La felicidad y la furia

FELICIDAD:

Video de la Oficina del Primer Ministro de Israel:

FURIA:

Publicación de Cidipal:

200 mil personas festejan en Gaza

Mientras el Primer Ministro Biniamin Netanyahu advertía a los prisioneros liberados de retomar el camino del terrorismo, en Gaza aclararon que solo el secuestro de más soldados israelíes conducirá a la liberación de más prisioneros palestinos.

Hoy, por  lo menos 200 mil personas participan en Gaza de los festejos de bienvenida  a los 296 presos palestinos liberados de las cárceles israelíes a cambio de la liberación del soldado Gilad Shalit. Así lo transmitió el movimiento islámico a la Agencia de Noticias francesa. Gaza fue, en los últimos días,  decorada  con el color verde y sus principales calles fueron vestidas con las banderas de Hamas. La ceremonia de bienvenida a los prisioneros palestinos tuvo lugar en la Plaza Verde de la ciudad, con presencia del líder de Hamas, Ismail Haniye y otros dirigentes de su movimiento. Haniye fue fotografiado haciendo la señal de la victoria con sus manos.

En el gobierno de Gaza estuvieron atentos, durante todo el día, aún antes de la liberación de Shalit, de proyectar la mayor cantidad de imágenes triunfalistas. Asimismo, familias palestinas en Rafiah, los habitantes de Gaza y  algunos prisioneros liberados por el acuerdo, enviaron el mensaje a Israel incitando a continuar el secuestro de soldados israelíes. “Queremos un segundo Gilad Shalit”, dijeron muchos palestinos.

Uno de los prisioneros liberados en el trueque  llamó a las Brigadas Az- A- Din- Al Qasam a continuar trabajando, con seriedad, a fin de capturar más soldados israelíes y así liberar a los demás prisioneros palestinos. Agregó estar convencido “que la liberación de prisioneros será posible solo por medio del secuestro de judíos y su intercambio posterior”. La  liberación de prisioneros está mucho más cerca de los que todos imaginan. Agregó que, el acuerdo de intercambio de prisioneros, es una especie de punto de inflexión en la historia del conflicto con Israel. Cada  prisioneros liberado hoy en  Gaza y durante la segunda etapa del acuerdo, recibirá por parte de Hamas una vestimenta donde estará inscripta la leyenda “Lealtad a los liberados”.

En Rafiah egipcio, la madre de uno de los hombres de Hamas que secuestraron a Shalit en junio de 2006 fue entrevistada por el diario norteamericano The New York Times mientras llevaba, en sus manos, la foto de su hijo de 23 años, muerto durante el operativo de secuestro de Shalit. “Llegué a recibir a los prisioneros dado que son como mi hijo y mis hijas. No obtuvimos todavía el cuerpo de Mohamad. No oímos nada sobre ello”.

El gobierno de Hamas declaró, un rato antes, en Gaza, un día nacional de festejo y feriado en todas las instituciones gubernamentales para permitir a las multitudes de habitantes llegar y festejar el gran triunfo contra Israel”.

Shalit fue liberado por la mañana, tras su cautiverio a manos de Hamas por más de cinco años y medio. El acuerdo de intercambio de prisioneros comenzó hacia  las 2.30 hs. de la madrugada, cuando los primeros prisioneros abandonaron la prisión de HaSharon. Después de las 6.00 hs. ya estaban los 477 prisioneros  en diferentes puntos fronterizos, iniciándose  la espera de Gilad Shalit. Después de las 7.00 hs. informaron fuentes de Hamas en Egipto que Shalit había sido entregado a los egipcios y  estaba camino a Israel, y así, al mismo tiempo, se puso en práctica la  liberación de prisioneros.

Horas después de ser liberado, Los padres de Gilad pudieron finalmente abrazarlo por primera vez tras 1.941 días. El Primer Ministro, Biniamin Netanyahu, saludó a la familia y dijo: “Les devolví a vuestro hijo a casa”.  Netanyahu, el Ministro de Defensa, Ehud Barak y el Jefe del Estado Mayor, Benny Gantz acompañaron a Gilad a una habitación donde permanecía su familia y su padre, Noam, pudo acercarse y abrazarlo. “Shalom, Gilad” dijo Netanyahu. “Bendita sea tu vuelta a Israel. Qué bien que has vuelto a casa!”, Tras ello, se le brindó, a él  y su familia, un tiempo para el reencuentro.

Anuncios

2 comentarios

  1. Guilad está en casa. Un problema menos. Ahora a encargarse del resto.

    Si tan solo Guilad abrazara a Shvuel Schijveschuurder en público, pidiendo por la muerte de los asesinos de su familia y que nunca más permitan otro secuestro de un israelí… nuestra nación sería imbatible. Hasta el más insensible de los iehudim se larga a llorar.

    Estoy contento y aliviado por Guilad, pero las familias de más de 200 muertos están destrozadas.

    • No hay que esperar ni un día de más para salir a la caza de los terroristas liberados. Siguen siendo un blanco legítimo.

      Parece que los judíos estamos acostumbrados a estos sentimientos encontrados; siempre el toque agridulce.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: