Sobre la liberación de Guilad Shalit y los 1000 terroristas palestinos

El intercambio entre Israel y Hamas, Guilad Shalit por 1000 terroristas palestinos, fue apoyado por Bibi Netanyahu, el Shin Bet, el Mossad, los jefes del ejército y por 26 ministros de los 29 que conforman el gabinete (se opusieron Avigdor Lieberman, el ministro de estudios estratégicos Moshe Yalon y el ministro de infraestructura Uzi Landau). No tengo dudas de que los servicios de inteligencia y los líderes israelíes saben mejor que yo, un simple bloguero de 20 años, lo que es mejor para Israel. No obstante, quería aprovechar este espacio para volcar algunos hechos que, en mi opinión, derivan de este acuerdo:

1)  Israel le acaba de demostrar al Hamas que si el grupo terrorista secuestra soldados israelíes, lo único que puede esperar de Israel es una recompensa. En otras palabras, Israel acaba de incentivar al Hamas a secuestrar más soldados israelíes para intercambiarlos por más prisioneros palestinos. ¿Cuál va a ser el precio por el próximo Guilad Shalit?

2) Cualquier persona que entiende la mentalidad jihadista sabe que los 1000 terroristas que van a ser liberados no van a buscar un trabajo digno, educar a sus hijos y plantar un árbol. Como ocurrió en el pasado cuando se produjeron estos intercambios, lo más probable es que vuelvan a asesinar o tratar de asesinar civiles israelíes. Estamos hablando de 1000 personas dedicadas a borrar a Israel del mapa. 400 estaban condenados de por vida por cometer las peores atrocidades en la historia del país (y eso que Israel conoce de atrocidades a lo largo de su historia…). Mientras festejamos que Guilad vuelve a casa con su familia, recordemos que estamos liberando a terroristas que tienen las manos manchadas de sangre judía, y que gustosamente van a volver a mancharlas.

3) La realidad como la veo es que, estratégicamente hablando, no existe un peor momento para hacer este acuerdo. Cuando Irán está encaminado a obtener bombas atómicas, Egipto esta más alineado a la Hermandad Musulmana, Assad puede lanzar una guerra contra el Estado judío para tratar de sobrevivir, Erdogan se quiere ganar la calle árabe escupiendo hacia Israel, Libia va a quedar a merced de fanáticos islamistas y Hezbollah está armado hasta los dientes; lo último que debe hacer Israel es fortalecer al Hamas aprovisionándolo con 1000 terroristas, que van a consumir de Israel parte de los recursos que necesita para enfrentar el resto de las amenazas que la rodean.

4) Si alguien piensa que después de esto la “comunidad internacional” va a empezar a valorar el valor que Israel le otorga a la vida, siga soñando. Los enemigos de Israel lo van a ver como un acto de debilidad, y los amigos de nuestros enemigos como un acto de soberbia.

El tema es polémico, de eso no hay duda.

Yo quiero creer que nuestros líderes tomaron la decisión correcta.

Y si no, yo quiero creer que, llegado el caso, van a destruir al Hamas de una vez por todas para que ningún otro soldado ni ninguna otra familia tengan que pasar por lo que pasaron Guilad y su familia.

Anuncios

Una respuesta

  1. sebinisra, muy buenas reflexiones. demostrás contundencia en todos los puntos que exhibís. es impensable que la comnunidad internacional empiece a ver con mejores ojos a Israel, y si lo hace, será de manera momentánea y sin borrar sus odios y prejuicios principalmente en el tema del conflicto.
    Es impensable también que los terroristas salgan renacidos de la cárcel y se empiecen a preocupar por construir un mundo mejor trabajando dignamente y dejando de pensar de una vez por todas que su unico propósito es asesinar a los demás. su mundo mejor, es “el mundo, mejor SIN ISRAEL”.

    Mis reflexiones sobre el asunto las comparto en el nuevo post que subo

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: