Un Héroe Palestino.- por Khaled Abu Toameh

20 de enero de 2012
http://www.stonegateinstitute.org/2770/palestinian-hero

mahmoud_abu_rahmaMahmoud Abu Rahma es, quizás, uno de los más valientes palestinos en la Franja de Gaza. Debido a su valentía, ha recibido varias puñaladas en distintas partes de su cuerpo.
Ésto es lo que sucede bajo los gobiernos de Hamas y de la Autoridad Palestina, dominada por Fatah, a cualquiera que se atreva a hablar en contra de la tortura, los ataques a civiles inocentes y la libertad de expresión.
El “crimen” de Abu Rahma es que se atrevió a publicar un artículo criticando fuertemente a los grupos armados palestinos, así como también a los gobiernos de Hamas y la Autoridad Palestina, por violaciones a los derechos humanos y el uso de civiles como escudos humanos en la guerra contra Israel.
En los territorios palestinos, a los activistas de derechos humanos y a los periodistas se les permite criticar sólo a Israel. Aquellos que no acatan la línea oficial se encuentran ya sea en prisión o en el hospital. El ataque contra Abu Rahma tuvo la intención de disuadir a otros de respaldar su enfoque crítico.
Como su historia y sus informes carecen de un “ángulo anti-Israel” – los editores de la prensa extranjera les dicen a sus periodistas que ésta es la única cosa en la que están interesados – su lucha contra la ilegalidad, y las consecuencias de la misma, han fracasado en llegar a las páginas de los principales medios de comunicación internacionales.
Abu Rahma trabaja para el Centro Al Mezan para los Derechos Humanos en la Franja de Gaza. Es, quizás, el único activista de derechos humanos que se ha atrevido a salir en público contra graves violaciones de los derechos humanos, bajo Hamas y la Autoridad Palestina. Pero el precio que ha pagado ha sido tremendamente alto.
El 3 de enero, fue severamente golpeado por hombres enmascarados cuando caminaba hacia su casa en la ciudad de Gaza. La semana pasada, fue atacado nuevamente por asaltantes desconocidos, quienes lo apuñalaron varias veces, dejándolo gravemente herido. Tiene tanto miedo que se ha negado a ir a un hospital local debido a la preocupación por su seguridad.
Los problemas de Abu Rahma comenzaron casi inmediatamente después de que publicara un artículo titulado, “La Brecha entre Resistencia y Gobernabilidad”.
Escribió: “Cada día vemos la detención y citación de ciudadanos por decenas, no por actos ilícitos que hubieran cometido, sino, mayormente, por lo que son y lo que piensan, o por su simple afiliación política”.
Haciendo notar que hay “cientos de casos de tortura y malos tratos” en centros de detención palestinos, Abu Rahma dijo que la gente de todas las naciones tiene la responsabilidad de criticar a aquellos que los dirigen. “Debemos mirarnos en el espejo antes de que podamos vernos claramente”, dijo.
Sin embargo, probablemente, lo que más enfureció a sus asaltantes fue la acusación de que muchos civiles inocentes han muerto como resultado de “ataques de la resistencia” contra Israel.
“¿Quién protegerá al pueblo de los actos ilícitos de la resistencia y del gobierno?” – preguntó en referencia al lanzamiento de cohetes de fabricación casera contra Israel. “Está claro que la resistencia sigue mostrando la misma falta de cuidado hacia las violaciones cometidas por el gobierno [de Hamas] contra el pueblo”. “Numerosos civiles – incluidos niños y un hombre que perdió un ojo – han sido heridos por el fuego vivo procedente de centros de entrenamiento pertenecientes a grupos armados en la Franja de Gaza”.
El fracaso de la comunidad internacional y los medios de comunicación en prestar atención a la difícil situación de la gente como Abu Rahma, sólo alienta a Hamas y a la Autoridad Palestina para continuar con sus violaciones. Hacer la vista gorda a tales violaciones también frena a otros palestinos para decir la verdad.

Traducido para porisrael.org por José Blumenfeld. – Publicación original en porisrael aquí

Anuncios

2 comentarios

  1. Es muy bueno difundir casos como estos. Sobre todo aquí en Occidente, donde estas noticias no suelen llegar. Saludos

  2. Guarda un cierto parecido con el caso de Mer Jamis, que se atrevía -¡oh blasfemia!- a mezclar niños y niñas en el teatro. Se lo cargaron los de Hamás. Eso de mezclar géneros en un Teatro llamado “de la Libertad” no les gustó…

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: