Ataque del Norte

El katyusha que tiraron ayer parece salio de una zona definitivamente “Hizbollatnik”. ¿Que quiere decir?

Cierran Embajada de Iran en Londres

Sin duda se esta armando. Veremos como sigue.

Novedades

A Siria se le agota el tiempo , mientras los rusos parece que le quieren dar una manito.

Iran se sigue portando mal.

Mientras tanto, atacan desde el Libano. ¿quien sera?

Siguiendo la onda del post de economia de hace unos dias, aca Bibi expresa su opinion sobre la necesidad de mantener un prespuesto balanceado y un menor gobierno, para no terminar como Europa. Suscribo.

Analisis sobre los candidatos republicanos en USA sobre Israel. Si bien no hay demasiadas diferencias, creo que a la larga (y dependiendo de como evolucione el asunto con Iran. Esto es clave.) la mejor opcion es Ron Paul. Se que a muchos les sorprenderá, pero si desean que me extienda lo hago.

PD: La ONU, como siempre, llega tarde

ups! otro accidente

Irán: Una explosión sacude Ispahán, sede de un centro nuclear clave

Irán: Una explosión sacude Ispahán, sede de un centro nuclear clave
¿Saben cómo se llama esto?: Escudos humanos. No les servirá de nada, ni siquiera si utilizan a los judíos iraníes. Tzahal no será tan considerado como en anteriores contiendas. Cuando está en peligro la existencia de Israel, vale todo.

A menos de un mes de la misteriosa explosión en la base de misiles junto a la aldea Bidgneh y menos de una semana después de la explosión en un depósito del Hezbollah que mató a varios oficiales iraníes, un nuevo estallido vuelve a conmover a Irán. La agencia de noticias Fars, identificada con la Guardia Revolucionaria, informó que a las 14:40 (hora local) se escuchó una gran explosión en Ispahán. Unidades de bomberos y del servicio de rescate confirmaron el reporte sobre el estallido. Aún no hay una reacción oficial.
Cerca de Ispahán, una de las ciudades principales de Irán, se encuentra un centro para la conversión de uranio. Se trata de una de las instalaciones claves del programa atómico de la República Islámica. Una fuente de defensa regional confirmó la explosión pero se negó a brindar detalles sobre sus orígenes. Muhamad Mahdi Ismaili, jefe de la división de defensa de la provincia, manifestó: “no tenemos información exacta y el asunto está siendo tratado”. También el cuerpo de bomberos confirmó la explosión a seis kilómetros de distancia, en el centro de la ciudad.
En forma excepcional, luego de publicar la novedad, la agencia de noticias Fars no añadió más detalles. Aparentemente, los iraníes quitaron la noticia de su sitio web, luego que la noticia fuera publicada en Israel.
El 12 de noviembre, el general Hasan Tehrani Moghaddam murió junto a más de 20 miembros de la Guardia Revolucionaria, en una base militar junto a la aldea Bidganeh, cerca de Teherán.
La Guardia Revolucionaria, dijo entonces que una explosión accidental se produjo cuando el personal militar estaba trasladando municiones. En años recientes, varios científicos relacionados al programa nuclear iraní han muertos en explosiones de automóviles y docenas de oficiales de alto rango de la Guardia Revolucionaria han muerto en accidentes de avión, así como en actos de sabotaje contra instalaciones militares y nucleares.

Fuente: AURORA

 –

UPDATE:

Fuentes de inteligencia altamente clasificadas confirmaron que no fue un chamán argentino el causante de las últimas explosiones en sitios estratégicos iraníes, a pesar del durísimo discurso de Cristina en la ONU.

Detener a Irán

Por ELIAS FARACHE

En los próximos días y meses, el tema de la capacidad nuclear de Irán dará mucho para hablar y escribir. Irán desafía al mundo con un programa que ellos afirman es para fines pacíficos. Israel y algunos países tienen serias dudas al respecto. Los temores respecto a las intenciones de Irán pueden resultar exagerados para algunos, infundados técnicamente para otros. Pero en casa del ahorcado, el tema de la soga no es trivial.

El presidente de Irán, en repetidas ocasiones, ha expresado que el Estado de Israel es ilegítimo, que debe ser borrado del mapa. Su negación de los horrores del Holocausto es conocida y reiterada. Irán es una potencia militar, industrial y petrolera. Su industria de armamento le ha permitido fabricar y probar cohetes de largo alcance, capaces de llegar a Israel con cargas letales. Con tales referencias, es normal que Israel recele del coloso persa.

Los judíos, y el Estado judío que tiene una población mayoritariamente judía, han sufrido amenazas en el pasado que se convierten en realidades trágicas. El mundo que ha compartido tales realidades históricas, no ha hecho sino lamentar estas tragedias, incapaz de preverlas o, más aún, sin haberlas querido evitar.

En 1933 Hitler era una amenaza que pocos denunciaron, pensando que la pasividad y la complacencia lo aplacarían. Winston Churchill fue un solitario en su visión, que terminó convirtiéndose en una realidad cuya factura incluyó seis millones de judíos asesinados en campos de concentración.

En el año 2012, Ahmadinejad e Irán son una amenaza que muchos temen y muy pocos denuncian, pensando también que la complacencia, la pasividad y algunas sanciones harán que el programa nuclear de Irán sea solo para fines pacíficos. La lógica de los espectadores dice que Irán no ha de atreverse a acciones en contra de Israel. Probablemente, el error es doble: Israel sí es un blanco de un Irán nuclear, y el Irán nuclear no va a tener víctimas israelíes y espectadores, sino víctimas mayoritariamente… también de entre aquellos que se consideran espectadores.

Israel se enfrenta a una amenaza real y muy fuerte. Un país enemigo con capacidad de destrucción que lo amenaza y tendría como cumplir su amenaza. Que actúa sin provocación directa y que además tiene serios antecedentes: el apoyo a Hezbolá en el Líbano y a Hamas en Gaza.

El tema no se agota para Israel. Su existencia está en peligro. El futuro de sus ciudadanos pasa a depender de la voluntad de un enemigo declarado y no buscado, con la capacidad de infligir daños en forma rápida y contundente. La primera víctima de un Irán nuclear sería Israel, por lo tanto, es Israel el país más preocupado por esta situación. Estados Unidos, Europa y otros países se preocupan. Los judíos tienen que, además de preocuparse, ocuparse.

Sí, el problema es primeramente de los judíos. Su existencia está en juego. El mundo, no necesariamente lo entiende o no es la prioridad. En plena II Guerra Mundial, se pidió a los aliados bombardear los rieles de ferrocarril para impedir que los trenes que llevaban judíos a campos de concentración siguieran llevando personas a la muerte. Los aliados no lo hicieron, porque no era conveniente. Por los momentos, para muchos aliados circunstanciales, no es conveniente presionar para parar el programa nuclear iraní.

Para Israel, con seis millones de cadáveres sin tumba… es imprescindible que Irán no sea nuclear. La experiencia judía no le da cabida al optimismo.

http://www.eluniversal.com/opinion/111124/israel-e-iran

Lean también este sencillo y claro artículo de Roland Behar

Otoño árabe y palabras de un Primer Ministro responsable

Netanyahu: “Israel y Egipto tienen interés en preservar la paz”

Benjamin Netanyahu

El primer ministro, Biniamín Netanyahu, subrayó que “Israel y Egipto tienen interés en preservar la paz y la estabilidad en Oriente Medio”, frente a “muchos interesados” en dañarlas.

“Hay muchos intereses en preservar e impulsar la paz y hay muchos interesados en perturbarla. Ambas partes están actuando con responsabilidad y seriedad contra el terrorismo y contra quienes vulneran la paz”, dijo el primer ministro en conferencia de prensa en Jerusalén con su homólogo rumano, Emil Boc.

Netanyahu señaló que la apuesta por la paz y la estabilidad “garantiza las rutas marítimas, la estabilidad económica, la calma y muchas otras cosas, para Egipto, para Israel y para otros estados”.

“Se trata de un interés constante tanto para Israel como para cualquier Gobierno que llegue al poder en Egipto”, agregó en referencia a las elecciones legislativas previstas para el próximo lunes y en las que parte como gran favorito el brazo político de los Hermanos Musulmanes, el fundamentalista islámico Partido Libertad y Justicia.

Netanyahu cargó en el Parlamento contra las revueltas árabes con un lenguaje especialmente duro.

El mundo árabe, precisó el jefe del Ejecutivo, “no está avanzando, sino retrocediendo” y la primavera de revueltas se ha transformado en una “oleada islámica, anti-occidental, anti-liberal y antidemocrática”.Netanyahu también llamó “cándidos” a los líderes occidentales por las posturas que defendieron a raíz del alzamiento en Túnez y reivindicó la validez de sus temores: “Y yo pregunto hoy: ¿quién no entendía la realidad? ¿quién no entendía la historia?”.

“Israel está afrontando un periodo de inestabilidad e incertidumbre en la región. Desde luego no es el momento de escuchar a quienes dicen ‘haz lo que te dicte el corazón'”, añadió.

El jefe de Gobierno también explicó el estancamiento en el terreno diplomático con los palestinos por los cambios generados por las revueltas árabes.

“Recuerdo que muchos de ustedes me exhortaban a aprovechar la oportunidad para hacer precipitadas concesiones y apresurarme a (alcanzar) un acuerdo. Pero no voy a basar las políticas de Israel en ilusiones. Hay un enorme convulsión aquí y quien no lo vea está enterrando su cabeza en la arena”, sentenció.

Fuente: AURORA

No nos hagamos ilusiones. Esta es la voz predominante de la plaza Tahrir ahora mismo:

Sobre Túnez, la prensa occidental, políticamente correcta y bienpensante sigue definiendo al partido Ennhada como “islamistas moderados” debido a que utilizan la táctica del doble mensaje estilo Yasser Arafat. Es decir, sus dirigentes lanzan un mensaje tranquilizador para Occidente en inglés y otro en árabe más radical dirigido a su propia sociedad. He aquí un ejemplo reciente:

Una de las tantas razones por las que Israel debe golpear primero y asegurar que el frente iraní sea neutralizado (el régimen sirio caerá solito) es para prepararse ante el muy probable escenario una vez que perdamos Egipto. Pues no les quepa la menor duda que si esos dementes llegan al poder allí, se corre el riesgo de tener nuevamente un enemigo en la frontera sur.

La penitencia del juez Goldstone

Por Julián Schvindlerman

Comunidades – 23/11/11

Richard Goldstone fue juez de la Corte Constitucional de Sudáfrica, fiscal principal de los Tribunales Criminales Internacionales de las Naciones Unidas para la ex Yugoslavia y Ruanda, presidente de la Investigación Independiente Internacional sobre Kosovo, profesor visitante en Harvard y Cambridge, y receptor de doctorados Honoris Causa por parte de universidades en Canadá, Holanda, El Reino Unido, Sudáfrica y los Estados Unidos. Cuando el Consejo de Derechos Humanos de la ONU lo eligió para liderar una comisión investigadora sobre lo ocurrido durante la guerra entre el grupo terrorista Hamas y el estado de Israel en 2008-09, los oficiales seleccionadores sabían muy bien que sus conclusiones llevarían consigo el peso de su reputación. También sabían que él era judío, lo cual agregaría mayor legitimidad a la condena contra Israel.

 

El Informe Goldstone concluyó que ambas partes habían “posiblemente” cometido “crímenes contra la humanidad” y crímenes de guerra potenciales. Esta fue la primera vez que la ONU investigó y documentó actos de terrorismo perpetrados por Hamas pero, como era de esperar, centró su mayor condena en el estado judío al que denunció por llevar adelante “un ataque deliberadamente desproporcionado diseñado para castigar, humillar y aterrorizar a población civil [palestina]”. El reporte repercutió en el mundo entero. Israel repudió sus conclusiones, Hamas las respaldó.

 

Al cabo de un tiempo, pasado el linchamiento mediático y diplomático, cuando la imagen de Israel ante la opinión pública mundial estaba -una vez más- hecha trizas, Richard Goldstone publicó una nota de opinión en The Washington Post (“Reconsiderando el Reporte Goldstone sobre Israel y crímenes de guerra”, 1 de abril de 2011) en la que reconoció no haber tenido en sus manos todos los hechos cuando acusó a Jerusalem de cometer crímenes de guerra. “Si yo hubiera sabido entonces lo que sé ahora”, escribió el juez sudafricano, “el Reporte Goldstone hubiera sido un documento diferente”. En su texto, él admitía que los civiles palestinos no habían sido intencionalmente atacados como parte de una política y reconocía la seriedad de las investigaciones militares israelíes sobre su propia conducta durante la guerra. Con una franqueza rayana en la ingenuidad, lamentaba que Hamas no hubiera hecho otro tanto. “Al fin de cuentas, pedir a Hamas que investigue puede haber sido un emprendimiento equivocado”. (Se necesita ser un oficial de la ONU para llegar a esta conclusión ex post facto).

 

Siete meses después, Richard Goldstone publicó otra nota de opinión, esta vez en The New York Times (“Israel y la difamación del Apartheid”, 1 de noviembre de 2011) en la que hizo una distinción entre la crítica legítima y la demonización de Israel, destacó el hecho de que Israel es una democracia en estado de guerra con vecinos que repudian su existencia, subrayó que las relaciones judeo-árabes en Israel y en Cisjordania “no pueden ser simplificadas a una narrativa de discriminación judía”, y advirtió contra la tentación de realizar comparaciones superficiales entre la situación de Apartheid en Sudáfrica antes de 1994 y el Israel de hoy. “La acusación de que Israel es una estado Apartheid es falsa y maliciosa, traba, en lugar de promover, la paz y la armonía”, aseguró.

 

Los artículos recibieron atención en ámbitos diplomáticos y en el mundillo de los especialistas e interesados en estos asuntos, pero no obtuvieron ni una fracción del interés internacional dado al informe original. La principal responsable de ello es la prensa, que eligió amplificar la noticia que castigaba a Jerusalem y minimizar la noticia opuesta (exceptuando, claro está, a los propios Washington Post y New York Times). Con el foco puesto sobre los medios de comunicación en lengua española, Revista de Medio Oriente informó que ningún medio hispanohablante de referencia recogió la última nota de opinión de Goldstone. En un comunicado titulado “La prensa que alabó a Goldstone por acusar al Estado de Israel, ahora lo ignora por defenderlo”, la publicación de monitoreo de medios en español vio una correlación entre las declaraciones del juez sudafricano sobre Israel y la repercusión mediática asociada: la acusación despertó cobertura, la retracción -e incluso defensa- de Israel provocó indiferencia.

 

Richard Goldstone debió haber anticipado esta situación. Nunca debió dejarse seducir por el falso prestigio que confiere la pertenencia al sistema de las Naciones Unidas. Como un juez comprometido con la verdad, jamás debió haber consentido que un documento difamatorio llevara su firma. Como una figura de renombre global, no debió permitir que su nombre y su credo fuesen usados para validar una mentira. Es bueno que él haya comenzado a enmendar el daño que ha causado, aunque para balancear un reporte de quinientas setenta y cinco páginas va a tener que escribir unos cuantos artículos.

 

Luce una ocupación digna para un arrepentido moral. El único problema es que sólo unos pocos periodistas lo notarán.

Carta a los residentes de Gaza

A continuación un artículo de Nonie Darwish, creadora y editora de Arabs For Israel

Recientemente recibí un mail donde se me acusa de odiar a los árabes y a mi padre. Este mail es típico de los medios árabes que conocen mi postura con respecto al conflicto árabe-israelí. Como la mayoría de los árabes no tienen chances de leer mi libro, ahora me llaman infiel. Voy a responder a este mail con una carta a los residentes de Gaza.

Queridos residentes de Gaza,

Su mail me conmovió, aunque sus acusaciones sean falsas. Yo no soy una enemiga de los árabes y les puedo asegurar que amo a mi gente y a mi cultura. Lo que me hace diferente es que no solo amo a los árabes, sino que también amo al pueblo judío. Estoy hablando con mi consciencia. Respeto su derecho a vivir en paz en su tierra, la pequeña Israel. Y entiendo que esto puede sonar increíble para muchos árabes.

Durante 1400 años, nosotros, los árabes, hemos sido consistentemente adoctrinados en la supremacía islámica y en el odio a los judíos. Por este motivo, resulta incomprensible para la mente árabe que se pueda amar a los árabes y judíos por igual. El adoctrinamiento religioso y el subsecuente aislamiento nos privaron durante muchos siglos de amar a todos los seres humanos como iguales, pero esta Jihad contra los no musulmanes es cada vez más difícil de sostener. Mientras un líder musulmán les dice a sus fieles que hay que matar a todos los judíos e invadir Roma, otro les dice a los medios occidentales que el Islam es una religión de paz y que se sienten muy ofendidos por la retórica anti-islámica. Los musulmanes necesitan mostrarse como víctimas para justificar su Jihad. El mundo musulmán (principalmente el régimen iraní) los está usando a su gente, los árabes de Judea y Samaria y Gaza, para justificar la Jihad contra Israel y contra todos los países que no son musulmanes. Su gente en Gaza debería haber tomado consciencia de este juego desde hace mucho tiempo, pero ustedes se rehúsan a abrir los ojos y ver quién es el opresor. Los medios árabes y musulmanes están usando y abusando de su gente para justificar su Jihad alrededor del mundo. Por esto, quieren que ustedes sigan sufriendo y vivan en un estado de terror constante contra Israel.

Bajo la ley islámica, los países no musulmanes nunca soy iguales a los países musulmanes y, de hecho, su soberanía como una nación no islámica siempre debe ser combatida a través de la Jihad. En consecuencia, los musulmanes deben usar Taquiyya, mentiras, para legitimar su agresión contra Israel y occidente. Así, los musulmanes nunca pueden abandonar su propaganda, mentiras y desinformación sobre Israel y occidente. Si eso termina, la Jihad termina. Las Naciones Unidas deben ser constantemente bombardeadas con mentiras sobre Israel. La calle árabe debe ser constantemente bombardeada con conspiraciones sionistas. Hace poco, un intelectual sirio acusó a Israel de robar órganos humanos en Haiti, cuando los estaban ayudando después del terremoto. Esto no es algo nuevo; empezó en el siglo XII, cuando el profeta Mahoma acusó a los judíos de traición para justificar los asesinatos, las expulsiones y el robo de su riqueza. Para explicar su comportamiento, declaró que los judíos son descendientes de cerdos y enemigos de Allah. Los musulmanes usan la misma dinámica.

Es raro, sino imposible, escuchar a un clérigo musulmán promover amor para toda la humanidad y desear que los no musulmanes gocen de los mismos derechos que los musulmanes. Solo después del 9/11 vemos a algunos tratando de rescatar valores occidentales, así pueden ocultar la verdadera cara del Islam y atraer a nuevos conversos.

Siempre me llegan mails de musulmanes seculares que me dicen: puedo entender que hayas abandonado el Islam, ¿Pero cómo puedes defender a los judíos?

Recibo este tipo de mails porque en la mente musulmana, amar a los judíos y a los cristianos y verlos como iguales es un acto de traición para el Islam. Es como si toda la religión estuviera dedicada a odiar y matar a los judíos.
Después de siglos de recibir este tipo de educación, el mundo musulmán produjo sociedades disfuncionales, incapaces de relacionarse con el resto del mundo. Mientras tratan de convencer al mundo de que el Islam es una religión de paz, de que no hay que temer el Islam, también tratan de conquistar el mundo no islámico. Ese es el dilema del Islam hoy.

Lo que yo, y unos pocos otros, estamos tratando de hacer es traer la verdad tanto a los musulmanes como a los no musulmanes para enfrentar este juego enfermizo de una vez por todas. Queremos que los árabes vean a los judíos como seres humanos, no como enemigos a conquistar. ¿Qué clase de dios les ordena a sus seguidores matar a todo aquel que no se convierta al Islam?

Ahmadinejad, que no es árabe, quiere continuar la Jihad contra los judíos destruyendo Israel. Tengo noticias, especialmente para la izquierda en Europa: la Jihad no van a terminar con Israel; ustedes van a ser los próximos.

Al que me escribió el mail: tu mensaje a mí y a los musulmanes es que la vida en la tierra no nos va a traer felicidad en comparación con los placeres de Allah después de morir. ¿Pero por qué llevar a los judíos con nosotros? Ellos quieren vivir y disfrutar la vida y hacer de la tierra un lugar mejor.

Nuestro rechazo a la vida no es coincidencia: como la Jihad no valora la vida, entonces valoramos la muerte. Y la primera víctima de esta ideología es la paz. Nunca escuché una canción pacífica en árabe. Los Saudis rechazan bajo la ley el festejo del día de San Valentín; rechazan celebrar el amor entre un hombre y una mujer. Solo miren los libros islámicos y van a ver los castigos más crueles e inusuales creados por cualquier cultura sobre el planeta.
Sobre lo de odiar a mi padre, otra vez, quiero asegurarles que adoro y respeto a mi padre más que al resto de la gente en Gaza. De hecho, lo adoro y le deseo el cielo no porque mató judíos, sino porque fue un buen ser humano respetado por muchos, inclusive por los soldados israelíes que lo mataron. Fue conocido en Israel como una joya entre sus pares, un hombre con integridad y honor. Mi padre fue víctima de la cultura de muerte en la que vivía. Es uno entre las miles y millones de víctimas de la ideología jihadista, practicada durante los últimos 1400 años.

Queridos residentes de Gaza, sí, no puedo culpar al pueblo judío o al gobierno de Israel por lo que ustedes llaman “la miseria de los palestinos”. Solo puedo culpar a la cultura árabe e islámica que los usó y los usa para justificar la Jihad, y a ustedes por permitirlo. Esta crisis es auto inflingida por los árabes y no tiene nada que ver con Israel. La educación árabe nunca enseñó sobre la gente de Israel, su historia y lo que Jerusalem significa para ellos. Nos dijeron que Jerusalem era una ciudad musulmana porque Mahoma soñó que fue a la mezquita más lejos de todas, aunque ni siquiera haya mencionado que es en Jerusalem. El Koran nunca menciona la palabra Jerusalem, que aparece cientos de veces en la Biblia como el corazón y el alma del pueblo judío.

Nosotros como musulmanes nunca respetamos los sitios sagrados de otras religiones y siempre los proclamamos islámicos; hasta España e India son aclamadas como tierra musulmana. Fue la tradición de los musulmanes convertir iglesias y templos en mezquitas. Esto fue exactamente lo que ocurrió con el templo judío de Jerusalem 100 años después de la muerte de Mahoma. Los musulmanes construyeron la mezquita exactamente arriba. Solo imaginen la reacción de los musulmanes si los judíos hubieran construido un templo encima de Kaaba en La Meca. Así es como el Islam trató y sigue tratando a los judíos. Es hora de que los musulmanes abandonan la Jihad y le extiendan la mano de la paz al pueblo judío.

Traducido por sebinisra 91

The one state solution

Lo acabo de encontrar, no tiene desperdicio. Alguien se anima a subtitularlo?

 

¿Cómo andamos en economía?

Fischer: La economía de Israel es sólida

Fischer: La economía de Israel es sólida

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El gobernador del Banco de Israel, Stanley Fischer, cree que un fracaso en el rescate financiero de Grecia conducirá inevitablemente a una fragmentación de la eurozona y una incertidumbre económica de grandes riesgos a nivel mundial.

“Francamente, nadie sabe lo que va a pasar en la economía mundial, pero las alternativas actuales son que la eurozona sobreviva en su formato actual o que comience a desmoronarse”, dijo Fischer en Jerusalén.

La primera opción, sostuvo, requiere “heroicos esfuerzos y decisiones difíciles” por parte de Alemania y del Banco Central Europeo (BCE) de forma que, entre ambos y con la ayuda de otros gobiernos, rescaten a Grecia de su imparable camino hacia la bancarrota.

De lo contrario, explicó, la eurozona puede comenzar a desintegrarse en un proceso que comenzaría con la salida de Grecia y arrastraría a otros miembros de la periferia del euro, en el que los escenarios son impredecibles.

El economista israelí-estadounidense, que ha conseguido mantener a Israel al margen de la crisis financiera desde 2008, advirtió de una Europa a dos velocidades, devaluación de monedas, dificultades en la exportación para los países que queden en una nueva eurozona y situaciones de lo más inverosímiles que podrían desembocar en una nueva recesión en el continente con ramificaciones mundiales.

“Las cosas se ven peor ahora en Europa que a principios de año. Para casi ninguno de sus miembros hay perspectivas de gran crecimiento. No es una imagen agradable y, sin Alemania, las estadísticas serían negativas”, abundó.

Pero aún así, y en su habitual optimismo, el reconocido economista describió la situación actual como “no deseada” pero desde luego “no de recesión” porque -recordó- las previsiones de crecimiento “no han bajado mucho desde comienzos de año”.

Como nota de preocupación destacó “los altos tipos de interés que están pagando algunos gobiernos europeos por sus deudas” y mencionó con humor la inaudita situación de que cueste menos la deuda israelí que, por ejemplo, la francesa.

Sobre Estados Unidos se mostró más optimista y no vio “peligros inminentes” de una nueva recesión.

“Hablan para 2012 de un 2,5 por ciento de crecimiento, no es espectacular, no se acerca a su verdadero potencial, pero es un crecimiento relativamente bueno”, declaró al comparar las estadísticas del primer trimestre en ese país con las del tercero, que muestran que se va superando la parálisis.

Fischer, de 68 años y que está al frente del banco emisor israelí desde 2005, tampoco escatimó en las advertencias al Gobierno de Biniamín Netanyahu, a quien exhortó a ceñirse en todo momento al presupuesto y no dejarse arrastrar por políticas populistas.

Israel celebrará probablemente elecciones en 2012 (la legislatura concluye en marzo de 2013) y se teme que por ello, y a raíz de las protestas multitudinarias de grupos de “indignados” el pasado verano, el Gobierno incurra en un gasto público excesivo.

En este sentido, recordó que los indicadores económicos israelíes después de ocho años de crecimiento a más del 4 por ciento de promedio apuntan a lentificarse, precisamente, por la lentitud en la recuperación de sus principales clientes: la UE y EEUU.

“Hay algunos indicios de lentificación desde abril”, advirtió, y “las previsiones para el año que viene son inferiores a las previstas en un principio”.

“Quiero destacar que la lentificación es en el crecimiento, no en el PIB en sí. No hay recesión”, insistió sobre una economía, la israelí, que “sin estar en un excelente estado, no es mala” y este año acabará a un ritmo de crecimiento del 4,7 por ciento del PIB.

Como posibles consecuencias de la lentificación recordó un ligero incremento del desempleo, ahora en un 5,6 por ciento -su punto más bajo en 30 años-, y la continuación de la bajada en las exportaciones.

E instó a todas los organismos e instituciones a tener siempre presente la situación en la eurozona, porque “si algunos de los bancos europeos con los que tratamos entran en dificultad, nosotros estaremos en serios problemas también”, argumentó.

Fuente: AURORA

Comentario personal:

 

Confieso tener conocimientos sumamente limitados de economía, pero confío plenamente en Stanley Fischer, un hombre de sobrada experiencia que ha demostrado manejar la economía israelí exitosamente, manteniéndola alejada de la crisis financiera internacional. La labor del señor Fischer es tan importante y patriótica para Israel como las hazañas de Ehud Barak o Tamir Pardo.

 

Las conclusiones que extraigo de esta información son las siguientes:

 

1) La economía y el nivel de vida en Israel están en perfecto estado, al menos en niveles generales. La realidad es que sigue habiendo poco desempleo (aunque para los estándares israelíes es alto), un país desarrollado, crecimiento moderado pero constante, deuda baja y controlada, un sueldo promedio de 14.000 shekalim (4.000 dólares) por matrimonio (la familia tipo israelí es de cinco integrantes), un PBI per cápita de 32.000 dólares anuales, uno de los coeficientes de Gini más bajos (39.2), un 23,6% de población bajo el nivel de pobreza (nótese que el nivel de pobreza en Israel es 7,30 dólares diarios por persona… es decir un matrimonio pobre ganaría 1.533 shekalim por mes), una tasa de inflación del 2,60% (precios al consumidor) y otros indicadores alentadores (si quieren pueden cotejar los números en diversas fuentes, verán que no estoy errado). Hace poco salió el último índice de desarrollo humano de Naciones Unidas que mide la calidad de vida de la población de cada país, donde ubicó a Israel en el puesto 17 (calificado como “muy alto”), por delante de Francia (puesto 20… pobre Sarko), España (puesto 23) y Argentina (puesto 45).

 

2) Si bien gran parte de los reclamos sociales de los israelíes que salieron a la calle en los últimos meses son legítimos, el gobierno debe evitar caer en la trampa del cortoplacismo, para atender las demandas pensando siempre en el contexto de crisis mundial, con las principales potencias económicas en serios problemas. Por ende, el gobierno debe solucionar el tema sin incurrir en un gasto público excesivo que no sea soportado por la infraestructura presupuestaria del país. De todas formas, siempre se puede mejorar y es bueno escuchar los reclamos de una ciudadanía responsable que trabaja todos los días, paga sus impuestos religiosamente y sirve en el ejército.

 

3) A nadie le conviene una Unión Europea en crisis y un Estados Unidos débil, menos a Israel que los tiene como sus principales socios comerciales. Como dice la frase: “Antes de que se ahogue el gigante, se ahogarán los liliputienses”. Espero que los europeos salgan del atolladero en que se han metido, por el bien de la humanidad.

 

4) Cuando hablamos de números en economía, no estamos discutiendo una nimiedad. Estamos hablando de la vida de millones de personas que se ven afectadas directamente en su vida cotidiana. Por eso insisto en revisar constantemente los números correctos y fijarse cómo mejorar sin perjudicar otros indicadores relevantes. Cada caso debe ser estudiado particularmente, pues en economía no existen soluciones mágicas ni medidas siempre buenas o siempre malas.

Sobre la manipulación mediática y la financiación extranjera

De la equiparación a la calumnia

Gustavo D. Perednik

Para una cierta patología mediática, los problemas
parecen comenzar cuando el judío opta por defenderse

Benjamín Netanyahu ante la Asamblea General de la ONU

Bastó un breve párrafo del discurso de Benjamín Netanyahu ante la Asamblea General de la ONU (24-9-10), para desenmascarar una incorregible hipocresía: «el Presidente Abbás ha dicho en este podio que los palestinos están armados sólo con sus sueños y esperanzas. Sí, claro: esperanzas, sueños… y diez mil obuses Grad provistos por Irán».

Una vez más, decenas de esos morteros fueron lanzados esta semana contra ciudades israelíes, especialmente Ashkelon, y como es habitual, los medios europeos informaron de la embestida como si se hubiera tratado de un lamentable «ciclo de violencia», que permitía deducir que la parte censurable es el país judío, ya que después de todo, si de ese modo es atacada su población civil, pues por algo será.

En esta ocasión, el «ciclo de violencia» encontró a quien escribe estas líneas en el ojo mismo de la tormenta. En efecto, mi esposa y yo pasamos ese fin de semana en la antiquísima ciudad de Ashkelon, que en los últimos lustros se ha transformado en un centro turístico israelí que combina playas con atracciones arqueológicas.

La calma urbana fue sacudida por una lluvia de misiles Grad (29-10-11), que sumió a la ciudad en el miedo, y que dejó varios heridos y un asesinado: Moshe Ami, padre de cuatro hijos y cuyo nombre pasó inadvertido para los medios europeos.

En rápida respuesta, la Fuerza Aérea hebrea disparó con notable precisión contra los que lanzaban los misiles, y dio en el blanco mientras varios terroristas se disponían a disparar más. Así se detuvo la primera fase de la provocación.

Con menos precisión y más malicia, los medios españoles, que a esta altura son parte proverbial del arsenal agresor, hablaron, en el mejor de los casos, de «intercambio de fuego entre israelíes y palestinos», sin detenerse en el detalle de que «el intercambio» consiste en que nos ataquen desde Gaza «libre» y nosotros nos defendamos.

El diario El País puso por título: «Mueren nueve palestinos en dos ataques de la aviación israelí». Como bien se lee, un grupo se reserva el honor de morir mientras el otro carga con un verbo menos honorífico. Por definición, los problemas comienzan cuando Israel contraataca.

Así se expidió el diario El Mundo: «La Fuerza Aérea israelí mata a cinco milicianos». Israel mata, los agresores son milicianos, Moshe Ami no existió, el sheik Ahmed Yasin fue un líder espiritual y Arafat un adalid de la justicia.

Y la RTVE adujo: «Nuevo bombardeo de Israel sobre Gaza».

Este fenómeno de prostitución periodística abarca dos etapas: la primera equipara al agresor con el agredido; la segunda genera un cuadro global en el cual la empatía del lector debe optar por «la más débil» de las dos partes en pugna.

Catherine Ashton, a cargo de las RREE de la Unión Europea, condenó (30-10-11) «el fuego indiscriminado de ambas partes», es decir que objetaba tanto los misiles que se lanzaron desde la franja de Gaza controlada por el Hamás, como la autodefensa de la democracia israelí asediada.

La equiparación fue eco de la de unos días antes obra del Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, quien expresó su satisfacción por la libertad de Guilad Shalit (18-10-11) y por la de los terroristas palestinos sueltos en pago por Guilad.

Éste había sido secuestrado por más de un lustro, aislado y golpeado, y las civilizadas manos del movimiento islamista nunca le permitieron atención médica ni visitas de la Cruz Roja para verificar que estaba con vida y en qué condiciones.

Del otro lado, se abrían las celdas de más de mil presos que habían sido juzgados con derecho a la defensa y abogado, y de quienes se demostró en juicio abierto su comisión de actos de terrorismo, y por ello estaban cumpliendo su sentencia en las cárceles israelíes. En éstas pudieron recibir visitas de familiares, gozaron de tratamiento sanitario, y hasta se les permitió cursar a distancia carreras universitarias.

Ban Ki-moon anunciaba alegrarse de que un raptado viera la luz del sol por primera vez en casi seis años, y luego empañaba ese júbilo con el otro simultáneo por la injusticia de que mil terroristas evadieran su castigo, en razón de que Israel fue una vez más abandonado a sus propias fuerzas y por ello debió pagar un precio altísimo para recuperar a su hijo en el seno del hogar.

La equiparación como género de la mentira

Una vez cimentada la primera etapa «políticamente correcta» de equiparación de Israel con sus enemigos que intentan destruirlo, se pasa a la segunda, que consiste en cuestionar precisamente a Israel, y sólo a Israel, ubicado una y otra vez en el banquillo de los acusados.

Así, el reciente intento de encajar artificialmente a la Autoridad Palestina en las diversas agencias de las Naciones Unidas, es disfrazado por los medios como una táctica genuina para acelerar la creación del un Estado árabe palestino, cuando en realidad se trata de una mera deslegitimación de Israel.

Obsequiar a los líderes palestinos el rol de Estado sin que para obtenerlo tengan que renunciar al objetivo de destruir el país judío, no conlleva a la creación de nada y es un crudo estímulo a la guerra.

Europa lo proporciona por medio de sus generosísimas donaciones que no tienen parangón con las que recibe ninguna otra nación, y también por medio del constante socavamiento de la democracia israelí, que en estos días fue revelado en uno de sus aspectos menos conocidos.

El diario hebreo Makor Rishón acaba de hacer público (28-10-11) un documento del Ministerio de Exteriores británico según el cual, del presupuesto de ayuda de ese país a organizaciones que bregan por los derechos humanos en el Oriente Medio, más del 80% es destinado a las que operan en Israel y en la Autoridad Palestina, y menos del 20% restante a los veinte países árabes combinados, en todos los cuales la defensa de los DDHH es una necesidad impostergable.

La agrupación estudiantil Im Tirtzú ha denominado a esta ayuda «subversión política desde el extranjero». En efecto, para el período analizado, seis millones de libras esterlinas se invirtieron en Israel en agrupaciones árabes y en grupos de extrema izquierda anti-establishment. Sólo el movimiento Paz Ahora recibió para el 2010 cien mil libras, y otros montos similares fueron invertidos por el Gobierno inglés en Romper el Silencio, Hay Justicia y Betzelem.

En contraste, mucho menos obsequió Londres a los organismos que se dedican a los derechos humanos en un baluarte de la democracia como Siria, y ni un solo penique colocó por el bien de Libia y Arabia Saudí.

A principios de este año, el partido de centroderecha Israel es Nuestra Casa, presidido por el Ministro de Exteriores Avigdor Liberman, propuso en la Knéset una moción para que se investigara la financiación de esos grupos en Israel, pero después de un acalorado debate la propuesta fue finalmente rechazada.

Ahora los datos afloran sin la investigación propuesta, y los británicos no han negado su intromisión, sino que se limitaron a atribuirle nobleza de objetivos. El Ministro para el Oriente Medio, Alistair Bert, admitió que el presupuesto tiene como objetivo influir y cambiar al sistema legal de nuestro país: «Creemos que la continuación de esta ayuda fortalecerá los procesos democráticos» (en Israel).

Bert parece no estar al tanto de que paradojalmente las organizaciones por los DDHH actúan con libertad en los países que menos las necesitan. Así lo establece el «principio Moynihan» (acuñado por quien activó con los Kennedy en el Partido Demócrata norteamericano y fue embajador de su país en la ONU): «La cantidad de violaciones de derechos humanos en un país es inversamente proporcional a la cantidad de quejas sobre éstos que se oyen en ese país».

Para el Oriente Medio la intervención europea se lleva a cabo en los lugares menos propicios, alineándose con los menos merecedores, y narrando los eventos de la manera menos fidedigna.

Fuente: EL CATOPLEBAS

Dos Qassam para sumar a la cuenta interminable

Dos Qassam más fueron disparados este martes por terroristas execrables desde la franja de Gaza contra territorio israelí.
Uno cayó en un kindergarden, y si bien dañó parte de la estructura, afortunadamente no se cobró ninguna vida humana. El otro fue a parar a un área vacía en el Neguev sin causar daños.
Esperemos que Benny Gantz se decida a iniciar una ofensiva contundente en Gaza antes que estos islamistas bestiales tengan oportunidad de asesinar a un solo israelí.

En otro orden de cosas, soldados de USA veteranos de guerra se encuentran haciendo un tour por Israel en el marco del programa “Wounded Warrior” (combatiente herido), que tiene el objetivo de ayudarlos a recuperarse física y espiritualmente. En este proyecto también comparten tiempo con jaialim de Israel que se encuentran en similar situación, en lo que seguramente debe ser un encuentro emocionante y por demás enriquecedor.
¡¡Esperemos que aquellos pertenecientes a las tropas de estos dos grandes países encuentren descanso y salud!!

Si Estados Unidos no va a atacar a Irán, Israel debe atacar lo antes posible

Las sanciones económicas, las presiones diplomáticas, los asesinatos selectivos, los ataques cibernéticos y los accidentes misteriosos no detuvieron el programa nuclear de los Ayatollahs. Paralelamente, para seguir con el análisis, supongamos que la administración Obama no va a ordenar un ataque militar a Irán. Partiendo de este hecho y este supuesto, los que antes preguntábamos cuánto tiempo falta para que Irán adquiera bombas atómicas deberíamos preguntar cuánto tiempo tiene Israel  para bombardear exitosamente las instalaciones nucleares iraníes. Pero la realidad es que aunque la segunda pregunta parezca más práctica, sigue siendo igual de irrelevante que la primera. ¿Por qué? Sencillamente, porque no hay forma de saber cuánto tiempo le queda a Israel.

DEBKAFile estima que el camino para atacar se va a cerrar en marzo del 2012, ya que en Abril Irán tendrá 5 bombas nucleares y cualquier acción militar podría generar un nivel peligroso de radioactividad en la zona del Golfo, la principal fuente de energía en el mundo. Pero aunque esta información sea verídica (y teniendo en cuenta el supuesto anterior), el error consiste en medir el tiempo que hay para atacar como una función del tiempo que Irán tarde en obtener una cantidad determinada de bombas atómicas, cuando hay una segunda variable en juego que se pasa por alto: el tiempo que tiene Israel para efectuar el ataque con éxito.

Escuché a muchos analistas afirmar que un ataque a Irán desencadenaría una guerra regional, pero no escuche a ninguno sugerir que Israel puede enfrentar una guerra regional antes de la fecha donde se efectuaría el ataque. Si Israel se encontrara en una guerra de estas características, ¿Tendría los recursos militares suficientes para destruir las instalaciones nucleares iraníes? Quien sabe… Y aunque los tuviera, la lógica me indica que la probabilidad de dar en el blanco es menor (es más fácil pegar una piña estando quieto que mientras te empujan de costado). ¿Por qué hablo de que en cualquier momento Israel puede enfrascarse en una guerra regional? Veamos.

1) A todas luces, Irán está perdiendo la guerra psicológica contra Israel. El último accidente misterioso y la versión actualizada del Stuxnet deben haber afectado seriamente la moral del régimen. Cada día que van a trabajar,  los científicos saben que un nuevo virus puede dañar sus computadoras, que un agente del mossad los puede matar o que un F-16 los puede mandar a volar. Por otra parte, se empieza a intuir que un ataque israelí puede llegar en cualquier momento. Los Ayatollahs tienen que hacer algo, necesitan una victoria.

2) La liga árabe decidió suspender la membresía de Siria e impuso sanciones políticas y económicas sobre el régimen de Assad. Assad pudo sobrevivir a las sanciones del Consejo de Seguridad, de NATO y de Estados Unidos, pero ahora sus propios aliados están pidiendo su renuncia. Turquía, Arabia Saudí, Qatar y Jordania están armando a la oposición, y el formato empieza a parecerse al de la intervención Libia. Assad tiene que hacer algo para sobrevivir, necesita una victoria.

3) Como aclara Abu Toameh, la Jihad Islámica se está convirtiendo en una amenaza para el Hamas, sobre todo porque decenas de miembros del Hamas se incorporaron a la Jihad Islámica. Con la ayuda de Irán y Siria y gracias a las armas que robaron desde Libia, el grupo se convirtió en el segundo jugador de Gaza, y el Hamas tiene miedo de ser visto como el guardián de Israel en la calle Palestina, rol que hasta ahora asumía la AP. El Hamas tiene que hacer algo para conservar el monopolio del poder en Gaza,
necesita una victoria.

Teniendo en cuenta estos tres hechos y la mentalidad jihadista de sus protagonistas, ¿Alguien puede descartar la posibilidad de que Irán, Hezbollah (un brazo armado de Irán), Siria y la Jihad Islámica coordinen un ataque simultáneo contra el Estado judío, y que Hamas se sume a la fiesta para no perder el control sobre Gaza? Nadie puede. Así como nadie puede estimar cuánto duraría esta guerra ni cuántos recursos tendría que destinar Israel para combatirla. Ergo, nadie puede estimar cuánto tiempo tiene Israel para atacar exitosamente a Irán. Y, más frustrante aún, la propia inestabilidad que caracteriza al medio oriente hace que cualquier estimación sea indefectiblemente errada.

Frente a la posibilidad de enfrentar una guerra regional y frente a la inestabilidad que caracteriza a la región, esperar un tiempo X para atacar las instalaciones militares iraníes es una conducta irracional, porque lo único que permanece inalterable en el vecindario de Israel es el desarrollo nuclear iraní y la naturaleza terrorista/islamista del régimen que lo promueve. Las sanciones económicas, las presiones diplomáticas, los asesinatos selectivos, el Stuxnet y los accidentes misteriosos no hicieron más que postergar lo impostergable. Pero como el tiempo que tiene Israel es impredecible, el único curso de acción racional es bombardear Irán lo antes posible.

Acá terminó el análisis. La pregunta del millón para Israel es si Obama va a ordenar un ataque militar a Irán. Acabo de leer que, según DEBKAFile, Obama le prometió a Inglaterra, Francia, Alemania, Italia, Israel y Arabia Saudí que Estados Unidos va a atacar a Irán antes de Agosto del 2012, fecha en que se efectuarán las elecciones estadounidenses. Entonces, la pregunta de los 100 millones es la siguiente: ¿Israel puede darse el lujo de confiarle su existencia a un presidente que quiere atacar a Irán por sus meras aspiraciones políticas? ¿O debe ignorar la promesa de Obama y actuar por su cuenta lo antes posible? Paul Eidelberg, el presidente del instituto de investigación israelí-norteamericano, nos deja su respuesta.

De película: Duqu y Stuxnet, la pareja perfecta

Irán fue atacado por un nuevo virus de computación

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Irán admitió, por primera vez, que fue atacado por un nuevo virus de computación denominado Duqu que supuestamente tenía como objetivo los ordenadores de las empresas de la República Islámica.

El jefe de la defensa civil, brigadier general Gholamreza Jalali manifestó que Teherán desarrolló un nuevo software para impedir el ataque del virus Duqu, añadiendo que el “programa para controlar al virus ha sido desarrollado y facilitado a las organizaciones y corporaciones” en Irán.

“[El proceso de] eliminación fue llevado a cabo y los organismos que fueron penetrados por el virus están bajo control… Las unidades de defensa cibernética trabajan día y noche para combatir los ataques cibernéticos y los virus espías”, afirmó Jalali.

A principios de año, funcionarios iraníes habían confirmado que el virus Stuxnet

había atacado las computadoras del personal de la planta nuclear de Bushehr; pero al mismo tiempo declararon que no había afectado a los sistemas principales.

También aparecieron otros informes sobre virus troyanos de computación que habían afectado la instalación atómica de Natanz, reduciendo a la mitad la capacidad de las centrifugadoras, el año pasado.

Expertos de seguridad apuntaron que el lanzamiento virus troyano podría haber sido resultado de un ataque conjunto originado en Estados Unidos e Israel contra el programa nuclear de Irán.

El mes pasado, la empresa de seguridad de software Symantec anunció un nuevo virus con difusión internacional y con un código maligno que “parece muy similar al Stuxnet”, detectado por uno de sus laboratorios de investigación. El nuevo virus fue denominado Duqu porque crea archivos con el prefijo “DQ”.

“Partes del Duqu son casi idénticas al Stuxnet, pero con un propósito completamente diferente”, dijo Symantec. “Duqu es esencialmente el precursor de un ataque futuro como el de Stuxnet”.

Ahmadinejad: Con Obama te la vas a ver NEGRA.

La mayoría de los estadounidenses apoya un ataque israelí contra las instalaciones nucleares de Irán; en tanto que una leve mayoría respalda un embate de Estados Unidos, según una encuesta encargada por la Liga Anti Difamación.

El 63 % de los encuestados caracterizó a Israel como un “aliado crucial” y expresó que las relaciones del Estados judío con Estados Unidos no perjudican la imagen de Washington en el mundo.

Con respecto la carrera armamentista nuclear de Irán, la encuesta muestra que el 57 % de los norteamericanos apoya una acción militar israelí para impedir tal escenario; en tanto que solamente el 31 % se opone. Cerca del 50 % respalda un ataque de Estados Unidos contra Irán; mientras que el 44 % se opone.

Casi la mitad de los estadounidenses sostiene que simpatiza con el Estado de Israel; mientras que solamente el 18 % manifiesta que tiene afinidad con los palestinos. Cerca del 63 % considera que Israel es serio con respecto a la paz; mientras que sólo el 37 % piensa que no lo es.

En general, el 73 % de los norteamericanos consideran que Estados Unidos puede contar con Israel como un firme aliado.

“La encuesta demuestra una vez más, que no importa el nivel del cambio en el Oriente Medio, lo constante es el fuerte apoyo del pueblo norteamericano a Israel”, expresó Abraham Foxman, director nacional de la Liga Anti Difamación. “Es particularmente significante que los estadounidenses comprenden la necesidad de negociaciones directas entre Israel y los palestinos así también como de impedir que Irán se convierta en una potencia nuclear”, señaló.

La muestra de la encuesta incluyó a 1.754 adultos y fue llevada a cabo en octubre.

Fuente: AURORA

Aclaración: La encuesta fue llevada a cabo antes de que la OIEA publicara su último informe esta semana, algo que seguramente aumentó el porcentaje del público que aprueba acciones militares contra Irán. Esto solo demuestra que Israel siempre contará con una base sólida de apoyo en los Estados Unidos, independientemente de quién ocupe la Casa Blanca o los repentinos cambios que sucedan en el mundo.

Steve Jobs: ¿Un genio árabe o un genio americano?

Steve Jobs: ¿Hijo de Arabia?

Por Julián Schvindlerman

Comunidades – 9/11/11

Abdulfattah Jandali nació en 1931 en Homs, Siria, en el seno de una familia acaudalada. Pasó sus tiempos de estudiante en la Universidad Americana de Beirut donde se involucró con las ideas pan-arabistas de la época para luego emigrar a los Estados Unidos, donde obtendría su doctorado en ciencia política de la Universidad de Winsconsin. Al cabo de enseñar un tiempo en Nevada, se orientó hacia la industria del juego. Se juntó con Joanne Schieble, una estadounidense de ascendencia europea, y fruto de esa relación nació un bebé al que dieron en adopción. Años más tarde, la pareja se casaría, nacería una niña del matrimonio, y se divorciaría. Abdulfattah Jandali hoy es parte de los alrededor de diecisiete millones de expatriados sirios que viven en la diáspora, de cuyo seno han surgido figuras destacadas como el cantante canadiense Paul Anka, descendiente de sirios cristianos. En la historia de Jandali no habría nada de extraordinario… de no ser por que el niño que él dio en adopción -luego de recibir el apellido de los nuevos padres- fue Steve Jobs.

 

La noticia del parentesco sirio-sunita provocó una reacción en la opinión pública árabe. Palash Ghosh, en una columna en The International Business Times, afirmó que el “árabe más famoso y poderoso en el mundo… no es Bashar al Assad… [sino] probablemente Steve Jobs”. Un lector de Elaph, importante diario online en árabe, lo llamó “el nieto de Homs”. Una notita escrita en árabe, dejada a modo de tributo en una tienda Apple de Palo Alto, California, ofreció un comentario memorable: “Tres manzanas cambiaron al mundo, la manzana de Adán, la manzana de Newton, y la manzana de Steve”. El célebre académico estadounidense-libanés Fouad Ajami señaló en The Wall Street Journal que era comprensible que “un mundo atorado en batallas tribales y retraso tecnológico se haya entusiasmado con reclamar al… padre de la computadora personal, del iPod, iPhone y iPad”.

 

Pero la excitación por el hecho de que un genio de la estatura del fundador de Apple descendiera de un árabe-sirio rápidamente dio lugar a lamentaciones del estado actual de las cosas en aquél país. “Creo que de haberse quedado en Siria, [Jobs] no hubiera inventado nada” dijo un sirio a Reuters. Lo cual es completamente cierto. Steve Jobs fue el resultado de la cultura americana, no de la genética árabe. Según un estudio del desarrollo árabe realizado por las Naciones Unidas, “prácticamente no hay innovaciones árabes en el mercado”. Tal como Lawrence Salomon ha observado en The Financial Post, cuatrocientas patentes originadas en los países árabes fueron registradas en los Estados Unidos entre 1980 y 2000. Steve Jobs por sí sólo presentó trescientas diecisiete patentes en su corta vida; Apple patentó miles. Que la diáspora siria (diecisiete millones) se acerque en número a la propia población de Siria (veintidós millones) sugiere que la cultura local es sofocante y expulsiva. La represión militar de los últimos meses confirma ello dramáticamente. De haber permanecido en Siria, fue notado, Jandali y su hijo probablemente hubieran tenido un destino diferente. Homs, después de todo, fue epicentro de las revueltas anti-Assad. Steve, seguramente llamado de otro modo, hubiera participado en las protestas y su padre lo hubiera tenido que ir a identificar a la morgue estatal. “Si quieren otro Steve Jobs”, indicó de modo ominoso un joven árabe, “paren de matar a niños sirios”.

 

El desaprovechamiento del talento local es una seña distintiva de múltiples naciones, árabes y no árabes. Muchos artistas, intelectuales e innovadores regularmente se ven obligados a partir hacia tierras lejanas en busca de un aire más puro que oxigene y estimule su creatividad innata. La distancia del terruño, el alejamiento de una cultura contaminante, han resultado muchas veces ser decisivos para el florecimiento de un talento preexistente pero asfixiado. “Las mentes, tal como los corazones, van a donde son apreciados” sentenció tiempo atrás quien fuera Secretario de Defensa estadounidense, Robert Mcnamara. Pero una cosa es que una cultura expulse talentos y otra muy distinta es que los extermine. Con más de tres mil muertos, y contando, en las calles de Damasco, Hama, Latakia, Deraa, Qamishli, Abu Kamal, Daty al-Zawr y Homs, la Siria del clan Assad indudablemente no parece ser el lugar adecuado para la inventiva. Permanecerá como uno de esos pequeños misterios de la vida, dejado al campo de la imaginación, especular a propósito de cual hubiera sido el destino de la criatura nacida de la unión de Abdulfattah Jandali y Joanne Schieble si sus padres biológicos hubieran elegido vivir su vida de familia en Siria. Pero no se requiere demasiada imaginación para afirmar sin margen apreciable de duda que, en tal caso, ni Apple ni Pixar hubieran existido.

 

“Recordar que vas a morir es la mejor forma que conozco de evitar la trampa de pensar que tienes algo que perder” dijo Steve Jobs a jóvenes estudiantes en su famoso discurso en la Universidad de Stanford. Palabras sabias que, al contemplarlas bajo la luz de la crisis humanitaria en Siria, adquieren el relieve de la tragedia.

Buen trabajo muchachos

En el día de hoy, una misteriosa explosión ocurrió en una base importante de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica, la élite militar iraní, donde trabaja la Quinta Brigada Raad de Misiles que supervisa el conocido misil balístico de mediano alcance Shahab-3. Murieron al menos 17 soldados (¿0 fueron 27? errores de fax), incluyendo a Hasan Tehrani Moqaddam, un importante Brigadier General de los Guardianes de la Revolución involucrado en la investigación para el desarrollo de misiles balísticos intercontinentales. Las autoridades del país persa aseguraron que fue un “accidente inesperado” y no tiene “absolutamente nada que ver con cuestiones políticas”.

En años recientes han sucedido varias explosiones mortales en sitios industriales y bases militares de Irán, incluyendo una fuga de gas en mayo cuando el presidente Ahmadinejad visitaban la refinería de Abadan. Una explosión en un depósito de la Guardia Revolucionaria – en la ciudad de Khorramabad – mató 18 oficiales de alto rango en octubre de 2010. Ejemplos como este hay varios.

Cuando uno cultiva deliberadamente enemigos en diferentes frentes, este tipo de accidentes ocurrirán en los sitios estratégicos con bastante frecuencia. Desde ya, cualquier relación con el programa nuclear iraní y lo que se avecina, es pura coincidencia.

El problema de Sarkozy y Obama con Netanyahu

“No lo soporto más a Netanyahu, es un mentiroso”, le dijo Sarkozy a Obama en el foro del G20. Si todavía existen los periodistas (periodistas en serio, no ideólogos con acceso a un micrófono), alguno debería preguntarle a Sarkozy porqué llamó mentiroso al primer ministro israelí. ¿Por decir que no va a haber paz mientras los palestinos no puedan pronunciar las palabras “Estado judío”? ¿Por decir que Irán es una amenaza para el mundo mientras Europa y la ONU siguen bucando “soluciones diplomáticas”? ¿Por negarse a entregar a Israel en bandeja para que él pueda apaciguar a los musulmanes radicales y sumar votos para la próxima elección? El político que apoyó a los rebeldes libios con las mismas armas que le pensaba vender a Gaddafi (sí, escucharon bien), llama mentiroso al único líder occidental que se subió al podio de la ONU y dijo las cosas como son.

La respuesta de Obama: “Vos estás cansado de él, pero yo, yo tengo que lidiar con él todos los días”. Si uno fuera ingenuo o no conociera el historial de Obama con respecto a Israel, podría pensar que esta fue una respuesta diplomática. Pero este es el mismo Obama que le pidió a Israel aceptar fronteras indefendibles como una precondición para negociar con los palestinos. Es el mismo Obama que llamó “ocupas” a los judíos que viven en Judea y Samaria. Es el mismo Obama que cuando “se siente frustrado porque las partes no pueden llegar a un acuerdo” (como si fuera el padre de dos nenes que se pelean), vuelve a eludir la raíz del conflicto: Israel quiere paz y está dispuesta a negociarla; los palestinos se niegan a reconocer a Israel como un Estado judío, se niegan a rechazar las aspiraciones genocidas y los métodos terroristas del Hamas y se niegan a entender que “el retorno de los refugiados” es una fantasía. No es una sorpresa que llame mentiroso al primer ministro israelí, elegido democráticamente por su pueblo.Además, aunque ignorásemos el pasado anti-israelí de Obama, nos quedamos con un segundo problema: ¿Porqué Sarkozy, que de estúpido no tiene nada, se arriesgaría a emitir un comentario tan sensible si no estuviera seguro de que su interlocutor piensa exactamente lo mismo?

“El señor de las moscas” es un libro profundo. En él, un grupo de 40 chicos de
entre 11 y 12 años sobreviven a un accidente y logran llegar hasta una isla desierta. Con el correr del tiempo, muchos empiezan a adoptar actitudes salvajes, animales. Mientras el conjunto del grupo va cediendo, Ralph es el único que logra conservar la racionalidad. Piensa, observa y discute en vez de gritar. Esta actitud de Ralph se transforma en una molestia, una carga insoportable para el grupo; tal es así que lo empiezan a perseguir y lo tratan de asesinar hasta que, finalmente, se escuchan los helicópteros y llega el rescate.

El problema de Sarkozy y Obama con Netanyahu es el mismo problema que tiene el grupo de chicos con Ralph: esa molestia, esa carga insoportable de ver cómo hay otro que conserva la racionalidad mientras ellos se entregan a un pacifismo salvaje. Sarkozy y Obama son constructivistas; Netanyahu es un realista. La realidad, dice Netanyahu, no está en mi cabeza, está allá afuera; está en el desarrollo nuclear iraní; está en las amenazas explícitas de los ayatollahs; está en su financiamiento y entrenamiento a grupos terroristas. ¿Qué puedo hacer yo como un líder responsable? ¿Ignorar la realidad, pretender que con palabras suaves puedo cambiarla? ¿O aprender de la historia y alertar al mundo libre sobre la posibilidad de que se repita?

Durante los últimos 10 años, Bibi Netanyahu estuvo alertando al mundo sobre la amenaza que representa un Irán nuclear, mientras Estados Unidos, Francia y la ONU decían que no tenía pruebas suficientes para sustentar sus afirmaciones. ¿Mentiroso? No, solo es cuestión de tiempo (entre uno y dos meses según el Daily Mail) para que, mientras Sarkozy y Obama se festejan a sí mismos, él actúe en base a sus palabras.

Queremos Escuchar Su Opinión!

Para quienes trabajamos en el Staff de elrejunteil nos resulta de gran utilidad y satisfaccion leer la opinion de nuestros lectores. Habiendo recorrido muchos blogs, noto que lo normal es que pocos comenten, por mas que las visitas reflejen otra cosa (osea, no es solo aca). En las ultimas semanas hemos tenido visitas que llegaron de los 300 por dia a las 900. Sin embargo los que debatimos siempre solemos ser los mismos. No solamente nos gustaria escuchar su opinion del blog en general (criticas, sugerencias, tambien alguna que otra felicitacion por que no? jeje) sino tambien sobre ustedes, que relacion tienen con Israel, si hacen Hasbara, cual es la forma que creen mas efectiva de promover la Causa de Israel, si consideran que nuestra labor es correcta, que podemos mejorar, etc. Y por supuesto conocer algo de la identidad (anonima o no) de nuestros lectores, su edad, ocupaciones, etc. El primero seré yo. Vamos!

Empezó la cuenta regresiva

Finalmente la OIEA declaró públicamente en su último informe que – sin duda alguna – Irán está trabajando para adquirir armamento nuclear desde 2003, bajo un programa nuclear clandestino con propósitos militares, paralelo al civil. Esto demuestra que las sanciones no sirven para nada. La pregunta obvia no es qué pasará, sino cuándo… ¿atacamos antes del 31 de diciembre o en 2012? ¿Obama se pondrá los pantalones largos y ayudará desde el aire? Veremos veremos. Lo que está confirmado oficialmente a partir de hoy es que las sospechas de Jerusalem, Washington y varios países occidentales eran completamente ciertas.

Brillante!

Un grupo de jovenes rosarinos dirigidos por Gerardo Tjor esta realizando un proyecto denominado (como mencione en otro post) “Oriente en el Medio” desde donde realizan hasbara de la buena, en formato ameno, rapido y muy muy eficaz. Realmente un aplauso desde elrejunteil a nuestros colegas hasbareros y a seguir con el proyecto!

Aqui los ultimos 3 programas:

Para todos los que consideren que la labor de estos jovenes merece su apoyo (como realmente creo que debe ser para todo aquel que pretenda defender la causa de Israel), seria genial que difundan los programas a traves del medio que sea, redes sociales (facebook en especial), mail o el famoso boca a boca. Un abrazo entonces para ellos!

Am Israel Jai!

¿Israel está aislada?

Muchas veces escuchamos que Israel está aislada. ¿Es cierto esto? No, es una afirmación que tiene más errores que palabras, como dice Gustavo.

Primero, ¿Qué significa que Israel está aislada? En el 2010 Israel exportó 54.35 e importó 55.6 billones de dólares; se incorporó a la OECD y recibió 3.45 millones de turistas. La economía israelí se encuentra entre las 24 más grandes del mundo, se considera la más durable frente a la crisis económica que sacudió al mundo y es la primera en investigación y desarrollo con respecto a su población. El Banco central Israelí es el más eficiente del mundo y el país está en la cima de la oferta de trabajo altamente calificado, entre otras cosas. Y para sorpresa de muchos latinoamericanos, en el 2007 Israel se convirtió en el primer país no latinoamericano en firmar un acuerdo de libre comercio con el MERCOSUR. (fuente)

Frente a estos datos, aquellos que promueven la idea del aislamiento israelí y tienen más de 2 neuronas aclaran que Israel no está completamente aislada, pero está “diplomáticamente aislada” o tiene a la “comunidad internacional” en contra. Ya lo decían nuestros rabinos: decir una mentira te obliga a decir otra. En este caso fueron dos, pero como la primera está contenida dentro de la segunda, con refutar esta última alcanza. Si la Asamblea General de la ONU es la máxima ilustración de la “comunidad internacional”, entonces con solo verla en acción podemos demostrar porqué estas dos palabras nunca pueden ir juntas. Mientras que algunos políticos le cantan a la paz, otros escupen mentiras, amenazas y perversiones históricas, otros se quedan dormidos, otros se levantan y se van y otros ni siquiera se encontraban en el salón desde un principio. Al lado de la “comunidad internacional”, la comunidad judeo-argentina puede sentirse orgullosa.

La realidad, dolorosa para algunos, es que la “comunidad internacional” no es más que un conjunto de actores internacionales — Estados, bloques de Estados, empresas, la propia ONU, ONGs, organismos de derechos humanos, organizaciones terroristas, etc. — que están interrelacionados entre sí y que persiguen sus propios intereses. (Aunque difieran los intereses, entre las democracias genuinas — donde existe el sufragio universal y se protege a las minorías — suelen coincidir algunos valores y principios básicos, a tal punto que nunca existió una guerra entre ellas. Pero, en este mundo globalizado, la democracia no es un fenómeno global).

Entonces, partiendo de la definición anterior, para saber si la “comunidad internacional” está en contra de la democracia hebrea uno tiene que identificar a los actores internacionales más poderosos y analizar cómo se relacionan con ella. Para identificar a los actores internacionales más poderosos me parece conveniente basarse en el ranking de las personas más poderosas del mundo que provee la revista Forbes. La prestigiosa revista construye este ranking evaluando la cantidad de personas que están influenciadas por la persona en cuestión, los recursos financieros que controla y si es poderoso/a en múltiples esferas. Al día de hoy, el top 10 es el siguiente: (1) Barak Obama, (2) Vladimir Putin, (3) Hu Jintao, (4) Angela Merkel, (5) Bill Gates, (6) Abdullah, (7) Benedicto XVI, (8) Ben Bernanke, (9) Mark Zuckerberg y (10) David Cameron. Del 10 al 30 siguen otros presidentes (como Sonia Gandhi (11) y Nicolás Sarkozy (13)), primer ministros, gobernadores, burócratas y empiezan a aparecer algunos CEOs (Warren Buffet, Rubert Murdoch, Michael Duke, Jefrey Immelt, etc.) Ban Ki-moon, el secretario general de la ONU, se encuentra en el puesto N 38.

Del mundo de los negocios ya hablamos algo. Por si no fue suficiente, en un viaje a Israel Bill Gates declaró que “Israel es parte de Sillicon Valley”; Berkshire Hathaway, la compañía que tiene como CEO y principal accionista a Warren Buffet, hizo su inversión más importante fuera de los Estados Unidos en Israel y el Facebook de Mark Zuckelberg cerró un grupo pro-palestino que convocaba a una tercera Intifada, para nombrar algunos ejemplos. Además, es muy probable que el resto o la mayoría de los CEOs que figuran en la lista compartan la siguiente frase de Warren: “si vas al medio oriente a buscar petróleo, podes saltearte a Israel. Si vas a buscar cerebros, no busques en otro lugar”. Y si no la comparten, no creo que ninguno deje de invertir en la start-up nation por las condenas que emita el señor 38.

Nos quedamos con los Estados-nación más poderosos y con la Unión Europea, que no está contemplada en la lista de Forbes porque la presidencia es ocupada de forma rotativa por los presidentes de los Estados miembros. Veamos.

Israel y Estados Unidos

En este blog ya hablamos mil veces sobre los valores e intereses comunes que estrechan a estos dos países. “Israel no tiene un mejor amigo que Estados Unidos, y Estados Unidos no tiene un mejor amigo que Israel”, dijo el primer ministro israelí frente a un congreso estadounidense que lo ovacionó de pie más de 30 veces. Esta amistad se expresa en múltiples esferas de la vida social, económica y política de ambos países y, contrariamente a lo que piensan algunos, se solidifica con el paso del tiempo. En 1997 el comercio bilateral sumaba 12.7 billones de dólares; en el 2010 fue de 24.5; la cooperación estratégica/militar está igual o más fuerte que antes y las actitudes hostiles de Obama frente Israel no hicieron más que activar la simpatía que el público americano siente por la democracia hebrea: a excepción de Ron Paul, todos los candidatos republicanos criticaron duramente a Obama por su política con respecto a Israel y, por primera vez desde 1920, un republicano ganó el noveno distrito de New York, en una elección donde la actitud de Obama frente al Estado judío fue uno de los principales temas de campaña.  (fuente)

Israel y China

Los dos países establecieron relaciones diplomáticas en 1992. Desde ese momento, las relaciones bilaterales están creciendo. En el primer cuatrimestre del 2011, el comercio entre los dos países creció un 28%; se firmó un acuerdo de cooperación económica, el ministro de defensa israelí visitó China y viceversa. Los intercambios académicos entre los dos países florecen y son muy significativos, ya que en China las universidades están muy cerca del gobierno. Además, China quiere aprender del estrecho vínculo que existe entre Israel y los judíos de la diáspora, y considera que Israel es un jugador crítico en el medio oriente. En líneas generales, los chinos sienten mucha admiración por el pueblo judío, y esta admiración se transfiere a su Estado. (fuente)

Israel y Rusia

A pesar de que el muro de Berlín fue destruido hace más de 20 años y la historia enterró al comunismo, la reminiscencia de la guerra fría juega un rol significativo en las relaciones entre Rusia y Estados Unidos y, por extensión, entre Rusia e Israel. Y tiene lógica esto. Es difícil esperar que Rusia tire a la basura el arsenal de armas que desarrolló durante más de 40 años, y los enemigos de Israel siempre demandan, ya sea para usarlas contra Israel (como el Hamas o la Jihad Islámica) o para usarlas contra su propia población (como el dictador sirio Bashar al Assad). Pero no todo es negativo entre Israel y la Rusia de Vladimir Putin. Putin fue el primer líder ruso en visitar a Israel y el primero en barrer la judeofobia del discurso político. La comunidad judía rusa está creciendo y prosperando. Como se lee en este artículo del Jpost,”miles de padres mandan a sus hijos a escuelas judías todos los días, y cada día se crean nuevas sinagogas y centros comunitarios”. El renacimiento de la comunidad judía rusa no tuvo una repercusión directa sobre la arena política internacional, donde Rusia está más cerca de Irán que de Israel. Pero, tal vez, permita pavimentar el terreno para entibiar las relaciones entre los dos países.

Israel y Europa

El continente que engendró a los genios de la humanidad no puede engendrar hijos para mantenerse, no sale de la crisis económica en la que se auto hundió con deudas astronómicas y no está preparado para defender la libertad por la que tanto luchó. Trágica historia ¿El resultado es una revitalización de la vieja judeofobia sobre la joven Israel? En algunos países sí y en otros no. En vez de analizar país por país, me pareció oportuno leer las últimas conclusiones de la Unión Europea, presidida por Polonia; de esta forma podemos ver la pintura promedio. Después de hablar de la crisis y las medidas económicas a tomar para salir de ella, en las últimas dos páginas llega la sección de política exterior (pensé que se la iban a olvidar). Ahí se lee lo siguiente: “La muerte de Gaddafi marcó el final de una era de despotismo y represión…; “El consejo Europeo reitera su apoyo por un Egipto democrático, estable y pluralista…” (Esta gente vive en la luna, no hay vuelta que darle); “…Elecciones libres en Túnez…”; “El presidente Assad debe retirarse…”;”El consejo apoya las sanciones contra Irán por sus violaciones a los derechos humanos…y va a trabajar para buscar una solución diplomática a su programa nuclear”. En fin, las palabras Israel y Palestina no aparecen una sola vez. Yo pensé encontrarme con alguna declaración hipócrita al estilo “El consejo urge a las partes a negociar la paz y condena los gestos provocativos como la construcción de asentamientos en Jerusalem”, o algo así. Pero me equivoqué.

Resumiendo, Israel está económicamente integrada al mundo, la “comunidad internacional” que la “aísla diplomáticamente” no existe, el país es admirado en el mundo de los negocios, es un aliado incondicional de Estados Unidos, tiene un vínculo crecientemente amistoso con China, conserva una relación fría — pero potencialmente tibia — con Rusia y no está presente en la agenda política de Europa. Como datos de color, Israel es el principal socio de India en lo que respecta a defensa y su cada vez más fuerte alianza estratégica con Azerbaijan puede permitir que, por primera vez en toda su historia, abra una embajada en un país musulmán.

Las implicancias de esto son claras. Si Israel quiere integrarse al mundo más de lo que ya está integrada, lo último que debe hacer es escuchar los consejos pacifistas de la izquierda suicida. Israel tiene que defenderse con determinación, porque si permite que un grupo de asesinos fanáticos siga disparando cohetes sobre su territorio, ahí si que los turistas van a dejar de visitar el país, los CEOs y empresarios van a empezar a verla como un destino más riesgoso para invertir y los amigos que hoy le tienen admiración y la consideran un “jugador crítico” la van a ver como un jugador débil. Y si a un país moribundo como España le molesta que Israel se defienda y si, como ocurre habitualmente, esta molestia deriva en manifestaciones judeofóbicas, la realidad es que le hacen un favor a Israel, porque lo único concreto que logran es promover la Aliyah.

Mi experiencia en Israel y algo más

Soy judío y viví durante ocho meses en Israel hace tres años (mediante un plan de la Agencia Judía llamado “Shnat Hajshará”). Tengo muchísimas casas de amigos y familiares en distintos lugares del país que me hospedaron gustosamente. Numerosas veces me “separé” del plan oficial de Masá. Me hice amigo de un árabe-israelí de Nazareth y estuve en la casa de un palestino en Hebrón durante un día entero, además de visitar Ariel, Gush Etzión (principalmente Efrat), el Valle del Jordán, Pisgat Zeev (Jerusalem Oriental), Maale Adumim, un poblado de Samaria (no recuerdo su nombre, quedaba cerca de Nablus) y la tumba de Rajel en Betlehem, entre otros sitios. Los sitios más o menos famosos del país los visité TODOS. Conocí montones de árabes y conversé con ellos. La primera vez que visité Jerusalem, no podía creer que los árabes caminaran con turbantes al lado nuestro sin problemas (algo muy distinto a lo que sucedería en cualquier otro país no-musulmán), hasta que me acostumbré y me di cuenta que es algo perfectamente normal por esas latitudes, a pesar de ser un país en constante estado de guerra. Sí, también conocí decenas de soldados y atestigüé injusticias producto del conflicto, pero nada que pueda ser ni remotamente comparado a una segregación étnica con la que se acusa con tanta facilidad al Estado judío sin molestarse en examinar la evidencia. De hecho, casi todos los árabes con los que conversé no sufrieron ataques ni hostilidad de sus vecinos judíos cuando estaban en zonas de mayoría israelí. Después pensé en recorrer la realidad “más adentro”, pero desistí de visitar Ramallah por temor a que mis órganos terminaran en los dientes de algún “primo”.

 

En el año prácticamente entero que pasé en ese país, independientemente de mi lazo afectivo y personal como judío, me percaté de lo hermoso, maravilloso y digno que es ese lugar, lleno de gente tan compasiva y cálida. Israel es uno de los países más multiculturales, abiertos y tolerantes del mundo. En Argentina nos solemos enorgullecer de nuestra “libertad de culto”, que por supuesto la hay y es ejemplar en varios aspectos (aunque el Estado únicamente financia a la Iglesia católica apostólica romana). Además es muy fácil hablar de multiculturalismo cuando las sociedades latinoamericanas son relativamente homogéneas y no existen grandes conflictos étnicos (en Israel no existió un genocida General Roca que “terminara con el problema de raíz”), pero el Estado hebreo en ese ámbito le gana con creces. Es el país con más libertad de culto de Oriente Próximo por lejos y el país donde la población árabe tiene más derechos, calidad de vida, acceso a la salud, educación gratuita, poder adquisitivo, libertad y empleo de toda la región (eso no quiere decir que no exista discriminación en ningún ámbito, pero no estoy seguro que en Europa los musulmanes la pasen mucho mejor). El mérito es mayor sabiendo que es un país mas chiquito que Tierra del Fuego que afronta una amenaza existencial desde el día en que se creó y sus vecinos no le han proporcionado un solo día de paz. ¿Saben lo que es apartheid? que te condenen a la pena capital por venderle tierras a un judío como en la Autoridad Palestina… ESO ES APARTHEID. Que enseñen en las mezquitas que los judíos somos hijos de monos y cerdos, que no hay mayor gloria que matarse para matar judíos… ESO ES RACISMO. Que el liderazgo árabe pretenda un futuro Estado palestino Judenfrei… ESO ES DISCRIMINACIÓN

 

Así que me lleno de rabia cada vez que oigo a algún moralista de ultraizquierda denostar a un país que se comporta con mucha mayor decencia que cualquier otra nación en una situación similar. Si esa izquierda se aplicara los estándares que aplican a otros, se darían cuenta que son una banda de racistas inescrupulosos con sangre en sus manos. No soporto esas “críticas” especialmente cuando provienen de países como España, pues ya sabemos que el país ibérico tiene un origen completamente “impoluto” en su formación, con la expulsión de moros y judíos, aunque también puede dar cátedra cuando se trata de colonización, expulsión, genocidio, dictadura, fanatismo religioso y discriminación (no hablo solo de antisemitismo, conozco muchos compatriotas que se sintieron como negros en Sudáfrica cuando los revisaron en el aeropuerto de Barajas). Por no hablar de Ceuta y Melilla. Sin embargo, nadie es tan imbécil o perverso como para cuestionar el derecho del Reino de España o cualquier otro país a existir por sus injustificables crímenes históricos del pasado.

 

Además, si uno desconociera quién fue Stalin o en lo que se ha convertido el neomarxismo luego de la caída del muro, creería que la izquierda defensora de la libertad y el progreso es la principal defensora de Israel frente al feudalismo árabe con sus dictaduras militares y teocracias islamofascistas. Pero claro… el judío de los países es el único al que se le exige un comportamiento suicida.

 

¿Su único problema es “la ocupación”, y nunca el impulso destructor presente en el mundo árabe-musulmán, una mezcla de fascismo, misoginia, medioevo y esclavitud que ha declarado la guerra al único Estado judío y democrático de la zona? Es, al menos, un poco ridículo y sospechoso. ¿No les parece?

 

¿Y qué hay de la autoculpa moishe-diaspórica que impide a muchos judíos sentirse contentos con el país libre, próspero y avanzado que tenemos? La extrema autocomplacencia es enemiga del progreso, pero en vez de sentirnos orgullosos y aceptar que tenemos razón en la inmensa mayoría de los casos, algunos viven preguntando qué hicimos mal. Seguramente la nueva generación que nazca en su patria redimida, tendrá una mentalidad sabra como corresponde.

 

En otro orden de cosas, recién me enteró que una banda de hackers ultraizquierdistas que se creen Guy Fawkes, denominada Anonymous, atacó las páginas Web del Tzahal, Shabak y Mossad en respuesta al último abordaje, sin incidentes, de la flotilla pro-Hamás que se dirigía a Gaza. Algo que por supuesto no daña la seguridad nacional israelí, ya que dichos sitios no contienen información sensible, sino que están abiertos al público precisamente para informar a gente común como yo. Aparentemente el ataque cibernético no afectó las redes internas y en las próximas horas se reestablecerán los servidores. No es el primer ataque que Anonymous lanza contra Israel. El 28 de junio el grupo ciberterrorista intentó lanzar un ataque virtual (bautizado “Operación Intifada”) para cerrar la página oficial de la Knesset en respuesta al Stuxnet que perjudicó el programa nuclear de sus amos ideológicos ayatolás, aunque el ataque fue exitosamente bloqueado por Tehila, el cuerpo de seguridad israelí para las páginas gubernamentales.

 

Lo que más me indigna es que Assad asesinó a más de 3000 sirios, los homosexuales libios están siendo ejecutados, los cristianos son perseguidos en todo el mundo islámico, las mujeres siguen viviendo como esclavas en Arabia Saudita e Irán encarcela y tortura a disidentes, entre otras cosas. Pero este grupo de matones cibernéticos quieren presionar a la única democracia genuina que hay en todo el Medio Oriente, donde los árabes pueden ser jueces, parlamentarios, estudiar en las mejores universidades y gozan de mayores derechos que todos sus vecinos juntos. Además… ¿Chantajear a Israel para qué?  ¿Para terminar con un bloqueo legal de armas (no lo digo yo, sino la ley internacional y la nada pro-israelí ONU) para que Hamás traiga más muerte y destrucción a los ciudadanos israelíes? ¿Quiénes se creen? ¿Creerán que esta patética amenaza mafiosa logrará amedrentar a una nación semejante acostumbrada a defenderse de cualquier tipo de ataques? “Oh no! Mejor dejemos ingresar en Gaza a cualquier terrorista con cargamento porque Anonymous nos joderá la página de la Knesset o el Portavoz de las FDI por cinco horas”… Vamos, sean realistas muchachos! ¿Creen que lograrán algo más que ser arrestados o peor si siguen metiéndose con medio mundo y pasándose por donde se les canta la legislación internacional?

 

Si esta manga de gamberros cibernéticos creen que vencerán a una nación que pudo crear nada menos que el Stuxnet en las propias narices de los iraníes, están locos de remate. No están tratando con cavernícolas ignorantes de algún emirato árabe, están metiéndose con un país que lleva la delantera en lo que a software y tecnología del siglo XXI se refiere. Pagarán las consecuencias.

Los Resultados del Potz-sionismo

Gustavo Perednik nos relata el retorno de ideas trasnochadas legitimadas por instituciones judias que se supone deberian hacer la inversa de lo que hacen. La premisa filosofica detras de esta relativizacion fenomenal de la realidad es el postmodernismo en version sionista, el postsionismo o mejor dicho, potz-sionismo. “Todo es relativo” y mas etceteras nos dicen los Vattimos y Lyotards version israeli: Pappe, Burg y el resto de la banda. No les quedó otra alternativa.

Como dice el filosofo objetivista Stephen Hicks (la tesis de su obra “Explaining Postmodernism“): “El fracaso de la epistemologia hizo posible al posmodernismo, el fracaso del socialismo lo hizo necesario“. Como el “socialismo cientifico” es un fracaso fenomenal (las ciencias sociales son las menos cientificas de todas las ciencias), la logica del dogmatico marxista no es abandonar el marxismo y quedarse con la razon: sino abandonar la razon para quedarse con el marxismo. Por tanto la relativizacion y destruccion de la razon es fundamental. Obviamente que nunca terminan el razonamiento, ya que si no es posible emitir juicios objetivos, tampoco podemos ser ni socialistas, ni liberales, ni socialdemocratas (no hay criterios): pero da la casualidad que todos los posmodernos se definen (sus exponentes) de izquierda, y de la mas recalcitrante. Extraño, ¿verdad?

Los verdaderos humanitarios

Los humanitarios verdaderosCuando se conoció la noticia del temblor de tierra con graves consecuencias en la región oriental de Turquía, Israel estuvo entre los primeros países que ofrecieron ayuda.
Una mezcla de soberbia y de equivocada ideología política llevó a los líderes de Turquía a rechazar esa ayuda y la de otras naciones.
Llevó algunos días de “reflexión” hasta que comprendieron el alcance de la catástrofe y permitieron que la ayuda aterrice pero el rechazo a recibir delegaciones de especialistas en rescate siguió en pie, al revés de lo que pasó con decenas de miles de casas.
Erdogan, a cuentas de

los sufridos sobrevivientes y los muchos que pudieron salvarse, salvó su “honor”: no dejó que brigadas israelíes, del mismo Ejército que detuvo a su sangrienta flotilla, haga el esfuerzo humanitario de salvar aunque sea a unos pocos.
Si no fuera porque los dos países pertenecen a la misma región sería posible decir que se encuentran en dos planetas diferentes.
En uno los gobernantes se preocupan por las condiciones de vida de los habitantes de Gaza mientras que sus propios compatriotas permanecen a la intemperie esperando ayuda.
En el otro están siempre dispuestos a salir rápidamente al rescate de víctimas, importando solamente el hecho que son seres humanos que merecen respeto y compasión.
J.D.
Fuente: AURORA
A %d blogueros les gusta esto: