Sobre el incendio en Torres del Paine: La mejor prueba de la existencia de judeofobia

CHILE DEMANDA A CHECO POR INCENDIO

(Europa Press) El Consejo de Defensa del Estado (CDE) presentó hoy una querella en contra del ciudadano checo que causó el gigantesco incendio que destruyó más de 15.000 hectáreas de bosque nativo en el Parque Nacional Torres del Paine, en el extremo sur de Chile.
El pasado 17 de febrero, mientras realizaba turismo de aventura en la zona austral, a unos 3.000 kilómetros al sur de Santiago, el checo Jiri Smitak volcó accidentalmente una cocinilla de gas, que usaba en una zona donde el fuego está prohibido.
El accidente dio inicio a un gigantesco incendio que duró casi un mes y que, además de las pérdidas en el bosque nativo, significó la muerte de cientos de especies vivas, flora y una gran pérdida para el Estado de Chile. Por ello, el Consejo de Defensa del Estado se querelló contra el extranjero, a quien acusa de “graves daños” al parque nativo.
El Estado de Chile exigió ante los tribunales que el checo, quien expresó públicamente sus disculpas, así como el gobierno de la República Checa, que anunció el envío de expertos para tratar de recuperar lo perdido, se haga responsable de acciones reparatorias como “la reforestación del área dañada, la reparación del hábitat natural de las distintas especies animales que debieron huir de las llamas, y la elaboración de un plan de seguimiento ambiental cada dos años por un periodo no inferior a 20 años”, además de una indemnización aún no cuantificada por los daños causados.
El organismo estatal también pidió que, a través de la Corte de Apelaciones de Santiago, se someta a proceso y notifique con un exhorto al ciudadano checo para que se presente ante la justicia chilena.


Es decir, cuando un checo quemó de forma similar una cantidad similar de hectáreas en Torres del Paine, el terrible suceso no desató una ola de “checofobia” donde se acusó al conjunto del pueblo checho por el incendio o se acusó a la República Checa de formar parte de un plan sádico para hacerse con esas tierras, así como tampoco ocasionó una ola de comentarios de odio, apoyos al pueblo “rival” de Eslovakia o propuestas de políticos para limitar la entrada de ciudadanos chechos:

Senador Tuma: “Al país entran por miles los israelí como Pedro por su casa y nadie les dice nada”.

¿Por qué será que eso solo sucede cuando hay judíos involucrados?

En otras noticias, Israel ofreció asistencia por el incendio

Anuncios

11 comentarios

  1. Cito a un comentarista de La Fu-Sión:

    “Si como dice Andrés en Chile hay medio millón de palestinos, considerando que el diputado Chahin es palestino, no me extrañan sus palabras: da popularidad, da votos. Que no me extrañe ni me sorprendan sus palabras, no significa que las jusfitique.

    El ofrecimiento de ayuda que se cita en el J. Post es loable, pero también sorprendente. Es cierto que Israel puede dar lecciones de reforestación, pero los países que recibimos turistas, como España, en general ya nos damos por pagados con su consumo y si a veces ocurre un accidente, mala suerte; y si no es un accidente, si hay intención o negligencia, se paga…. pero lo paga el culpable, sin convertir en culpable toda una nación.

    No puedo imaginarme al gobierno de U.K. pagando los desperfectos que causan algunos de sus turistas.

    Hace poco se juzgó en España a un jordano por cincelar su nombre en el Palacio de Carlos V (situado dentro del complejo de la Alhambra, en Granada); pero de ahí a que Jordania tenga que pagar o que se sienta obligada a ofrecer ayuda a España para restaurar sus monumentos, hay un trecho.

    El incremento de turismo israelí en Barcelona ha sido espectacular este año; parece que se debe a las malas relaciones con Turquía, que ha llevado a derivar el tráfico de turistas hacia mi ciudad. Bienvenidos: que dejen la pasta aquí y no en Chile.

    A.”

  2. Ya que me reproduces el comentario, aprovecho que eres fan de Perednik: ¿dónde puedo conseguir su libro “La Judeofobia”? En Barcelona no lo encuentro en ninguna librería, está totalmente agotada la edición.

    A.

    • En Argentina también está agotado ese libro (eso que la última edición salió en 2011). De hecho, para regalárselo a un profesor de la facultad tuve que comprárselo a un amigo que los revende personalmente. Sería un libro ideal para ti, es una lástima… cuando vengas a Buenos Aires te regalo uno (avisame previamente, te doy mi email y arreglamos).

      Un abrazo y bienvenido al blog

  3. Gracias!!

    Ayer me dieron una respuesta en otro lado: lo encontré en esta web: http://www.iberlibro.com. Pones “Perednik” en el campo “Autor” de la búsqueda y te salen diversos libros. En general son de segunda mano, y te suelen explicar en qué estado está.

    O sea, lo he conseguido.

    He leido cosas de Perednik y he visto algunos de los vídeos suyos, precisamente desde el link que tienes en este blog, y quiero estudarme ese libro que ahora ya he encontrado, pero no estoy muy muy seguro de que sea el libro ideal para mi, pues lo que busco en realidad son explicaciones sociológicas o antropológicas, o incluso etológicas, de rechazos grupales, y no tanto una exposición erudita de los hitos judeofóbicos en la historia; he leido sobre lo mal que se ha tratado a los judíos (y a los negros, y a los indios, y a otros colectivos) pero no me satisface, no busco el qué ni el cuándo sino el porqué ocurren este tipo de cosas. No creo que exista un gen antijudío o un gen anticananeo, pero sí un gen “antiotro”.

    A.

    • Ok. Buscas algo complejo. En principio te comento que en el libro “La Judeofobia” se explica en algunas ocasiones por qué el tirano de turno suele utilizar a los judíos para una determinada coyuntura de crisis, pero yo personalmente no conozco ningún autor que valga la pena a la hora de explicar ese gen “antiotro” que tenemos los humanos. Lo único que se me ocurre es que, para muchos, esa es la única manera de generar una identidad propia, es decir, ante la falta de características, atributos, construcciones positivas y reconocimiento propio, diferenciarse de otro es la manera más rápida, simple, fácil y eficaz de identificarse uno mismo. “Bajar” al otro en vez de “subirse” uno. Eso es todo lo que se me ocurre.

      De todas formas “La Judeofobia” es un libro muy esclarecedor. Te recomiendo que lo leas. Aunque en ese sitio web aparece una sola librería que tiene una edición vieja del libro del 2001, donde creo que falta el capítulo más importante donde habla del antisionismo. Pero es mejor que nada…

    • Buenas noticias. Me acaba de escribir Gustavo. Últimamente está viajando muy seguido a España y no tendría inconvenientes en hacerte llegar el libro por correo o por vía de alguna persona. A pedido suyo te doy su dirección de email para que le escribas:

      perednik@netvision.net.il

    • Te recomiendo que leas el ensayo “el racismo” de Ayn Rand (se puede encontrar en internet o en su libro “la virtud del egoísmo). Es breve, de tan solo unas páginas, y se puede entender la irracionalidad respecto de los demás, y sobre todo por qué no es una cuestión de genes, sino de irracionalidad colectivista.

  4. Sean judíos, checos, paraguayos o vietnamitas SON UNOS IMBECILES. Si no saben manejarse con el fuego y la naturaleza que se queden en su casa jugando al ping pong.
    No soy racista, odio a todos por igual. Saludos.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: