Buen trabajo muchachos

En el día de hoy, una misteriosa explosión ocurrió en una base importante de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica, la élite militar iraní, donde trabaja la Quinta Brigada Raad de Misiles que supervisa el conocido misil balístico de mediano alcance Shahab-3. Murieron al menos 17 soldados (¿0 fueron 27? errores de fax), incluyendo a Hasan Tehrani Moqaddam, un importante Brigadier General de los Guardianes de la Revolución involucrado en la investigación para el desarrollo de misiles balísticos intercontinentales. Las autoridades del país persa aseguraron que fue un “accidente inesperado” y no tiene “absolutamente nada que ver con cuestiones políticas”.

En años recientes han sucedido varias explosiones mortales en sitios industriales y bases militares de Irán, incluyendo una fuga de gas en mayo cuando el presidente Ahmadinejad visitaban la refinería de Abadan. Una explosión en un depósito de la Guardia Revolucionaria – en la ciudad de Khorramabad – mató 18 oficiales de alto rango en octubre de 2010. Ejemplos como este hay varios.

Cuando uno cultiva deliberadamente enemigos en diferentes frentes, este tipo de accidentes ocurrirán en los sitios estratégicos con bastante frecuencia. Desde ya, cualquier relación con el programa nuclear iraní y lo que se avecina, es pura coincidencia.

Anuncios

Una respuesta

  1. […] A todas luces, Irán está perdiendo la guerra psicológica contra Israel. El último accidente misterioso y la versión actualizada del Stuxnet deben haber afectado seriamente la moral del régimen. Cada […]

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: