Mensaje para el próximo año

Quería compartir las dos historias que escuché del rabino en la parashá de ayer e incluir sus y mis reflexiones al respecto.

La primera se trata sobre un carpintero que ya estaba viejo, cansado, a punto de retirase cuando su empleador le encomienda un último trabajo: construir una casa. El hombre la hace a desgano, indiferente, casi autónomamente. Aun así, antes de darse cuenta logra terminarla. Cuando se la presenta a su jefe, éste lo mira a los ojos y le dice: “muy bien, te felicito. Ahora la casa es tuya, te la regalo”. El carpintero se quedó boquiabierto, no lo podía creer. Si hubiera sabido que era mía, dice amargado, me habría esforzado más, la habría construido con orgullo y alegría. La casa sería diferente…

En la segunda historia, un valiente bombero entra a un edificio en llamas para salvar a un hombre que se había quedado atrapado, y logró rescatarlo. Agradecido con el bombero por haberle salvado la vida, el hombre, que resultó ser muy rico, decide ofrecerle 1 millón de dólares. Pero, increíblemente, el bombero le responde que él es feliz con su vida, que no necesita la plata. No obstante, sí le pide una cosa: “es un milagro que vos estés vivo, así que, de ahora en adelante, prométeme que le vas a dar un significado a tu vida”.

Cada judío que está vivo es un milagro, porque todos nuestros antepasados estuvieron en algún edificio en llamas. Muy pocos tuvieron la suerte de encontrar algún bombero que pueda rescatarlos; la mayoría juntó fuerzas para sobrevivir y salió adelante por su cuenta. Los que no sobrevivieron defendiendo a su país, sobrevivieron al holocausto. Los que no sobrevivieron al holocausto, sobrevivieron a los progroms rusos. Los que nos sobrevivieron a los progroms rusos, sobrevivieron a la judeofobia europea moderna, a las expulsiones forzadas, a los autos de fe, a las cruzadas, a los persas, turcos, romanos, egipcios, etc. En mi caso personal, el milagro se produjo porque el socio de mi abuelo lo refugió en el sótano de su casa durante dos años; y porque la casa estaba en la misma cuadra donde había un cuartel nazi, entonces era la única del barrio que no registraban; y porque cuando terminó la guerra, logró escaparse a Argentina (tuvo que entrar ilegalmente por Montevideo, porque Perón solo le abrió la puerta a los nazis) antes de que los comunistas invadan Rumania y arrasen con todo, sobre todo con los judíos.

Cada uno tendrá su historia, pero la historia de cada uno es también la de todos. En este nuevo año, quería desear que podamos escuchar el consejo del bombero, construir nuestras casas con el orgullo y la alegría de ser judíos y decorarlas con una bandera de Israel. Ya sea con un viaje, una donación, interviniendo en una discusión donde se la ataque o manteniéndonos informados sobre los desafíos que le imponen sus vecinos. Israel, el país de los milagros, está rodeada de un Irán encaminado a tener armas nucleares, un Egipto cada vez más alineado a la Hermandad Musulmana, el Líbano de Hezbollah, la Gaza del Hamas, la Turquía del AKP, la Libia de los rebeldes islamistas, Siria y Jordania, dos países que se convirtieron en una lotería, y un mundo occidental debilitado, mayoritariamente apático con su causa e indiferente con las lecciones de la historia. Una bandera de aliento no le viene mal.

Shana Tova Umetuka!!

Anuncios

5 comentarios

  1. Excelente sebinisra91. La diferencia entre nuestros antepasados masacrados y nosotros es que ahora, ahora nos defendemos. ¿Quien no tiene familiares muertos en algunas de las masacres?¿Quien no puede encontrar su apellido en la base de datos de Yad Vashem? El judio que no lo tenga puede agradecerle a Hashem. Pero ahora todos podemos agradecer a Hashem una cosa: Israel.

  2. Excelente moraleja. Todos los judíos somos descendientes de héroes… somos hijos de los que se negaron a convertirse o asimilarse, aquellos que sobrevivieron a las expulsiones, masacres, torturas, exilio, difamación, genocidio y con todo pudieron rehacer su vida. Que nosotros hayamos nacido en Buenos Aires y otro hebreo en París es una casualidad histórica… recordemos que, en cualquier lugar de la diáspora, los judíos estamos “de prestado” (cuanto antes lo entendamos, mejor nos irá). Mi abuela también tuvo que entrar ilegalmente porque el gobierno peronista solo recibía nazis, pero obtuvo la ciudadanía cuando Frondizi otorgó una amnistía a todos los inmigrantes (si no fuera por el padre que era el único sobreviviente de la familia, mi abuela se hubiera ido a Israel y tendría allí sus hijos). Desde 1948, los judíos no solo nos preocupamos por sobrevivir, sino por VIVIR y prosperar en nuestro país independiente. 5772 años… los Nasser, Erdogan, Gaddafi, Arafat, Saddam Hussein, Abbas, Nasrallah y Ahmadinejad son pasajeros. EL PUEBLO DE ISRAEL VIVE

  3. Excelente sebinisra. Como decís, cada uno tendrá su historia. Y después de todo lo que han pasado nuestras familias, nuestros antepasados, nuestro pueblo, no la vamos a regalar a cambio de nada.

    AM ISRAEL JAI

    Shana Tova

    • Muchas gracias muchachos!!
      2000 años de supervivencia ya fueron más que suficientes… Como dice zionist, desde 1948 empezamos a vivir, y nuestros enemigos no van a poder cambiar eso. O para citar a David Horovitz, en la era 1.0, la era de la Biblia, los judíos transformamos el mundo pagano, difundiendo el mensaje de que existe un solo dios. Pero después vinieron la destrucción del templo y exilio, y con ella entramos a la era 2.0, la era de la supervivencia. Sí, también fuimos el pueblo de Maimonides, Spinoza, Einstein, Freud, Marx, Von Mises, Hanna Arendt y otros genios que escribieron la historia, pero nuestro foco estaba puesto en sobrevivivr. Ahora, con la creación del Estado de Israel, el pueblo judío empezó a entrar en la era 3.0. Siguen tratando de matarnos, pero no pueden. Mientras tanto, la start up nation está cambiando el mundo.
      Les dejo el artículo completo.
      http://www.jpost.com/Opinion/Columnists/Article.aspx?id=214670

  4. Les juro que cada dia me hacen sentir mas orgulloso. Ktivah vajatimah tovah a todos, muchachos!

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: