Último post sobre Libia: Gaddafi is kaput

VICTORIA

Este es mi tercer y último post sobre el tema desde que estalló la guerra civil (véase aquí y aquí). Se trata de una buena noticia: Por fin Gaddafi murió y el régimen dictatorial de Trípoli cayó. Lo arrancaron literalmente de su cloaca para liquidarlo. Uno menos. Como dicen Los Sopranos: It’s over. Se cierra un capítulo que, como diría Churchill, no es el principio del fin, sino el fin del comienzo. Ahora vamos por Bashar al-Assad, Omar al-Bashir, Chavez, Kim Jong-il y el enano islamofascista de Teherán. Que vivan los aliados y que caigan los tiranos! Baruj Hashem!

Con respecto a los zurdos que defendían al dictador islamofascista porque supuestamente los países de la OTAN perseguían propósitos económicos durante su intervención en Libia, respondo exactamente lo mismo que Fabián en la marxística cuántica:

Motivismo de manual. Esto ilustra la mescolanza de inefectividad y paranoia de la extrema izquierda. No pueden alterar el curso de los eventos en el mundo, así que se contentan con hablar/fantasear/inventar cosas imposibles de verificar sobre motivos, como si alterando la percepción se pudiera alterar la realidad.

[La extrema izquierda] estaría interesada en el gato de Schrodinger pero no respecto a si está en la caja o no, sino respecto al por qué fue puesto allí/no fue puesto allí en primer lugar, y a quién benefició (a los “sionistas”, probablemente) ponerlo / no ponerlo allí.

Los comunistas (los pocos que quedan) van a contramano de la historia con su patético martillo en la mano y la hoz en el culo. Por eso, como diría el Diego: “la tienen adentro”. L-O-S-E-R-S-

Quisiera hacer una encuesta: ¿Qué piensa usted que sucederá con la Espada de Bolívar cuando sea capturada por los rebeldes? ¿Y por qué orificio se meterán su “Premio Gaddafi a los Derechos Humanos” los señores Fidel Castro, Daniel Ortega, Hugo Chavez y Tayyip Erdogan?

¿Se acuerdan que el dictador tenía el nombre oficial de “Guía Fraternal de la Revolución” o “Gran Líder de África, Asia, Sudamérica, Master del Mundo Árabe e Imán de los Musulmanes”? Pues tampoco debemos olvidarnos que, a pesar de todas sus payasadas enfermizas, durante la mayor parte de su asquerosa vida el tipo fue un verdadero promotor del terrorismo internacional, el Bin Laden de los ’70 y ’80 – ni se imaginan la cantidad de grupos terroristas yihadistas, comunistas y ultraderechistas ilegales que apoyó activamente su régimen salvaje e irracional en cualquier lugar del mundo (OLP, FPLP, ETA, IRA, Ejército Rojo Japonés, Baader-Meinhof, Sendero Luminoso, Brigadas Rojas, Septiembre Negro, Abu Nidal, Frente Moro de Liberación Islámica, Nuevo Ejército del Pueblo, FARC, Sandinistras e incluso extremistas maoríes en Australia), les digo un ejemplo concreto que nos toca más de cerca: colaboró en la masacre del Aeropuerto de Lod en 1972, planificó la masacre en los aeropuertos de Viena y Roma, además de financiar las actividades de Septiembre Negro que derivó en el asesinato de los atletas israelíes en las Olimpíadas de Munich – fue un peligro serio para la comunidad internacional y el mundo libre, amenazó reiteradas veces al Chad, Sudán, Túnez, Egipto, Francia, Israel y otros países vecinos, fue responsable de miles de muertes, torturas y desapariciones forzadas, un asesino de exiliados libios en el extranjero, violador de los derechos humanos, un enemigo de Occidente, enemigo de la democracia y especialmente enemigo de su propio pueblo (recuerden, entre otras, la matanza contra disidentes a su régimen en la cárcel de Abu Salim en 1996). Su régimen fue responsable de varios atentados terroristas alrededor del mundo, siendo la tragedia de Lockerbie el más notable de ellos. También buscó obtener armas químicas y nucleares mediante la intimidación y el contrabando clandestino (hasta el 2003 cuando vio que, cuando EE UU se pone las pilas, mas vale dejar de hacerse el loquito). En definitiva, este demente y sanguinario dictador, que gobernó con puño de hierro durante 42 años ininterrumpidos (42 años… como si en Argentina el dictador Onganía continuara siendo presidente), fue durante la mayor parte de su historia el héroe de la “izquierda revolucionaria”, al menos hasta que abandonó sus aspiraciones nucleares, se “amigó” con la comunidad internacional y concretó negocios con los gobiernos europeos (precisamente cuando la bestia se calmó un poco, pues dejó de ser el “gran héroe” para esa gentuza). Ahora la deuda está saldada. Hay sobrados motivos para festejar la caída y ejecución de Gaddafi. Cuando estalló la revuelta popular contra la dictadura a finales de febrero, prometí hacer un asadito cuando caiga el régimen y termine la guerra civil. Les puedo asegurar que tengo pensado cumplir mi promesa. Brindo por la nueva Libia.

¡Vivan los revolucionarios libios que luchan por la democracia y la libertad!

Vaya un último video para ridiculizar al déspota coronel derrocado, quien a partir de ahora será solamente un mal recuerdo en los libros de historia:

Bonus track:

waka waka gadaffi:

QUE TE PUDRAS EN EL INFIERNO, JUNTO CON TODOS LOS QUE ALGUNA VEZ TE APOYARON

Anuncios

2 comentarios

  1. ¿Cómo ves las cosas respecto del gobierno de transición? ¿Mejores que en Egipto?

    Otro tema: me pareció paradójico que cuando lo atraparon pidiera clemencia a los mismos que asesinó en masa.

    Una más: “El nos llamó ratas, pero mira donde lo encontramos, en esta cloaca” manifestó Ahmed Al Sahati, un rebelde de 27 años (citado en “El fin de Gadafi” por Edgar Ruiz Diaz)

    • No tengo ni idea de cómo serán las cosas en Libia con el Consejo Nacional de Transición, dado que acaban de declarar la shaaría como ley oficial del país. No obstante, creo que los europeos y en menor medida EE UU no van a permitir que su intervención a favor de los rebeldes haya servido únicamente para quitar a un dictador y reemplazarlo por una república teocrática islámica. Será una Libia más potable para el mundo occidental, pero musulmán al fin y al cabo. De todas formas, cualquier régimen producto del CNT es progresivo respecto al anterior, no hay razón para negarse a festejar la caída de Gaddafi después de todo lo que representó para la comunidad internacional. Hay que tener memoria. Además, a diferencia de Egipto, a Israel no le influye demasiado lo que suceda en Libia (hace rato que no es un peligro para su seguridad). Por eso mi alegría por el deceso del tirano islamofascista tiene que ver con convicciones ideológicas mas que nada. Eso sí… ahora todos los sentidos se dirigen a Siria, donde prácticamente da lo mismo que asuma un gobierno islamista, democrático o de burkina faso… CUALQUIER régimen es mejor que Assad, un enemigo declarado de Israel, aliado de Hezbollah, Hamás e Irán. Si cae la dinastía Assad, nosotros somos los primeros que tenemos razones para descorchar el cava. Y si Chavez se muere de cáncer, hay part…

      A mí también me llamó la atención los gestos del caradura de Gaddafi pidiendo clemencia con la mano. ¿Cómo era eso de “perseguir a las ratas calle por calle, casa por casa”? Los dictadores no parecen tan peligrosos ni valientes cuando se enfrentan a la furia del pueblo. Al final la rata resultó ser él. Murió como vivió. D’s quiera que veamos esa cara de un patético y asustado Gaddafi a punto de ser linchado en el rostro de Bashar el-Assad, dentro de muy poco…

      La Primavera Árabe no resultó ser un paraíso ni un infierno. En algunos países fue negativo (como Egipto, donde hay dictadura militar, enfrentamiento con Israel, persecusión a los cristianos coptos), pero en la mayoría de los países resultó positivo al traer una renovación política y mejores relaciones con el mundo occidental.

      Otro caradura resultó ser Amnesia Internacional… los hijos de p reclamando para el asesino de masas Gaddafi el mismo “juicio justo” que le negó a las miles de sus víctimas. ¿Por qué no se acordaron de pedir justicia por los miles de libios y extranjeros que asesinó el régimen de ese tirano? ¿Por qué no se acordó de pedir justicia por las víctimas de Lockerbie o el aeropuerto de Roma? No señores, ahora es tarde. A ustedes les importó un rábano cuando Gaddafi volaba aviones por los aires o torturaba disidentes, ahora el pueblo libio hizo justicia por su cuenta. Así que mejor cállense y no estorben… o muéranse con sus amigos dictadores.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: