El probable acuerdo de liberación de Guilad Shalit y el porvenir para Israel

Ezequiel Eiben
14/10/2011
16 Tishrei 5772

 La probabilidad de llevar adelante un acuerdo por parte del gobierno de Israel con Hamas, a través de la mediación de Alemania con colaboradores egipcios, para liberar al soldado de Tzahal Guilad Shalit, ha vuelto a encender como siempre las vociferadas posturas opuestas, a favor y en contra del trato de marras: por un lado, los que se muestran a favor del acuerdo, sostienen que es obligación de Estado recuperar a uno de sus hijos secuestrado, que encima en el caso de Shalit este estaba prestando un servicio al país por lo que merece enormes esfuerzos, y que la vida de un israelí vale lo suficiente para hacer concesiones al enemigo con tal de salvarla; los que se muestran en contra alegan que firmar un acuerdo por la liberación de Shalit a cambio de prisioneros palestinos con sangre en las manos (terroristas asesinos) no hace más que incentivar al terrorismo a seguir secuestrando gente para reclamar por más presos liberados, le permite continuar con campañas de extorsión, y que además se proyecta una imagen de debilidad israelí que cede ante la presión, el chantaje y las amenazas de sus enemigos. Vale la aclaración: ambos grupos desean que Guilad sea recuperado sano y salvo, pero difieren en los medios propuestos: los primeros quieren liberarlo por medio de negociaciones asegurándose con claras garantías el bienestar del soldado; los segundos quieren liberarlo pero mediante una operación militar de rescate que implica más riesgos pero permite no tener que rebajar a Israel al nivel de negociar con terroristas.

Frente a esto, la cuestión política que se está dando para analizar es que precisamente un gobierno como el de Biniamin Netanyahu que defendía en teoría la segunda tesis, es el que puede ser protagonista de un histórico acuerdo siguiendo el curso de los postulados de la primera tesis. Escribió Netanyahu en su libro “Fighting Terrorism: How Democracies Can Defeat Domestic and International Terrorists”: “No liberar a los terroristas encarcelados. Entre las políticas más importantes que deben adoptarse frente al terrorismo es la negativa a liberar a terroristas convictos de las prisiones. Esto es un error que Israel, líder en técnicas anti-terroristas, ha hecho una y otra vez. La liberación de terroristas convictos antes de haber cumplido sus condenas parece una forma fácil y tentadora de desactivar situaciones de chantaje en el que personas inocentes pueden perder sus vidas. Pero su utilidad es momentánea. Liberar presos sólo alentará a los terroristas, dándoles la sensación de que incluso si se les captura el castigo será breve” (1). Como vemos, los tiempos y el contexto de suma delicadeza de la situación que atraviesa Israel, pueden haber llevado a Netanyahu a reconsiderar sus propias formulaciones. Este aparente giro copernicano (lo llamaremos aparente hasta que haya una confirmación y no se presenten sorpresas) se hace aun más notorio al repasar la lista de los terroristas que serían dejados en libertad, en donde se encuentran nombres especialmente nefastos. Tal como informa el material de Hatzad HaShení: “¿Quiénes son los archi terroristas que podrían ser liberados?  Podría ser Marwan Barguti, ex jefe del Tanzin, cursa 5 sentencias de por vida más otros 40 años de condena. Abdallah Barguti – El ingeniero del Hamás, mato a 67 israelíes. Ahmed Saadat – jefe del “frente Popular para la Liberación de Palestina”, asesinó al ministro israelí Rehavam Zeevi. Ibrahim Hamed – jefe del ala militar en Ramallah, responsable de decenas de atentados, sobresalen las matanzas en el café Moment e Hillel, etc” (2).

Otro tópico a analizar es como seguirá la visión israelí al respecto del tema de los secuestros, de aquí a futuro. Si para cada caso concreto habrá que planificar una solución específica, si de una vez por todas se sentarán las bases de una política estable y consistente con principios rectores inmodificables desde los que se partirá para considerar cualquier episodio, si se mezclarán las tesis de acuerdo a lo que se presente; en fin, si se establecerá una política de Estado duradera y coherente, o si las resoluciones vendrán de políticas de gobierno de acuerdo a quien esté en el poder. Por internet circulan opiniones de analistas que proponen algo como lo siguiente: “…las reglas deberían ser cambiadas:
1) A todo secuestrado por los terroristas se lo considerará a partir del momento del hecho como ‘muerto’.
2) Para facilitar las cosas, cada soldado deberá ser provisto de un dispositivo letal implantado en alguna parte de su cuerpo, que solo podrá activar él mismo en caso necesario, si así desea hacerlo. Creo que tenemos la tecnología para materializar ese tipo de cosas. El dispositivo le permitirá decidir si prefiere vivir en cautiverio… o apagar la luz.
3) Nunca más canjes ni permutaciones, bajo ninguna circunstancia.
4) La única forma que un secuestrado podrá volver a casa será si lo liberan, o si eventualmente es rescatado por una operación comando.
5) Para los criminales terroristas que son arrestados, sin excepción alguna: pena de muerte”
(3).

Los puntos aquí enunciados me permiten hacer ciertas reflexiones: estoy en contra de ceder ante los chantajes terroristas, es repugnante el quebrarse ante sus extorsiones y amenazas. Considero que aceptar tratos en los términos de los terroristas es otorgarles un triunfo significativo que incentiva su metodología de la muerte y agranda sus aspiraciones inhumanas. Los terroristas presos en las cárceles israelíes gozan de privilegios que ha más de un observador lo dejan atónito o incrédulo; se podría considerar la pena de muerte para todos los terroristas bajo las siguientes premisas: ellos no reconocen el derecho a la vida de otras personas y atentan contra ellas, ergo pierden la posibilidad de resguardarse en su propio derecho a la vida. Los terroristas no pueden invocar para sí un derecho que no están dispuestos a respetar en los demás: la vida.

Israel puede llegar a considerar seriamente la opción de proveer a cada soldado con un dispositivo para suicidarse si así lo desean en caso de ser secuestrados o capturados; sin embargo, para que haya justicia en este asunto de ser soldado, es preciso que el ejército deje de ser forzoso y pase a ser voluntario. Si servir en Tzahal es voluntario, el riesgo asumido es propio del jaial: nadie lo forzaría a hacer algo que no quiere, emprender una misión que no comparte, realizar un trabajo que no elige; la persona sería ama y señora de su decisión de convertirse en conscripto, y en caso de aceptar serlo, atenerse a las consecuencias y riesgos inherentes de su libre decisión, sabiendo las reglas de juego expresas desde el comienzo. En el caso del servicio militar voluntario, sí sería moral la decisión de ser soldado; y ante una situación desfavorable (si se implantara el mencionado sistema del dispositivo) se tendría la alternativa de suicidarse antes que caer en manos enemigas, pero a dicha situación se habría llegado circunstancialmente ejerciendo funciones estipuladas en un contrato firmado voluntariamente sin coacción.

Si el ejército es forzoso, y encima se dispone por ley que el soldado secuestrado será considerado muerto y se le implantará un dispositivo para suicidarse si así lo prefiere, se está obligando por la fuerza a una persona a que se embarque en un servicio del cual no tiene escapatoria asumiendo que si las cosas salen mal puede suicidarse o bien someterse a las torturas de los criminales enemigos. Alguno podría decir que el jaial tiene libertad de elegir la alternativa de suicidarse o no hacerlo; pero sin embargo el problema radica en la base y es que el soldado no elige si quiere hacer o no el ejército, por lo tanto se lo ha privado de elegir en la raíz de la situación que lo llevó en su desenlace al escenario de las alternativas. Su libertad está restringida de manera forzosa previamente, y él debe optar entre opciones (y encima ninguna es buena) en un contexto impuesto, sustraído a su consentimiento.

En definitiva, Israel debe abolir el servicio militar obligatorio (forzoso), y a partir de ese importante paso en el respeto por los derechos individuales de sus ciudadanos, debe establecer una política de Estado de negativa a la liberación de terroristas. No se debe ceder más a las exigencias terroristas, no se debe liberar más a los asesinos con manos ensangrentadas para que sigan llevando a cabo su propósito de eliminación del Estado Judío; y tampoco se debe obligar más a los ciudadanos israelíes a que sirvan en el ejército bajo riesgo de ser muertos, secuestrados o capturados por un enemigo en una situación en la que no eligieron estar.

A partir de este avance, los soldados como Guilad podrán optar libremente por servir o no en el ejército; nos ahorraremos penurias como la del presente ante las exigencias de un grupo terrorista plagado de asesinos para liberar más asesinos, y ante el secuestro ya por más de 5 años de un inocente ciudadano israelí que está sufriendo profundamente de manera injusta por un episodio derivado de prestar un servicio militar sobre el que no tuvo poder de elección; y cada vez que un ciudadano israelí interesado por la defensa de su país decida sin coacción estatal enlistarse en Tzahal, sabrá que, por propia convicción, habrá sellado su suerte.

Fuentes:

(Aclaracion: por mi parte, quiero aclarar que he leído el libro de Netanyahu y es una pieza de incalculable valor, tanto es asi que ha trascendido las fronteras de Israel y EEUU por ejemplo, y es un libro de lectura en las unidades antiterroristas de las fuerzas de seguridad en Argentina, y esto dicho por una de las mismisimas autoridades en una entrevista a Radio Jai. No caben dudas que Netanyahu es un especialista en contraterrorismo y está por demás calificado para hablar de manera autorizada en estos temas. Por lo que para nada muestro coincidencia respecto al título de la fuente citada. Es mas, es fundamental para Israel no solo que Netanyahu siga siendo el Primer Ministro de Israel, hasta ahora de lo mejor que hemos tenido, sino que siga escribiendo muchos mas libros.)

1- Benjamin Netanyahu: no escribas más libros, por favor!
http://www.coscorrones.com/2011/10/benjamin-netanyahu-no-escribas-mas.html

2- El gobierno israelí aprueba el acuerdo con el Hamás para intercambiar a Guilad Shalit por 1000 terroristas palestinos
Hatzad Hashení (La cara de la verdad) – CLAM HASBARÁ – Gabriel Ben Tasgal
3- Olga opina, y nada más
http://www.coscorrones.com/2011/10/olga-opina-y-nada-mas.html

Anuncios

13 comentarios

  1. […] El post de Eze me parece un análisis brillante, pero un poco idealista al final. Israel se encuentra en estado de […]

  2. Eze,
    Excelente el analisis y acuerdo con todo, salvo en el tema del ejercito, que para mi no tiene que ver con este tema. Las mas de 2000 personas que fueron asesinadas en las intifadas palestinas tampoco elegieron su destino, y la realidad es que Guilad no fue secuestrado por ser un soldado; fue secuestrado por ser un soldado israeli. O si queres te lo pongo de otra forma: si mañana el ejercito pasara a ser voluntario y cada soldado secuestrado eligiera matarse, el Hamas empezaria a secuestrar civiles, y las cosas estarian igual. Para mi la solucion es mas simple: asumir de una vez por todas que estamos en guerra y destruir al enemigo. Este trato no lo destruye, sino que lo fortalece, garantiza que va a haber mas soldados secuestrados y les dice a los terroristas que si matan judios (bebes, ancianos, chicos o lo que fuera) lo unico que les espera son unas vacaciones en una carcel Israeli.

    • Sebi
      Yo no quiero decir que lo capturaron por estar en el ejército (es tan vago como decir lo atropellaron por salir a la calle); yo dije que lo capturaron estando en un contexto que él no elige surgido de un ejército forzoso.
      Copio mi comentario a jabotito que también es pertinente aquí: Tiendo a no divorciar teoría y práctica, por lo tanto verás que mi razonamiento es liberal y mis soluciones prácticas van orientadas en ese sentido.
      Pero el tema de que el ejército no debe ser obligatorio, es a mi cargo; no intento representar consenso de “los liberales” en este tema, por más que muchos así piensen y la coherencia lleve a ello.
      Quiero que no queden dudas de que el planteo que hago es que la defensa de Israel me parece un propósito moral supremo, y es moral en tanto se elige; si es impuesto por la fuerza pierde valor. Dejo en claro que deseo con toda mi alma que Tzahal sea un gran ejército, que siga su progreso tecnológico y armamentístico, y que mantenga el status de uno de los mejores y más temibles ejércitos del mundo.
      No pretendo desbvaratarlo, sino un cambio en las condiciones de ingreso a sus filas.
      Respecto de lo de Hamas, soy bastante claro: liquidar hasta el último.

      Por supuesto que coincido con vos en que este trato debilita a Israel a los ojos de sus enemigos, y de que debemos asumir de una vez que estamos en guerra y destruir al enemigo. De hecho, como habrás leído, una justificación a la pena de muerte a los terroristas se encuentra en el posteo. Aun así, prefiero que sean barridos antes de que tengan la mísera oportunidad de pasar un día en la cárcel israelí y ser condenados a pena de muerte

      • Eze, varios puntos:
        1) El hecho de que el ejército sea obligatorio es algo irrelevante en este asunto. Lo que debe importarnos es que estamos en guerra contra el Hamas, y que, a diferencia de lo que ocurre en otros países, cualquier israelí corre el riesgo de ser asesinado o secuestrado por nuestros enemigos. Nasrallah lo dejo bien claro cuando dijo que en Israel cualquier blanco es legítimo, sea un soldado o un civil.
        2) Tal vez estas pensando que la exposición al riesgo es mayor siendo un soldado que siendo un civil. Te equivocas. Desde el el 2000 hasta el 2011, los terroristas palestinos asesinaron a 90 soldados israelíes y a 500 civiles. Partiendo de este dato, Gilad estaba más seguro patruyando en la frontera que caminando por la calle. http://old.btselem.org/statistics/english/Casualties.asp
        3) Al margen de esto, la realidad es que el Hamas — y solo el Hamas — atentó contra la libertad de Gilad. Cuando el Estado israelí lo convocó para hacer el servicio militar, él tuvo que elegir entre irse del país o quedarse y enlistarse en el ejército, con todos los riesgos que eso implica. Algunos eligen la primera opción; él eligió la segunda, como la gran mayoría de los israelim.
        4) El tema del ejército me parece que contiene demasiadas aristas como para sentenciarlo en “tiene que ser voluntario”. Habría que hacer un buen estudio para determinar cuantas personas estarían dispuestas a enlistarse, cuáles serían las condiciones físicas y mentales de las mismas y, posteriormente, evaluar si el número y la “calidad” alcanza para garantizar la supervivencia de Israel. Si el estudio pasa la prueba, estoy de tu lado. Sino, considero como Jabotito y David que la vida es el valor más preciado de todos. (Para vivir en libertad, primero tenes que vivir)
        5) Estoy completamente de acuerdo en instaurar la pena de muerte para los terroristas. La próxima vez que el Hamas secuestre un soldado, Netanyahu es el que tiene que entregarle al Hamas una lista con 1027 terroristas y decirle lo siguiente: si no liberan a nuestro soldado en 48 horas, todas estas personas van a ser ejecutadas. Eso si que sería tener huevos.

        • Muy buen análisis Seba. Solo una aclaración: aún con los números conservadores de B’Tselem (tienden a disminuir un poco la cantidad de israelíes muertos a manos del terrorismo palestino), 753 civiles y 342 miembros de las fuerzas de seguridad fueron asesinados entre 2000 y 2011 (me parece que solo viste los muertos en Judea, Samaria y Gaza). Incluso muchos de esos 342 “militares y policías”, en realidad desempeñaban tareas civiles o murieron cuando estaban fuera de servicio, pero B’Tselem no los considera “muertos civiles”… por ejemplo, un recluta israelí que murió en un atentado contra un autobús (no combatiendo) es considerado una “baja militar” (algo totalmente ridículo bajo cualquier punto de vista, incluyendo la legislación internacional), por lo que habría que restar alrededor de 100 muertos a las bajas propiamente militares. Pero no importa, aún con los datos imperfectos de B’Tselem, tenemos la información de que aproximadamente el 70% de las víctimas mortales israelíes eran todos civiles. Como muy bien decis: Shalit estaba más seguro patrullando la frontera que bebiendo un café en Jerusalem.

        • Tenes razon jabotito!!
          La tabla solo muestra los que fueron asesinados en Gaza y Judea y Samaria.
          Igual, como aclaraste, la disparidad se traslada a todo el teritorio.
          Y aunque uno podria decir que Israel es un pais mas seguro que hace 10 anos, sigue siendo mas seguro para los soldados que para los civiles. Hace aprox dos meses la policia frustro un atentado terrorista en una discoteca que podria haber matado a decenes de chicos, mucho mas que los 10 soldados que murieron en la operacion plomo fundido

        • Sebas, con respecto a la posicion de un ejercito privado profesional, el tema esta estudiado por el Jerusalem Institute for Market Studies y cite papers y videos en un comment a David en mi post “Pikuaj Nefesh” (creo que es el ultimo comment). Fijate ahi. Igualmente con el caso Shalit, ademas de lo que apuntas (que no anula el punto de Eze), el si se enrolo voluntariamente, y eso es un factor mas para tener en cuenta a la hora de tomar decisiones como esta. Si el ejercito fuera completamente privado y profesional no habria que estar pensando esto.

        • Voy a leer el estudio… Pero, basicamente, que dice? Es viable o no un ejercito privado?

        • Dice que es viable, y es la mejor opcion. Y lo justifica con datos concretos. Si queres fijate las entrevistas en la TV israeli directamente con Boaz Arad.

        • Creo que vi esas entrevistas.
          Si el informe es serio, entonces estoy a favor del ejército voluntario. Igual hasta que los políticos empiecen a estudiar (ni te digo implentar) el tema podes esperar unos cuantos años. Y en parte es lógico. No estamos en el mejor momento para dedicarle tiempo a estos cambios radicales, nuestros vecinos nos mantienen bien ocupados.

        • Seba, voy respondiendo por puntos:
          1) el tema del ejército forzoso me parece relevante, porque además de no ser moralmente correcto, es lo que podría dirimir sencillamente (aunque con dolor obviamente por las bajas) el tema de los soldados secuestrados. Una persona voluntaria, asume las consecuencias bajo su cargo; un obligado está puesto ahí por la fuerza, y así como el Estado lo forzó a enrolarse, el Estado está obligado a rescatarlo. Entonces caemos de nuevo en estos cuestionamientos del precio a pagar. Si fuera un ejército voluntario con reglas claras de que el qu e es secuestrado es considerado baja, todo sería distinto.
          2) No pienso en la exposición al riesgo como argumento exclusivo. Sabemos que el terrorismo se concentra en atacar civiles. En lo que pienso es en la libertad de una persona para elegir lo que quiere hacer, y así asumir las consecuencias.
          3) Hamas atentó contra la libertad de Guilad, no caben dudas. Pero Israel lo hizo en menor medida también (pero por supuesto que no voy a establecer punto de comparación ridículo). El enrolamiento, si no es voluntario, no es libre.
          4) sobre la viabilidad del ejército, me remito al informe citado por Zionist y al resto de los comentarios en los otros posteos.
          5) De seguro, hay que pensar en mejores alternativas frente al próximo secuestro

        • Eze, como le respondi a zionist, si hay estudios serios que demuestran la viabilidad de un ejército voluntario, entonces estoy a favor de implementarlo. Sería un ejército más eficiente, dinámico y, sobre todo, pondría menos obstáculos a la hora de ir a la guerra. Este último punto es clave; mientras que en el resto de las democracias occidentales el ejército empuja hacia la guerra y los políticos lo contienen (el ejemplo perfecto es USA en la guerra fría), en Israel se pueden invertir los roles.
          No obstante, decir que el ejército forzoso “no es moralmente correcto” me parece un grave error. Si Irael tuviera las mismas amenazas que tiene Suecia, probablemente tendrías razon. Pero no es el caso. Desde que Israel existe está rodeada de enemigos que la quieren destruir. Nosotros sabemos que esto no es un cliche, sino una realidad que resulta imposible de ocultar. Enfrentados a este hecho desde un principio, las mentes que dieron luz a este Estado entendieron que Israel necesitaba un ejército fuerte para sobrevivir, y que un ejército fuerte solo podía construirse con el aporte de todos los ciudadanos israelíes. El hecho de que hoy se pueda alterar esta ley (acá estoy confiando ciegamente en un estudio), no implica que conservala sea un acto de inmoralidad, porque implentar este tipo de cambios lleva tiempo, y la verdad es que nuestros vecinos no nos dan mucho tiempo para hacer estos experimentos (hablando de cambios necesarios, me parece que la reforma política debe venir primero).
          Y una última cosa: hay ideologías o filosofías de vida más válidas — o mucho más válidas — que otras, pero ninguna puede cruzar el puente de la teoría a la práctica sin tropezarse en el camino, ni siquiera el liberalismo. El único libro que nos da todas las respuestas es el único que fue escrito por dios: la Torá. Todo lo demás tiene limitaciones.

  3. Sebinisra, muy buena reflexion. Correcto.
    Coincido con vos, aunque en mi post exprese el vaso medio lleno (por lo menos). Nunca dude ni por un minuto lo que estas diciendo, y definitivamente una postura al respecto de soldados secuestrados debe tomarse de aca al futuro. Ver esto es nefasto http://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-4136108,00.html (en especial el video, donde una victima reclama justicia y la no liberacion de los asesinos). Hoy por otro lado Meshal dijo que “ya recuperamos 1000, ahora vamos por los 8000 que faltan”, diciendo que continuaran los secuestros y el terrorismo. Sin duda es un acto de debilidad para con nuestros enemigos, por mas que Shalit sea un gran valor (pikuaj nefesh). Pero a Hamas no le importa ni Pikuaj Nefesh, ni nada: Israel cedio. Pero si debo ver las cosas con optimismo por lo menos, creo que el gobierno debe haber sopesado las cosas y finalmente arribar a esta conclusion. Y si la erró, la erró. Netanyahu es un grande, pero es humano. Aun asi hay que ser pacientes para ver que pasa de aca al futuro. Sea como sea, no tengo dudas de que si habria un intercambio, el unico en poner las condiciones menos dañinas es este gobierno. Recuerdo haber estado en una charla con una victima del terrorismo, un padre que le mataron a su hijito (no puedo dejar de recordar la cara del tipo desde que me entere de esto), y la verdad no se que justicia habra para el de todo esto. Ninguna. Pero estas son las situaciones a las que Israel se enfrenta sin comprension por parte de nadie. No veo la hora de que se abandone la fantochada de la ONU, la prepotencia de USA y sus imposiciones nefastas y se actue con la fuerza necesaria para hacer entender a nuestros enemigos que se “acabo la joda”. La entrega de estas basuras me duele en el alma, realmente…

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: