Glenn Beck en Israel!!

“En Israel hay más coraje en una milla cuadrada que en toda Europa. En Israel hay más coraje en un soldado que en todos los corazones fríos de los burócratas de
Naciones Unidas. En Israel uno puede encontrar gente enfrentada a la
opinión pública por defender lo que es correcto y verdadero. Israel no es un país
perfecto; ningún país es perfecto. Pero trata de serlo, y eso es tener coraje.”

Estas son algunas de las palabras que dijo Glenn Beck en su exitosa y convocante
visita a Israel durante la semana pasada. Son algunas de las palabras que le valieron
dos amenazas de muerte, epítetos de todo tipo por parte de la izquierda y un
caudal de admiradores que lo convirtieron en una de las voces mediáticas más influyentes de Estados Unidos.

Pueden encontrar su discurso entero aquí. Es una advertencia, una llamada a la acción, un oasis de honestidad y valentía emergiendo en medio del desierto de facilismo y corrupción intelectual que alberga a todas las variables de la izquierda
militante.

Podría escribir más sobre Glenn Beck, sobre su apoyo incondicional a Israel y
sobre las tácticas que utilizan sus detractores para tratar de descalificarlo,
pero en la entrevista que sigue a continuación me ahorró todo el trabajo. La encontré
de casualidad en Internet y no encontré palabras para describirla. Solo voy a
agregar que Glenn Beck es un verdadero amigo del pueblo y del Estado judío, y la historia demuestra que eso es algo invaluable.

Anuncios

4 comentarios

  1. Un verdadero amigo, como pocos.

  2. glenn beck es un pelotudo, llorón y racista.

    • Te faltó decir que es un antisemita, islamófobo y que está loco de remate. De hecho, te recomiendo que cambies el pelotudo por islamófobo (suena un poco más cool). Y, de paso, agradecele a él y a muchos como él por vivir en una sociedad libre donde podés insultar todo lo que quieras para tratar de descalificarlo y evadir los hechos concretos que no podes refutar. Aunque no creo que te el bocho para entender esto; debes tener una neurona para cada insulto.

  3. Yo hace rato aprendi a no darle bola a los antisemitas, antisionistas y “pacifistas” de toda indole, cualquier cosa que digan me tiene sin el menor de los cuidados, simplemente me resbala y nunca me siento ni solo ni acompagnado (mas alla de que aprecio a nuestros amigos).

    Al final como dice Glenn, lo unico que hacen falta son 2 huevos de acero bien grandes.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: