiembre

El Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal) se prepara para reforzar la seguridad de los asentamientos de Judea y Samaria (nombres bíblicos de Cisjordania) en previsión de que se produzcan disturbios el próximo septiembre, cuando los palestinos estudian acudir unilateralmente a la ONU en busca de reconocimiento internacional.

Así lo informa hoy el diario “Haaretz”, al precisar que las Fuerzas Armadas de Israel están pertrechando a los responsables de seguridad de los asentamientos con gases lacrimógenos y granadas de estruendo y fijando “líneas rojas” alrededor de cada asentamiento a partir de las cuales las tropas podrán disparar a los pies de los manifestantes palestinos.

De acuerdo al medio, el Ejército (Tzáhal) se encuentra actualmente en proceso de finalizar los preparativos de la “Operación Semillas de Verano”, cuyo propósito es preparar a los soldados para la posibilidad de que se produzcan enfrentamientos con palestinos en septiembre, cuando se prevé que la Asamblea General de la ONU vote el pedido unilateral de reconocimiento del Estado palestino.

La principal asunción en medios de Defensa es que una declaración palestina de independencia desencadene un alzamiento popular “que incluirá desórdenes masivos”, reza un documento del que da cuenta el rotativo.

Entre esos incidentes se incluyen “marchas hacia los principales cruces, hacia comunidades israelíes, centros educativos y esfuerzos por dañar símbolos del Gobierno (de Israel)”.

Asimismo, no se

descartan casos en los que se puedan registrar disparos efectuados desde los grupos de manifestantes palestinos o incluso ataques terroristas, aunque uno de los escenarios que al Ejército le preocupa y se esfuerza por evitar es el de una confrontación de palestinos con colonos.

Por esa razón, en las últimas semanas el Ejército ha estado probando la preparación de las brigadas responsables de los asentamientos, así como de los jefes de seguridad de los mismos.

También se ha decidido, en principio, equipar a los oficiales jefes encargados de la seguridad de las colonias de medios para dispersar a manifestantes, que incluyen gases lacrimógenos, y se han llevado a cabo patrullas conjuntas para identificar puntos débiles alrededor de los asentamientos.

Tzáhal ha establecido dos líneas virtuales en los enclaves judíos; si la primera de ellas es cruzada por palestinos, éstos serán respondidos con gases y otros medios antidisturbios.

Y si la segunda, una “línea roja”, es atravesada, los soldados estarán autorizados a abrir fuego contra las piernas de los manifestantes.

Un portavoz de Tzáhal manifestó que “el Ejército de Defensa de Israel lleva a cabo un diálogo profesional con elementos en el liderazgo de los asentamientos y con el personal de seguridad de rutina, y está invirtiendo grandes recursos en entrenar a sus fuerzas desde el punto de vista defensivo así como de la preparación para cualquier escenario posible”. EFE y Aurora

Lo que se viene: Durban III

Viva los rebeldes!

Rebeldes que derrocaron a Gadaffi piden ayuda a Israel para terminar finalmente con el regimen. Asi da gusto la nueva dirigencia arabe. Imaginense lo mismo en Siria. La peor pesadilla de Assadito.

“We are seeking Israel’s support and influence around the world in order to bring to an end Gaddafi’s despotic rule,” Ahmad Shabani, the founder of Libya’s Democratic and a spokesperson on behalf of the rebels was quoted as saying. According to the unconfirmed reports, Shabani, whose family fled Libya after the king was deposed in 1969, said they were seeking the Jewish State’s help because “Libya needs all the international support they can get, including Israel’s.”

Esperemos que sean estos al final los que den libertad a la gente…y no una dictadura peor con Islamistas, al mejor estilo “Rebelion en la Granja” de Orwell.

Glenn Beck en Israel!!

“En Israel hay más coraje en una milla cuadrada que en toda Europa. En Israel hay más coraje en un soldado que en todos los corazones fríos de los burócratas de
Naciones Unidas. En Israel uno puede encontrar gente enfrentada a la
opinión pública por defender lo que es correcto y verdadero. Israel no es un país
perfecto; ningún país es perfecto. Pero trata de serlo, y eso es tener coraje.”

Estas son algunas de las palabras que dijo Glenn Beck en su exitosa y convocante
visita a Israel durante la semana pasada. Son algunas de las palabras que le valieron
dos amenazas de muerte, epítetos de todo tipo por parte de la izquierda y un
caudal de admiradores que lo convirtieron en una de las voces mediáticas más influyentes de Estados Unidos.

Pueden encontrar su discurso entero aquí. Es una advertencia, una llamada a la acción, un oasis de honestidad y valentía emergiendo en medio del desierto de facilismo y corrupción intelectual que alberga a todas las variables de la izquierda
militante.

Podría escribir más sobre Glenn Beck, sobre su apoyo incondicional a Israel y
sobre las tácticas que utilizan sus detractores para tratar de descalificarlo,
pero en la entrevista que sigue a continuación me ahorró todo el trabajo. La encontré
de casualidad en Internet y no encontré palabras para describirla. Solo voy a
agregar que Glenn Beck es un verdadero amigo del pueblo y del Estado judío, y la historia demuestra que eso es algo invaluable.

La mujer que conquistó a Obama

Queridos amigos y no amigos, primero quería contarles que estoy en
Washington DC. Llegué el sábado y voy a quedarme durante cuatro meses a
estudiar en un programa de intercambio. Igual, voy a hacer lo posible por
seguir escribiendo y subiendo material como lo venía haciendo hasta ahora,
porque es algo que me llena de orgullo y satisfacción.

Lo segundo que quería hacer es contarles una anécdota. El sábado
ni bien me instalé fui a caminar por la ciudad, hasta llegar a la Casa Blanca.
Después de estar unos diez minutos contemplando el epicentro político del
planeta, giré la cabeza y una mujer llamó mi atención. Camine hacia ella, la vi
bien de cerca y, antes de que me de cuenta, una chispa iluminó mi mente. Al fin,
empecé a entender en qué se basa la política exterior del presidente Obama – más
precisamente, su política con respecto al Estado judío. Entendí porqué le pidió
a Israel que acepte fronteras indefendibles como una precondición para negociar
con los palestinos. Entendí porqué no se opone abierta y explícitamente al “retorno
de los refugiados”. Entendí porqué llama “ocupas” a los judíos que viven en
Judea y Samaria. Entendí porqué no aclara que Israel no puede negociar nada con
un gobierno compuesto por un grupo terrorista dedicado a su destrucción. Vi a
esta mujer…

Y pensé que tal vez, de tanto verla desde su oficina, Obama se
haya enamorado. Después de todo, ¿Quién dice que no existe el amor a primera
vista?

Leccion

Luego de los ataques terroristas que dejaron 7 muertos y decenas de heridos en Israel (y luego de la respuesta eficaz del ejercito) se debate acerca de la responsabildad de las operaciones. ¿Fue la Jihad Islamica, Hamas o ambas?¿Al Qaeda? Nuevamente esto es sustituir lo secundario por lo fundamental: los cohetes y los asesinoas han salido desde Gaza y nadie puede ser tan idiota en creer que Hamas no autorizo (cuando no perpetro) los ataques. Es irrelevante. La leccion que nos deja esto una vez mas es que Hamas y paz con Israel son mutuamente excluyentes. Hamas es aliado de la ANP, y por transitividad la ANP y paz con Israel son mutuamente excluyentes. ¿Negociar? ¿Con quien exactamente? Los bloqueados mentales de siempre diran que la culpa es de Netanyahu y la Derecha Israeli. ¿Hasta cuando viviran en otro planeta? ¿Cuantos israelies tienen que morir para que se entienda que la paz se hace entre dos partes y que no significa amor y “imashin’ ol de pipol“, sino ausencia de agresion? Vale la pena agregar algo acerca de la desproporcion de Tzahal: el ejercito mejor preparado en Medio Oriente en una operacion impecable ajusticia a 11 terroristas y con la baja lamentable de 3 escudos humanos. ¿Alguien duda que si Tzahal quisiera liquidar la Franja de Gaza lo haria en 5 minutos?

Nuestras condolencias para los familiares de las victimas del terrorismo, una vez mas. Aunque sea un gramo de justicia: “Tenemos un principio: cuando son atacados ciudadanos israelíes, reaccionamos inmediatamente y con fuerza…aquellos que dieron la orden ya están muertos” Biniamin Netanyahu

Obviamente Abbas nos ilumina diciendo que la culpa es…obviamente, de Israel. ““Israel has been witnessing real unrest and weekly demonstrations calling for social justice,” he was quoted as saying. “These protests could have grown had it not been for the escalation, which diverted attention from the events. Since then, the demonstrations have stopped.

Con respecto a esto ultimo hace falta una aclaracion: hace semanas manifestantes realizan marchas para mostrar su descontento con respecto al alto precio de los alquileres, viviendas y alimentos (si bien el objetivo de organizadores y muchos de ellos es debilitar al gobierno (Im Tirtzu demostro algo de esto)). Las manifestaciones fueron una excusa mas para demonizar a Israel en diversos medios de comunicacion, como El Pais y Telesur. Hace falta decir que los manifestantes no piden nada en concreto y son menos de los que se sostiene. Aun asi las fallas a las que hacen referencia son reales en ciertos aspectos. Pero mas alla de refutar la labor del gobierno en su profundizacion de las reformas liberales, consolida el hecho de que Israel debe continuar promoviendo su economia hacia mas libertad. Concretamente los israelies pagan un 75% mas de impuestos sobre las propiedades que el promedio de los paises de la OECD (lo que obviamente aumenta precios). A eso debemos sumarle que de acuerdo a un reporte del Banco Mundial Israel esta en el puesto 121 del ranking de eficiencia en obtener permisos de construccion (recordemos por ej el gesto de paz del gobierno en “congelar la construccion en Judea y Samaria por meses” y demas regulaciones al respecto que obviamente no fue jamas tomado en cuenta) y 147 en la eficiencia en la entrega de derechos de propiedad luego de la compra de una propiedad. A su vez la Comision Israeli de Alimentos regula las importaciones de alimentos, a la vez que determina la produccion de productos basicos como la leche. Es obvio que una vez mas lo que fallo no es la libertad de mercado sino las regulaciones y la planificacion central. Si los manifestantes desean que bajen los precios tanto de alquileres y propiedades como de alimentos, deben exigir una mayor profundizacion y consolidacion de la libertad economica, de la cual Bibi es el principal exponente (ya lo hablamos en otro post). Exigir por ejemplo mas de lo mismo solo empeorara la situacion. Y precios maximos en los alquileres generara (con la escasez caracteristica de los precios maximos) desincentivo en la inversion de propiedades, a la vez que menores propiedades y mayores precios en el futuro. Este gobierno es, sin duda, el unico que puede modificar la situacion. La clave es mayor libertad. Por mas que Abbas, Telesur, El Pais y quien sea digan lo contrario, Israel debe continuar el camino de libertad que lo convirtio en lo que es y si sus vecinos desean construir lo propio en lugar de destruir lo ajeno deberian hacerse sionistas, copiando el unico modelo de progreso que han visto en milenios. Y con respecto a los manifestantes, muchos de ellos de izquierda, ademas de los argumentos esgrimidos mas arriba es importante recalcar que si existe una escasez de viviendas es precisamente por la negativa de sus representantes en la Knesset de aceptar las propuestas de privatizacion de tierras de Netanyahu, la presion para congelar la construccion en Judea y Samaria, etc. Cuando son sus propuestas las que fallan una y otra vez, nada mejor que encontrar un chivo expiatorio. Aunque no lo digan ni a veces lo noten, estas manifestaciones demuestras que Netanyahu tenia razon: la libertad es la clave, no los impuestos ni la planificacion central.

Am Israel Jai!

Made in Gaza

“El camión está diseñado para lanzar cohetes Kasam 9 y después continuar su trayecto de manera desapercibida.

 La nota pegada en la puerta del conductor dice: En caso de violaciónes de tráfico, póngase en contacto con la Autoridad Palestina.

Los israelíes tienen evidencia de ambulancias y vehículos de emergencia creados de la misma manera.”

De por Israel.

Comentario personal:

La verdad es que el camion es original. Tal vez hasta le sirva a Steven Spielberg para filmar Transformers 4.

Ahora, dejando de lado el humor negro… Llegara el dia en que esta gente use la creatividad para otra cosa que no sea matar judios??

Es increible. Mientras Israel vuelca todo su potencial en desarrollar starts ups, incubar cientificos e ingenieros de primera, combatir enfermedades incurables y ayudar a las victimas ignoradas del hambre y la miseria (entre otras cosas), los palestinos utilizan los recursos tecnologicos del siglo XXI para volver al siglo IX.  

Y en el medio se produce otro atentado. Otra vez vuelve a haber sangre en las calles.  

Hasta cuando vamos a tener que tolerar su locura??

Un consejo para debatir con la izquierda

La izquierda fracasó en todo. Sus bases dogmáticas fueron ampliamente refutadas. Sus predicciones quedaron en el olvido.  Sus revoluciones marxistas engendraron dictaduras sangrientas – ya sea bajo la versión rusa, china o caribeña. Inclusive sus más moderados “Estados de Bienestar” resultaron ser un verdadero fiasco; dejando de lado a Alemania y algunas joyitas escandinavas como Finlandia, Europa está sintiendo en carne propia las implicancias económicas negativas que la izquierda arrastró con su incapacidad para comprender algo básico: para repartir la riqueza, es necesario crearla. Estos “Estados de Bienestar”, combinados con la devoción izquierdista por el multiculturalismo y condimentados con un poco de judeofobia, convirtieron al continente que iluminó al mundo en uno económicamente estancado, socialmente vulnerable, políticamente resignado y moralmente escuálido. Si, como afirman algunos, Europa murió en Auschwitz, entonces la izquierda europea se encargó y se sigue encargando de que no resucite.

La realidad es muy fuerte, pero no tanto como la persistencia de los izquierdistas en negarla. Ahora bien, como no pueden refutar los hechos concretos que derrumbaron todo su sistema de creencias, la única forma que tienen de aferrarse a su doctrina es utilizando tres técnicas bien conocidas: insultos, argumentos estúpidos y mentiras. El humorista y escritor Andrew Klavan aborda las tres en este brillante e irónico artículo. Quería detenerme en su enfoque sobre los insultos, porque me parece que el autor provee una forma muy original y efectiva de contrarrestarlos.

Es bien sabido que, para la izquierda, si uno discrepa con la política de Obama es un racista, si critica al Islam es un islamófobo, si refuta sus “argumentos” es un fascista y si defiende a Israel es un antisemita (créanlo o no, tanto Glen Beck como Sean Hannity, dos estrellas mediáticas que respaldan al Estado judío, fueron acusados de ser antisemitas por algunos zurdos trasnochados). El último insulto suele ser una “proyección preventiva”, en palabras de Gustavo Perednik. Es decir, te acuso de lo que soy para prevenir que vos me acuses a mí – de ahí que muchos judeófobos escupan que “Israel es un Estado Nazi”, para poner otro ejemplo. Por su parte, los primeros tres insultos persiguen dos propósitos: (1) intimidar al mensajero y (2) obligarlo a que se defienda para correr el eje de la discusión original.

En este blog vivimos varios ejemplos similares. En una ocasión, Ezequiel Eiben subió un video donde Danny Ayalon, el Ministro israelí de Relaciones Exteriores, argumenta que Israel tiene derechos plenos sobre Judea y Samaria. La respuesta que obtuvimos de un lector fue: “Bueno, así está más claro. Ustedes quieren que Israel incorpore toda la West Bank como parte de su territorio nacional”. Y después de unas semanas, Zionist1948 descubrió que un tal Jeffrey Goldberg se dirigió de igual manera al propio Ayalon en una discusión de Twitter. Ya no se trataba de entender quién tiene derechos sobre los territorios disputados, sino de juzgar si nosotros queremos o no anexarlos.

Como se ve en este último ejemplo, los insultos son efectivos. Si no logran intimidarte, suelen correr el eje de la discusión original. El “decime donde dije eso” ya es suficiente para que la audiencia se olvide que Israel tiene derecho a — ¡no que debe! — anexar los territorios. De la misma forma, si tratamos de explicar que uno puede criticar al Islam sin ser un “islamófobo”, entramos en un laberinto dialéctico y nos desviamos de los motivos por los cuales criticamos al islam. Y aquí es cuando entra Klavan…

Qué tal si, en vez de defendernos, les respondemos a nuestros amigos de izquierda lo siguiente: está bien, supongamos que soy un “islamófobo”, ¿Eso va a cambiar el hecho que el 99.9% de los atentados terroristas sean perpetuados por musulmanes en nombre del Islam? Si soy un racista, ¿Eso va a hacer que la reforma de salud de Obama funcione? Si soy un fascista, ¿Eso significa que tu ideología no resulto ser un rotundo fracaso? Por supuesto que no. Como aclara el autor, el mundo es lo que es sin importar nuestras cualidades personales. Pero si alguna vez le interesó, a la izquierda dejó de interesarle como es el mundo. Solo le interesa demostrar que, parafraseando a Pilar Rahola, ella nunca se equivoca.

Con estas simples preguntas logramos que no nos intimiden, que no nos obliguen a defendernos y, sobre todo, volvemos a los hechos que la izquierda no puede ni quiere afrontar. La victoria es nuestra.

Jerusalem, capital indivisible del pueblo judío

¿Que pasaría si la capital de Israel volviera a dividirse?

El artículo de Gustavo Perednik, publicado en JAI Uruguay, nos da la respuesta. No dice nada nuevo, nada que no pueda saber aquel que leyó algo de historia, está desprovisto de prejuicios y descubrió — o está abierto a descubrir — la raíz del mal llamado “conflicto” en medio oriente. Pero los bien intencionados apologistas de la paz no descansan; y los mal intencionados apologistas del odio tampoco. Así que, en honor a la verdad y al futuro del Estado judío, debemos ponernos los guantes y barrer las mentiras que estos dos grupos nos dejan por el camino.  

 

El milagro del siglo XX ha florecido en el desierto, y sus gigantescos logros nos han hecho mejores judíos. Nuestra identidad y el Estado de Israel se fortalecen mutuamente. Y un factor central que ayuda en ambas direcciones es la Jerusalem indivisa, centro eterno de nuestro pueblo.

Que ella fue solamente capital de los hebreos, y que la milenaria fidelidad judía a la ciudad no tiene parangón, todo ello se ha explicado incontables veces. Pero hay un motivo adicional por el que la capital de Israel jamás debería volver a dividirse, un motivo que tiene que ver precisamente con la judeidad del Estado.

Y es que el nudo del conflicto en esta región es el rechazo de esa judeidad, la no aceptación de lalegitimidad de Israel como Estado judío.

Cada vez más gente comprende el problema palestino no es la causa de la guerra contra Israel, sino suconsecuencia. El enfrentamiento no es resultado de un problema territorial ni de refugiados: resulta de la obcecada resistencia del mundo árabe-musulmán a admitir por derecho un Estado judío y democrático en su seno. Dicha obcecación los lleva a conmemorar en contra de lo ajeno y no a favor de lo propio: la Nakba y la Naksa son simples impugnaciones de Israel. Lo cierto es que la verdadera Nakba (“tragedia”) sufrida por los palestinos en 1948 no fue, como difunden sus líderes y los medios en Europa, la creación de Israel, sino elrechazo de Israel. Ese violento rechazo los arrastró a una existencia de guerra, miserias y destrucción, en lugar de la vida de democracia, paz y progreso al que los llevaría su convivencia con el Estado judío.

Abordemos la temible posibilidad de que Jerusalem volviera a dividirse, como tristemente vienen recomendándonos los supuestos apologistas de la paz. Jerusalem oriental pasaría a ser capital del segundo Estado árabe de Palestina (el primero es Jordania). Millonarias inversiones de Arabia Saudita y otros países se invertirían para desarrollar la ciudad oriental, en competencia con la Jerusalem judía.

Lo que jamás invirtieron mientras poseyeron Jerusalem oriental en sus manos, esta vez lo gastarían en abundancia, a modo de celebración del despojo del pueblo judío. Millones de árabes palestinos podrían ser transferidos a la ciudad oriental, que crecería en remedo del de la ciudad judía. Así ocurriría si un gobierno judío se sometiera a evacuar partes de nuestra capital.

Y estallaría una lucha adicional entre “las dos Jerusalem”, más grave y sutil: la carrera por cuál de las dos partes resultaría la “auténtica heredad” de la Jerusalem espiritual, de la ciudad de las canciones de gesta en Francia, y la del poemario en el Renacimiento, la del himno británico, la inspiradora de Occidente.

Aunque para nosotros la respuesta es obvia, el mundo árabe se abocaría a resaltar que “la de ellos” es la verdadera, y la Europa judeofóbica volvería a secundarlos, por lo que habría nuevamente un embate contra la legitimidad del Estado judío.

Por ello, erosionar la judeidad de Jerusalem sería un modo de rechazar al Estado renacido del rey David y de los macabeos, e insistir en presentarlo como un usurpador artificial. Esa sería la manera en que nuestros enemigos justificarían el despojo de Israel.

La división de Jerusalem sería nefasta no solamente porque es un renunciamiento esencial del pueblo hebreo; no solamente porque significaría un premio a la agresión y una palmaria injusticia, sino porque, lejos de apaciguar los ánimos belicistas de los regímenes de la región, avivaría los fuegos del conflicto y empujaría a los árabes a seguir luchando contra la legitimidad del Estado judío.

Nos quedaríamos sin justicia, sin ciudad, y sin paz.

Silogismos del Medio Oriente


Mi Enfoque #373, 23 de junio, 2011, por David Mandel, www.mandeldavid.com

El silogismo es un argumento de razonamiento deductivo que consta de tres proposiciones. Las primeras dos son premisas. La tercera, derivada de las dos premisas, es la conclusión. Por ejemplo:

Primera premisa:  Todos los perros tienen cuatro patas
Segunda premisa:  Lassie es un perro
Conclusión:  Por consiguiente, Lassie tiene cuatro patas.

En el Medio Oriente, los silogismos tienen la peculiaridad de que la conclusión no deriva de las premisas.

Ejemplos:

Primera premisa:  En los países islámicos ser homosexual es un crimen que se castiga con cárcel y hasta con pena de muerte.
Segunda premisa:  Israel es el único país en el Medio Oriente donde los homosexuales tienen igualdad de derechos.
Conclusión:  Por consiguiente, algunas organizaciones de gays y lesbianas en Canadá y Estados Unidos exigen boicotear y sancionar a Israel.

Primera premisa:  La minoría cristiana en los países islámicos es víctima de discriminación e intolerancia.
Segunda premisa:  Israel es el único país en el Medio Oriente donde el número de cristianos ha aumentado en las últimas décadas.
Conclusión:  Por consiguiente, la Iglesia Metodista, la Presbiteriana y otras iglesias protestantes de los Estados Unidos exigen boicotear y sancionar a Israel.

Primera premisa:  Debido a que el gobierno de Siria está masacrando a sus ciudadanos, 10,000 sirios se han refugiado en Turquía.
Segunda premisa:  Los palestinos de Gaza han inaugurado recientemente un moderno centro comercial de 3,000 metros2
Conclusión:  Por consiguiente, la flotilla humanitaria no viajará a Siria sino a Gaza.

Primera premisa:  En la batalla de Jenín, (abril, 2002) murieron 52 palestinos, (la mayoría de ellos combatientes) y 23 soldados israelíes.
Segunda premisa:  En Siria el gobierno ha matado, en los últimos tres meses, a más de 1,400 civiles.
Conclusión:  Por consiguiente, aunque la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó en mayo del 2002, por 74 votos contra 4, y 54 abstenciones, una resolución condenando la acción militar de Israel en Jenín, la Asamblea General, hasta el momento, no ha considerado necesario debatir, y mucho menos aprobar, resoluciones condenando las acciones de Siria.

Primera premisa:  El periódico New York Times se precia de que todo lo que aparece en sus páginas es escrupulosamente revisado para confirmar su veracidad.
Segunda premisa:  El New York Times publicó el 16 de mayo del año 2011 un artículo* escrito por Mahmoud Abbas, el Presidente de la Autoridad Palestina.
Conclusión:  Por consiguiente, el artículo de Mahmoud Abbas incluyó tantas tergiversaciones, falsedades y mentiras que, hasta el periódico inglés The Guardian**, conocido por su antipatía a Israel, lo calificó de “mitómano”.

*  http://www.nytimes.com/2011/05/17/opinion/17abbas.html
** http://www.guardian.co.uk/commentisfree/cifamerica/2011/may/19/mahmoud-abbas-palestinian-territories

Liberen a Alan Gross!

Acabo de leer una nota en el JPost que me conmovio. Un trabjador social de USA (Alan Gross, de la organizacion USAID, United States Agency for International Development)  fue a Cuba a darle a la pequeña comunidad judia que alli vive un sistema de comunicacion satelital y laptops para tener acceso a internet. Por no tener “permiso oficial del gobierno“, fue procesado por violar la ley cubana ya que segun los burocratas “forma parte de un proyecto subversivo para destruir la revolucion“…Entre otros lugares, Alan habia trabajado en Kenia, Gambia y Judea y Samaria (ayudando a campesinos arabes-palestinos en trabajo del campo). USA intento negociar su liberacion, en vano. Incluso Jimmy Carter (o mejor dicho Garquer) intento mediar para su liberacion.

Luego de 21 meses en prision y de haber perdido 45 kgs, ahora su hija fue diagnosticada de cancer mamario…

Seguro que la culpa la tiene “el bloqueo a la Isla”  (que por cierto es casi inexistente), el capitalismo, Bush, Israel y el sionismo.

Castro, algun dia vas a pagar por todo lo que hiciste…tarde o temprano se hara justicia.

Chiste del dia

Resulta que un pais brutalmente dictatorial y que reprime brutalmente a sus ciudadanos en todos los aspectos de su existencia, restringiendo todas sus libertades y legitimando por ley las peores violaciones de los DDHH le pide a otro pais, una democracia que es actualmente el sitio donde se desarrollan revuletas y manifestaciones callejeras que incluyen saqueos, destrozos, incendios, etc que “negocien con los protestantes“, “cuiden los DDHH de la gente” y “permitan dejar entrar una delegacion de DDHH de su tirania hacia la democracia para checkear si hubo o no violaciones a los DDHH“. Usted se preguntara que dictadura puede ser tan hipocrita y de quien estamos hablando, pues bien: nada mas ni nada menos que de Iran. Si señor!

Iran se lo esta pidiendo en estos mismos momentos a Inglaterra. Claro, no vaya a ser que esos tiranos ingleses malvados violen los DDHH, de los cuales los iranies son amplisisisismos defensores:

As riots have spread across the UK leading to hundreds of arrests and the death of one 26-year-old man, Iran has called on British police to avoid using violence against rioters and demonstrators, and to show “restraint” when dealing with protesters, Iranian Fars News Agency reported.
The Iranian Foreign Ministry Spokesman Ramin Mehman-Parast reportedly asked the UK government to open dialogue with “protesters,” and has called on human rights groups to investigate the killing of Mark Duggan, 29, which sparked the violent riots that has seen substantial damage and theft.
Deputy Head of the Iranian parliament’s National Security and Foreign Policy Commission Hossein Ebrahimi also told Fars news that he had requested from the British government to allow an Iranian human rights delegation to visit the country, and “study human rights violations.”
Ya mismo me avisaron de la Universidad Internacional del Terrorismo, la Dictadura y el Genocidio que Iran se saco un 10 en “Hipocresia I, II, III y IV” con medalla de oro y diploma certificado. 

La única política de Obama en el medio oriente

A continuación el último articulo de Caroline Glick traducido por mi. 

El primer ministro Biyamin Netanyahu explicó reiteradamente durante los últimos años que Israel no tiene un socio palestino para negociar. Así que el hecho de que Netanyahu haya aceptado los límites armisticios de 1949 (falsamente denominados “las fronteras de 1967”) como referencia para las futuras negociaciones con la Autoridad Palestina –- hecho que salió en las noticas de esta semana –, parece venir de la nada.

Israel no tiene con quien negociar porque los palestinos no reconocen su derecho a existir. Esto quedó puesto una vez más en evidencia el mes pasado cuando el “negociador” palestino Nabil Sha’ath dijo en una entrevista a la Arabic News Broadcast que “la historia de “dos Estados para dos pueblos” significa que va a haber judíos ahí y palestinos acá. Nunca vamos a aceptar eso”.

Dada la posición palestina resulta clarísimo que Netanyahu tiene razón. No existe ninguna chance de que Israel y la AP alcancen un acuerdo de paz en el futuro inmediato. Esto, sumado al hecho de que Hamas controla Gaza y probablemente gane una nueva elección de la misma forma en que ganó las últimas, demuestra a las claras que el ejercicio de encontrar la fórmula correcta para restaurar las negociaciones es una completa farsa.

Entonces, ¿Por qué Israel está involucrada en estas discusiones?

La única respuesta lógica es que lo hace para ganarse el favor del presidente Barak Obama.

Durante los últimos meses, la mayoría de los observadores operaban bajo la presunción de que, cuando llegue Septiembre, Obama iba a usar el veto de los Estados Unidos para bloquear la declaración unilateral de un Estado Palestino. Pero el hecho concreto es que ningún funcionario de los Estados Unidos ha dicho explícitamente que su país iba a vetar dicha resolución en el Consejo de Seguridad.

Dado el apoyo hacia Israel por parte del congreso y de los ciudadanos de Estados Unidos, lo más probable es que, cuando llegue el día, Obama decida vetar esta resolución. Pero como no ha dicho esto hasta ahora, resulta evidente que él espera que Israel se “gane” el veto de los Estados Unidos accediendo a sus demandas.

Estas demandas incluyen que Israel abandone su derecho a tener fronteras defendibles bajo cualquier acuerdo de paz con los palestinos. Como tener fronteras defendibles requiere que Israel controle el Valle del Jordán y las colinas de Samaria, no hay forma de aceptar los límites armisticios de 1949 como la base para unas futuras negociaciones sin renunciar a tener fronteras defendibles.

Uno puedo decir lo que quiera sobre la política de Obama, pero es una política. Obama utiliza el poder de Estados Unidos para forzar a Israel a rendirse a su voluntad.

Lo que resulta llamativo de la política de Obama no es que implica darle la espalda al aliado más fuerte de Estados Unidos en la región. Después de todo, Obama se convirtió en un especialista en perder aliados.

La política de Obama con respecto a Israel es notable porque es una política. Obama tiene el objetivo claro y consistente de reducir a Israel en tamaño. Desde asumir como presidente, Obama realizó pasos significativos para materializar este objetivo. Y estos pasos han dado resultado. Obama forzó a Netanyahu a que la creación de un Estado Palestino sea un objetivo político israelí. Lo coaccionó a renunciar temporalmente a los derechos de propiedad de los judíos en Jerusalem, Judea y Samaria. Y ahora lo está obligando a pretender que Israel puede aceptar los límites armisticios de 1949 en una negociación con los palestinos.

Obama no adoptó otra política clara y consistente en ninguna otra nación de la región. En Egipto, Siria, Iran, Turquía y Libia, entre otros países, Obama optó por tener “una actitud” en vez de una política. Se pronunció, se vanaglorió  y protestó sobre cualquier tema.

Pero no hizo política. Y en consecuencia, para mejor o para peor, actuó para que Estados Unidos pasara de ser un líder regional a ser un seguidor, mientras fortaleció actores cuyos objetivos no están alineados con los intereses de su país.

El caso de Siria merece nuestra atención. El presidente Bashar Assad es la mascota del régimen de los Ayatollahs y un patrocinador del terrorismo. En la década desde que sucedió a su padre, Assad Jr. entrenó terroristas que mataron tropas estadounidenses en Irak; proveyó refugio a terroristas de Al-Qaeda; fortaleció la alianza entre Siria y Hezbollah; recibió con los brazos abiertos al Hamas, a la Jihad Islámica y a otros grupos terroristas palestinos; proliferó armamento nuclear y ordenó el asesinato del ex primer ministro libio Rafik Hariri.

Desde marzo, Assad empezó una guerra contra los sirios. Para el fin de esta semana, con su invasión a Hama, las víctimas civiles van a ser más de 2000.

¿Y como respondió Obama? Varió sus tonos de protesta contra el régimen sirio desde un “esto es inaceptable” hasta un “esto es escandaloso”.  En vez de construir una política para derrocar a este asesino y enemigo de los Estados Unidos, la administración Obama construyó excusas para no hacer nada. Los funcionarios de la administración, incluyendo Robert Ford, el embajador de Obama en Damasco, aseveraron que Estados Unidos tiene poca influencia sobre Assad.

Pero esto es ridículo. Muchos en el congreso están demandando que Obama retire a Ford de Damasco. Algunos están pidiendo sanciones contra el sector energético sirio. Estos pasos pueden o no ser efectivos. Apoyar abiertamente, financiar y armar a los rivales políticos de Assad sí sería efectivo con certeza.

Muchos claman que el grupo más poderoso oponiéndose a Assad es la Hermandad Musulmana. Y probablemente haya algo de verdad en esta afirmación. Como mínimo, la fortaleza de la Hermandad Musulmana aumentó considerablemente en los últimos meses gracias a Turquía. Por otra parte, algunos también aplaudieron que Turquía haya llenado el vacío de liderazgo que dejó la administración Obama. Argumentan que se puede confiar en que el primer ministro Turco Recip Erdogan va a actuar para que Siria no llegue a un estado de guerra civil.

Lo que estos observadores no reconocen es que los intereses de Erdogan en una Siria post-Assad tienen poco que ver con los intereses de Estados Unidos. Erdogan va querer continuar con la desarticulación de la minoría Kurda, y va a trabajar para islamificar Siria a través de la Hermandad Musulmana.

Hoy la oposición siria está conformada por una coalición de distintos grupos étnicos. Sus representantes han estado tocando la puerta en Washington y en otros lugares. Aún así, los mismos líderes occidentales que estuvieron dispuestos a reconocer la oposición Libia, a pesar de que en ella había terroristas de Al-Qaeda, se rehúsan a apoyar públicamente a los opositores del régimen sirio que quieren una Siria federal y democrática.

Esta semana, la secretaria de Estado Hillary Clinton tuvo un encuentro privado con estos valientes demócratas. ¿Por qué el encuentro no fue público? ¿Por qué Obama no los invitó a la Casa Blanca?

Negándose a apoyar a los opositores liberales y multi-étnicos, la administración Obama está promoviendo que Turquía tenga éxito para instalar a la Hermandad Musulmana en el poder si Assad es derribado.

Pero apoyar a la oposición implica tomar partida y, de esta forma, adoptar una política. Y esto es algo que el presidente no va a hacer. Obama es mucho más feliz pretendiendo que las declaraciones vacías del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas son victorias de Estados Unidos. Si aspira a algo más bajo va golpearse la cabeza con el suelo.

La preferencia de Obama de adoptar posturas en lugar de políticas no es nada nuevo. Fue su procedimiento estándar a lo largo y ancho de la región. Cuando el pueblo iraní se rebeló contra los mullahs en la Revolución Verde, Obama se mantuvo al margen. Como es su hábito, actuó como si el trabajo del presidente de los Estado Unidos consistiera en opinar en vez de dirigir. Susurró que no era bueno que el régimen reprima a los protestantes que querían democracia.

Y desde ese entonces, Obama también se mantuvo al margen cuando los mullahs absorbieron El Líbano, construyeron bases operacionales en América Latina, se acercaron a la línea final en su carrera nuclear y consolidaron su poder en Irak y Afghanistan.

El miércoles, empezó el juicio al ex aliado y ex presidente egipcio Hosni Mubarak, y a sus hijos. Durante la revuelta popular del invierno pasado en Egipto, los enemigos de Obama lo atacaron por rehusarse a abandonar a Mubarak inmediatamente.

Los motivos por los cuales Estados Unidos seguía apoyando a Mubarak eran obvios: Mubarak fue el eje de la alianza entre Estados Unidos y el mundo árabe sunita durante las últimas tres décadas. Mantuvo la paz con Israel. Y su posible sucesor era la Hermandad Musulmana.

Pero Obama no respondió a sus críticos defendiendo una política coherente, sino que se rehusó a darle la espalda a Mubarak en una actitud de fría indiferencia. Solo cuando notó que estaba resultando políticamente costoso seguir por la senda de la indiferencia, reemplazó esta actitud con un renovado sentido de justicia. Así, abandonó el apoyo de Estados Unidos a Mubarak sin siquiera pensar en las consecuencias de sus acciones. Y ahora no son solo Mubarak y sus hijos los que están siendo humillados en una celda, sino la alianza con Estados Unidos que dejaron en su legado.

Reconociendo que Obama se rehúsa a adoptar o implementar una política por sí mismo, el congreso trató de llenar este vacío. El Comité de Asuntos Exteriores aprobó recientemente un presupuesto que va a congelar la ayuda de Estados Unidos a Egipto, El Líbano, Yemen y la AP en caso de que una agrupación terrorista acceda a las arcas gubernamentales en cualquiera de estas áreas. Rápidamente, Clinton insistió en que esto es inaceptable.

Y su reacción tiene sentido. Revocar la ayuda económica de Estados Unidos a los gobiernos extranjeros conformados por grupos terroristas islámicos sería, una vez más, adoptar una política. Pero Obama no hace política – salvo cuando se trata de atacar a Israel.

En una entrevista con el New York Times el miércoles, el hijo de Muammar Qaddafi, Seif al-Islam Qaddafi, dijo que él y su padre están negociando un trato que va a combinar sus fuerzas con fuerzas islamistas para restablecer el orden en su país. En cierto grado, la incapacidad de Estados Unidos para derrocar a Qaddafi – aún apoyando una oposición que incluye a miembros de Al-Qaeda – es la prueba más clara de que Obama sustituyó la actitud por sobre la política en cualquier lugar que no sea Israel.

Actuando bajo una resolución de Naciones Unidas y respondiendo a la doctrina de “Responsabilidad de Proteger”, Obama fue a la guerra contra Qaddafi hace 5 meses. Pero una vez que la realidad de la guerra invadió su visión feliz de Lone Rangers montado en un caballo blanco, Obama perdió interés en Libia. Mantuvo fuerzas estadounidenses en la batalla, pero no les dio ningún objetivo.

Mientras tanto, el hijo de Qaddafi se siente libre de encontrarse con el New York Times y desafiar a Estados Unidos en frente de las cámaras.   

Las olas de caos, guerra y revolución que sacuden al medio oriente demuestran a las claras que el conflicto de los árabes con Israel no es más que un ápice en su experiencia de tiranía, fanatismo, esperanza y traición. Entonces, dice mucho de Obama que, 8 meses después de estallar la rebelión en Turquía, su única política del medio oriente consista en atacar a Israel.

Ahora sabes a quien NO votar‏

Con esta mano reprimo

El dirigente de Proyecto Sur, el izquierdista Pino Solanas, amigo de Chávez y enemigo de Israel, tiene en sus listas al dirigente peronista Mario Cafiero, amigo de Irán y Luis D’Elía. Sabiendo todo esto… ¿Pensás votarlo igual?

Se acercan las elecciones del 14 de agosto. Favor de difundir.

La Tercera no es la Vencida

Segun Daniel Pipes esta es la cuarta vez que los arabes palestinos declaran su estado:

1

on October 1, 1948, Amin al-Husayni, the mufti of Jerusalem, stood before the Palestine National Council in Gaza and declared the existence of the All-Palestine Government (Hukumat ‘Umum Filastin). In theory, this “state” already ruled Gaza and would soon control all of Palestine. Accordingly, it was born to lofty proclamations of Palestine’s free, democratic, and sovereign nature, and with a full complement of ministers. But the whole undertaking was a sham, for Gaza was run by the Egyptian government of King Faruq, the ministers had nothing to do, and the All-Palestine Government never expanded to all of Palestine. Instead, this state quickly withered into insignificance, and for the next two decades, the goal of a Palestinian state virtually disappeared.

2

Almost exactly forty years after the first proclamation of a Palestinian state, a second one took place on November 15, 1988, again before a meeting of the Palestine National Council. This time, Yasir ‘Arafat, head of the Palestine Liberation Organization (PLO), declared the existence of a State of Palestine. In some ways, this exercise was even more futile than the first, for the new state was proclaimed in Algiers, almost 2,000 miles and four borders away from Palestine; this state controlled not an inch of the territory it claimed; and this one faced a powerful Israeli adversary.

3

Those two instances are ancient history but the third attempt, in 1999, uncannily resembled today’s situation. As I noted at the time:

When a state is declared, the results will be severely adverse for Palestinians and Israelis alike. This flagrant breach of the Oslo accords will cause economic relations to diminish further and violence to increase. … The United States and Israel are more important in this case, as in so many others, than the other 180 nations. I hope they will not just refuse to recognize the Palestinian state by make it very clear to Arafat and the Palestinian Authority that a unilateral declaration will be costly to the Palestinians. Continued negotiations are the sensible alternative to a unilateral declaration of independence. The issues are difficult and the process protracted; there can be no arbitrary date for the conclusion of negotiations, for this merely invites Palestinian procrastination. For negotiations to succeed, the process must go on until its natural conclusion.

No se asusten, en septiembre viene la cuarta entrega. Solo por Naciones Unidas.

Al respecto de las “peras al olmo” y de “¿con quien vamos a negociar?” recorde una frase de la ultima pelicula de Batman (The Dark Knight), cuando Bruce Wayne se pregunta que desea The Joker en realidad, entonces Alfred le contesta con una breve historia (y creo que es la enseñanza fundamental del film):

Alfred Pennyworth: A long time ago, I was in Burma, my friends and I were working for the local government. They were trying to buy the loyalty of tribal leaders by bribing them with precious stones. But their caravans were being raided in a forest north of Rangoon by a bandit. So we went looking for the stones. But in six months, we never found anyone who traded with him. One day I saw a child playing with a ruby the size of a tangerine. The bandit had been throwing them away. 
Bruce Wayne: Then why steal them? 
Alfred Pennyworth: Because he thought it was good sport. Because some men aren’t looking for anything logical, like money. They can’t be bought, bullied, reasoned or negotiated with. Some men just want to watch the world burn.”

Ante la duda, use a Israel

Jaime Gajardo, el Presidente del Colegio de Profesores chileno, no se le ocurrio mejor idea que “comparar” la situacion chilena de protestas estudiantiles y la actuacion policial, con (cito): ““Esta represión nos recuerda los métodos sionistas y del Apartheid…(y refiriendose al Ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, que es judio, se preguntó si este tenia) alguna formación en alguna escuela de Israel porque aquí se están repitiendo los mismos métodos...”. Curioso. No hace falta decir mas. Aparentemente no se le vinieron a la mente los asesinatos en masa que los gobiernos arabes, incluyendo al sirio en este momento, estan realizando contra sus propios ciudadanos. Sera precisamente porque no murio ningun estudiante, y tampoco en Chile hay ninguna dictadura que destruya todas las libertades. O tal vez por una razon mas simple: ante la duda, use a Israel. Como dijimos varias veces, cada uno le encontrara una razon: asesinan palestinos, los infectan con SIDA, controlan la banca y el mundo, mataron a Jesus, etc. Pero ojo: no se olvide de no mencionar la palabra judio. No va usted a querer que loa cusen de antisemita. Porque hay que recordar que los judios no tenemos nada que ver con Israel, solamente que es el unico pais judio, vive la mitad del pueblo judio, se habla el idioma judio, se usa el calendario judio, se estudian los libros judios, y un par de puntos mas que no vienen al caso. Cualquier comparacion entre judios e Israel es una coincidencia no intencionada.

Y ademas, como dijo Don Jaime: “…Le pido disculpas y doy mis respetos al pueblo judío y a los semitas…“. Bueno, jaime querido, desde elrejunte.il te comento que no existen semitas, y que claramente si vos queres instaurar una educacion basada en tus conceptos, tu ignorancia y tu odio entonces hay 3 opciones:

1-O te quedas en tu casa y dejas que al movimiento lo represente otro

2-Te sacan y ponen a otro que repudie tus dichos

3-Se confirma la hipotesis de los que quieren privatizar la educacion completamente, porque si va a depender de idiotas como vos, mamita querida!

 

Si eso es educacion, viva la ignorancia ! Y un punto mas Jaime, vos no sos antisemita: sos un judeofobo. Es necesario recalcar, para que no te hagas el dolobu y le pidas perdon a “los semitas”.

El imaginario “Estado Palestino”

Este es el título del brillante artículo de Steven Rosen que fue publicado ayer en la revista Foreign Policy. Es útil leerlo para conocer las características del Estado que Mahmoud Abbas pretende declarar en las Naciones Unidas. Por si no pueden leerlo todo, acá traduje la última parte:

“La Asamblea General va a crear un Estado imaginario que tiene dos presidentes incompatibles (Mahmoud Abbas y Abdel Aziz Dweik), dos primeros ministros rivales (Salam Fayyad e Ismail Haniyeh), una constitución cuyas cláusulas centrales son violadas por ambos bandos (Fatah y Hamas), una legislatura disfuncional y una población que en su gran mayoría no estará bajo su control. Un Estado que no tiene voluntad ni capacidad para promover elecciones, cuyas fronteras contendrán territorios en manos de otros poderes (Hamas e Israel) y que no muestra señales de resolver ningún tipo de conflicto. Un Estado que no sienta las bases para alcanzar la paz, sino que promueve guerras civiles e internacionales”.

Resumiendo, otro delirio del liderazgo palestino que se paga con moneda israelí.

Mi consejo a los somalíes.

Esta mañana el NY Times colocó en primera plana la foto de un chico somalí desnudo y desnutrido. Este diario no es de mi agrado (por ser amarillista, progre y un tanto anti-israelí). Pero a pesar de conocer la parcialidad y deshonestidad que tiene el NY Times cuando toca el “conflicto árabe – israelí”, la foto en cuestión no deja de ilustrar dos verdades: (1) en pleno siglo XXI existen países carcomidos por el hambre y la miseria y (2) la respuesta de una buena parte del mundo (para no generalizar)  se reduce a una dolorosa indiferencia. Ahora bien, como para remediar el primer problema es necesario empezar por el segundo, acá va mi humilde consejo a los somalíes — y porque no a los oriundos de Kenia y Etiopía, entre otros países – para que puedan acabar con el hambre de una vez por todas:

De ahora en más, repitan una y otra vez que Israel tiene la culpa de todas las miserias que sacuden a su país. Pueden decir que su tierra es seca porque los sionistas les robaron el agua, para poner un ejemplo. Pueden decir que los sionistas trafican sus órganos – como mencionó una vez el diario sueco Aftonbladet. Pueden decir cualquier cosa. Recuerden que, cuando se trata de los judíos y de su único Estado, la incoherencia de las aseveraciones no es un obstáculo, sino un puente para sumar adeptos. Lo importante es que, hagan lo que hagan o digan lo que digan, nunca dejen de disparar acusaciones contra Israel. Así, van a recibir millones de dólares en ayuda humanitaria por parte de varios países europeos; van a ser las víctimas preferidas de la izquierda retrógrada; van a llamar la atención de las organizaciones que, en teoría, defienden los derechos humanos; van a contar con una agencia de la ONU que funcione solo para ustedes y van a aparecer mucho más seguido en los medios masivos de comunicación,  no una vez cada quien sabe cuánto.

Si no me creen, hablen con los palestinos.

Netanyahu saluda a los árabes israelíes por el comienzo del Ramadán

El Primer Ministro de Israel Biniamin Netanyahu saluda a los árabes israelíes por motivo del mes de Ramadán, desea a los árabes del resto de Medio Oriente que tengan éxito en sus revoluciones contra los regímenes tiránicos que los oprimen, manifiesta el apoyo de Israel a la “Primavera árabe”, y llama a Mahmoud Abbas (presidente de la Autoridad Palestina) a sentarse a negociar sin precondiciones para llegar a un acuerdo de paz con los palestinos

¿De qué socio palestino hablan?

Muchos que piensan que Israel quiere la paz y debe forzosamente avanzar hacia la creación de un Estado palestino, afirman que tiene un socio. Otros afirman que en los proyectos de negociación, ese palestino es el socio que verdaderamente quiere la paz mientras que Israel es el socio ausente que dificulta los procesos. Ambos grupos de analistas, ¿de qué socio palestino hablan? ¿Del presidente de la Autoridad Palestina Mahmoud Abbas? Aunque en ocasiones parezca una tomada de pelo, a él se refieren. Lo pintan como un luchador por su pueblo que se basa en el amor hacia sus hermanos y despliega una lucha auténtica en su nombre en aras de la necesitada paz. Por muy romántica que suene esa mentira, no es más que eso: una mentira.
Abbas no puede invocar amor por su pueblo, ni siquiera un proceder racional hacia los  derechos y necesidades de sus miembros. A muchos los mantiene en campos de refugiados para utilizarlos como punta de lanza en sus reclamos, a los fines de conseguir adeptos a la causa. Continúa sometiéndolos a la bajeza para dar lástima ante el mundo y obtener favores políticos. Los denigra y arroja a la degradación humana cual mendigos que dependen únicamente de la beneficencia de otros. No les permite la digna autosustentabilidad.
Abbas es aliado de la agrupación terrorista islamista Hamas, con la cual en conjunto demuestran su desprecio hacia los judíos en particular y a la humanidad en general, promoviendo asesinatos y masacres. Ahora bien, el desprecio también se proyecta, aunque en otro nivel, sobre los propios palestinos. Hamas lleva adelante un gobierno islamista totalitario en la Franja de Gaza que oprime a los palestinos con ferocidad. Los gobernantes se transforman en victimarios de su pueblo víctima, y Abbas lo convalida. No se puede decir que el presidente de la AP sea un amoroso con sus hermanos. Por el contrario, colabora con sus verdugos.

Abbas ve a los palestinos como medios para alcanzar sus fines: ellos sufren los errores de su gobierno; el conflicto con Israel se perpetúa; y él continúa en el poder haciendo movimientos políticos estratégicos, a veces desesperados, que le aseguren su lugar. No lo mueve el amor por los palestinos, ni una consideración racional hacia ellos, ni un limpio interés en verdaderamente ayudarlos a todos, sino su interés de seguir en el poder y que los libros de historia hablen de él en el futuro como un héroe enfrentado a los monstruos más poderosos. Busca conservar un sitio privilegiado desde el cual seguir dando sus directivas que someten a cuerpos y espíritus bajo el látigo de la tiranía. Abbas no es un representante heroico de los palestinos, sino un político malvado que los perjudica.
Abbas tampoco puede alegar seriamente que ha querido con sinceridad ser un socio de Israel para la paz. Junto con Arafat intentó destruirlo a través del terrorismo primero, y luego siguiendo su camino desde la presidencia de la AP por medio de la diplomacia y la presión internacional reclamando el inexistente derecho al retorno palestino para ahogar demográficamente al Estado Judío y hacerlo desaparecer.
¿Éste es el socio que le presentan a Israel y que quieren hacerle creer que se mueve con honestidad? ¿Qué debe hacer Israel frente a este viejo conocido aborrecedor de judíos respecto de sus reclamos territoriales? Para empezar, tener en consideración que los territorios en disputa pertenecen a Israel. Si bien están, como se ha dicho, siendo disputados, el derecho israelí sobre ellos es superior y justificado. No hay ninguna ley que obligue a Israel a desprenderse de ellos y cederlos a los palestinos. No importa la presión internacional que haya en su contra, no importan las amenazas recibidas: el Estado Judío debe obrar según su voluntad, que es la prioridad fundamental, pensando en su propia paz y seguridad. En caso de que Israel decidiera finalmente entregar los territorios, esto solo debería entenderse en el marco de consideraciones humanitarias (para que muchos de los palestinos vivan en un país independiente en vez de sufrir en campos de refugiados, suponiendo que al malvado Abbas se le ocurriera sacarlos de allí, y estando de más agregar que no hay responsabilidad israelí en las turbias maniobras árabes), o por conveniencia y estrategia política (no gobernar población palestina que apunta a destruirlo, sino sacárselos de encima y que definitivamente no dependan más en ninguna medida del gobierno israelí). Pero no hay razones legales ni fundamentos morales ineludibles que obliguen a Israel a ceder los territorios a una postura palestina que algunos creen más fuerte y superior. Por lo tanto, en el caso de que Israel resolviera poner fin al asunto de la creación de un Estado palestino en Gaza y Judea y Samaria, y anexar todos los territorios, estaría justificado y tendría razones de sobra para defender su determinación. Su respaldo argumentativo sería suficiente.
Respecto de las consideraciones humanitarias y de conveniencia anteriormente aludidas, en caso de que Israel las tuviese en cuenta debiera saber que son solo hipótesis que podrían favorecerlo, pero nada es seguro cuando el gobierno terrorista palestino está del otro lado. Es muy probable que no se diera ni lo uno ni lo otro. Esto es porque, primero, el establecimiento de un Estado palestino no necesariamente es sinónimo de progreso y bienestar para sus futuros ciudadanos. El gobierno de Abbas puede degenerar en una tiranía peor de la que ya es bajo el manto de un Estado totalitario, oprimiendo aún más a sus súbditos. No sería nada del otro mundo, sería una dictadura árabe más entre todas las que existen. Y acerca de lo segundo, nada garantiza que un gran número de palestinos, con Estado nuevo, olvidarán su clásico anhelo de aniquilar a los judíos. Los palestinos continúan siendo educados en el odio hacia Israel, y un Estado propio que no fuera desmilitarizado en este contexto les daría mayor fuerza para bregar por la destrucción del Estado Judío.
Los israelíes deben poner en práctica el egoísmo racional, y no sacrificar el propio interés a otros. Muchos palestinos se autoproclaman enemigos de Israel, y sus necesidades no deben ser hipotecas para el futuro judío. La obligación del gobierno israelí es garantizar la seguridad de sus ciudadanos, proteger los derechos de propiedad judíos sobre las tierras, y la preservación del país, sin ceder a presiones terroristas o diplomáticas que perjudiquen sus legítimos intereses.
El sionismo ya sufrió en el pasado el robo histórico de territorio que implica la creación del Reino Hashemita de Jordania al este del Río Jordán. Ése es el Estado que los británicos le regalaron a los árabes de la entonces llamada Palestina, extirpando la mayor parte de Eretz Israel. Semejante traición a los judíos no debe volver a ocurrir ni permitírsele a Abbas forzar sacrificios israelíes; si otro Estado árabe ha de crearse en territorio que le corresponde a Israel, la iniciativa debe partir de negociaciones entre partes legítimas que incluyan el consentimiento libre y voluntario del Estado Judío con el apoyo de sus ciudadanos y sin que se perjudiquen sus derechos de propiedad, y no ser el nuevo país árabe producto de otra injusticia más contra el pueblo hebreo.

Ezequiel Eiben

A %d blogueros les gusta esto: